Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 45 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Una historia más (III).- Lupe

078. Supernumerarios_as
Lupe :

Una historia más (III)

Lupe, 19/02/2018

 

Érase una vez en América

Nuestra boda fue como las bodas de todas las chicas de mi entorno. Subrayo: todas las chicas de mi entorno eran supernumerarias jóvenes o simpatizaban con la Obra. Yo invité 10 amigas con sus novios, otro tanto Eduardo, vinieron nuestros tíos y primos, y nuestros padres se encargaron de poblar la ceremonia con un nutrido grupo de amigos y relaciones que en total sumaron más de 300 personas. Yo no conocía a la mayoría de quienes me saludaban al finalizar la misa. Es que las bodas eran entonces una ocasión para fortalecer lazos de amistad y forjar nuevas relaciones. Eran eventos sociales en los que los padrinos (los padres de los novios) tomaban la iniciativa. Inclusive en las invitaciones a la boda eran ellos quienes invitaban...


Publicado el Lunes, 19 febrero 2018
(Leer artículo completo... | 15828 bytes más | )

 Tus escritos: Veinte años.- Maripaz

077. Numerarias auxiliares
maripaz :

Celebraba yo mis setenta primaveras en Enero y me parecía buen momento para hacer balance de mis veinte años fuera de la obra.

Para ello quiero comenzar con un trozo de la letra de un tango.

"Volver, con la frente marchita

las nieves del tiempo platearon mi sien

Sentir que es un soplo la vida

que veinte años no es nada

que febril la mirada, errante en las sombras

te busca y te nombra.

Vivir con el alma aferrada

a un dulce recuerdo

que lloro otra vez.

Tengo miedo del encuentro

con el pasado que vuelve

a enfrentarse con mi vida.

Tengo miedo de las noches

que pobladas de recuerdos

encadenan mi soñar"

 

Rememorando la letra del famoso tango de Carlos Gardel se me ocurre que veinte años no es nada efectivamente, en el cómputo de una vida "normal" aunque para mí por mis circunstancias personales haya sido una maravillosa eternidad…


Publicado el Viernes, 16 febrero 2018
(Leer artículo completo... | 19272 bytes más | )

 Tus escritos: Una historia más (II).- Lupe

078. Supernumerarios_as
Lupe :

Una historia más (II)

Lupe, 16/02/2018

 

Crónica de una boda anunciada

Ya desde la universidad Eduardo se había caracterizado por tener una habilidad especial para los negocios. Sabía tratar a la gente, era carismático y despierto, y le gustaba el mundo empresarial. El último año de estudio era obligatorio hacer prácticas; a él le ofrecieron hacerlas en una empresa internacional con sede en Houston. Para él esa era una oportunidad que no podía despreciar. Las condiciones eran muy buenas (le alquilaban un departamento, le daban un coche y un sueldo inicial con el que un latinoamericano solo podía soñar). Estaba fascinado. Yo todo lo contrario. ¿Cómo voy a mantener un noviazgo a la distancia? Él en otro país y yo sin posibilidades de ir a visitarlo (no es que me faltara el dinero para el pasaje; el problema era que no estábamos casados). Yo moría de ganas de visitarlo, lo extrañaba, y él así me lo pedía cada vez que hablábamos por teléfono...


Publicado el Viernes, 16 febrero 2018
(Leer artículo completo... | 10030 bytes más | )

 Tus escritos: SUPERNUMERARIOS: Vivir en la calle de la amargura (VII).- Salypimienta

078. Supernumerarios_as
salypimienta :

SUPERNUMERARIOS: Vivir en la calle de la amargura (VII)

 

Tenía pensado escribir sobre cuando los supernumerarios se quedan sin pareja, pero creo que dejaremos el tema para más adelante. Creo que es más importante ampliar sobre el tema de las familias del Opus Dei tal como comentó Class hace unos días.

Cuando uno crece en una familia 100% opusina, pareciera ser que las cosas son más fáciles y para nada es así. Esta web está llena de testimonios desgarradores de ex miembros hijos de familias pro Opus Dei, sin ir más lejos hace muy poco Solitudine nos contó sobre ello…


Publicado el Viernes, 16 febrero 2018
(Leer artículo completo... | 8293 bytes más | )

 Tus escritos: Una historia más (I).- Lupe

078. Supernumerarios_as
Lupe :

Una historia más (I)

Lupe, 14/02/2018

 

Hay acontecimientos que promueven cambios radicales en la vida de una persona. Tal vez sucesos significativos, tal vez pequeñas cosas. Uno nunca sabe cuál será el detonante para que de repente su vida tome un rumbo que apenas semanas atrás habría considerado imposible. Eso me sucedió a mí. Era supernumeraria. Muy entregada. Muy abnegada. Muy de Casa. Una noche luego de una experiencia perturbadora el día anterior:

“…tú tómate el tiempo que necesites para pensar qué quieres hacer. Mientras tanto dormiré en otra habitación. Si quieres cancelamos el viaje. Ya no soy un niño para que tú y tu Opus Dei me digan cómo tengo que vivir”…


Publicado el Miércoles, 14 febrero 2018
(Leer artículo completo... | 8593 bytes más | )

 Tus escritos: SUPERNUMERARIOS: Vivir en la calle de la amargura (VI).- Salypimienta

078. Supernumerarios_as
salypimienta :

SUPERNUMERARIOS: Vivir en la calle de la amargura (VI)

 

Ahora me gustaría hablar de cómo viven las normas los supernumerarios y del tema de los hijos. Exactamente por estos temas en particular decidí titular así estos escritos por que es donde verdaderamente a los supernumerarios se nos trae por la calle de la amargura.

Si para los numerarios, el cumplimiento de normas de vez en cuanto les parece complicado, imagínate para los supernumerarios que de verdad viven en medio del mundo real porque no les queda de otra y tienen que ver cómo se la rifan para cumplir con las normas y con otros ochocientos pendientes...


Publicado el Lunes, 12 febrero 2018
(Leer artículo completo... | 15171 bytes más | )

 Tus escritos: Espiritualidad en el Opus Dei.- Neo

090. Espiritualidad y ascética
neo :

¿Espiritualidad en el Opus Dei?, yo no la he encontrado ni antes y ahora con el devenir de los años, mucho menos. El trato espiritual que he recibido lo puedo circunscribir a la doctrina de la Iglesia Católica, las normas de piedad, al obsesivo proselitismo y poco más; a mí me ha gustado siempre poder confrontar temas de fe, de aspectos espirituales y eso con las personas del Opus Dei es imposible. Hace poco hice una observancia sobre la estricta separación entre las administraciones y los centros de hombres, puedo decir que en pleno año 2018 me dijeron que eso era parte del espíritu fundacional y no se podía ni comentar el tema, que era así como lo quiso SJM y ya está, se acabó la conversación, todo lo demás era espíritu crítico que no se puede permitir.

Pero volviendo al tema de la espiritualidad, en eso nada de nada, todo voluntarismo. En cuanto rascas un poco ves que es todo fachada, que no hay discernimiento espiritual, que todo se hace porque hay que hacerlo sin cuestionamientos. En el Opus Dei todo está dirigido, las oraciones son meditaciones que da el cura de turno y el resto se ciñe a oraciones vocales repetitivas, no se deja espacio al silencio interior, a ese lugar de encuentro con la divinidad, a ese lugar de verdadero cambio que sólo se llega cuando la mente calla de tanto discurso. Sólo en el silencio se hace la Unidad, el resto son caminos pero no fines y eso nunca lo he encontrado en el Opus Dei, es más el silencio interior no gusta en el Opus Dei, lo llaman sequedad y es quizás el lugar de mayor presencia divina.

Yo cada vez soy más consciente de que las personas en la Obra con el tiempo se van empequeñeciendo, enfriando emocionalmente, sin chispa espiritual. Conozco los centros de S Gabriel de numerarias de más de 50 años, son tristes, sin alma, todo lo que no es un hogar. Que no nos engañen, que la vida familiar es una falacia, que no es cierto, es una convivencia forzada y las personas que creyeron que iban encontrar esa familia, con el tiempo se ven inmersas en una “soledad acompañada” que les hace mucho daño. ¿Cómo pueden sentirse queridas si no pueden hablar más que con la que lleva su charla? Con el resto, el trato a lo superficial no vaya a caer una corrección fraterna por intimar demasiado. Y si algunas las cambian de centro o de ciudad, desaparecen y ya no se vuelve a hablar de esa persona, vamos como si hubieran pasado a mejor vida. La frialdad me llega a causar gran asombro, no es que tengan inteligencia emocional es que censuran sus sentimientos, los esconden, los cercenan y consiguen una imagen fría, dura, extraña, fingida…

Neo


Publicado el Viernes, 09 febrero 2018
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: SUPERNUMERARIOS: Vivir en la calle de la amargura (V).- Salypimienta

078. Supernumerarios_as
salypimienta :

SUPERNUMERARIOS: Vivir en la calle de la amargura (V)

 

Esta vez me gustaría hablar sobre los varones supernumerarios. La verdad es que yo no puedo hablar más que de lo que conozco, y en el caso de ellos, de puertas adentro no sé mucho. Sólo lo que se ve por encima.

Es de notarse, que los supernumerarios salvo contadas excepciones, demuestran menos su estado de ‘iluminación’. En general los varones son mucho más discretos para demostrar sus emociones, por lo cual, es muy raro que un supernumerario ande por la vida exultante por su vocación como sí sucede en el caso de las supernumerarias con más facilidad. La mayoría de ellos logran disimular el estado opusino. Los que no, son casos realmente notorios...


