Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 55 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Primera Confesión fuera de Casa.- Salypimienta

070. Costumbres y Praxis
Salypimienta :

Hace unos días estaba recordando la primera vez que me confesé fuera de la Obra. Quiero aclarar que desde los 16 años en que me acerqué por primera vez al Opus Dei, hasta los 43 que lo dejé, nunca lo hice con ningún sacerdote que no fuera de Casa. Durante 27 años seguí el mismo rito de confesión, al mismo ritmo y confesando casi siempre las mismas faltas.

Al salir de la Obra, durante algún tiempo abandoné la mayoría de las prácticas de piedad, tal era mi saturación. Creo que sólo cumplía con la Misa dominical y eso, porque me daba un remordimiento de conciencia espantoso no ir. Total, que un día, los escrúpulos me ganaron y decidí que debía confesarme. Hacerlo con el cura de la Parroquia un domingo durante o después de la Misa me parecía peligrosísimo, ¡ve tú a saber qué doctrinas retorcidas tendría aquel sacerdote! -eso era la idea que me metieron durante muchos lustros en la cabeza-. Pensé que lo mejor era ir con algún sacerdote de mi confianza. Me decidí por mi maestro favorito de la universidad, un jesuita muy culto, al que quise muchísimo. Creo que desde que le llamé por teléfono para pedirle una cita para confesarme debió pensar que había hecho una barbaridad. Cuando llegué a verlo a su despacho a la universidad, me veía con cara de ¿qué traerá ahora esta loca?

He de decir que ese sacerdote conocía perfectamente la Obra, ya que algunos de sus familiares cercanos pertenecen al Opus Dei, e incluso uno de ellos fue durante muchos años el Consiliario de mi región. O sea, tenía perfecta idea de las que se gastan los miembros, y de las rarezas que los caracterizan. Nada más llegar, me dijo que me sentara y tranquilamente me dijo: -Pues bien Salypimienta, soy todo oídos. Mi cara debe de haber sido todo un poema a la estupefacción. ¡Cómo!, ¿Confesarme sin rejilla?. Cuando se lo mencioné -lo de la rejilla- me dijo: aquí no hay, así te voy a confesar. Cuando le pregunté que si me hincaba, me dijo que no era necesario, y cuando le dije que si no iba a ponerse la estola, con el máximo aburrimiento la sacó toda hecha churro arrugada y polvorienta del fondo de un cajón. La sacudió, la besó, se la puso y ¡por fin! pudimos dar inicio a la confesión.

Durante un rato largo le expuse con todo detenimiento los avatares, las penas y las miserias de mi alma. Pensaba que debía de conocer aquel buen pastor mi alma tal cual, para poderme dirigir en el camino hacia la santidad. Ahora lo pienso, y las caras que hacía el buen hombre, que para mí eran terroríficas, ya que pensaba que estaba oyendo los pecados más horribles de su vida, seguramente eran las muecas que tenía que hacer para contener las carcajadas que se tenía que aguantar heroicamente para no hacerlo frente a mí. Ya cuando acabé, me dijo lo más serio que pudo: - ¡Nada!, ninguna de las cosas que me has dicho es pecado, ¡vaya!, ni siquiera venial. ¿Qué es eso del descuido con el trato al Custodio?, ¿Qué es eso de las miradas a la Virgen?, ¿Qué es eso de las mortificaciones?... ¿No estarás haciendo alguna estupidez verdad?. Comencemos de nuevo. Y me dio una hoja que decía: "Examen de Conciencia para confesarse". En cuanto lo comencé a leer casi me caigo de la silla. Había cosas que ni drogada se me hubieran ocurrido hacer. Con cara de espanto le dije: - A mí nunca se me ha ocurrido ni siquiera pensar en la mayoría de las cosas que dicen aquí. A continuación me echó un sermón sobre las personas escrupulosas que ni viven ni dejan vivir, me explicó del mandamiento del Amor que era el único que importaba y nada más para que me fuera tranquila, me puso de penitencia UN PADRENUESTRO.

Lo vi algunas veces más antes de que muriera. La última vez nos reímos mucho recordando aquella confesión. Ahora, alguna vez que traigo incomodidades en la conciencia me confieso con el párroco de la Iglesia a la que voy a Misa los domingos. Tiene una doctrina maravillosa... por lo menos hasta ahora no me han salido cuernos ni huelo a azufre. Besos a todos.

Salypimienta


Publicado el Viernes, 11 agosto 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Comentarios al reciente escrito del Cid Campeador.- Gervasio

110. Aspectos jurídicos
gervasio :

De lo escrito por el Cid, subrayo lo que es objeto de mis comentarios, que van a continuación en azul.

 

Bedford Forrest, un oficial de la guerra civil (americana), que apenas sabía leer y escribir, formuló una estrategia, aunque basta y primitiva, al parecer de todos muy efectiva: “Getting there firstest with the mostest" (“llegar el más primero con el mayor número”). Esto parece que haya hecho el Opus Dei con los canonistas: producirlos a cientos para ganar la batalla jurídica por superación numérica frente al adversario en el campo de batalla. Bueno, nada en contra de los canonistas y si alguno puede ayudarme se lo agradecería…

Yo lo veo así. Los numerarios deben obtener un doctorado civil y otro eclesiástico. Al pobre don Álvaro —ingeniero de caminos, canales y puertos, titulación de mucho prestigio— le hicieron doctorarse en Filosofía y Letras —algo que no le iba, que no era lo suyo—, porque por aquel entonces a los ingenieros no se les daba la posibilidad de convertirse en doctores, presentando un trabajo original de investigación, una vez terminada la carrera de ingeniero. Lo mismo tuvieron que hacer otros ingenieros del Opus Dei...


Publicado el Lunes, 07 agosto 2017
(Leer artículo completo... | 30602 bytes más | )

 Tus escritos: Preguntas a los canonistas.- El Cid Campeador

110. Aspectos jurídicos
ElCidCampeador :

 

La vida en su verdadero sentido no la tiene uno solamente para sí, ni tampoco solo por sí mismo: es una relación (Benedicto XVI, Spes Salvi)

 

 Bedford Forrest, un oficial de la guerra civil (americana), que apenas sabía leer y escribir, formuló una estrategia, aunque basta y primitiva, al parecer de todos muy efectiva: “Getting there firstest with the mostest" (“llegar el más primero con el mayor número”). Esto parece que haya hecho el Opus Dei con los canonistas: producirlos a cientos para ganar la batalla jurídica por superación numérica frente al adversario en el campo de batalla. Bueno, nada en contra de los canonistas y si alguno puede ayudarme se lo agradecería…


Publicado el Viernes, 04 agosto 2017
(Leer artículo completo... | 11609 bytes más | )

 Tus escritos: Carta abierta a Fernando Ocariz, presidente del Opus Dei.- Ramana

070. Costumbres y Praxis
ramana :

Ilustrísima (excúseme si no es el título apropiado para un prelado, soy lego en asuntos eclesiásticos), he sabido de su paso por España merced a la información que la web de la institución que usted preside da en sus páginas, acompañada de testimonio gráfico alterno: una de usted con chicos, otra con chicas, todos ellos (y ellas) sonrientes y felices de tenerle cerca y mostrarle sus labores, esto es, el lugar donde promueven el apostolado y la vida cristiana en el ejercicio de sus profesiones, mayoritariamente (en las fotos) del mundo de la enseñanza.

Como tiene usted cara de buena persona (lo digo sin segundas) y le deseo el mayor éxito en su nueva y, sé que no se le oculta, compleja misión, me he atrevido a enderezar públicamente estas líneas para hacerle llegar una serie de modestas y respetuosas observaciones sobre mi experiencia personal sobre la prelatura que usted dirige, un grupo de almas, en principio entregadas con sincero afán de servir a Dios en la Iglesia a través del específico carisma de la prelatura: santificar el trabajo “ordinario”, que entrecomillo para que usted advierta desde ya que sin tan ordinario fuera no habría necesidad de especificarlo.

Gracias a esta bendita página, que usted bien conoce, puedo romper la barrera que nos separa, página, por cierto, no lo olvide, basta leer al azar casi cualquier testimonio de la misma, que tanto bien hace a tantas almas que un día se entregaron a la Obra con idéntico afán, y otro, acaso muchos años después, salieron afligidas, extenuadas y desconcertadas por la derrota intolerante e inhumana de la misma, poseída por su propia “neurosis de perfección” que la ha convertido, como ya se ha explicado aquí algunas veces, en una verdadera estructura de pecado.

Lo de la neurosis lo vi con claridad por primera vez siendo un muy joven miembro, entonces socio, apenas ingresado, durante la escucha del famoso discurso de Escriba en la Universidad de Navarra en que el entonces Canciller de la misma carraspea durante el discurso. El encargado de la emisión nos explicaba después que esa tosecilla, tan humana, desaparecería en posproducción para que la alocución de “nuestro Padre” quedara limpia y diáfana. Algo así como “el Padre no puede toser, ergo, no toserá”… Fue un primer dardo que se me clavó en el alma: una cosa es lo que hacemos y otra lo que se dice que hacemos, y esto se vive así tanto en el plano individual, mi pequeña vida, como en el institucional. Por eso cantábamos que nos “gusta la pesca, pero pesca submarina”, aunque luego a los de fuera, mis compañeros de ese mismo colegio donde usted estuvo paseando el otro día, un profesor les dijese durante una “convivencia de pesca submarina” que la Obra pesca, no caza: imanta por convicción, no enreda. Ese profesor ahora es sacerdote: vocación asaz tardía y sobrevenida, si hubiera manifestado esa vocación antes de pitar yendo a un seminario nunca habría sido de la Obra, no sé si eso es una contradicción o un contradiós… Pero me he divertido.

Le decía que ahí comencé a rumiar y digerir el famoso “doblepensar” opusiano, tan caro a los regímenes totalitarios y a las sectas: se dice una cosa, mientras se hace otra y no pasa nada, se convive con ambas narraciones simultáneamente. Y ojo, señor prelado, no sé su experiencia, sé, o quiero creer, que no se miente exactamente, se hace todo A.M.O.G, ad maiorem operis gratiam. Lo de que el fin justifique siempre los medios me lo tendrá que explicar. En resumen, que lo que ustedes practican tan sueltos de cuerpo es peor que una mentira, es una enfermedad, y con necrosis, porque lo destruye todo, en especial, es lo más triste, el alma de los miembros, cuanto más puros y sinceros peor: de tanto convivir con el doblepensar acaban enfermando, uno tras otro, desquiciados, sometidos al hipotético mantra de que “Dios sabe más” y de que “la Obra es cosa divina” y de que el que obedece, etc. Lo que usted quiera, pero mire en torno: enfermedad, tristeza, alto índice de abandono, casas convertidas en lúgubres aposentos de soledad en cuyos pasillos y oratorios retumban como fantasmas las ilusiones de santidad, de ayudar a los demás, de ser dichosos, ilusiones convertidas en mecánico y repetitivo ejercicio de normas piadosas que ya no salen del corazón, como el arrebato afectuoso de dos enamorados, sino de la perentoria convicción utilitaria de que, a pesar de todo, eso Me salva. Egoísmo burocrático y normativo que, acaso, no se ve con claridad desde dentro.

Gracias a estas páginas que nos unen ahora a usted y a mí, conocí a una numeraria, cuya amistad me honra y a la que quiero mucho (no lo digo para que se escandalice, lejos de mí, sino para que caiga en la cuenta de cómo es el mundo más allá de Villa Tevere) y veo poco, pues vive en otro país y solo cuando viene por trabajo podemos quedar a tomar una cerveza, darnos un abrazo y ponernos al día; pues bien, esta numeraria, toda la vida en Casa, además de brindarme su afecto, también, para eso somos amigos, me regala su confidencia, con ella he aprendido cosas de la Sección femenina que ni imaginaba (los famoso cinco mil kilómetros), pero sobretodo, gracias a ella, he sabido del profundo malestar que recorre la Obra, una suerte de creciente y cada vez más patente esclerosis que ya no se puede acallar a base de propaganda, beatificaciones, pseudotriunfalismo y mirar para otro lado. Por eso le escribo, porque a lo mejor nadie se atreve a decirle estas cosas, a ella no le dejan, aunque lo intenta, y otros que lo han pretendido han acabado en estas páginas, no digo que asqueados, pero sí muy decepcionados del trato inhumano que la institución provee a los que, honestamente, manifiestan alguna discrepancia.

Creo que ni en los regímenes comunistas de antaño se obraba con peor calaña, aunque recuerdo, yo era ese quinceañero que comenzaba a digerir el espíritu de la obra, vale decir, su doblepensar, que aquel año se llevó el Premio Planeta la Autobiografía de Federico Sánchez, de Jorge Semprún, en que relataba su aciaga experiencia clandestina en el Partido. Recuerdo que un amigo me dijo que todo lo que relataban esas páginas que yo no leí (estaba, estará, prohibida la novela) le recordaban demasiado al Opus Dei: como dijo el gran dramaturgo Muñoz Seca, Los extremeños se tocan.

Ya termino, que tendrá usted muchas normas que hacer y muchos papeles que revisar; además de desearle un feliz y merecido descanso estival, le quiero, con toda cordialidad, proponerle solo una cosa, por si le parece razonable y hacedera; es la siguiente: ¿por qué no se olvidan del doblepensar y ajustan la Obra, con todas sus consecuencias, que serían muchas y de toda laya, espirituales y materiales, a lo que de ella dicen que es, pero no hacen? Una gran familia sobrenatural que se entrega a los demás en el cumplimiento de las virtudes cristianas y en la santificación de su trabajo. Con libertad y responsabilidad. Faena tendría para el resto de su mandato vitalicio. Responsabilidad he dicho, mire en torno, con discernimiento, se lo pido de corazón al Espíritu Santo para que vea: tanta imposición, tanta desconfianza fundacional en el ser humano ha hecho de ”sus hijas y de sus hijos” gente pusilánime e infantil, sin personalidad, gente medrosa y fanatizada, sin alma. ¿Cree usted honradamente que eso atrae, que eso es siquiera cristiano? Piénselo, o mejor aún, medítelo en la Presencia de Dios. Le deseo toda la suerte del mundo, la va a necesitar. Y gracias por su tiempo.

Ramana


Publicado el Viernes, 28 julio 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Traducción de los Documentos de la CIA.- Salypimienta

115. Aspectos históricos
Salypimienta :

Sólo he traducido los informes sobre España en los que se menciona al Opus Dei.

TRADUCCIÓN DOCUMENTO DE LA CIA #1 (22/01/1971)

“Se espera que los acontecimientos relacionados con el juicio nacionalista vasco en Burgos obliguen al gobierno a hacer algo respecto a la actitud crítica de los oficiales del ejército hacia el Opus Dei, un grupo católico que favorece la liberalización económica que dominó el gobierno desde la reorganización del gabinete en octubre de 1969 La especulación endémica de Madrid sobre un nuevo gabinete está aumentando, pero la aversión de Franco por actuar bajo presión puede retrasar el cambio. A principios de 1970, las perspectivas del Opus Dei parecían prometedoras...


Publicado el Lunes, 24 julio 2017
(Leer artículo completo... | 12655 bytes más | )

 Tus escritos: Documentos de la CIA sobre el Opus Dei.- Hormiguita

100. Aspectos sociológicos
hormiguita :

He encontrado los siguientes documentos que hacen referencia al Opus Dei.

 

Fuente:  La página web de la CIA.

Estos documentos fueron de-clasificados (o desclasificados) en 2016. Algunas partes todavía son inaccesibles, como podrá ver quien los mire.

He modificado el título original de cada documento, que es un código alfanumérico de la CIA, y lo he sustituido en los PDF por algo mas descriptivo y asequible. Por ejemplo: "CIA-Opus Dei. Tipo de documento (informe, documento de trabajo interno, etc). Las páginas donde sale mencionado el opus dei. Año de referencia. Y un leve enunciado del tema". Como es normal, la CIA no proporciona los registros documentales internos que apoyan el contenido de su información.

No he traducido los documentos, por una legitima falta de ganas. Que los traduzcan en la obra, para su historia interna y sus archivos.

El más importante, para mí es el documento 3. En un informe al Presidente de los Estados Unidos, se le informa que el Opus Dei es una "organización laica católica secreta". Fue escrito por la CIA en la época en que todavía vivía el fundador en 1974.

He omitido hacer comentarios para no mezclar nada personal, con la información encontrada. El documento 4, tiene más de 108 páginas: y no las he leído todas, así que puede contener aun más referencias al Opus Dei, que las mencionadas de las paginas 17-18.

Finalmente, hay un documento CIA que no he podido localizar todavía, referente a la actuación del Opus Dei en el régimen chileno.

En otro momento, espero poder aportar unos comentarios.

 

Documento 1

Documento 2

Documento 3

Documento 4

Documento 5

Hormiguita


Publicado el Miércoles, 19 julio 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: La mujer borracha y la botella llena.- zartan

060. Libertad, coacción, control
zartan :

Andaba yo el otro día paseando tranquilamente por mi selva sin acordarme para nada de mi anterior vida cuando, hete aquí, recibí un mail de un conocido que decía algo así como “Me encantan los escritos de los santos, te mando un link a un escrito muy importante de san Josemaría. Se trata de las campanadas que escribió en...” y seguía haciendo lodes y alabanzas a dichos escritos.

Por un rato seguí con mi paseo de liana en liana pero luego me paré un momento en uno de mis árboles preferidos para pensar, pensé y me dije a mí mismo: “Zartan, si esos escritos los recibiste tan bien en su momento, volver a leerlos después de más de cuarenta años para ver que te dicen hoy, no te hará daño y posiblemente te ayudarán como lo hicieron en su momento”. Así que cuando encontré un poco de tranquilidad, en la noche, me dispuse a volver a leerlos.

En ese momento, os aseguro, que no había en mi nada de maldad al respecto, ni animadversión alguna, solo un deseo tranquilo y pacífico por volver a leerlos y sacar propósitos (buenos posiblemente). Si alguien no cree que es cierto lo que acabo de decir es que no me conoce y nunca ha paseado en mi selva.

El caso es que fui a la página que mi conocido-desconocido me había indicado  y empecé a leer. Lo primero me animó bastante porque dice: “En la primera carta pastoral como Prelado del Opus Dei, Fernando Ocáriz, recogiendo el testigo del Congreso de la Prelatura, animaba a ‘proseguir la publicación y la difusión de las obras completas de san Josemaría’ “. Genial, me parece muy buena la sabia conseja del Congreso y, mejor todavía, la intención de D.Fernando, ¡ya era hora!.

Prosigamos que esto promete.

Y, cuando estaba tan entusiasmado ZAS, la primera en la frente: “No vamos a publicar las cartas como tal, por cuestiones de copyrighy, pero en cumplimiento de la Ley de Propiedad Intelectual explicaremos y extractaremos las mismas.” Es decir que nones, que no vamos a publicar nada pero que, si os portáis bien, os podremos reproducir algunos párrafos o, tal vez, os podremos traducir a vuestro primitivo lenguaje otras partes de manera que no os escandalicéis y que podáis entenderlas, que sois muy brutos (y otra vez la idea de los cátaros, los puros). Esto me recordó lo que pasaba cuando pedías permiso para leer algún libro y te pasaban un resumen crítico del mismo ya que no estabas preparado para leerlo y te podía hacer daño. Aquí mi mosqueo fue supino (¿Que tienen de malo las campanadas? ¿Hay algo heterodoxo en ellas? ¿Algo que ocultar? ...), para tranquilizarme, me fue necesario subir y bajar varias veces por una liana.

Regresé calmo y con mas ímpetu (ya sabéis -los que me conocéis- que si queréis que haga algo lo mejor es prohibírmelo) así que me puse a buscar en magic-Google las famosas campanadas, en algún sitio deberían estar.

Y encontré otro comentario que ya me hizo perder los estribos: “Debido a -censura por copyright- una reclamación por ‘derechos de autor’ enviada a Google el 17 de noviembre de 2016 por el abogado madrileño Javier Domínguez Calatayud -los derechos de autor de estas cartas los posee ‘Scriptor, S.A.’, que es una empresa -pantalla- vinculada al Opus Dei-, Blogger me ha pedido que edite esta entrada eliminando las cartas, por lo que he procedido a su retirada”.

¡¡Chicos, que os compre quien os entienda!! Por un lado me estáis diciendo que san Josemaría es un santo de la Iglesia Universal y por otro D. Javier Domínguez Calatayud me está intentando demostrar lo contrario, que es particular y exclusivo. Queréis que la doctrina y espiritualidad del santo lleguen a todas partes pero estáis impidiendo que esto ocurra. Sinceramente me pregunto si el Opus Dei y su espíritu lo estáis viendo como algo que puede ser útil a todos los cristianos o, por el contrario, es algo exclusivo de una élite y se me vienen a la cabeza de nuevo los dichosos cátaros. Ahora no me vengáis a decir que esta protesta mía es fruto de un resentimiento o un ataque desde el mundo palangánido de gente resentida y de vida poco ejemplar, es que vuestro comportamiento es simplemente impresentable.

Imaginaros que queréis leer “las Confesiones” de san Agustín y os encontráis que tenéis que poneros de acuerdo con la razón comercial Rerum Eclesiae S.A. con sede en Friburgo y que es una empresa pantalla de la Congregación para la Doctrina de la Fe pero que, por unos leuros, os dejará leerlas. Si ese hubiera sido el criterio de la Iglesia nadie conocería “las Moradas” de santa Teresa, ni “los Ejercicios Espirituales” de san Ignacio y, si me apuráis un poco, ni los mismísimos Evangelios. De verdad que escandalizáis un poco.

Hace miles de años, un primero de octubre y cuando la Obra tenía solo 39 años de vida, se encendieron en mi los ideales de santificar y santificarme con y en el trabajo ordinario, preocuparme de los que tengo cerca (luego vino la condición de que fueran pitables), ayudar a la Iglesia… pero siguiendo la lógica que parece animar el tema de los escritos, es posible que llegue el día en que tendré que pagar una franquicia para seguir así, algo como McDonalds o Zara.