Publicado el Viernes, 09 febrero 2018
(Leer artículo completo... | 10943 bytes más | )

 Tus escritos: SUPERNUMERARIOS: Vivir en la calle de la amargura (IV).- Salypimienta

078. Supernumerarios_as
salypimienta :

SUPERNUMERARIOS: Vivir en la calle de la amargura (IV)

 

Sigo con el tema de los cambios que suceden con las supernumerarias casadas recién pitadas. Hablaba de las modificaciones que hacían en sus casas. Me tocó ver cada cosa… Una mandó a amplificar en una copia fotostática a color de una estampita de Don Josemaría y la puso en un marco en la sala de su casa. La verdad es que nunca entendí la razón de ello. Podía haber amplificado nada más la foto ¡¿pero toda la estampita entera?! ¿Sería para que las visitas la rezaran cuando la veían? Otra tenía montoncitos de estampitas del fundador, de Don Álvaro, de Montse y hasta de Isidoro Zorzano -échame la mano- (así le rezábamos con rima para que fuera más efectivo), y eso que esas estampitas no llegaban tanto a los centros de mujeres porque eran casi exclusividad de los varones, igual que las de Tony Sweifel. Bueno, pues esta supernumeraria tenía una bandejita muy mona con todas las estampitas como quien pone dulces para que las visitas los tomen a discreción...


Publicado el Miércoles, 07 febrero 2018
(Leer artículo completo... | 14068 bytes más | )

 Tus escritos: SUPERNUMERARIOS: Vivir en la calle de la amargura (III).- Salypimienta

078. Supernumerarios_as
salypimienta :

SUPERNUMERARIOS: Vivir en la calle de la amargura (III)

 

En el escrito anterior hablaba de los supernumerarios que pitan siendo solteros y así se quedan para siempre. En el texto me refería específicamente a los supernumerarios jóvenes. Hace unos días Nachof nos contó una anécdota de un supernumerario soltero ya mayor, y tomaré esa historia prestada como entrada  para seguir con mi relato.

No es nada extraordinario que piten supernumerarios solteros ya mayores que ya nadie espera que se casen, es más, se hace todo cuanto se puede (rezos, mortificaciones y demás) para que permanezcan así hasta que Dios los llame a su compañía y la madreguapa herede todos sus bienes...


Publicado el Lunes, 05 febrero 2018
(Leer artículo completo... | 16380 bytes más | )

 Tus escritos: Caminatas aleatorias.- zartan

020. Irse de la Obra
zartan :

Muy buena la aportación de Hondo sobre los ex y si se puede decir que se “sienten” heridos o si, en realidad, han recibido patadas por varios y eventuales lados.

Pero hay una cita del prelado Ocariz que recoge y que me ha conmovido especialmente: "San Josemaría solía decir que guardaba afecto a todas las personas que se acercaban a la labor formativa del Opus Dei, aunque fuese por una temporada. Imagínese el afecto que conservaba hacia las personas que habían llegado a pertenecer a la Obra. Él sentía una profunda paternidad espiritual: nunca se deja de querer a un hijo o a un hermano"...

Publicado el Lunes, 05 febrero 2018
(Leer artículo completo... | 7337 bytes más | )

 Tus escritos: SUPERNUMERARIOS: Vivir en la calle de la amargura (II).- Salypimienta

078. Supernumerarios_as
salypimienta :

SUPERNUMERARIOS: Vivir en la calle de la amargura (II).

 

Contaba la vez pasada de los supernumerarios que pitan siendo solteros. Bueno, en realidad contaba de las supernumerarias, porque los centros de varones desde luego que estaban vedados para las chicas (por mala suerte) y por lo que me he enterado con el tiempo, las cosas no siempre son iguales en ambas secciones. A ver si algún ex supernumerario o algún ex ‘algo’ de San Gabriel nos cuenta lo que pasaba del otro lado de la pared  de cal y canto.

Antes de entrar de lleno al relato, quiero contar una anécdota…


Publicado el Viernes, 02 febrero 2018
(Leer artículo completo... | 16299 bytes más | )

 Tus escritos: Nunca vamos a cambiar aunque la Iglesia nos lo diga.- World

090. Espiritualidad y ascética
World :

Este artículo de Crónica (marzo 1957) es una "alabanza" a la confidencia, pero llena de errores (lo de hacerla con el Presidente del Instituto) o que tiene un origen evangélico (Lázaro hacía la charla fraterna con Jesús) por aquello de la manipulación de la Sagrada Escritura. Los cambios luego de 2011 han sido mínimos, ya sabemos que los cambios vienen del demonio y quitan eficacia a la labor...

 

 

Después de la tertulia, me he quedado aquí. Alguien limpiaba los ceniceros junto a la mesa; otros ordenaban los sillones, y yo he abierto algunas ventanas para que se ventilase la sala.

 

Después de la tertulia, saqué un papel que tenía en el bolsillo. El aire fresco de la calle se hacía sentir. Puse el papel en la mesa. Otra vez la habitación estaba casi vacía. Aquella hoja escrita era el centro de mi atención; las palabras se veían trazadas de prisa, con abreviaturas, con rasgos incompletos. Y en eso consistía mi tarea: en transcribirlas con claridad...


Publicado el Viernes, 02 febrero 2018
(Leer artículo completo... | 14015 bytes más | )

 Tus escritos: SUPERNUMERARIOS: Vivir en la calle de la amargura (I).- Salypimienta

078. Supernumerarios_as
salypimienta :

SUPERNUMERARIOS: Vivir en la calle de la amargura (I)

Salypimienta, 29/01/2018

 

Si todas las ‘vocaciones’ que existen en el Opus Dei son por lo menos estrafalarias, la de supernumerario se lleva las palmas con honores. Los supernumerarios son y no son, pueden ser lo más llamativo de la Obra y también lo más inadvertido. Amados y odiados, envidiados y provocadores de grandes apegos. Tienen que hacer todo lo mismo que hace un numerario o un agregado, con la única diferencia de que los supernumerarios no viven el celibato, y eso es lo que los hace estar permanentemente acosados por todos cuantos tienen que ver con los andares de su alma.

Los supernumerarios fueron creados por el P. Escrivá para tres cosas fundamentales: dar dinero, dar ‘vocaciones’, y dar lustre...


Publicado el Lunes, 29 enero 2018
(Leer artículo completo... | 13267 bytes más | )

 Tus escritos: Minucias (VIII).- Simplicio

115. Aspectos históricos
simplicio :

 

 

Marqués de M…

 

Estudié el bachillerato en un colegio de religiosos. En el último año me hice muy amigo de un compañero con el que hasta entonces me había relacionado poco y la amistad siguió en la universidad; aunque cursábamos carreras muy distintas compartíamos muchas aficiones e intereses comunes.

Un día en su casa me detuve mirando un cuadro colgado en la pared. Son cosas de mi padre, me dijo; es su título nobiliario: Marqués de M… Era un título del que yo no había oído hablar en mi vida...


Publicado el Miércoles, 24 enero 2018
(Leer artículo completo... | 15539 bytes más | )

 Tus escritos: Sentirse herido.- Hondo

020. Irse de la Obra
Hondo :

SENTIRSE HERIDO

Estimado Pepito:

Sí, es notable la hipocresía que se tiene al tocar el tema de los "ex". Pensar que ni siquiera se nos incluye en las generosas oraciones por los difuntos durante noviembre (a menos que hayas aceptado ser cooperador, nada es gratis.)

El párrafo completo de la respuesta en la entrevista al prelado no tiene desperdicio:

"En los 22 años que he trabajado a su lado, he escuchado a don Javier pedir perdón a las personas que se han sentido heridas por el comportamiento de alguno de sus hijos. Yo me sumo a esa petición de perdón y deseo con toda el alma que esas personas curen sus heridas y superen su dolor."

COMENTARIO: Si alguien te engañó, “no te has sentido herido”. Te lastimaron. Si alguien te sometió a una manipulación psicológica, “no te has sentido herido”. Te dañaron. Y, con perdón, si alguien te da una patada en los huevos no te sientes herido. Ni te puedes poner de pie.

Si te han hecho lo que cuenta E.B.E en "Un caso más", "no te has sentido herido”. Han hecho lo imposible para aniquilarte emocionalmente.

Si te hacen lo que le hicieron a Chanoc en "Una experiencia parecida"; "no te has sentido herido". Te jugaron sucio.

Aquí hay cientos y cientos de casos muy detallados y el prelado lo sabe, (Y nosotros sabemos que lo sabe...) ¿Era tan difícil decir "a las que HEMOS herido"?

Y además, ¿dice que vio a Don Javier pidiendo perdón? Me cuesta imaginarlo. No lo hizo en los casos que conocemos bien, ¡al contrario! Por nombrar dos bien documentados: la correspondencia con María del Carmen Tapia y el artículo de Líbero “En memoria de Don Antonio Petit”. ¿Algún pedido de perdón, de calidez, con estos "hijos"? Ninguno. Fue implacable.

Cuando me fui le escribí una dolorida carta. Un hijo suyo, enfermo y roto, se despedía. ¿Respuesta? Ninguna.

“Deseo que curen sus heridas y superen su dolor”. ¡Qué bueno! ¡Gracias!

Si mañana atropello a alguien, me bajaré y le diré al moribundo: “Deseo que cures tus heridas y superes tu dolor”. Y seguiré viaje con la conciencia tranquila, rezando jaculatorias...

----------------

"San Josemaría solía decir que guardaba afecto a todas las personas que se acercaban a la labor formativa del Opus Dei, aunque fuese por una temporada. Imagínese el afecto que conservaba hacia las personas que habían llegado a pertenecer a la Obra. Él sentía una profunda paternidad espiritual: nunca se deja de querer a un hijo o a un hermano."
 
COMENTARIO: San Josemaría solía decir cosas muy distintas. Estuve décadas allí. Leí y me predicaron a Escrivá por activa y por pasiva: no recuerdo ninguna cita del Fundador en ese tono. Lo contrario sí, fue una de las razones por las que me costó tanto irme: el miedo. La maldición del rejalgar cumplía la función de mantener dentro a los que habían mordido el anzuelo, y la cumplía bien.

Pero ya no nos sorprende. El anterior prelado, muy suelto de cuerpo, pudo escribir: “A la vez, como siempre dejó muy claro san Josemaría, los fieles de la Prelatura, al igual que todos los católicos, gozan de plena libertad para confesarse o hablar con cualquier sacerdote que tenga facultades ministeriales: os sorprenderá que os recuerde esta verdad tan clara, pero me interesa mencionarla porque quizá podría ser menos conocida por quienes nada saben del Opus Dei o del espíritu de libertad propio de los seguidores de Jesucristo.” (¿Qué ¡¡¡qué!!!? No más preguntas para mí, señor juez.)
 
---------------

Termina el pasaje diciendo: "“Conviene considerar dos planos distintos. Por una parte, el mensaje del Opus Dei representa un camino abierto para seguir a Cristo. Por otra, las actividades que desarrollan las personas y los centros de la Obra, en las que, como es natural, influyen las circunstancias y los modos de ser. Seguramente, entre tan gran número de personas y actividades -con buena intención- habrá habido errores, omisiones, descuidos o malentendidos. A mí me gustaría pedir perdón por cada uno de ellos.

COMENTARIO: Sobre esto ya ha escrito Dionisio (“El mismo perro con distinto collar”) y no tengo nada que agregar.

---------------------

CONCLUSIÓN: Yo no me he sentido herido, estoy herido. Y lo de curar las heridas, pues me lleva ya varios años de terapia con un equipo de clínico, psiquiatra y psicólogo. Entiendo que no será el caso de todos. Pero, más allá de heridas emocionales, arrastro secuelas del cóctel de psicofármacos, que me administraron durante años. El psicopus de turno me los recetó y yo los tomé. "El que obedece nunca se equivoca", era la filosofía. Lo que no me explicaron es que "el que manda nunca se hará cargo". Me queda el consuelo de que el prelado "desea con toda el alma que cure mis heridas". Yo también le deseo con toda el alma que se hagan cargo de lo que han hecho y siguen haciendo (como cuenta Solitudine, en "Lo que nadie puede imaginar".)

Cambiando de tema: en el viaje de regreso de su último, el Papa Francisco también usa una expresión parecida, pero es mucho más concreto en su pedido de perdón. Asume una responsabilidad mayor. Agradece que le hayan corregido.

Me llamó la atención otra frase suya: “"Sí, en la Iglesia hay corrupción. En la historia de la Iglesia siempre ha habido casos. El fundador de Sodalicio fue denunciado no sólo por abusos sexuales sino también por manipulación de las conciencias.”

¿Denunciado por "manipulación de las conciencias"? Querido Papa Francisco, si realmente le interesa el tema en el Opus Dei va a encontrar jugoso material.

Hondo


Publicado el Miércoles, 24 enero 2018
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: La neurosis institucional y un cuento de Cortázar.- Ramana

105. Psiquiatría: problemas y praxis
ramana :

Las muchas noticias aventadas en estas páginas sobre el tan estalinista procedimiento de retocar fotos, textos, fechas y hasta fragmentos de películas del Mismísimo Fundador, trufados de comentarios que ya no se consideran adecuados o “religiosamente correctos”, me ha recordado una anécdota de mis tiempos escribáricos y un magnífico cuento de Cortázar publicado en ese mismo año de mi anécdota, relato que yo leí un par de años después, feliz y liberado ya del índice, o Index, escribariano postconciliar.

La anécdota se produjo durante la audición, arrobados todos bajo la meliflua proclama del Canciller General, con su impagable acentillo baturro y su deje afeminado, de la homilía “amar al mundo apasionadamente”, proclamada orbi et orbi en la Universidad pamplonica. En un momento dado, el mosén carraspea y se embrolla apenas medio segundo. Al terminar la audición y descendidos de nuestra levitación particular, recuerdo cómo la persona con la que yo hacía la charla, un buen periodista, muy brillante, JMV, encargado técnico de la audición, comentó en un grupito que esa vacilación fruto del carraspeo se iba a arreglar en el estudio con un pequeño corte de posproducción, y así quedaría “impecable” y nadie “se daría cuenta del fallo”. Es sabido que Nuestro Padre jamás yerra, jamás tose, jamás balbucea. Lo que oyeron nuestros oídos no constará en el producto final, perfecto, límpido: la imagen de un santo. JMV abandonó la obra pocos meses después.

Como yo me quedé sin charlero, me adjudicaron otro y me dijeron que JMV se había ido de director técnico a no sé qué obra corporativa. Vale, pues me alegro, pensé yo. Cuando supe que ya no era de casa, mi decepción por aquella zafia mentira causó en mí más mella de lo que entonces pude ver, que se sumó a un extraño e inconfesable sentimiento de decepción, pues reconozco que lo admiraba, por su entusiasmo, su curiosidad y por lo buen profesional que era; todo ello, sobre todo la tristeza de saber que me habían mentido y ocultado la marcha de mi “director”, me produjo una crisis (otra gotita, otro aldabonazo) de la que ya no me recuperé: gracias a Dios.

Vuelvo a la anécdota y al cuento de Cortázar “Queremos tanto a Glenda”, cuya lectura recomiendo vivamente. La neurosis institucional que padece la obra la ha llevado a un despeñadero de difícil marcha atrás consistente en pensar que dado que la obra es perfecta, todas su actuaciones (y no te digo las de su fundador) han de serlo también, por lo tanto cualquier mácula ha de ser erradicada ipso facto ad maiorem operis gloria. Esa neurosis genera un crescendo de operaciones profilácticas destinadas (síndrome Dorian Grey, podría llamarse, por el famoso retrato imaginado en la novela de Oscar Wilde) a mantener incólume la imagen de la Cosa, al margen de sus más que dudosas prácticas terrenales; ad intra, retocando las revistas internas y demás bibliografía, y ad extra, en sus múltiples comunicados, aopés y mentiras varias, aquí ya muy profusamente denunciadas. El mejor ejemplo ad intra y ad extra, la famosa carta del prelado sobre la dirección espiritual. Psicológicamente, la neurosis se basa en la dialéctica nociva que se genera constantemente entre la idea y el ideal que de sí quiere tener la obra y que, sin duda, obedece a claras y harteras pulsiones fundacionales. Esa misma dicotomía se desarrolla luego en cada uno: lo que se dice que la obra es, frente a lo que se hace, generando la consabida, lenta y destructiva disociación en cada miembro (y “miembra”) que culmina, en muchos y dolorosos casos, con la doble vida (el famoso doble-pensar), la hipocresía, las medias verdades y esa extraña desazón, ese runrún constante de vivir una enorme mentira de la que no te puedes desembarazar y que te va minando.

En el cuento de Cortázar, un grupo de admiradores de cierta actriz de cine llevan su paroxismo idealizador hasta sus últimas consecuencias. Obsérvese el lenguaje religioso que pespuntea todo el cuento para hacernos ver que lo que comenzó como el fanatismo venial y divertido de un grupo de fans, termina en criminal pesadilla neurótica. Acaso el mismo final que le espera a la obra escribariana, poseída de manera harto suicida por un síndrome de “perfección ideal” que terminará por colapsar, ya que la única salida que percibe la neurosis es la huida hacia adelante. Si no, al tiempo.

Ramana


Publicado el Viernes, 19 enero 2018
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: El poder de Escrivá.- Thelonius Monk

020. Irse de la Obra
Thelonius Monk :

Escrivá fue un hombre de poder que, además, buscó el poder. Esa búsqueda partía de cierto autoconvencimiento de ser un personaje único y estar en la historia para cumplir una función única. Latía fuertemente en Escrivá esa intención de cualquier poderoso: ser único.

El mismo proclamaba que había conocido a varios papas, cientos de obispos y todo tipo de autoridades eclesiásticas pero fundador del Opus uno solo: él mismo.

Escrivá logró su propósito al fundar el Opus. En la institución su poder fue absoluto y, además, divinizado. De allí que quienes le seguían estaban y están sujetos a una regla suprema: “obedecer o marcharse”.

El Padre, como lo denominan internamente, considera a su obra como algo rodeado de características excepcionales por lo que Escrivá, llevado por un acalorado entusiasmo, gritaba que el Opus es “el mejor lugar para vivir y para morir”. Si uno repite en voz alta la frase no puede salir de un cierto estado de estupefacción.

Desde esta percepción es coherente que Escrivá prometiera las mayores calamidades para quienes abandonaran nada menos que “su” institución como lo afirma en la meditación que se ha dado a conocer.

El discurso de Escrivá forma parte del abuso psicológico que sufren las personas de la Obra de un modo lento pero persistente. En esta oportunidad el abuso consiste en la amenaza de una vida fracasada.

Carezco de una sociología rigurosa pero pocos sentimientos son tan profundos y reparadores  como recuperar la libertad expropiada y abrazar el catolicismo sin las prótesis del Opus.

Bien vistas las cosas, la condena de Escrivá se vuelve en su contra. Si los numerarios y numerarias que hacen la fidelidad gozan de buena salud psíquica ¿por qué con el decurso del tiempo un buen porcentaje padece de problemas psicológicos propios de alguien cuya personalidad ha sido saboteada? Eso sin recordar los casos extremos de suicidios documentados o bien de personas que optaron por dejarse morir.

El Opus, como proyección de su fundador, mantiene el poder y un fuerte control sobre los numerarios y numerarias. Ya es hora de que las autoridades se pregunten: ¿Para qué?

Thelonius Monk


Publicado el Miércoles, 17 enero 2018
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: La perseverancia de muchos está constantemente en peligro…- Agustina

020. Irse de la Obra
Agustina :

Tras la publicación de la meditación “El grito inútil y de tardío arrepentimiento por el error irreparable”, recomiendo la lectura del capítulo del libro don Antonio Ruiz Retegui titulado “Perseverancia”. Entre otras muchas reflexiones, destaco la siguiente:


"Es frecuente referirse al abandono del camino concreto vocacional, en un tono trágico, como si quien lo hiciera estuviera apartándose de Dios y abocándose a una vida necesariamente infeliz, lo cual es probadamente falso. Cuando en el lenguaje institucional se dan muchos juicios de ese tipo, se predetermina además la opinión de las personas sobre los que no perseveraron. Probablemente ese cúmulo de "expresiones condenatorias" del abandono de la institución vocacional, sea debido a la conciencia implícita de que la perseverancia de muchos está constantemente en peligro, y, en consecuencia, al empeño por asegurar la perseverancia de personas que no pueden estar "atadas" por otros vínculos externos, como es, en el caso de los religiosos, la situación pública y social. Pero el recurso a las presiones referidas resulta contrario a la naturaleza de las cosas, y, en la medida en que incluye esos juicios morales, es además violentador de las conciencias. Éste es uno de los casos en que aparece el intento de dominar a las personas a través de la conciencia".