Sois la materialización de la cuadratura del círculo. En el fondo hay en vuestro actuar una incoherencia como la del que quiere tener la mujer borracha y la botella llena como dicen en mi segundo pueblo.

Casi, casi que me enfado. Pero ya pasó. Paz y bien para todos.

Y abrazos desde mi selva.

Zartan de los Nomos

Publicado el Miércoles, 19 julio 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Del control a la libertad.- Ana Azanza

125. Iglesia y Opus Dei
Ana Azanza :

Estimados orejas

Envió link a un vídeo que he subtitulado con gusto pues se trata de un cura católico, el Padre Vignon, juez eclesiástico, que ¡por primera vez! trata el espinoso tema de las derivas sectarias en la iglesia católica.

Es la intervención que tuvo lugar en la reunión de la International Cultic Studies Association en la que recuerdo participó en el pasado al menos un ex miembro del Opus Dei, Alberto Moncada. Esta edición se celebró en Burdeos del 28 de junio al 1 de julio. Con 158 intervinientes de todos los continentes y de todo tipo y condición ya se comprueba que desgraciadamente el hecho de los fenómenos sectarios o asimilados está bastante expandido por el mundo.

El padre Vignon presenta el libro, los curricula de los 10 autores y hace lecturas escogidas de cada uno de los que en él han intervenido. El libro se titula "De l'emprise á la liberté. Derivas sectarias en la iglesia, testimonio y reflexión". El origen de libro está en una mujer que perteneció durante 40 años al movimiento italiano fundado por Ciara Lubich de los Focolares.

Renata Patti, en su juventud y recién hecho lo que nosotros llamaríamos el "centro de estudios" en Florencia fue trasplantada a Bruselas para expandir el movimiento al tiempo que se ganaba la vida como podía. Tuvo una crisis muy fuerte, un episodio de depresión y colapso, la devolvieron a sus padres y a punto estuvo de que la echaran. Pero Renata había conseguido un muy buen puesto en instituciones europeas con un sueldo más que digno, así que se quedó "medio sufriendo" 40 años y en 2008 no pudo más.

Su historia la ha contado en un relato de 200 páginas, es una mezcla de narración, oración, reflexión. Se pueden apreciar paralelismos, semejanzas y diferencias con nuestra experiencia, lo italiano de Ciara Lubic y lo español de Escrivá, visto por ese lado es entretenido y yo animaría a cualquier persona que haga estudios de psicosociología si le interesan las derivas sectarias a realizar algún estudio comparativo entre las diversas familias católicas que han sido acusadas de cojear de este pie. Destaco el seguimiento de las piezas apostólicas a cazar, seguimiento exhaustivo, realización de fichas y a por ellas... también el "chiaracentrismo" del movimiento, desde fuera se observa que la señora, de la que por cierto también han empezado proceso para canonizarla, se toma por Dios nuestro señor sin complejos. Ya sabemos cómo son estas cosas: "si no pasáis por mi cabeza y por mi corazón habéis errado el camino."

En el min. 19 del vídeo podréis apreciar los indicadores de deriva sectaria y cada uno que juzgue si corresponde.

He dicho que la experiencia relatada de Renata Patti es el origen del libro quien quiera puede leer en francés su biografía.

Entre los 10 autores figura este juez eclesiástico francés, Pierre Vignon que asegura habérselas tenido que ver con algún depredador espiritual. Y que opina que no tiene mucho sentido apartar al fundador y seguir adelante como si nada hubiera pasado, pero por supuesto reconoce que se puede equivocar, no tiene el don de la infalibilidad.

Escribe una monja de Bruselas hermana Vitalina Floris, nombrada por el obispo para acoger a víctimas de movimientos católicos ¿para cuándo van a inventar eso los obispos españoles?, la señora monja, muy feliz de serlo no se corta un pelo ni mide sus palabras al comparar los tres votos religiosos tradicionales con la deformación que de los mismos se realiza en los llamados "nuevos movimientos", y califica dicha deformación de diabólica, ¡hala!, que diría nuestro santo fundador.

Completan la lista de autores un cura italiano, otro teólogo jesuita belga de Lovaina, un abogado, una psicoterapeuta, un psicólogo español especializado en sectas. Cada uno aporta su granito de arena al asunto y en un momento del vídeo se nombra como de pasada las luchas por el poder y liderazgo de los 7 movimientos más en boga hoy en la iglesia. Los 7 han recibido acusaciones de "derivas". Ya os podéis imaginar que no faltamos en la lista de "las siete hermanas" como las llama el cura italiano que ha escrito un libro sobre ellas, y que al parecer, esas luchas estaban en el trasfondo del caso Vatileaks 1, en tiempos de Benedicto con el mayordomo preso y toda aquella rocambolesca historia.

Espero que el libro sea traducido. 

Saludos

Ana Azanza


Publicado el Miércoles, 19 julio 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Sobre la libertad.- Lectora

060. Libertad, coacción, control
lectora :

Sobre la libertad

Lectora, 12/07/2017

 

Han pasado muchos años desde que dejé de vivir en un centro del Opus Dei. Desconozco por tanto cómo estarán ahora las cosas. Para mí fue una experiencia bastante traumática que no pude valorar ni tocar durante mucho tiempo.

No es mi intención hablar de los entresijos de la institución, nunca me sentí parte de ella, a pesar de lo que me esforcé, simplemente aceptaba lo que me parecían ciertas exageraciones como una consecuencia del entorno social o la falta de flexibilidad mental de algunas personas. Me decía que cada cual se acerca a lo espiritual con una mentalidad concreta y un bagaje vivencial y que, como consecuencia de ello, las cosas se gestionaban de un modo o de otro. La verdad es que conocía muy poco sobre su historia, su estructura y su filosofía.

Leer artículo completo


Publicado el Miércoles, 12 julio 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: ¡Nunca pité, gracias a Dios!.- CSA

050. Proselitismo, vocación
CSA :

¡Nunca pité, gracias a Dios!

CSA, 12/07/2017

 

Hace seis años leo OpusLibros y no dejo de agradecerle a Dios el nunca pitar. Decidí escribir estas líneas tras terminar el libro de Maricarmen Tapia. Confieso que el relato de Tapia dejó una gran tristeza en mi corazón, ya que muchas de mis más queridas amigas y ex compañeras de colegio y universidad continúan en el Opus Dei como numerarias y me pregunto si son felices o viven algo parecido a lo que sufrió Maricarmen. Por tal razón os escribo. Guardo la esperanza de que muchas de ellas os leen y eso me da cierta tranquilidad porque sé que en el momento que les hable algo negativo de la obra perdería la poca comunicación que tengo con ellas...


Publicado el Miércoles, 12 julio 2017
(Leer artículo completo... | 16197 bytes más | )

 Tus escritos: ¡Qué buen vasallo, si oviesse buen señor!.- El Cid Campeador

020. Irse de la Obra
ElCidCampeador :

¡Qué buen vasallo, si oviesse buen señor!

El Cid Campeador, 10/07/2017

 

 

Para mí lo de menos es que me pidáis cuentas vosotros o un tribunal humano; ni siquiera yo me pido cuentas. La conciencia, es verdad, no me remuerde; pero tampoco por eso quedo absuelto: mi juez es el Señor  (Cor 4, 2-3)


No desees una multitud de hijos malvados, no te goces de tener hijos impíos. Aunque sean muchos, no te alegres, si no tienen temor del Señor. No confíes en que vivan muchos años, ni te creas seguro porque son muchos; que más vale uno que mil, y morir sin tener hijos que tenerlos impíos
(Eclesiástico, 16, 1-3)

Me gustaría hacer una aportación, motivada por el informe sobre las chicas del Centro de Estudios (que rezuma de la libido dominandi agustiniana) y el escrito de Gervasio sobre las pretensiones del Opus Dei de formar parte de la jerarquía de la Iglesia.

En ese informe se habla mucho de obediencia, en mi opinión la única virtud que le interesa al Opus Dei para sus miembros. Obediencia que no tiene fundamento jurídico en los estatutos de la Prelatura, y como diría Santo Tomás la potestad recibida para mandar proviene de Dios y la obediencia ilícita define el caso de obediencia cuando el superior ordena algo fuera de su competencia, que es lo que sucede constantemente en la obra...


Publicado el Lunes, 10 julio 2017
(Leer artículo completo... | 24661 bytes más | )

 Tus escritos: Sobre familias repugnantes y niños podridos.- Stoner

090. Espiritualidad y ascética
Stoner :

En una de las tertulias con D. Fernando durante su reciente viaje pastoral a Madrid, una madre de dos hijos discapacitados le hizo una pregunta. Me gustó la respuesta del nuevo Prelado. Por contraste, me hizo recordar el affaire handicappati de D Javier en Sicilia, del que se cumplió el 20 aniversario.

 

En la tertulia en 1997, Echevarría (q.e.p.d.) relacionó impureza con la discapacidad de los niños. La frase, recogida por el Giornale de Sicilia, parece que fue: “Un sondeo dice que el 90% de los discapacitados son hijos de padres que no han mantenido la pureza antes del matrimonio”. La primera vez que escuché la frase, y las críticas posteriores, pensé que era una campaña organizada por personas como las que escriben en esta página (?)… Infames calumnias de gente que nos quiere hacer daño y no tiene reparos en mentir. Ahora creo que la frase contiene una enseñanza fundacional grabada a fuego en el subconsciente del entonces Prelado. Tenemos que remontarnos a las enseñanzas de Escrivá para conocer el origen del traspié de Echevarría. Mi hipótesis es que encontró un dato estadístico (que interpretó erróneamente) que venía a confirmar una enseñanza aprendida en 1974.

 

En efecto, parece que el Fundador creía que había una relación de causa-consecuencia entre relaciones prematrimoniales y formar una familia repugnante donde luego vienen los hijos podridos. Si la indignación pública con Echevarría en 1997 fue justificada, lo que dijo Escrivá en 1974 creo que es más repudiable todavía.

 

El santo Fundador, poco menos de un año antes de fallecer y con toda su experiencia sacerdotal a cuestas, expresaba de forma contundente refiriéndose al sexo prematrimonial:

 

Porque esos otros, que en el primer término de su vida parece que no tienen más que sexo, son unos desgraciados. Si un gallo o un toro fuera capaz de pensar, pensaría como ellos. ¡Qué pensamientos más nobles, ¿verdad?! Después forman una familia repugnante, y vienen los hijos podridos, ¡pobres criaturas, que son víctimas de la incontinencia de sus padres; de la falta de virilidad, no de la virilidad! (Tertulia en Santiago de Chile, Tomo II de la publicación interna Catequesis en América, 1974, p.43).

 

Stoner


Publicado el Lunes, 10 julio 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Machismo en el Opus Dei.- Neo

070. Costumbres y Praxis
Neo :

En respueta a Solitudine en su último escrito, que me parece muy acertado en su conjunto y que comparto, voy a incidir en una materia que es de actualidad y que ha sido objeto de reseña en su escrito: “el machismo en el Opus Dei”.