Publicado el Lunes, 15 enero 2018
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: El grito inútil y de tardío arrepentimiento por el error irreparable.- Agustina

090. Espiritualidad y ascética
Agustina :

Hace unos días, World nos envió el texto de un Crónica de 1956 titulado “Ver Claro”, que hacía referencia a los que nos íbamos de la Obra. Ahora me envía un amigo numerario una “meditación” del Tomo III sobre el mismo tema. Le pregunté si seguían vigentes los tomos de Meditaciones y me contestó hoy mismo: Los tomos de meditaciones siguen vigentes y se usan a diario. La única variación es que salió un 7° tomo con algunas fiestas más (más todavía) y las correspondientes a los domingos del tiempo ordinario que no estaban."

Para quienes piensen que las cosas han cambiado, para quienes crean que se trata de errores personales y no institucionales, aquí dejo esta meditación -vigente en el año 2018-.

Agustina L. de los Mozos

MEDITACIÓN 269.

MEDITACIONES. Tomo III. págs. 384 a 389

TIEMPO ORDINARIO. SEMANA XIII. SÁBADO

-Conviene estar prevenidos: podemos pasar por momentos de ceguera.

-Nuestra decisión de seguir el camino iniciado ha de ser irrevocable.

-Propósito firme: ser fieles en lo pequeño para ser fieles siempre.

NOS REMONTAMOS hoy a los tiempos de los Patriarcas, para considerar la historia de dos hermanos, Esaú y Jacob. Su padre Isaac, a las puertas de la muerte, derrama su bendición sobre Jacob y sobre toda su descendencia. El olor de mi hijo -le dice- es como el olor de un campo cuajado, al que ha bendecido Yavé. Déte Dios el rocío del cielo y la grosura de la tierra, y abundancia de trigo y de mosto. Sírvante los pueblos y prosternense ante ti las naciones. Sé señor de tus hermanos, e inclínense ante ti los hijos de tu madre. Maldito quien te maldiga, y bendito quien te bendiga (1). [(1) L. I (I) (Cenes. XXVII. 27-29).]

El hijo pequeño es preferido al mayor, y Esaú llora y se desespera -cuando su desgracia no tiene remedio- porque le fue arrebatada la bendición paterna. Pero el llanto de Esaú, llanto estéril y sin esperanza, es el grito inútil y de tardío arrepentimiento por el error irreparable que cometió en una hora ciega de ofuscación…


Publicado el Viernes, 12 enero 2018
(Leer artículo completo... | 13111 bytes más | )

 Tus escritos: Reflexiones sobre el artículo de Crónica.- AlexanderSupertramp

020. Irse de la Obra
AlexanderSupertramp :

Hola a todos.

Creo que ha sido una feliz coincidencia el que se publicasen el mismo día el escrito de World y de Neo. Me refiero a que la editorial de Crónica que compartió World me dejó mal, muy pensativo, y luego ver más abajo la reflexión de Neo sobre el acceso a la información que antes no teníamos es algo que me hizo mucho sentido.

La verdad es que cada vez me doy más cuenta de que en la Obra existen elementos de fanatismo que es importante considerar. Soy cuidadoso al usar una palabra tan fuerte. No me refiero a un ultraconservadurismo ni nada de eso, sino al hecho de justificar conductas abiertamente cuestionables sólo porque son propter regnum coelorum. Quizá me tomó mucho tiempo reconocer este fanatismo a causa del cariño que sigo teniendo a viejos amigos de la Obra o porque aún reconozco que mis años allí también me sirvieron para crecer en algún sentido. En fin, los informes de conciencia, el proselitismo con personas sin una total capacidad de discernimiento a espaldas de sus padres y tantas otras cosas ampliamente testimoniadas en esta página son algunos ejemplos de ese fanatismo.

Volviendo a la editorial en cuestión: ese texto es francamente violento, fanáticamente violento. No recordaba haberlo leído. Sí recuerdo alguna carta de don Álvaro en la que comparaba al que no perseveraba con el mismísimo Judas Iscariote, texto que se me dio a leer justamente en mi proceso de “discernimiento tardío” (después de 15 años en la institución), junto con alguno de esos libros de Jesús Urteaga que parecían lectura más motivacional que espiritual. En ellos, por no ser lectura interna, no se hablaba de los que no perseveraban, pero era bien claro que el autor estaba pensando en eso. Recuerdo también el video de alguna tertulia de Josemaría con jóvenes del centro de estudios en Brasil. De ella recuerdo que algún numerario le había compuesto una canción francamente desastrosa, y también que otro le hizo alguna pregunta relacionada con los que “no perseveraban en su vocación”, cosa rara de ver en una tertulia ya que el tema era bastante tabú. De la respuesta no recuerdo mucho, pero debe haber sido algo por el estilo de lo que dice esa editorial.

Felizmente no leí esa editorial cuando pensaba irme, porque me habría hecho muy mal. Esa lectura yo la pondría en el index; hay que tener un criterio muy bien formado para leerla con espíritu crítico. Todo esto me recuerda cómo se trataba el asunto: un tema tabú, del que se habla lo mínimo indispensable. Excelente estrategia, lo más parecido a la labor del protagonista de la novela 1984 en el Ministerio de la Verdad. Eso de que, de vez cuando, el director del centro lo llamara a uno a su despacho, en medio del silencio del tiempo de la tarde, y te dijera casi con un susurro: “fulanito… no perseveró. Encomiéndalo”. Y uno pedía permiso para hacer mortificación extraordinaria por el desdichado, aunque ya fuera un poco tarde, al menos para que no se perdiera su alma. En cierta ocasión se me ocurrió comentar en una tertulia que me había encontrado casualmente con un exn, que se le veía muy bien, que tenía una novia muy simpática, y que le enviaba saludos a todos. Respuesta: todos con cara de póker y, posteriormente, corrección fraterna. Eso lo dice todo. No sea que la “infidelidad” (¡qué palabra!) llegue a naturalizarse y a considerarse algo normal. Eso es lo que leo entre líneas en la editorial que compartió World: los que se van tienen una vida desdichada, y no se sabe nada más de ellos. Durante muchos años yo llegué a pensar eso; y cómo no, si en un entorno tan cerrado es lo único que has escuchado, es difícil pensar otra cosa.

Y justamente con respecto a esto es que conecto con la reflexión de Neo. Diría que al Opus Dei la “sociedad de la información” lo pilló por sorpresa, de modo que la mentira de que las “infidelidades” son van necesariamente seguidas de una vida de desgracia, o que los que se van le van escribiendo al prelado con lágrimas en los ojos que quisieran volver ya se hace menos creíble. Hace 15 o 20 años esa editorial de Crónica todavía era persuasiva; hoy no se la cree el más correcto alumno del centro de estudios (eso espero). Hoy los numerarios tienen a exnumerarios como amigos de Facebook, pueden acceder a escritos notables de Opuslibros, no creo que el director les esté revisando la correspondencia (¿tendrá la clave de los e-mails del centro?), etc. Son tantas cosas nuevas que las autoridades de la Obra o bien elaboran una lista interminable de notas con “criterios de prudencia”, o por fin comienzan a confiar en la buena fe y en la responsabilidad de quienes siguen dentro. No sé mucho es qué está la prelatura ahora, pero ojalá que sea lo segundo.

Alexander Supertramp


Publicado el Viernes, 12 enero 2018
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Nada de esto fue un error.- Hondo

090. Espiritualidad y ascética
Hondo :

Hola, Merak

Te pido disculpas si soy un poco tosco en mis expresiones. Me he convertido en un lobo estepario y la diplomacia ya no es lo mío.

Merak, esta página existe hace años. Muchos. Hay miles de testimonios. Por el talante de tu escrito, me da la impresión de que has leído pocos, si es que has leído alguno.

Comienzas desde la primera línea dándonos criterio. También te doy uno: no te arrojes a una piscina sin asegurarte antes de que haya agua en ella. Y menos desde el trampolín.

Nos aconsejas paternalmente, descarto que con buena intención, sobre cómo deberíamos clarificar nuestras mentes y nuestros corazones.

Amigo predicador, te has equivocado de aldea. Nosotros sabemos bien cómo son las cosas. Mira las cicatrices de los más veteranos. Observa las heridas de los que van llegando. Escucha los gemidos de los que nos escriben desde adentro.

Sobre tu tesis, va mi respuesta personal, que intuyo compartida por muchos: el problema con el Opus Dei es que lo malo precisamente está –para usar tus palabras- en lo “previsto por la organización”, no en tal o cual persona “mala”.

La Obra es destructiva por una piedad legalista, reglada, agobiante. La hoja de normas es todo un símbolo. El cilicio y las disciplinas otro.

Es destructiva su obsesión por el control de las conciencias a través de una dirección espiritual contraria al Magisterio de la Iglesia. (Y lo saben, por eso aquella patética carta de don Javier, donde mentía cínicamente para tranquilizar a la inquieta tribuna vaticana.)

Es destructiva por la imposibilidad de establecer una relación normal con los demás.

La amistad no es amistad, es apostolado (listas de amigos, planes apostólicos diarios, reuniones de seguimiento, hablar de los que estamos "tratando" en las tertulias).

La fraternidad, que se mide por las correcciones fraternas, es un estado de vigilancia mutua donde nadie debe dar un paso en falso (ni hablar cuando llega algún director de la Comisión, esa sí que es toda una puesta en escena digna de Broadway). Y la fraternidad desaparece un minuto después de que alguien haya dejado de ser de casa. Arrojado al olvido, por muchos años que le haya dado noblemente a la Obra, nunca se lo volverá a mencionar. No existió.

Las relaciones con la familia “de sangre” se vuelven lejanas, raras, interesadas.

La visita a los pobres es solo un paso más que debe dar el candidato que tratas, no caridad con los necesitados.

Todo tiene una segunda intención. El principio de identidad está quebrado. Lo que dicen que es, no es.

Es destructiva por la manipulación de menores de edad para que piten. Un movimiento de pinzas donde intervienen los que tratan a los padres, el que trata al chico, el tutor del colegio, el cura que lo confiesa, el Consejo local del centro, el de San Rafael, el Vicario Regional, todo un batallón se confabula para cazar a un niño de catorce años. ¡Si se entera Stephen King hace el libro y la película!

Es destructiva por el culto a la personalidad de Escrivá, que todo (absolutamente todo) lo hizo bien. ¿Qué los santos no lo fueron siempre? No es el caso de San Josemaría. Es más, lo que haya dicho ayer y no sea hoy políticamente correcto, se edita, se esconde y ya no lo dijo. (Pregunta por “las tres campanadas” a ver qué te dicen). Su imagen es lo que importa. Fue todo: patriarca, profeta, abogado, teólogo, doctor de la Iglesia, místico, visionario, pastor, gobernante, administrador, literato, arquitecto, comunicador, taumaturgo, aragonés, madrileño, romano, no dejó nada por hacer, salvo el testamento.

Es destructiva por la incapacidad absoluta de autocrítica o de pedir perdón. En entrevistas, sus dirigentes harán las acrobacias y volteretas más grotescas antes que reconocer honestamente un error. Dan risa. (Te invito a que le hagas una crítica constructiva al Prelado, ya verás cuánto te lo agradecen…)

¿Qué la culpa es de las personas? Hombre, si tienes buen espíritu, tendrás que hacer tuyo todo lo que nombramos antes. Podrás ser más o menos simpático, pero el molde en el que te han metido te hará legalista, hipócrita, manipulador, desleal, controlador, interesado, mentiroso, perfeccionista y fanático. Te lo machacarán cada mañana leyéndote el libro de Meditaciones, todas las semanas en el círculo breve, todos los meses en el retiro mensual. Lo tóxico de estas personas es consecuencia, no causa.

La mayoría de la gente normal no aguanta este molde de hierro y se rompe. Depresión, insomnio, rarezas de carácter, manías, psicofármacos de todos los colores, doble vida… Otros se marchan (o los invitan a retirarse). Y se van con lo puesto, sin derecho a reclamar absolutamente nada, así es el apostolado de “no dar”, otra genialidad del santo Fundador plasmada en su santo Catecismo.

Este es el “modus operandi”, la “frecuencia con que se comete el acto” que tanto te importa. ¡Con decirte que a algunos se los descarta de ciertos cargos de gobierno por ser “demasiado buenos”!

Para terminar, Merak, te invito a leer uno de tantos testimonios. La anécdota es mínima, pero ¡cuánto dice! Me refiero al escrito de Otaluto: “La categoría ética de los directores del Opus Dei.” Maquiavelo estaría encantado, y supongo que Escrivá también. Porque a él le gustaba que sus hijos fueran pillos.

Así que no son errores personales. Como dice la canción: "Nada de esto fue un error."

Hondo

Publicado el Lunes, 08 enero 2018
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: ¿Será de 1930 este texto?.- Gervasio

115. Aspectos históricos
gervasio :

¿Será de 1930 este texto?

Gervasio, 5/01/2018

 

El texto al que me refiero es este: Los socios y asociadas no serán egoístas, en el sentido de captar vocaciones para ellos solos (ni en ningún otro). Por el contrario, fomentarán vocaciones para los institutos, órdenes y congregaciones religiosos y Seminarios seculares. Se trata de una de esos fragmentos antiguos de literatura espiritual, atribuidos al fundador del Opus Dei, llamados por sus seguidores catalinas. Esta catalina hace la nº 52 y se le ha asignado como fecha de redacción 16-VI-1930.

Lo que más me llamó la atención inicialmente es que Escrivá habla de “los socios y asociadas” y no de “los socios y las socias”, que es la terminología que utilizará once años más tarde en los Reglamentos del Opus Dei de 1941. La terminología de socios y socias fue sustituida, al cabo del tiempo, por la de socios y asociadas. Lo de socia no sólo suena mal, sino que tiene un marcado alcance peyorativo, algo así como llamar a una mujer individua. Por eso ya en las primeras ediciones de los Catecismos de la Obra nunca se hablaba de socias sino de asociadas. En los catecismos más recientes no se habla ni de socias, ni de asociadas —tampoco de socios—, pues, fallecido Escrivá, a sus seguidores les ha dado por negar que el Opus Dei tenga carácter asociativo. Sostienen que la institución por él fundada forma parte de la jerarquía eclesiástica, pese al pronunciamiento en contra de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Esta congregación (Cfr. Iuvenescit Ecclesia, 14-VI-2016) ha declarado que las prelaturas personales —sólo hay una: el Opus Dei— carecen de naturaleza jerárquica. Aunque a los superiores del Opus Dei les cuesta Dios y ayuda reconocer errores y rectificar, espero que acabarán haciéndolo, aunque sea a su arrogante manera, a su estilo…

A lo que iba…


Publicado el Viernes, 05 enero 2018
(Leer artículo completo... | 26971 bytes más | )

 Tus escritos: Ver claro.- World

090. Espiritualidad y ascética
World :

Te envío un artículo de Crónica que puede ser de interés para los lectores. Lo transcribí de una fotografía de una Crónica vieja. Entiendo que es de diciembre de 1956, páginas 82-84, aunque ahora no puedo volver a acceder a esos documentos para verificar exactamente que sea diciembre. El texto es completamente fidedigno, supongo que con leerlo te darás cuenta que es 100% doctrina del Opus Dei.

World

VER CLARO

(Crónica 1956)

El Señor nos ha dado la gracia maravillosa de la vocación –nos la dio de una vez para siempre- y, siendo fieles, nos la confirma cada día con un amor más grande a nuestra Obra y con una voluntad de entrega continuamente renovada, siempre actual. El solo pensamiento de nuestra llamada, nos da una alegría como ningún destino humano podría soñar para sí. Y agradecemos al Señor este camino seguro, donde está todo nuestro bien y todo nuestro amor.

Por eso, cuando –excepcionalmente, porque son raras las defecciones en el Opus Dei– sabemos de alguien que, habiendo recibido del Señor la llamada a nuestro camino, no persevera en él, sentimos un gran dolor. Alguna vez nos ha dicho el Padre que la infidelidad de un hijo suyo a la vocación, le duele más que la muerte de un hijo suyo: porque la infidelidad es verle avanzar hacia la desdicha; la muerte es el cumplimiento de la voluntad de Dios.

Desde que el Señor nos llamó, todo lo que no reciba de El su sentido nos queda pequeño, nos resulta ridículamente chato y pobre –mentira, cobardía, podredumbres bienolientes–frente a nuestra vocación. Por eso sentimos tanto que alguien en un momento dado pueda engañarse.

Nos duele que, por un ciego ofuscamiento, por no ser a su tiempo dócil ni sincero en manos de quien tiene gracia de Dios para llevarle, alguien pueda cerrar así el paso al amor de Dios.

Nosotros somos una gran familia.Y si un hermano nuestro, si un hijo del Padre quisiera marcharse, movido por un motivo que no le deja ver claro, y que nosotros sabemos pobre, pobrísimo en la presencia de Dios, lo sentiríamos como el hombre que, con los ojos limpios, ve a su hermano caer porque tiene los ojos vendados.

Nosotros no podemos transigir jamás con el error, no podemos ser comprensivos con lo que de por sí borra toda comprensión, porque es ir contra la voluntad de Dios. Pero seguimos el mandato de Amor, y además somos conscientes de tener los pies de barro, de nuestra naturaleza humana. Por eso comprendemos, si no al error, a las personas que yerran. Si oímos de alguien que no perseveró, creceremos en ansias de fidelidad para desagraviar al Señor, sabiendo que también nosotros –toda nuestra fortaleza es prestada–seríamos capaces de hacer eso, si Dios nos dejara un poco de su mano; y además tendremos comprensión, para quien así se desviara. Le encomendaremos en el silencio de la oración, sin comentarios hacia afuera; y pediremos al Señor que aquel hombre no se aleje más de El.

Es clara nuestra actitud con el que no perseverase. Por una parte es cierto que, aunque nos esforcemos, no podremos quererle ya con el amor y con el cariño que dan una vocación común y una familia de vínculo sobrenatural. Pero sí ha de quedar siempre la caridad, que no se limita a una mera compasión personal; nos mueve también a ayudar a aquel hombre en su triste situación, porque no es feliz. Más claramente: porque es muy infeliz. Si luego ve las cosas como son, es desdichado; y, si sigue ciego, es aún más desdichado lejos de Dios. Le llevamos un poco de calor, de cariño; sobre todo, en esa hora negra en que el que es sincero consigo mismo considera fríamente su vida, o más bien la escisión de su verdadera vida, de la que Dios quería para El. Especialmente entonces, necesita de alguien que le haga sentirse menos solo. Y es un deber de caridad el darle la mano.

Os queremos transcribir algunas líneas escritas por uno que no perseveró en la Obra. Se dirige al Padre lleno de dolor, pero también con la luz que ha recibido de la visita de uno de Casa. Sus palabras hacen inútil todo comentario.

Querido Padre:

No puede imaginarse con qué emoción empiezo esta carta. La visita de N. me ha hecho muchísimo bien; me ha quitado una venda de los ojos, que me impedía ver con claridad. Ahora estoy como el ciego que recupera la vista. Estoy lleno de buenos propósitos, y dispuesto a entregar este saco de basura en que estoy convertido: a ver qué se puede hacer con la ayuda de Dios. Deseo fervientemente volver a pertenecer a la Obra, pero me veo tan indigno… Buena disposición no me falta. Pido a Dios que me haga perseverar en mis propósitos. A ver si Ud. se acuerda de pedir un poquitín por mí, que buena falta me hace.