Cuando se fundó el Opus Dei allá por 1928, la situación de la mujer en España era muy concreta y definida. La mujer por aquellos años tenía claro su cometido en la sociedad: casarse, tener hijos y atender al marido y a las labores domésticas, rara vez tenía acceso al mercado laboral y por supuesto a una formación académica más allá de los estudios básicos.

La situación actual de la mujer en el año 2017 es muy distinta a aquella, muchas tenemos estudios universitarios, hemos pasado muchos años de nuestra vida preparándonos para desempeñar un trabajo, para formar parte activa de la sociedad, para aportar conocimientos al ámbito privado empresarial o dentro del sector público, hoy en día tenemos que conciliar muchas facetas en nuestra vida como mujeres y es por ello que para nosotras es tremendamente difícil de entender varias cosas en el Opus Dei que tienen un componente claramente de desigualdad entre hombres y mujeres en aquellos aspectos en que no se ha evolucionado de acuerdo a los parámetros actuales del papel que desempeña la mujer en el momento presente.

Voy a enumerar alguno de ellos en aspectos muy generales del Opus Dei:

 -Numerarias auxiliares. Mujeres dedicadas en exclusividad al servicio doméstico, no hablo de sirvientas por el carácter peyorativo de la palabra. ¿Existen Numerarios auxiliares? Las actividades domésticas no son patrimonio en exclusiva de las mujeres. Es difícil de entender que dentro de la prelatura existan vocaciones y “sólo de mujeres” dedicadas al ámbito de la casa: planchar, cocinar, lavar…

-Las administraciones de los centros del Opus Dei sólo están gestionadas por mujeres, son las Numerarias dedicadas en cuerpo y alma a la atención doméstica de los centros, aquí tampoco existen hombres con ese cometido. Mujeres Numerarias cuya actividad laboral se circunscribe única y exclusivamente a administrar las casas del Opus Dei. ¿Y los Numerarios?

-Las Numerarias duermen en tablas de madera hasta determinada edad. ¿Y los Numerarios?, si todos tuvieran esta mortificación yo no soy quien para valorar el fondo del asunto, pero lo que resulta sorprendente es que recae en la sección femenina. ¿Por qué? ¿Es que las mujeres son vistas como personas que hay que mortificar más por sus tendencias propias de mujer? ¿Es que el hombre es superior a la mujer?...

-La sección de mujeres no votan en la elección del prelado. Hace años la mujer carecía del derecho de sufragio, signo evidente de desigualdad y discriminación… La mujer debería, si se la considera igual que el hombre, tener voz y voto, eso de que se tienen en cuenta sus preferencias cuanto menos es una falacia, un medio de intentar maquillar la realidad que es que no son iguales la sección femenina y masculina en cuanto a sus derechos, no busquemos explicaciones donde no las hay.

Neo 


Publicado el Lunes, 10 julio 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: De cómo en el Opus traspasábamos la barrera de lo absurdo.- Fueraborda

070. Costumbres y Praxis
fueraborda :

El escrito de Lawrence me ha emocionado; me ha transportado a aquellos locos años en los que obedecíamos sin ton ni son, a sabiendas de que no tenía sentido lo que hacíamos, o incluso poniendo en duda si aquello agradaría a Dios. Y un caso es el de las fechas previas a las malditas “Comisiones de servicio”.

Laurence ha descrito muy bien aquella locura, y se lo agradezco, porque hay cosas que conviene no olvidar.

Las “Comisiones de servicio”, solo un botón de muestra. Lo que vivió Lawrence es un calco de lo que hice yo y de lo que hicimos todos en cualquier parte del mundo, supongo.

Y he recordado algo que ocurrió en pleno trajín de ¡tapiceros, pintores, máquinas de acristalar suelos, compras…! que os cuento ahora para que os riais conmigo:

Fue una inoportuna llamada de la delegación: ¡Maldita sea!  Y… ¿qué querrán ahora? ¿Que forremos el cubo de la basura con pan de oro? Afortunadamente no. La llamada era sólo para que recordáramos  “que en nuestros centros no hay almacenes”. El Padre se llevaría un disgusto si (¿Marlies era?) le cuenta que sus hijas faltan a la pobreza almacenando cosas.

Y sin más, sin tan siquiera una sugerencia… nos las tuvimos que ingeniar para deshacernos de aquel “almacén” que había existido desde que el centro era centro.

 Pensé que aquella llamada había sido tan surrealista  como la nota amarilla que días antes tuvimos que leer en un círculo: “No existen sobras de vino de Misa”

¿Es que el santo Escriva recién llegado al cielo, iba a hacer el milagro de esfumar el vino que no había utilizado el sacerdote?

En la obra llegaban indicaciones que después de transmitirlas te entraban ganas de salir corriendo. La otra alternativa era mirar a los ojos perplejos y espetar: No se admiten preguntas.

Perdón. Me he ido por las ramas. Estábamos en el torbellino previo a la llamada Comisión de servicio, y en la información de que en nuestros centros no hay “almacenes”.

Pero resulta que en aquel largo pasillo del centro que visitaría la representante del Prelado, había una habitación siempre cerrada con llave que teníamos que hacer desaparecer, y no sabíamos cómo. Sus paredes estaban revestidas de estanterías metálicas abarrotadas, supongo que de las maletas, alfombras, lámparas, disfraces, un equipo de música, batas blancas que no eran de nadie… (bueno, pertenecieron a las que gracias a Dios se fueron), colchones para las enfermas, o para las que iban cumpliendo 40, una máquina de coser que no sabíamos usar, ropa de cama comprada en las rebajas de unos grandes almacenes, unas bicis, una TV que regalaron con cariño unos padres y no se nos permitía usar, unas muletas, ropa de montaña, un osito de peluche que le arrebatamos a una adscrita porque dormía con él, libros de medicina que una estudiante de medicina se le retiraron de su estantería, portarretratos con fotos de familia que un día desaparecieron de las mesillas de noches, la silla de montar de una adscrita, sombrillas de playa a la que ya no iríamos nunca, y un largo etc.

Se barajaron muchas estupideces: venderlo en un mercadillo, esconderlo en la casa de una vecina supernumeraria, quemarlo la noche de san Juan, alquilar un trastero… ¡¡Yo qué sé!! Ni idea de por cuál de ellas optamos  al fin, ni me importa, ni os importará a vosotros.

Lo que sí nos debe importar es que los que sigan ahí dentro puedan tener capacidad de discernimiento. Que los representantes del padre no son representantes de Dios. Que la rectitud de intención no es para predicarla, sino para vivirla, que la transparencia no hay que vivirla en la charla (que no debería existir), sino en toda nuestra forma de vida, que las directoras se equivocan, que no deberían jamás exigir la cuadratura del círculo, y a quien lo hiciera no hay que obedecerle, pero sí corregirle. Y mandarle a meditar, con sinceridad de corazón, si hay algún parecido entre esos centros y la calidez de la cueva de Belén y el hogar de Nazareth.

Desde vuestras mansiones de campo del curso anual, a meditar, amigos.

Y para todos, disfrutad de vuestras merecidas vacaciones, y que no se interrumpan nuestras comunicaciones en la época estival, porque Agustina está siempre a pié de guardia.

Cariñosos abrazos para todos: para los del curso anual, para los currantes, y para los que disfrutais del dolce far niente!!!

Fueraborda


Publicado el Lunes, 10 julio 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Comisión de servicio.- Lawrence

077. Numerarias auxiliares
Lawrence :

Esas tres palabras eran como las palabras mágicas para salir corriendo! Cuanto trabajo para cumplir con el que dirán!

Estaba en Montevideo cuando contaron que vendrían de Roma para velar por el buen espíritu. Habia mucho nerviosismo alrededor sobre todo las directoras, yo había pitado hace poco y no era tan importante ese hecho para mi. Pero después si, me quedo el mal recuerdo para siempre.

Limpiábamos hasta las 2 y 3 de la mañana, hornos paredes de cocina, pisos a fondo! Orden en todos los placeres. Había que dar alegría a esa directora de Roma para que se llevará una buena impresión. Yo le dije a la administradora que si siempre trabajábamos en presencia de Dios, y que lo único que importaba era que El esté contento, porqué había tanto nerviosismo porque una directora de Roma viniera? Ella era más que Dios? Porqué teníamos que hacer esas cosas, solo para que ella encontrará todo bien y contara allá en Roma el buen espíritu que había en el centro?

Había miedo, como si esa persona fuera alguien muy importante, un horror nada que ver con lo que pasa en una familia y lo peor era cuando te decían que había que hacer la charla con ella! Te obligaban! Y después hablaban de libertad y de amor cuando todas estaban corriendo, despavoridas, cuanta falsedad cuanta hipocresía.

La de Roma daba miedo, una persona seria vestida rara, con poco maquillaje, aire espiritual, muy en presencia de Dios. Y hablaba como el fundador, le importaba un rabano si estábamos contentas, lo importante era el padre y que el padre estuviera feliz de como estaba El Centro y si había vocaciones! Si tu extrañabas tu familia o echabas de menos estudiar no importaba, rechaza esas tentaciones!, te decía, qué triste estaría el Padre si viera tu corazón! Solo importaba el Padre.

Después me convencí que realmente al Padre le importa poco o nada lo que pasa en la vida de una nax! Importa que traigas vocaciones, y que esté limpio El Centro nada más! Que seas una sirvienta con todas las de la ley.

Pobrecitas las que siguen ahí rasqueteando pisos y lustrando plata para que las directoras estén contentas del buen espíritu!

Lawrence  


Publicado el Lunes, 03 julio 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Sobre conflictos de interés: Sebastián Cirac.- Stoner

115. Aspectos históricos
Stoner :

Con ojos nuevos.

Sobre conflictos de interés: Sebastián Cirac

 

En el Opus Dei importa más la limpieza que la verdad.

 

En las dos colaboraciones anteriores escribí sobre algunas manipulaciones, medias verdades y mentiras en el relato oficial sobre los acontecimientos relacionados con Cuenca: el parentesco de Escrivá con Mons. Laplana y el (presunto) ofrecimiento de una canonjía.

 

En esta tercera y última entrega sobre los temas relacionados con Cuenca quiero referirme a la nueva visión que tengo sobre el papel que desempeñó Sebatián Cirac, confabulando con José María Escrivá. El punto central es que Cirac fue el Censor de la primera edición de Camino [Consideraciones Espirituales, Cuenca, 1934]. Fue quien proporcionó el Nihil obstat. Lo curioso es que Cirac se había incorporado a la Obra en julio de 1931... y era por tanto un subordinado de Escrivá, punto que no está nada claro en el relato de Vázquez/Positio. Ahora veríamos aquí un conflicto de interés demasiado evidente y, en definitiva, un comportamiento poco ejemplar.

 

Leer artículo completo


Publicado el Lunes, 03 julio 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Sobre la carta de Solitudine a Brain.- Haenobarbo

070. Costumbres y Praxis
haenobarbo :

Solitudine, aprovecho tu carta a Brain, para escribir a todos lo que salimos y de paso a todos los que nos leen desde dentro. Lo que voy a decir no es nuevo, lo he dicho ya muchas veces y lo repetiré porque me parece que les cuesta salir de esa especie de cerco dentro del cual se mueve el modo de razonar de aquellos que se hacen preguntas en y respecto al Opus Dei.

Dices “les está matando la falta de cariño. Ese que cada uno echamos de menos y que no hemos tenido ni siquiera llamándonos hermanos, ni siquiera diciendo que teníamos un padre común”. Te pregunto y pregunto a todos...


Publicado el Lunes, 03 julio 2017
(Leer artículo completo... | 15224 bytes más | )

 Tus escritos: Sobre conflictos de interés y el algo pariente Mons. Laplana (II).- Stoner

115. Aspectos históricos
Stoner :

Con ojos nuevos.

Sobre conflictos de interés y el “algo pariente” Mons. Laplana (II)

 

Stoner, 23/06/2017

 

En el Opus Dei importa más la limpieza que la verdad.

 

En mi escrito anterior expresé mi perplejidad ante la falta de claridad con que los historiadores oficialistas de la Prelatura describen la relación de parentesco entre José María Escrivá y Cruz Laplana. También pregunté cuáles eran las fuentes históricas para señalar que Cruz Laplana era buen amigo de José Escrivá Corzán. Y sugerí que esta relación de parentesco y de amistad familiar son las que explican que Escrivá haya conseguido el Nihil Obstat y el Imprimatur para su obra Camino (Consideraciones Espirituales, 1934) en la diócesis de Cuenca y no en la de Madrid, donde ejercía su apostolado con los jóvenes a los que estaba destinado su libro, ni haya buscado la aprobación en Zaragoza, diócesis en la que estaba incardinado.

 

Hace poco también escribí que “para los que estamos dentro, es más fácil dudar sobre la Obra de Escrivá en base a las contradicciones y mentiras que hay en los documentos internos que por ataques externos. Con ataques externos la tendencia es a unirnos más, apiñarnos en actitud defensiva: buenos (nosotros) contra malos (ustedes). Si en cambio la crítica surge en base a documentos originales de Escrivá (cartas, catalinas, etc), entonces, para los de dentro, es más [fácil] poder abrir los ojos.”

 

Leer artículo completo


Publicado el Viernes, 23 junio 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Sobre conflictos de interés y el algo pariente Mons. Laplana (I).- Stoner

115. Aspectos históricos
Stoner :

Con ojos nuevos.

Sobre conflictos de interés y el “algo pariente” Mons. Laplana (I)

Stoner, 16/06/2017

 

En el Opus Dei importa más la limpieza que la verdad.

 

Estoy titulando alguno de mis escritos con la expresión Con ojos nuevos porque el ejercicio consiste en releer las biografías de san Josemaría con una visión diferente a la que solía emplear. Escribo principalmente para tratar de entender, porque me siento manipulado con la versión “oficial” de algunos hechos de la historia de la Obra.

 

El tema de hoy es una relectura de la gestación del Nihil obstat y del Imprimatur para la primera edición de Camino [Consideraciones Espirituales] en Cuenca, 1934. Creo que es un ejercicio muy interesante y también medianamente divertido.

 

Leer artículo completo


Publicado el Viernes, 16 junio 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: El resbaladizo plano inclinado de la Obra.- Levantisco

125. Iglesia y Opus Dei
levantisco :

El resbaladizo plano inclinado de la Obra

Levantisco, 7/06/2017

 

         Recordando aquel plano inclinado por el que nos hicieron subir al principio de nuestra odisea institucional, se puede pensar que ahora parece que el Opus Dei es castigado con aquel mismo símil, pero en sentido opuesto al que nos sometió. Resulta evidente que la Obra se encuentra en un proceso de bajada numérica por el plano inclinado, perdiendo altura de forma acelerada. La antigua energía que le sirvió para crecer, hoy le sirve para acelerar la bajada. La caída puede ser brutal si los que pueden intentar frenarla no lo hacen.

         Algunas veces me he preguntado si el Opus Dei puede tener un futuro viable a muy largo plazo. Casi siempre he llegado a la conclusión de que no es posible. Esto es debido a que no observo que los que rigen los destinos de la Obra se hayan dado cuenta de las causas reales de los problemas que tiene la institución. Como a algunos de los que escribimos aquí, me parece que si el Opus Dei se volviera caritativo, sincero, respetuoso con la libertad de los suyos (no coactivo ni absolutista), no manipulador (sobre todo de las conciencias), misericordioso, no controlador absoluto, transparente... devendría en otra cosa, más cristiana, pero ya no sería lo que el fundador pensó y pergeñó, cuyas ideas directrices me parece que siempre fueron el crecimiento de la institución y sus ambiciones personales, como puede comprobarse por los cambios y vaivenes de su espíritu y por los variantes modos de proceder de la Obra a través de su historia.

         El que no se hayan dado cuenta de las causas reales de los problemas que tiene la Obra, se puede observar en las conclusiones del último congreso general: es más de lo mismo de siempre. En realidad no es que no se hayan enterado de las causas verdaderas y profundas de los problemas, es que no se quieren enterar; porque creo que nadie quiere mencionarlas para que no lo saquen de la foto. Así está la cosa: les pasa como a los políticos que medran sea cual sea la circunstancia en la que se encuentre su partido, aun en los cambios de programa y de jefe.

         En este congreso no he encontrado ni una sola mención a las cuestiones que, según parece, quiso aclarar el anterior prelado al Papa en su carta del 2 de octubre de 2011, sobre algunos de los grandes abusos que hace el Opus Dei de los que denomina sus fieles, violando y conculcando derechos básicos del cristiano protegidos por las leyes canónicas y que habían sido denunciados. Hay que ocultar la hipocresía: es mejor olvidarse de aquella carta.

         Puede ser factible que el verdadero progreso cristiano de la Obra se realice, de forma natural, cuando sus cooperadores orgánicos, a los que llama sus fieles, no consientan que lo que les exigen en la institución sobrepase el marco legal de sus estatutos, una vez que estos ya se pueden conocer al encontrarse traducidos en la página de la Obra debido, sin duda, a la existencia e insistencia de Opuslibros. Porque esperar que la institución no sobrepase el derecho universal y el particular concedido por la Iglesia (derecho privilegiado) puede ser una esperanza absurda. Nada más que hay que leer la web de la prelatura personal del 3 de junio de 2017, para observar el empecinamiento que tienen con intentar darle un sentido distinto a lo legislado sobre prelaturas personales. Me parece que hacen caso omiso a la Carta Iuvenescit Ecclesia (n. 23, nota 116 al pie de página) de la Congregación para la Doctrina de la Fe de 15 de mayo de 2016, en la que se afirma que una de las realidades eclesiales de naturaleza carismática son las prelaturas personales. En la citada página de la Obra se afirma que las prelaturas personales son similares a las diócesis, que sus miembros son fieles de la prelatura y que los fieles laicos se pueden vincular a la prelatura (resalto lo del vínculo). Una mención en esa página a que la Santa Sede también ha ofrecido a los lefebvrianos la posibilidad de convertirse en prelatura, aunque el fenómeno pastoral del Opus Dei es muy distinto al de los lefebvrianos, hace que me pregunte qué pretenden con esas observaciones. Como no dan puntada sin hilo algo pretenden: puede que sea que esto muestra que son más independientes que el resto de las otras realidades eclesiales de naturaleza carismática; que son distintos y más como la prelatura cum propio populo, que siempre pretendieron, o más cercanos a una diócesis... Esa insistencia en salirse de los límites legales de las prelaturas personales del Código, a estas alturas, resulta patética, si no ridícula. Quizás alguien más pueda tener alguna opinión o conjetura que formular al respecto de lo afirmado en esa página de la Obra...

         Parece menos factible (sería muy extraño aunque tal vez pueda ocurrir) que el verdadero progreso cristiano de la Obra se realice cuando llegue un prelado lo suficientemente inteligente, audaz, decidido y más de Jesús que de Escrivá que empiece a poner sentido cristiano a este engendro sectario. Pero esto parece muy poco probable, ya que el engendro se ha ido gestando a través del tiempo pensando en regular cualquier asunto, cualquier circunstancia que pueda darse, mediante normativas que agobian la vida de los suyos, de forma que la institución se ha ido esclerosando cada vez más y generando un exoesqueleto de tal dureza que le ha hecho imposible cualquier cambio necesario, el libre crecimiento, generándole una gran fragilidad a la Obra.

Levantisco


Publicado el Miércoles, 07 junio 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: El apoyo de la Obra a los divorciados.- Inmaduro

125. Iglesia y Opus Dei
inmaduro :

Recientemente, en un colegio de la Obra.
Clase de religión para adolescentes: “Los divorciados viven en pecado mortal”.
La madre de una de las alumnas se acaba de divorciar.
La chica llega a casa: “Mamá, en el colegio dicen que estás en pecado mortal”.
La madre calla. La han señalado. Como hace 2.000 años. Pecadora. ¿Quién tira la primera piedra?

*******

FRANCISCO Y EL OPUS DEI. DOS ENFOQUES DEL PROBLEMA

La posición actual de la Obra sobre el matrimonio se resume en el ”Tema 25” de su página web. La del Papa, en la exhortación apostólica Amoris Laetitia. Tanto la Obra como el Papa citan el Código de Derecho Canónico, el Catecismo de la Iglesia y otros documentos, para demostrar que lo que piensan tiene continuidad con la tradición. Pero la Obra (con muy buenas formas, eso sí), cita textos para acusar y condenar. El Papa, para disculpar.

“Tema 25”: «El divorcio es una ofensa grave a la ley natural (Catecismo, 2384); el cónyuge vuelto a casar «está en situación de adulterio público y permanente» (Catecismo, 2384), etc.

Amoris Laetitia: es preciso evitar «todo signo de discriminación injusta» (número 250, Catecismo 2358), hay que «atenuar la responsabilidad moral» de muchos divorciados (número 302), hay que hacer del confesionario no «una sala de torturas sino el lugar de la misericordia del Señor» (Evangelii gaudium, 44).

La Obra piensa que lo fundamental es ser coherentes con lo que la Iglesia ha hecho durante siglos (en este caso, excomulgar a los divorciados). Francisco piensa que lo fundamental es que la Iglesia acoja a los pecadores, que para eso está.

*******

¿SEÑALES DE ESPERANZA?

En la carta de mayo del Prelado he encontrado algunos motivos de esperanza. Se diría que D. Fernando muestra una sensibilidad más próxima a Francisco que a su propia web, la web oficial del Opus Dei. Es llamativo que D. Fernando cite en cuatro ocasiones a Francisco y sólo en dos a Sanjosemaría. Y que lo haga para pedir a los miembros de la Obra que contemplen a quienes viven en situación irregular (divorciados y vueltos a casar) “con una mirada más cercana”.

En mi entorno familiar y de amistad hay bastantes divorciados que han sido próximos a la Obra, han estudiado en sus colegios o han ido por sus centros. Gente que, tras el divorcio, no ha encontrado en el Opus Dei apoyo alguno para afrontar su situación. Algo que sí han encontrado en otras instituciones de la Iglesia: los “santuarios hogar”, los grupos “comenzar de nuevo”, etc. Iniciativas que proporcionan a las personas divorciadas una nueva red social donde se les acoge, se les da esperanza y se les anuncia un mensaje de “salvación”: puedes ser feliz, aunque hayas fracasado una y otra vez; nosotros te aceptamos. En la Obra (que yo sepa), no existe oficialmente ningún grupo de de ayuda. Esperemos que D. Fernando sea capaz de crear alguno.