Durante estos años, cada vez que llegaba a mis oídos alguna noticia sobre la expansión de la Obra, sentía como una envidia semejante a la que experimentaría un desertor al ver entrar a su ejército victorioso. ¡Pensar que puede haber sido yo también uno de los que luchaban en primera fila! La cosa no tiene remedio… Pero, como hoy le decía a N., si alguna vez hubiese alguien en Casa que, por estar ciego como yo lo estuve, quisiera apartarse de su camino, que me avisen a mí: dispuesto estoy, si fuera preciso, a ir hasta el fin del mundo para quitarle a quien sea, con mi experiencia, la venda que lleva en sus ojos.

No se olvide de pedir por mí, que me hace mucha falta. Besa su mano con mucho cariño.

N.N.


Publicado el Viernes, 05 enero 2018
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: El poder de la información.- Neo

130. Agradecimientos, felicitaciones
neo :

Cuando por azar encontré esta web y empecé a leer su contenido, una de las cosas que más me impactó fue el descubrir esos informes internos de conciencia, informes por escrito de la vida interior de una persona, quedé impresionada, ¿cómo se podía dejar entre líneas la vida íntima de una persona?, y además dar traslado del informe a instancias superiores sin el más mínimo respeto a la otra persona y por supuesto sin su consentimiento, me pareció algo tan indignante que por supuesto fui a pedir explicaciones de esta práctica a quien llevaba conmigo mi charla y a una numeraria mayor, que ha sido directora de varias delegaciones. La respuesta fue que a partir de 2011 esa práctica ya no se realizaba, claro, ahora leyendo a Brian, y después de leer la carta del prelado de 2 de octubre de 2011, entiendo que se cambió por requerimientos superiores esa interconexión entre dirección espiritual y gobierno, que aún así tengo serias dudas de que haya desaparecido en totalidad.

La sociedad actual en la Iglesia es complicada, la desconexión con todo lo eclesial es palpable, y por supuesto esta situación ha calado muy hondo en el Opus Dei, cada vez menos pitajes, más centros con personas mayores, menos jóvenes en las labores apostólicas. El Opus Dei ha quedado reducido al cumplimiento rígido de unas normas de piedad que para el común de los mortales que desarrollan una actividad laboral y obligaciones familiares genera un stres de vida difícilmente soportable.

Cuando yo empecé a estar en contacto con el Opus Dei, hace ya 20 o 30 años, no existía la información de ahora, no se podía consultar nada, ahora la desinformación no existe, sabes lo que hay, yo he podido obtener datos, escritos, testimonios que me han valido para confrontar la realidad, por eso en el Opus Dei esta web molesta tanto.

La mejor manera de controlar a la gente, de manipularla es controlando la información porque la información es poder. Y el acceso a las nuevas tecnologías ha abierto una vía de agua importante. Hace unos años el Opus Dei era una cámara acorazada, se sabía poco o nada y los miembros vivían desconectados, ahora la cosa es distinta, los dispositivos móviles han abierto sobre todo en los numerarios/ agregados unas posibilidades de conocimiento que antes no tenían. La crisis es que ahora podemos conocer, saber, obtener información y decidir en libertad y antes esa posibilidad no existía y el control y la manipulación era más fácil, bastaba con mantener a las personas en una realidad paralela y alejadas de la sociedad, de los amigos y de la familia, vaciaban a una persona de todos los afectos, inventaban una vocación que no es real y se obtenía con el tiempo un robot programado para cumplir normas y hacer proselitismo a través de una amistad que se viciaba desde el principio al estar instrumentalizada únicamente para llevar nuevas “vocaciones”.

Por eso es tan bueno esta web y todo lo que en ella se testimonia, Gracias!! Feliz año a tod@s.

Un fuerte abrazo.
Neo

Publicado el Viernes, 05 enero 2018
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Carta navideña del Prelado.- Ramana

090. Espiritualidad y ascética
ramana :

Roma, 25 de diciembre de 2017

Queridas hermanas, queridos hermanos:

Padre hay uno solo y está en los cielos, al que rezamos cada día con la oración que nos enseñó su hijo Jesús, el Cristo, el Verbo de Dios movido por el Amor del Espíritu. En su Nombre os deseo una muy Feliz Navidad y mi anhelo de que el año que comienza sea intensamente vivo y vivificante para todos y cada uno de nosotros: renacer al espíritu creador repensando juntos esta obra suya que ha puesto en nuestras frágiles manos. Por eso os pido que no me llaméis “padre”, desde hoy soy no más que vuestro Prelado, una suerte de hermano mayor, elegido por vosotros, que dirige los destinos humanos de esta empresa sobrenatural...


Publicado el Viernes, 29 diciembre 2017
(Leer artículo completo... | 14900 bytes más | )

 Tus escritos: Logros tras 44 años desvinculado del Opus Dei.- Rescatado

040. Después de marcharse
Rescatado :

Logros tras 44 años desvinculado del Opus Dei

Rescatado, 29/12/2017

 


Tengo la impresión de que debo ser uno de los más viejos que colaboran en esta web.  A veces desearía que nuestro tema de comunicación sobre las experiencias vividas en el Opus Dei y nuestras reflexiones críticas sobre la institución, aunque fuese el principal, no fuese el único. Que se contaran también experiencias sobre logros conseguidos en relación con los ideales que un día nos condujeron a cometer el error de vincularnos a esa institución. Y que esta información no fuese tan escueta como decir: “estoy muy contento con mi mujer (o marido) y mis hijos”, “colaboro en una parroquia”, etc., sino que se comunicase cómo se está logrando llevar a cabo la propia vocación cristiana (o budista, atea-humanista, agnóstica, etc.), siempre con características peculiares e irrepetibles.

 

Cumplidos mis 85 años, paso a practicar este tipo de comunicación, por mi parte, invitando a que otros lo hagan…

 

Leer artículo completo


Publicado el Viernes, 29 diciembre 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Jesuitas y Opus Dei.- Gómez

100. Aspectos sociológicos
gomez :

A propósito de jesuitas, de los que se habla tanto últimamente.

1 Bogotá, 1969. Comienza el Centro de Estudios en esta ciudad, después de haber funcionado por unos años en Medellín. En 1968 ha habido más pitajes en Bogotá que en Medellín. De los 25 numerarios del Centro de Estudios, entre residentes y adscritos, 7 estudiamos en la universidad de los jesuitas, la Javeriana. Tres están en Medicina, donde además hay una numeraria; dos en Derecho, uno en Sociología y uno en Arquitectura. Nunca se nos dijo que no pudiéramos estudiar en la Javeriana, institución educativa de tal prestigio que es llamada Fábrica de Presidentes, por su Facultad de Derecho, de donde han egresado varios de los mandatarios de los últimos períodos presidenciales, pero institución religiosa dirigida por «los de siempre», los jesuitas. Eso no importa. Ahí está la flor y nata de la sociedad colombiana.

El apostolado está muy difícil en mi Facultad. Al elaborar la Lista de San José doy como único nombre el de un joven muy serio, de corbata diaria, buena pinta, con quien he tratado de intimar, pero sin mayor éxito. Solo unos meses después voy a entrarme de que es jesuita. El numerario que estudia sociología es el más apostólico. Llena el aforo de meditaciones, retiros y cursos de retiro con sus compañeros. Aún no sé cómo lo hace. El apostolado de los que estudian Medicina es contradecir al decano, un jesuita que predica contra la Humanae Vitae, defiende la píldora anticonceptiva y trabaja con otros intelectuales en la defensa del Derecho a Morir Dignamente. Uno de «los de siempre» predica herejías, pero ahí están esos tres numerarios (cuatro, contando a la numeraria) dispuestos todos a dejar las cosas claras.

La numeraria dejó de serlo terminando la carrera de Medicina; el numerario de Arquitectura despitó diez años después; uno de los de Derecho despitó muy pronto y el otro fue al Colegio Romano y regresó ordenado; ahora es capellán de una universidad que no tiene nada que ver con la Obra, y está incardinado en la Arquidiócesis de Bogotá. De los tres de Medicina, dos fueron al Colegio Romano y regresaron ordenados, y ninguno de los dos perseveró. El que estudiaba Sociología fue al Colegio Romano, regresó ordenado y es el único que persevera en la Obra.

El entonces decano de Medicina ha publicado varios libros con su pensamiento de avanzada, ha sido silenciado una vez por su superior jesuita y otra vez por el obispo de Bogotá. Volvió a escribir públicamente para darle la bienvenida a su hermano el papa Francisco, dulce defensor de los pobres, con motivo de su visita a Colombia (septiembre, 2017), y sigue dando guerra a sus 92 años.

2 Bogotá, 1981. Acabo de regresar de mi especialización en la Universidad de Navarra y soy profesor en la Universidad de la Sabana (obra corporativa). Les pido a mis alumnos que lean una serie de obras relacionadas con la asignatura que dicto, y la lista incluye Crónica de una muerte anunciada, de Gabriel García Márquez. Los alumnos leen la obra, la disfrutan, la analizan, descubren la magnífica literatura de un gran escritor, menos un alumno. Un alumno numerario. El alumno numerario viene a mi oficina, se me acerca sigilosamente y balbuce algo como «… que hables con el decano sobre García Márquez». Voy a la oficina del decano numerario y le pregunto si me necesita. Me dice que no.

—Me dijo Fulanito de Tal que querías hablar conmigo sobre García Márquez.

—Ah, ¿los pusiste a leer a García Márquez?

—Sí, Crónica de una muerte anunciada.

—¡Por Dios!, ¿y es que no sabes que esa obra y todas las de García Márquez están en el Index Librorum prohibitorum?

—No, no lo sabía —le contesto con verdad, pues yo leí en el Centro de Estudios Los funerales de la mamá grande, uno de los libros de García Márquez, y ni siquiera tuve que pedir permiso, porque estaba junto a algún otro libro del mismo autor en la biblioteca del Centro de Estudios, al lado de Roger Verneaux y de Garrogou Lagrange, junto a los fólderes de algunas materias del bienio escritas a máquina por Luis Borobio.

 —Pues lo están, y no con cualquier calificación, sino con la número 6.

—¿Y eso qué es?

—La calificación 6 es la de libros que no se pueden leer sino con autorización del padre. Háblate con el capellán.