*******

LA DOCTRINA ESTÁ AL SERVICIO DE LA SALVACIÓN Y NO A LA INVERSA

Si D. Fernando quiere ayudar a los divorciados (vueltos a casar o no), tendrá que superar, fudamentalmente, un importante obstáculo: el espíritu y la praxis de Sanjosemaría (y de D. Álvaro y D. Javier). Ellos promovieron colegios, clubs, bancos de alimentos, etc., para colectivos muy variados: jóvenes, mayores, casados y célibes, pobres (?) y ricos. Pero nunca hicieron nada por los divorciados. ¿Por qué? Porque a los pecadores públicos se les debe tratar con “caridad”, pero siempre en un plano individual y de forma discreta. Nada de actividades corporativas. Es preciso llamar a las cosas por su nombre, “adulterio público y permanente”, porque de lo contrario, cabe el riesgo de confundir a los fieles de la Prelatura.

Francisco ha saltado por encima de este presunto problema de la confusión doctrinal. El hecho de que la Iglesia haya excomulgado a los divorciados durante siglos no ha sido obstáculo para que él, en los casos debidamente justificados, haya vuelto a incluirles en la comunión sacramental. La solicitud por la oveja descarriada ha primado sobre el presunto riesgo de escándalo en el rebaño. La voluntad de salvación personal, sobre la coherencia doctrinal abstracta.

¿Qué ha hecho la Iglesia para resolver el problema de la coherencia doctrinal?. Centrarse en lo esencial y olvidarse de lo accesorio. Juan Pablo II pidió perdón por las Cruzadas, la Inquisición y otras prácticas que en su día se consideraron santas. Sólo interesa lo esencial: Cristo ha venido a salvarnos.

La Iglesia ha realizado a lo largo de su historia innumerables afirmaciones y ha tomado miles de decisiones. Todas ellas pertenecen a contextos históricos concretos. Es imposible encontrar coherencia en todas. Se trata de hacer borrón y cuenta nueva. Así de fácil.

En este sentido, el interés de D. Fernando por subrayar en su carta que “el Papa Francisco ha reafirmado que la doctrina no cambia”, revela su dificultad para aceptar que hay muchos temas en los que, tanto la Obra como la Iglesia, tienen que pedir perdón y cambiar.

*******

ATRAPADOS EN LA FILOSOFÍA

¿Por qué la Iglesia no ha tenido reparo en cambiar su punto de vista y la Obra sí?
Francisco es un hombre práctico, liberado de yugos doctrinales. Va a lo esencial: Cristo nos ha salvado. Su prédica es difícil de encuadrar en escuelas de pensamiento (además de que, como dicen algunos bromistas, “lo que piensa un jesuita no lo sabe ni Dios”). Por eso, está libre de ataduras. Se adapta a la realidad que tiene delante.

Juan Pablo II era un hombre más filosófico y por tanto, menos proclive a aceptar cambios doctrinales. Pero su formación personalista, más orientada al caso concreto que a las categorías universales, le permitió dar ciertos pasos de reforma.

D. Fernando, como la Obra, son neotomistas. Es decir, han hecho de “la continuidad del dogma” el axioma que sostiene su comprensión de la entera realidad. El individuo concreto está siempre por debajo de la norma abstracta.

Es poco probable que el Prelado cambie en esto. Tendría que romper con una tradición filosófica que se remonta también al Fundador. He aquí otra dificultad.

*******

¡ÁNIMO, D. FERNANDO!

Pero en fin, si la sensibilidad que D. Fernando muestra en su carta es fruto de una sincera voluntad de cambio, algo más que una mera operación de márketing, quizá poco a poco la Obra evolucione positivamente en este asunto. La sinceridad de la carta de mayo se verá en las disposiciones prácticas que el Prelado vaya adoptando.

Ánimo, D. Fernando, comience Ud. por cambiar la actitud condenatoria de su página web, así como la de las asignaturas del “studium generale”, los guiones de los cursos anuales, los libros de meditaciones y los esquemas de los círculos; envíe una nota a los colegios para que no pongan en apuros a las hijas de las divorciadas y, luego, sin falsas vergüenzas, promueva iniciativas corporativas de apoyo real a este colectivo.

Cuando termine con esta tarea de inclusión, podrá abordar otra todavía más difícil: recuperar a los que fuimos expulsados simplemente por pensar como “cristianos en medio del mundo”. Pero eso es ya harina de otro costal.

Reciba un cordial saludo,
Inmaduro


Publicado el Miércoles, 07 junio 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Comentario a los escritos de las últimas semanas.- Stoner

010. Testimonios
Stoner :

Hola a todos.

 

Escribo para comentar los escritos de las últimas semanas de Shukem, Salypimienta, Ramón, Luciana, Alma.Llanera, Haenobarbo y Job Fernández (en orden de llegada).

 

Antes de empezar, como no lo vi en esta página y a alguno le puede interesar, les comento que se publicó una versión “oficial” de algunos aspectos de la vida de Raimon Panikkar en el Opus Dei. El artículo se publicó en el último ejemplar de Studia et Documenta (2017) y su autor es Josep-Ignasi Saranyana.

 

 

Estimada Shukem,  me gustó tu estilo para escribir y porque lo haces con frescura y sin rencor. También me alegra que estés bien en el plano familiar...


Publicado el Miércoles, 07 junio 2017
(Leer artículo completo... | 51333 bytes más | )

 Tus escritos: Sobre la reforma del Opus Dei.- Job Fernández

070. Costumbres y Praxis
Job Fernandez :

SOBRE LA REFORMA DEL OPUS DEI

Job Fernández, 2/06/2017

 

Stoner me ha sorprendido. Yo creía conocer el ambiente interno del Opus Dei y avalo esta afirmación, diciendo que: he sido numerario del Opus Dei más de veinte años; he estado en varias ocasiones con San Josemari—en reducidos grupos—; he convivido y conocido a mucha gente, por ejemplo, a Fernando Ocariz antes de que le precediesen el nombre con el “don”, es decir, antes de que le ordenasen sacerdote. Por ello, no deja de sorprenderme el ambiente que se deduce de las colaboraciones de Stoner y algún otro. Igualmente, me ha sorprendido el haber escuchado por la calle —accidentalmente y no hace mucho tiempo— un retazo de conversación entre dos chicas, en la que una de ellas decía, aproximadamente: «Quieren que vaya a una convivencia de consejos locales en el próximo puente laboral, pero yo no voy a ir»…


Publicado el Viernes, 02 junio 2017
(Leer artículo completo... | 13372 bytes más | )

 Tus escritos: ¿Vocación a qué?.- Daniel

060. Libertad, coacción, control
Daniel :

Hola Bruna:

Estoy releyendo la carta que me dedicas o en la que amablemente me mencionas y estoy cayendo en el detalle de la responsabilidad que se le viene encima a una persona que se casa y quizás hasta quiera tener hijos. Sí, eso sí es una responsabilidad. Lo estoy comparando con la sutil y pegajosa manipulación de la conciencia de un o una adolescente que con catorce añicos va a pitar y le hacen creer que va a entrar en algo grande y poco a poco irá conociendo conforme madure.

Vamos a ver: ¿qué tiene de grande entrar en una vitrina? ¿qué tiene de responsabilidad mantenerse en esa vitrina y atraer a otros a la misma? ¿qué tiene de grande vivir autoconvenciéndose de lo grande que es no realizarse como persona? ¿qué tiene de grande defender lo indefendible a base de razonamientos forzados para seguir en la vitrina? Se nos hace creer a base de charlas y círculos que somos especiales por estar tocados por un dios (sí, con minúscula) que no quiere que nos realicemos. ¿Qué clase de dios es ése? Arrastramos el mensaje del mito de nuestra cultura, por el que aquel "dios" no quiere que sus criaturas alcancen el Conocimiento. ¿Qué clase de entidad es esa? ¿En qué estamos creyendo y por qué dejamos que maneje nuestra vida?

Sí, al comienzo de la adolescencia se buscan respuestas y experiencias; si el sujeto vive con un vacío psicológico o emocional esencial ahí están las sectas, para llenar ese vacío. ¡Qué fácil es hacer leña del árbol caído! ¿Por qué tenemos tanto miedo a ser felices? Ah... que los que están dentro son felices así y hay que respetarlos. Respetar, yo creo que en ese aspecto, respetamos todos, pero a mí me chirría oír que son felices. Yo no lo era. ¿Por qué si no se machaca tanto al miembro del opus dei con tantas charlas y normas? Si uno es feliz con algo, está con ese algo contra viento y marea y no necesita refuerzos continuos, los cuales son, además, infumables, sí, infumables, porque son una continua anulación de la persona.

Si yo tengo una novia y la convivencia me anula o tengo que hacer demasiados esfuerzos para estar con ella, dejo a esa novia. Y espero que ella haga lo mismo conmigo si le causo la misma tensión. Ah... que dios no es una novia que se puede dejar así como así. Bueno... dios tampoco es una entidad que me hace nacer para vivir en una vitrina y echar a perder mis talentos, como se echaría a perder una linterna encendida dentro de un cajón o un buen libro cerrado bien escondido en un cofre. El que tenga oídos para oír, que oiga y el que tenga ojos para ver ¡que los abra!

Daniel


Publicado el Lunes, 29 mayo 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Irse de la Obra o no.- Alter Alterius

020. Irse de la Obra
Alter Alterius :

En las dos últimas actualizaciones de Opuslibros se interesa Daniel [1] y [2] por mi situación personal, porqué no me voy, mi humildad o soberbia, cosas en que yo debería cambiar, etc. Las razones por las que permanezco en la Obra son muy complejas y para explicarlas tendría que dar tantos detalles que acabaría siendo fácilmente identificado, lo que no deseo. Como soy libre, puedo cambiar de opinión un día; si eso ocurriera entonces diría mi nombre y enviaría fotos.

 

Las razones que alguien puede tener para irse o quedarse son muy variadas, cada uno tiene su historia y yo no voy a contar la mía. Lo que creo que está claro es que la Obra ha batido varios records en la historia de la Iglesia: el crecimiento acelerado seguido de un escandaloso porcentaje de personas que no siguen, o de depresiones entre los que siguen, o en tratamiento para la ansiedad de los que quieren seguir o para forzar la perseverancia de los que se lo plantean, o que no pueden irse por temor a represalias laborales o por haberlo abandonado todo... No es cuestión de entender la libertad. No soy yo el que tiene que cambiar. Los frutos amargos (y podridos también) que tiene la Obra tendrían que hacer reflexionar a los que tienen cargos de responsabilidad y cuestionar lo que se hace en la Obra, entre lo que hay muchas cosas claramente reprobables, y hacer una crítica constructiva y valiente. Lo que nos vendieron para que pitáramos no se parece a lo que luego hemos comprobado que es, por eso la gente se va y por eso hay quienes queremos que cambien los abusos.

¿La alegría de los hijos de Dios? ¿La alegría como norma de siempre? ¿Sembradores de paz y de alegría? ¿Gaudium cum pace? Yo veo sobre todo depresiones, egoísmo en la fraternidad en un desesperado intento de estar a gusto, y personas que lo pasan mal o que se van. Los resultados están tan a la vista que sorprende el desparpajo con que mienten los directores y la cara tan dura que tienen al pedir que no se tenga espíritu crítico... o que se vaya el que quiera cambiar algo.

 

Alter Alterius


Publicado el Viernes, 26 mayo 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Recuerdos del centro de estudios.- dlmO

070. Costumbres y Praxis
dlmO :

Hice el centro de estudios en cemO (centro de estudios de la delegación de Madrid Oeste) que, de puertas afuera, se llama Colegio Mayor Santillana aunque creo que, actualmente, no es un centro de estudios o, cuanto menos, es a la vez un “colegio mayor abierto”, es decir, como indiqué en mi artículo sobre el Moncloa, es un colegio mayor donde conviven numerarios con gente que “aún” no es de la Obra. Quizá se deba a la "crisis de vocaciones" que, personalmente, no creo que sea tal sino que, a Dios gracias, los jóvenes cristianos "pitables" se van dando cuenta de que, si Dios llama, no es por ahí, no es por ahí... Pueden consultar la web oficial del Santillana.

Por aquel entonces (finales de los años 90 del siglo pasado) no era “abierto” sino exclusivamente lo que se entiende como “centro de estudios” que, para los profanos entiendan, es un lugar y un tiempo que los numerarios dedican a una formación intensa cuando se incorporan a la Obra (se realizan las asignaturas de un trienio de filosofía pero, sobre todo, se aprende a vivir conforme a las normas y costumbres de la Obra, que deben quedar grabadas a fuego para el resto de su vida)...


Publicado el Viernes, 26 mayo 2017
(Leer artículo completo... | 13714 bytes más | )

 Tus escritos: Sobre la prokynesis. Declaración de Alvaro del Portillo.- Alma Llanera

070. Costumbres y Praxis
almallanera :

En el reciente escrito de Stoner sobre la práctica de la prokynesis, se refiere a la historia - cuyo origen cifra en la tradición oral, sin una fuente histórica clara-  de un Consiliario que -seguramente con mucho sentido común, pienso yo - filtraba algunas de las indicaciones que llegaban de Roma, y que al saberlo Escrivá le llevo a instruir al Defensor de la región para llevar a cabo esa prokynesis en presencia de toda la Comisión Regional.

Me parece importante destacar que ese suceso no está basado únicamente en la tradición oral, sino que está perfectamente documentado en la declaración como testigo de Álvaro del Portillo en el proceso de beatificación de Escrivá. Se encuentra en las páginas 209-212 del volumen II de la Positio, en las que Portillo se refiere a las defecciones en la Obra, y en concreto al caso de Antonio Pérez Hernández (después Antonio Perez-Tenessa), que fue Consiliario de España.

En la imagen de abajo he marcado el párrafo en que Portillo relata como Escrivá dio instrucciones al Defensor, Francisco Planell, para realizar la prokynesis, tal como relata Stoner. (La traducción es mía):



 

Una vez, en el enésimo intento de remediar este estado de cosas, nuestro Fundador llamó al Defensor de la Comisión Regional de España, Francisco Planell, y le dijo: "Esto no funciona, continuáis sin darle la importancia necesaria a las disposiciones que os enviamos desde Roma. Por ello, harás lo que te voy a decir: En cuanto os llegue de Roma un aviso o una indicación mía concreta, tomarás ese papel y durante la reunión de la Comisión te arrodillarás, te lo colocarás sobre la cabeza con las manos, y dirás: Esto viene de nuestro Fundador, por tanto viene de Dios, y lo pondremos en práctica con toda nuestra alma". Francisco siguió al pie de la letra el consejo y todos los presentes, en su ya probado buen espíritu, reaccionaron de modo ejemplar. Pero, una vez más, se tropezaron con la oposición del Consiliario, a través de quien debían pasar, necesariamente, todas las decisiones del Consejo General: lamentablemente don Antonio había perdido completamente el espiritu sobrenatural.

Es muy interesante leer en este enlace las cuatro páginas completas de esa parte de la declaración de Portillo para mejor evaluar el contexto en que el propio Fundador instituye la práctica de la prokynesis en el Opus Dei. (Está en italiano, quizás algún participante de Opuslibros pueda ayudar con la traducción).

Verdaderamente el texto es antológico de lo que en el Opus Dei llaman "espíritu sobrenatural" = se me hace caso a todo lo que digo, en todos sus detalles mínimos, porque yo soy la revelación de Dios para vosotros. Si no, no tenéis mi espíritu. Exacto: "su" espíritu, pero no el de Dios, porque en tantas de sus disposiciones desplaza al Espíritu Santo y se pone él. Es justamente la metodología de todo fenómeno sectario.

Saludos,

Alma Llanera


Publicado el Miércoles, 24 mayo 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: El trato con la administración.- dlmO

070. Costumbres y Praxis
dlmO :

Al hilo del escrito de Shukem (Tú a lo mejor me quitabas el hipo…), referente a las relaciones entre numerarios y numerarias, me ha venido a la cabeza, una anécdota que me sucedió viviendo en el Colegio Mayor Moncloa –centro al que me destinaron al salir del centro de estudios- y que, para los profanos, era y es un colegio mayor “abierto”, es decir, un centro donde residen universitarios que no son de la obra junto a miembros de la misma. O, en otras palabras, es un “semillero de vocaciones” donde la labor de los numerarios estaba fundamentalmente focalizada en hacer proselitismo (creo que ahora esa palabra aconsejan no usarla) entre los residentes.

Por aquél entonces yo no era parte del consejo local pero, cierto día al acudir al comedor para la cena, el cura me dijo que, como no estaban presente ninguno de los directores, tenía yo “que hacer cabeza”. En la práctica, eso se traducía en tener que sentarme en la mesa destinada al director y situada en el centro del comedor, hacer sonar la campanilla al comienzo y al final de la cena, que era la señal para bendecir la mesa e indicar que la cena comenzaba y, al final, dar gracias a Dios. Además, debía transmitir a la administración cualquier cosa que fuera necesaria pues en estos Colegios, lo mismo que en los centros sólo de numerarios, ningún residente podía hablar directamente con la administración sino que, para cualquier cosa que necesitara, debía dirigirse al director o a quien “hiciera cabeza” en su nombre, quien a su vez, se la transmitía a la administración.

El comedor era, por tanto, el único sitio donde un numerario podía hablar directamente con una numeraria (fuera del comedor se utilizaba un telefonillo de comunicación interna situado en el despacho del director). Por supuesto, no hablo de los sacerdotes numerarios quienes, hablarían con las numerarias en confesión o como quiera que lo hicieran –lo desconozco-. Era por tanto, excepcional, que un numerario y una numeraria se intercambiaran palabras pero, “para aparentar cierta normalidad” en el comedor se hacía así. Claro está que los mensajes debían ser escuetos, claros y directos como, por ejemplo, “en la mesa del fondo hace falta agua” o “llegarán tarde dos personas y habría que dejarlas cena en el antecomedor”. No se usaban las fórmulas de cortesía de “gracias” o “por favor”. Hoy día, me parecerían “de mala educación” pues a nadie se le trata así. Entonces parecía normal y estábamos acostumbrados a verlo, a diario, en el centro de estudios y casas de retiros.

Volviendo a mi anécdota, y ya iniciada la cena, uno de los residentes me pidió que le dijera a la administración que otros dos chicos llegarían tarde y que necesitarían que se les dejara cena para ellos por lo que, casi al finalizar, toqué la campanilla. Al momento, se acercó una de las mujeres que atendían el comedor. Debo decir que, en estos casos, todas las miradas del comedor se volvían a la escena y es que, se conoce, entre los residentes había chanzas sobre las estupideces de los numerarios en el trato –o no trato- con la administración. Y más, en particular, en la mesa de dirección en la que ese día, aparte del cura y de mí estaban sentados otros tres chicos “que no eran de casa” (no eran miembros de la Obra) y un “supernumerario joven” (de esto, quizá, hablaré otro día, pero había varios supernumerarios a los que se admitía en la residencia con la esperanza de que se pasaran a numerarios…). Perdón si me voy del tema.

Se acercó la numeraria en cuestión y, siendo yo consciente de las miradas del resto de residentes, y saltándome adrede las normas del Vademécum que regula las relaciones entre numerarios y numerarias le dije textualmente y mirándola a los ojos “buenas noches; harían falta, por favor, dos cenas para más tarde; gracias”. La numeraria asintió y se retiró. En la mesa se instaló un incómodo silencio, pues el cura no habló nada el resto de la cena, que ya estaba a punto de terminar. Al día siguiente, el supernumerario pidió verme a solas para hacerme una corrección fraterna que el cura, con la venia del director, le pidió que me hiciera (al parecer, los curas no hacen correcciones fraternas directamente o, al menos, yo nunca les vi hacer). El supernumerario, que estaba bastante cortado y consciente de lo absurdo del momento, me dijo que sólo me transmitía lo que le habían pedido que hiciera: recordarme que a la administración no se la debía mirar a los ojos y que los “porfavores” y “gracias” no son necesarios porque se alarga y enreda las comunicaciones. O algo por el estilo. Los residentes tenían razón: éramos estúpidos. Muy estúpidos.

dlmO


Publicado el Miércoles, 24 mayo 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Prokynesis democratizada.- Stoner

070. Costumbres y Praxis
Stoner :

Prokynesis democratizada

 

Esta palabrita griega la aprendí en el escrito de Gervasio “El dolo en el Opus Dei” de 12 de julio de 2010. Recomiendo su lectura. Ahora les cuento una anécdota, la comparo con el texto de Gervasio, y finalmente realizo algunas reflexiones.

Repasando unos apuntes viejos, me encuentro con la siguiente anotación, del año 2000, de una clase con don Fernando V. Fue en Roma, en el soggiorno degli archi. “No son palabras textuales”, pero casi…


Publicado el Lunes, 22 mayo 2017
(Leer artículo completo... | 20330 bytes más | )

 Tus escritos: La ausencia de ocio que vivíamos las numerarias.- Shukem

070. Costumbres y Praxis
shukem :

“A propósito de Henry”, quiero decir, a propósito del cine y, de paso, de la “guarda de la vista” y la ausencia de ocio que vivíamos las numerarias, os cuento un par de anécdotas: una que recuerdo con diversión y otra que todavía me produce tristeza (“Sonrisas y lágrimas”).