Había dos capellanes. Yo había coincidido con los dos en el Centro de Estudios, diez años atrás. Los dos me dijeron que había que manejar las cosas con mano izquierda. No incluir esos títulos de García Márquez en la lista oficial, y si era el caso, leerles en clase a los alumnos algunos apartes. En fin, dos conversaciones muy relajadas, comprensivas, de dos curas jóvenes, liberales, que (¡por supuesto!) habían leído con fruición a García Márquez.

Por esos días, me llama un vicedecano jesuita de la Javeriana, y me pide que vaya a hablar con él, a ver si puedo dar mis clases en esa universidad jesuita, en horario compatible con el que tengo en la Sabana. Ya no soy de la Obra así que no tengo impedimento para trabajar en una empresa dirigida por religiosos. Voy. Me encuentro con un tipo fresco, sin corbata, de camisa abierta, oyendo salsa, porro, cumbia y merengue dominicano en su radio. Me dice que conoce mi libro (que no es otra cosa que una adaptación comercial de mi tesina de Navarra), que ha oído hablar de mis clases, y me contrata. Voy a ser profesor medio tiempo en la universidad del Opus Dei y medio tiempo en la de los jesuitas. Para no meter la pata, le pregunto al cura con pinta de laico si hay alguna restricción en cuanto a lecturas. Me dice sorprendido por mi pregunta que no, que «universidad» es ‘conocimiento universal’. Le pregunto expresamente por las obras de García Márquez. Me dice que hay que lograr que los estudiantes lean, y tanto mejor si leen a un autor de las calidades de García Márquez.

Seis años después salgo de la Sabana, por la indicación general dada por don Álvaro de prescindir de los servicios de todos los ex vinculados laboralmente a obras corporativas, y sigo varios años más en la Javeriana de los jesuitas.

Solo puedo decir que «los de siempre» no son como me los pintaron en mis años de numerario.

Gómez


Publicado el Viernes, 29 diciembre 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: El chivateo del Opus Dei.- Bonnet

070. Costumbres y Praxis
Bonnet :

He leído en la prensa que el Papa está pensando rehabilitar al jesuita Pierre Teilhard de Chardin quien, en su momento, fue denunciado y condenado por la Iglesia oficial. El actual parece ser un pontificado que quiere restablecer la justicia rehabilitando creyentes que, en el pasado, fueron condenados por una Iglesia intransigente.

Este hecho me ha recordado casos de sacerdotes y religiosos, muchas veces párrocos o teólogos españoles que, en las épocas de Juan Pablo II y Benedicto XVI, fueron denunciados ante sus obispos, sus superiores o incluso ante Roma por católicos que alegaban estar escandalizados ante expresiones o actos de los denunciados. Seguramente muchas de las acusaciones que entonces parecían graves y escandalosas, hoy las relativizaríamos desde la cultura de la tolerancia y el pluralismo y los nuevos valores cívicos y religiosos, tal como hace Francisco.

En aquel entonces, algunos denunciados afirmaban que los denunciantes habían sido miembros del Opus o el mismo Opus Dei como tal.

Justa o injustamente, el estigma del “chivateo” ha acompañado al Opus Dei durante decenios, al menos en España y en Roma, por su rigidez doctrinal y falta de discernimiento en distinguir lo principal de lo accesorio, por su acriticismo interno e hipercriticismo externo, por considerarse paradigma de toda la iglesia, por tener una visión eclesial principalmente legalista y nada carismática, por el poder acumulado recolocando a los propios y marginando a los ajenos, por el paroxismo de una corrección fraterna muy controladora y nada evangélica, por la adrenalina de saberse los mejores, por la impunidad de un superpoder que todos reconocían y casi todos temían, por defender una moralina que era más papista que el papa.

Supongo que las Curias o Nunciaturas conservan datos de los denunciantes y que estos archivos serán públicos en el futuro.

Quizás los denunciantes actuaron a iniciativa personal y no de manera institucional. Es posible, pero ¿qué mensajes (directos o subliminales) recibieron en los medios de formación del Opus Dei? ¿Hubo criterios o directrices sobre cómo debían actuar supernumerarios y agregados en casos de “malos” párrocos o teólogos con “mala” doctrina o “malos” hábitos? ¿Consultaron en sus Centros las denuncias que pensaban hacer y qué consejos recibieron? Si fuera el caso, ¿comentaron en el Centro las denuncias interpuestas y qué reacción encontraron? ¿Se animó u obligó a miembros a que denunciaran a título propio para evitar verse involucrada la institución como tal?

En cualquier caso, quiero elevar mi oración por los que han sufrido calumnias y depuraciones eclesiales. Cuando la Iglesia o una de sus instituciones muta genéticamente el servicio evangélico por una cuota de participación en el poder instituido está traspasando una línea invisible en la que todo vale, sin valer las personas.

Bonnet


Publicado el Viernes, 22 diciembre 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Otra vez Pandora y su cajita.- Zartan

040. Después de marcharse
zartan :

Salypimienta nos ha clavado a los náufragos con su agudo análisis (al menos eso dice mi hermana chica). Yo estoy bastante de acuerdo con su análisis aunque tendría que decir que no todos los puntos o no en la misma intensidad se dan en todos los ex pero si no es al 100% debo admitir que bastante cerca le anda.

Hay conceptos que pueden matizarse, por ejemplo cuando habla de falta de apego y que rompemos totalmente con una persona por algo que haya hecho mal, o no que no se ajusta a lo que esperábamos, puede ser que no sea “culpa” de esa tercera persona y que el responsable de la ruptura sea uno mismo por haber creado una crisis de celos en alguien querido. Pero si, podemos romper totalmente con alguien, aunque eso no es exclusivo de los ex. Conozco una señora que rompió una amistad de años porque su amiga se presentó con un vestido blanco al matrimonio de su hija (todavía no entiendo la gravedad del asunto, debe ser por lo primitivo que soy pero os aseguro que no había forma de confundir la novia de veintitantos con una señora bastante entradita en carnes y en años).

Entrando a lo personal he de reconocer que el último punto “no estamos dispuesto a entregarnos para que nos vuelvan a destruir” me salgo de la campana de Gauss: no me apunto a nada (ni siquiera a una rifa) me da un repelús enorme si alguien me pide mi nombre para inscribirme en… lo que sea. También se me queda chica la campana con eso de “la poca generosidad para con nosotros mismos” al punto que -y ya me han caído varias broncas de mi mujer por hacerlo- no soy capaz de asaltar el frigorífico sin pedir permiso o que ella tenga que tirar mis zapatos viejos a la basura para que no los siga utilizando.

Otros puntos no me son para nada aplicables, por ejemplo el que dice que “no hablamos, pontificamos”. De esto nada, yo tengo muy claro que hay dos formas de pensar: la mía y la equivocada. Normalmente no pontifico porque soy infinitamente humilde y sé respetar muy mucho la opinión de los demás.

También por experiencia personal puedo añadir que hay cosas en las que, con un poco de buena voluntad, podemos mejorar bastante. Me refiero en concreto a eso de que “nos da miedo expresar nuestro afecto abiertamente”. Yo, después de años de esfuerzo, consigo decir al menos una vez al semestre “te quiero un montón” y -de verdad, creedme- no se me ha caído una oreja ni nada por el estilo, simplemente no pasa nada. Es sorprendente, increíble, probad.

Hay uno de los puntos que creo que merecería la pena sondear sociológicamente (aquí me pongo serio -en la medida en que puedo hacerlo-) y es en lo de la sexualidad. No sé si es que a mí me ha tocado solo la esquinilla de la famosa campana, pero conozco bastantes ex que han tenido nefasta experiencia matrimonial, vamos, que han durado menos que un chocolate en la puerta de una escuela. El récord es de una convivencia de solamente dos días lo que todavía para mi es un misterio ¿cómo consigues en 48 horas mandar a tomar viento un matrimonio?

Ojo, no estoy hablando de gente tipo Quasimodo (Jorobado de Notre Dame), Jack (el destripador) o alguien resumen andante de todas las patologías ideadas por don Sigmundo (Freud). Estoy hablando de personas normalitas, con buena estampa (no se porqué pero siempre la de ellas mucho mejor que la de ellos), listos y algunos en forma extracampana, alegres, deportivos, serviciales, generosos, top del top pero que -increíblemente- al poco tiempo de casados … cada uno por su lado. Yo le echo la culpa a esa prisa por hacer lo contrario que se hacía antes y las hay que se casan con el primero que pasa y ellos con lo primero que ofrece el mercado sin analizar a fondo la mercadería, sin valorar que es lo que hay detrás de esa apariencia del sueño idealizado. El príncipe azul destiñe enseguida y la princesa se vuelve a convertir en rana croante, muy croante, como la mayoría de las ranas.

Mi optimismo visceral me obliga a señalar que la mayor parte de los ex que lo están, están felizmente casados incluso después de años, después de canas, calvas, arrugas y curva de felicidad. Pero creo que, al igual que es mas frecuente la psicoproblemática entre los “colaboradores orgánicos” que entre el resto de la población, también creo que es mas frecuente la ruptura matrimonial entre la población ex. Si alguien puede aportar datos científicos me quedaría mas tranquilo con mi opinión.

Bueno, si has conseguido llegar hasta este punto de mis selváticos pensamientos pensarás que estoy de acuerdo al 100% con Salypimienta y es así pero creo que le faltó algo.

Como con la famosa Pandora, queda algo mas en su caja, también hay que rascar el fondo de la caja de Salypimienta que, como dicen en mi tierra “ajonde, ajonde que en el cu.. está lo mejor”. Han salido todo tipo de trancas y barrancas negativas, que si esto y que si lo otro pero, como con la famosa Pandora (seguro que familia de Pan d’Oro), si ella se guardó la esperanza para el final, nosotros también tenemos una sorpresa (gorda) que tenemos que valorar y es el cariño verdadero que encuentras en todo naufrago que se precie. Puede que no sea capaz de decírtelo pero te quiere a fondo.