 

Comencemos por el cine. En mis tiempos, gracias a Dios, veíamos en los centros varias películas al mes. La actual “recomendación/prohibición” de ver una al mes la encuentro realmente heroica. Me centro en la anécdota: En un determinado curso anual proyectaron la película “Los intocables de Elliot Ness”, protagonizada por Kevin Costner –para mí un actor hasta entonces desconocido…- Al principio de la película, aparece él de espaldas y el director sorprende al espectador (si es espectadora, ya no digamos) con un “golpe de efecto”: Kevin se gira hacia la cámara y ésta nos ofrece un primer plano sublime. Yo no pude reprimir mi sorpresa y el vuelco que me dio el corazón: “Pero ¿¿qué es esto?? Madre mía, qué visión, qué maravilla de criatura humana, qué hermosura!!!!” Lejos de mirar hacia otro lado, levantarme en el acto y marcharme, disfruté durante hora y media de los ojos, el pelo, el rostro de mi nuevo ídolo cinematográfico. No recuerdo con certeza quién estaba sentada a mi lado, pero debía de ser alguna numeraria divertida, natural y con sentido común, porque le di la tabarra durante toooda la película, de eso sí que me acuerdo. Gracias a Dios, no hubo ninguna corrección fraterna al respecto. He de decir que la visión de un físico varonil tan estupendo jamás me supuso tentación alguna (claro está que no lo tenía ante mí en carne y hueso); antes bien, me ayudaba a dar gracias a Dios por la grandeza de sus obras... Perdonad, porque relato una anécdota personal, pero pienso que se podía ser numerari@ y persona normal, natural, sin comportamientos absurdos y monjiles.

 

Voy con la otra anécdota, que ya no versa sobre el cine sino sobre la música y la falta de asueto con que vivíamos l@s numerari@s. En unos de los centros donde estuve, no existía ningún equipo de música. No sé a cuento de qué, pero el caso es que debí de comentárselo a mi familia –que sabía cuánto me gustaba la música-. A los pocos días la directora me llamó a su despacho; había llegado un paquete para mí (¡qué alegría!) Por supuesto, ella ya lo había abierto (decepción), aunque tuvo “el detalle” de volver a cerrarlo –sin disimulo alguno-. Cuál fue mi sorpresa al descubrir que dentro había un fantástico equipo de música con el que mi madre había querido sorprenderme. Puesto que era un centro de gente joven, nos alegramos muchísimo. Desgraciadamente, lo utilizábamos únicamente para oír música los sábados por la mañana, mientras limpiábamos (algo es algo); la casa tenía varias plantas, con un coqueto patio en el centro; allí colocábamos el equipo, que se escuchaba desde casi todos los rincones. Pues recuerdo que un sábado, al terminar el desayuno, antes de la limpieza, la numeraria que estaba a mi lado le preguntó a la subdirectora (la directora no estaba) si podíamos escuchar música mientras limpiábamos (ojo, la pregunta no era si podíamos tumbarnos “a la bartola” mientras escuchábamos música, sino mientras nos pegábamos la paliza de limpiar una casa con no sé cuantísimas habitaciones, salitas y cuartos de baño). La subdirectora, muy arisca, contestó con un “¡No!” rotundo. Yo me quedé helada y a la numeraria que lo había preguntado se le llenaron los ojos de lágrimas. Lo sentí tanto que le dije algo con ánimo de consolarla (en realidad, la consideraba mi amiga, además de “hermana” y estuve tentada de decirle: “no llores, que la pobre subdirectora es… “-mejor me callo-). Y es que la negativa de la “dictadora” en cuestión me pareció totalmente absurda, ridícula, injusta; sinceramente, un auténtico abuso de autoridad. Vamos a ver, ¿es que la vida de numeraria (y numeraria auxiliar, dicho sea de paso) no es de por sí bastante dura, con renuncias de todo tipo, madrugones tooooodos los días del año, Normas y más Normas, trabajo profesional, encargos, medios de formación, apostolado y un largo etcétera? ¿Es que ni siquiera se puede escuchar música mientras se limpia, ¡¡¡una vez a la semana!!!? Pero si es que no se puede ni dar un paseo sin preguntar a la directora, y si preguntas, te dice que para qué quieres pasear (¡para desfogarme, por Dios!)… En fin, que lo recuerdo como un auténtico tostón, la verdad.

 

Como alguien decía el otro día, antes de pitar nadie nos advirtió que ya no podríamos ir al cine, al teatro, a un concierto; yo añado, nadie nos dijo que tendríamos que pedir permiso para poder ¡escuchar música en nuestra propia casa…! En fin, con ese ahogamiento (y muchas más cosas), al final ocurre lo que ocurre, que una no puede más y explota.

 

Un abrazo a tod@s.

 

Shukem


Publicado el Lunes, 22 mayo 2017
(Leer artículo completo... | )


     Contacta
Si quieres contactarnos, escríbenos a esta dirección:
Nuestra dirección de correo
(Haz click en el sobre)

     Buscar



     Buscar con
Google

en opuslibros

     Documentos por categorías

Libros silenciados

Tus escritos

Documentos internos

Selecciones de escritos

Correos

Recortes de prensa

Recursos para seguir adelante

Homenaje


     Encuestas
Aspectos sociológicos
del Opus Dei


     Videos
Ultima entrevista a Miguel Fisac

Canal OpusLibros en YouTube - Administrado por Spiderman

     Colegios, clubes,...
Colegios, clubes juveniles, colegios mayores y universidades vinculadas al Opus Dei

     Anteriores
Viernes, 19 mayo 2017
· Con Ojos Nuevos: Confesión General y el caso Javier.- Stoner
· LA CRIADA DEL OPUS DEI.- Ana Azanza
Miércoles, 17 mayo 2017
· Cortados con el mismo patrón, con los mismos criterios.- Stoner
Lunes, 15 mayo 2017
· Cambios en la Obra.- Alter Alterius
· Recuerdos.- Maripaz
· La gran traición.- Salypimienta
Viernes, 12 mayo 2017
· Sotana, anillo y oratorio.- Gervasio
· La historia del Opus Dei.- Oscariz
Miércoles, 10 mayo 2017
· 14-feb-1930: Fui corriendo.- Stoner
· La dirección espiritual.- U2
Lunes, 08 mayo 2017
· Villa Tevere (9).- Novaliolapena
· La gran falacia del Opus Dei (IV). Estar opuseído.- Pepgrass
· Calidad de la dirección espiritual: pésima.- Orange
· Si me dicen Tengo que hablar contigo....- Entregado
Viernes, 05 mayo 2017
· Villa Tevere (8).- Novaliolapena
· Estos escritos me salen fluidos. Se ve que lo necesito…- Stoner
· Algunos pequeños cambios.- Stoner
· Como muelle que fue comprimido.- Fueraborda
· Numeraria auxiliares, hoy.- Junio
Miércoles, 03 mayo 2017
· La vieja agenda negra.- Maripaz
· Comentario a dos cartas.- Gervasio
· Placa en Perdiguera.- Stoner
· Visita al cuarto del padre.- Tornalila
· Promesas en el vacío y sentido crítico.- Entregado
Lunes, 01 mayo 2017
· Mi primer correo. Soy numerario.- Stoner
· Villa Tevere (7).- Novaliolapena
· La actualidad de los centros de estudios de Numerarias auxiliares.- Junio
· Uno tenía que realizar esa parodia con buena cara.- Entregado
· Lo que el Opus Dei me robó.- Orange
Miércoles, 26 abril 2017
· Villa Tevere (6).- Novaliolapena
Viernes, 21 abril 2017
· Se le trata como un invitado en hotel de 5 estrellas.- Junio
Miércoles, 19 abril 2017
· Villa Tevere (5).- Novaliolapena
· Cartas María del Carmen Tapia / Javier Echevarría.- Ioannes
Lunes, 17 abril 2017
· Acoso psíquico y físico.- Junio
Miércoles, 12 abril 2017
· Villa Tevere (4).- Novaliolapena
Lunes, 10 abril 2017
· La tortura de la desconfianza.- Manzano
Viernes, 07 abril 2017
· Villa Tevere (3).- Novaliolapena
· Si estas pensando en salir, hazlo ya! si estas pensando en entrar, NO lo hagas!.
Miércoles, 05 abril 2017
· Casarse con ex numerari@s.- Aquilina
· Villa Tevere (2).- Novaliolapena
· Cada persona es un mundo.- Novaliolapena
Lunes, 03 abril 2017
· Casada con un ex numerario: huellas que tal vez no se curen nunca.- Astrid
· La gestación de Camino en Burgos 1938.- ArturoHV
Viernes, 31 marzo 2017
· Villa Tevere (1).- Novaliolapena
· Sin crespillos forever.- Lizzy Babieca
· Si Moisés fuera del Opus Dei…- Maria MR
· Si no sabes por dónde empezar a leer en Opuslibros.- Maria MR
Miércoles, 29 marzo 2017
· La tierra es plana, todos lo sabemos.- Zartan
· Nadie puede hacer nada.- Dudas
Lunes, 27 marzo 2017
· Nada ha cambiado.- Novaliolapena
· Las espinacas me han dado que pensar.- Fueraborda
Viernes, 24 marzo 2017
· La carta de Javier Echevarría a Carmen Tapia.- Gervasio
Miércoles, 22 marzo 2017
· El reino del frio… el Opus Dei.- Salvador
· La voz de los muertos.- Lizzy Babieca
Lunes, 20 marzo 2017
· Le pide la retractación y le amenaza con el infierno.- Ramón
Viernes, 17 marzo 2017
· La verdad, a pesar de la mentirosa honestidad.- Solitudine
Miércoles, 15 marzo 2017
· Comentarios a la carta de Javier Echevarría a Maricarmen Tapia.- Heraldo
Lunes, 13 marzo 2017
· Carta del Padre con ocasión del 19 de marzo.- Ramana
· Nouveau livre pour lequel j'ai donné mon témoignage sur l'Opus.- Bruno Devos
Miércoles, 08 marzo 2017
· Mentiras y engaños.- Maria MR
· El futuro ya pasó.- zartan
· 10 años después...- Rosanna
Lunes, 06 marzo 2017
· Confesiones de un cardenal.- Ana Azanza
Lunes, 27 febrero 2017
· UNIV.- María Canela
Viernes, 24 febrero 2017
· En un centro de universitarias (y 10).- María Canela
· Otro Testimonio.- Molines
Lunes, 20 febrero 2017
· Mi testimonio.- Sevi
· Creía que era amor.- Heredia
· La psicología en el Opus Dei.- Josef Knecht
· La opción de no saber.- Salvador
Viernes, 17 febrero 2017
· Mi madre y la acepción de personas.- Fueraborda
Jueves, 16 febrero 2017
· Hacia una nueva etapa.- Thelonius Monk
Lunes, 13 febrero 2017
· Bienvenida al Opus Dei.- María Canela
· Hay clases y categorías y diferentes tratos y privilegios.- Madurez
Lunes, 06 febrero 2017
· Carta abierta al nuevo prelado del Opus Dei.- Mediterráneo
Viernes, 03 febrero 2017
· En un centro de universitarias (1).- María Canela
Miércoles, 25 enero 2017
· Nuestro hijo ha sido humillado, agredido y despreciado.- Aloevera
Viernes, 20 enero 2017
· Sentencia de Catherine traducida.- Ana Azanza
· Sobre la elección del nuevo prelado.- Chelele
Miércoles, 21 diciembre 2016
· Informe interno: Reflexiones sobre la labor del Centro de estudios.- Agustina

Archivo anterior




Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.241 Segundos