Esto lo tengo más que experimentado. En mi bastante ajetreado movimiento para llegar a final de mes y sacar adelante mi tribu, he tenido la oportunidad de conocer y tratar a náufragos en los sitios mas variopintos. Gente de todos los colores, sabores y edades, cada uno hijo de su madre y su padre pero todos con un denominador común tan marcado que, aunque no lo conocieras hace cinco minutos ya te encuentras con esa persona como si hubiésemos ido a primaria juntos. No hay diferencia de edades ni de países, estás en sintonía desde el primer momento. Te da igual estar en un pueblecito del Lazio, con un polentone de Milano o una napolitana. Es igual estar en la Rambla de Barcelona tomando un chocolate, que en Antigua con una piña colada, en Bariloche o en Quito. De pronto te encuentras con alguien que se hace doscientos kilómetros para llevarte un poco de txistorra o, simplemente, para tomarse un café contigo en una estación de tren.

Este año que se va he tenido la suerte de recibir visitas en mi árbol, han pasado como una semana con nosotros dos insignes juristas, otro par de semanas dos preclaros filósofos (suponiendo que los filósofos puedan ser preclaros ya que para mi son mas bien preoscuros) y, para terminar, el otro día vinieron a almorzar con nosotros un canadiense y su mujer que es más alemana que yankee. Esto me ha permitido ampliar mi observación sociológica también a las respectivas contrapartes. Mi contraparte y yo no tenemos nada de filósofos, de juristas o de yankees y -sin embargo- la sintonía entre ellas ha sido perfecta.

Esa extensión de acuerdo entre personas, que no tienen nada de náufragos, no sé a qué se debe, tal vez por aquello que dicen los filósofos de que el bien -de suyo- es difusivo o por lo que dicen los químicos que igual disuelve a igual. No lo sé, lo que sí sé es que mi neska ha enganchado inmediatamente con los nuevos conocidos (náufrago/a y su contraparte) y tan felices todos. Tal vez es que haya en las contrapartes también un denominador común de tener que soportar las manías y trancas del náufrago de turno, deben ser abiertas de mente tanto como para poder lidiar con temas incomprensibles por no haberlos vivido, tal vez por ser personas que han conseguido superar la lista que nos ha ilustrado Salypimienta y ayudarnos a mejorar en cada uno de esos puntos. Tal vez.

No se cual es la razón, pero de verdad que calienta el corazón observar el fenómeno, ¡¡viva este rejalgar!!

Desde mi selva y esperando nuevos visitantes a mi árbol un abrazo enorme para cada náufrago, para su respectiva contraparte y para su tribu. Feliz Navidad a todos y un buen 2018.

Zartan de los Nomos


Publicado el Viernes, 22 diciembre 2017
(Leer artículo completo... | )


     Contacta
Si quieres contactarnos, escríbenos a esta dirección:
Nuestra dirección de correo
(Haz click en el sobre)

     Buscar



     Buscar con
Google

en opuslibros

     Documentos por categorías

Libros silenciados

Tus escritos

Documentos internos

Selecciones de escritos

Correos

Recortes de prensa

Recursos para seguir adelante

Homenaje


     Encuestas
Aspectos sociológicos
del Opus Dei


     Videos
Ultima entrevista a Miguel Fisac

Ex numeraria auxiliar Catherine Tissier denuncia a la escuela Dosnon

Canal OpusLibros en YouTube - Administrado por Spiderman

     Colegios, clubes,...
Colegios, clubes juveniles, colegios mayores y universidades vinculadas al Opus Dei

     Anteriores
Miércoles, 20 diciembre 2017
· Nunca es demasiado tarde.- Luciana
Lunes, 11 diciembre 2017
· En cuatro días moriras. Cuarta y última parte.- Josefina Hurtado
Miércoles, 06 diciembre 2017
· Al respecto de pitajes de supernumerarios y el instinto paternal.- Nicanor
· Diferentes pero iguales (III).- Salypimienta
Lunes, 04 diciembre 2017
· EN CUATRO DÍAS MORIRÁS. Tercera parte.- Josefina Hurtado
· La perestroika prelaticia.- Pinsapo
· De reescrituras y modificaciones post factum.- Haenobarbo
Viernes, 01 diciembre 2017
· Los numerarios son laicos no-seculares.- Joraguayo
· Diferentes pero iguales (II).- Salypimienta
Miércoles, 29 noviembre 2017
· Nuevamente has dado en el clavo con el tema de los agregados.- Armando
· Diferentes pero iguales.- Salypimienta
Miércoles, 22 noviembre 2017
· El descamino jurídico del Opus Dei.- Joraguayo
· Yo Acuso.- Salypimienta
· El descanso de Escrivá.- Jacinto Choza
Lunes, 20 noviembre 2017
· En cuatro días morirás.- Josefina Hurtado
· Fotografía de Escrivá con Pablo VI ¿adulterada?.- Stoner
Viernes, 17 noviembre 2017
· Felicitaciones entusiastas para los generales Franco y Perón.- Stoner
Miércoles, 15 noviembre 2017
· Lo que nadie puede imaginar.- Solitudine
· ¿Es una Prelatura Personal de Ámbito Universal?.- Joraguayo
Lunes, 13 noviembre 2017
· Sin CARIDAD todo se pervierte.- Salypimienta
· El asunto Lejeune – Gautier.- Ana Azanza
· Un poco de psicología.- El Cid Campeador
Viernes, 10 noviembre 2017
· ¿Hay esperanza para la Obra en la Iglesia del Papa Francisco?.- Jacinto Choza
· El tren de un agregado con clase.- Pinsapo
· Tres mentiras del Opus dei sobre las Prelaturas Personales.- Joraguayo
Lunes, 06 noviembre 2017
· Sin CARIDAD todo se pervierte.- Salypimienta
· Qué pasa que no pitan numerarios.- Soundofmusic
Viernes, 03 noviembre 2017
· ¿Puede el Opus Dei dejar de destrozar personas?.- Oscariz
· Sentencia definitiva Catherine Tissier.- Ana Azanza
Miércoles, 01 noviembre 2017
· Una amistosa advertencia al Opus Dei.- Le Plumitive
Viernes, 27 octubre 2017
· A cada cual perjudica su propia negligencia.- El Cid Campeador
Viernes, 29 septiembre 2017
· EL MISMO PERRO CON DISTINTO COLLAR.- Dionisio
Viernes, 22 septiembre 2017
· De interpolaciones, mistificaciones y fundaciones.- Gervasio
· A Gervasio: gracias por tu respuesta.- El Cid Campeador
Lunes, 21 agosto 2017
· Soterrada teología de la perfección opusina.- Norteño
Viernes, 11 agosto 2017
· Primera Confesión fuera de Casa.- Salypimienta
Lunes, 07 agosto 2017
· Comentarios al reciente escrito del Cid Campeador.- Gervasio
Viernes, 04 agosto 2017
· Preguntas a los canonistas.- El Cid Campeador
Viernes, 28 julio 2017
· Carta abierta a Fernando Ocariz, presidente del Opus Dei.- Ramana
Lunes, 24 julio 2017
· Traducción de los Documentos de la CIA.- Salypimienta
Miércoles, 19 julio 2017
· Documentos de la CIA sobre el Opus Dei.- Hormiguita
· La mujer borracha y la botella llena.- zartan
· Del control a la libertad.- Ana Azanza
Miércoles, 12 julio 2017
· Sobre la libertad.- Lectora
· ¡Nunca pité, gracias a Dios!.- CSA
Lunes, 10 julio 2017
· ¡Qué buen vasallo, si oviesse buen señor!.- El Cid Campeador
· Sobre familias repugnantes y niños podridos.- Stoner
· Machismo en el Opus Dei.- Neo
· De cómo en el Opus traspasábamos la barrera de lo absurdo.- Fueraborda
Lunes, 03 julio 2017
· Comisión de servicio.- Lawrence
· Sobre conflictos de interés: Sebastián Cirac.- Stoner
· Sobre la carta de Solitudine a Brain.- Haenobarbo
Viernes, 23 junio 2017
· Sobre conflictos de interés y el algo pariente Mons. Laplana (II).- Stoner
Viernes, 16 junio 2017
· Sobre conflictos de interés y el algo pariente Mons. Laplana (I).- Stoner
Miércoles, 07 junio 2017
· El resbaladizo plano inclinado de la Obra.- Levantisco
· El apoyo de la Obra a los divorciados.- Inmaduro
· Comentario a los escritos de las últimas semanas.- Stoner
Viernes, 02 junio 2017
· Sobre la reforma del Opus Dei.- Job Fernández
Lunes, 29 mayo 2017
· ¿Vocación a qué?.- Daniel
Viernes, 26 mayo 2017
· Irse de la Obra o no.- Alter Alterius
· Recuerdos del centro de estudios.- dlmO
Miércoles, 24 mayo 2017
· Sobre la prokynesis. Declaración de Alvaro del Portillo.- Alma Llanera
· El trato con la administración.- dlmO
Lunes, 22 mayo 2017
· Prokynesis democratizada.- Stoner
· La ausencia de ocio que vivíamos las numerarias.- Shukem
Viernes, 19 mayo 2017
· Con Ojos Nuevos: Confesión General y el caso Javier.- Stoner
· LA CRIADA DEL OPUS DEI.- Ana Azanza
Miércoles, 17 mayo 2017
· Cortados con el mismo patrón, con los mismos criterios.- Stoner
Lunes, 15 mayo 2017
· Cambios en la Obra.- Alter Alterius
· Recuerdos.- Maripaz
· La gran traición.- Salypimienta
Viernes, 12 mayo 2017
· Sotana, anillo y oratorio.- Gervasio
· La historia del Opus Dei.- Oscariz
Miércoles, 10 mayo 2017
· 14-feb-1930: Fui corriendo.- Stoner
· La dirección espiritual.- U2
Lunes, 08 mayo 2017
· Villa Tevere (9).- Novaliolapena
· La gran falacia del Opus Dei (IV). Estar opuseído.- Pepgrass
· Calidad de la dirección espiritual: pésima.- Orange
· Si me dicen Tengo que hablar contigo....- Entregado
Viernes, 05 mayo 2017
· Villa Tevere (8).- Novaliolapena

Archivo anterior




Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.132 Segundos