Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 57 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Prokynesis democratizada.- Stoner

070. Costumbres y Praxis
Stoner :

Prokynesis democratizada

 

Esta palabrita griega la aprendí en el escrito de Gervasio “El dolo en el Opus Dei” de 12 de julio de 2010. Recomiendo su lectura. Ahora les cuento una anécdota, la comparo con el texto de Gervasio, y finalmente realizo algunas reflexiones.

Repasando unos apuntes viejos, me encuentro con la siguiente anotación, del año 2000, de una clase con don Fernando V. Fue en Roma, en el soggiorno degli archi. “No son palabras textuales”, pero casi…


Publicado el Lunes, 22 mayo 2017
(Leer artículo completo... | 20330 bytes más | )

 Tus escritos: La ausencia de ocio que vivíamos las numerarias.- Shukem

070. Costumbres y Praxis
shukem :

“A propósito de Henry”, quiero decir, a propósito del cine y, de paso, de la “guarda de la vista” y la ausencia de ocio que vivíamos las numerarias, os cuento un par de anécdotas: una que recuerdo con diversión y otra que todavía me produce tristeza (“Sonrisas y lágrimas”).

 

Comencemos por el cine. En mis tiempos, gracias a Dios, veíamos en los centros varias películas al mes. La actual “recomendación/prohibición” de ver una al mes la encuentro realmente heroica. Me centro en la anécdota: En un determinado curso anual proyectaron la película “Los intocables de Elliot Ness”, protagonizada por Kevin Costner –para mí un actor hasta entonces desconocido…- Al principio de la película, aparece él de espaldas y el director sorprende al espectador (si es espectadora, ya no digamos) con un “golpe de efecto”: Kevin se gira hacia la cámara y ésta nos ofrece un primer plano sublime. Yo no pude reprimir mi sorpresa y el vuelco que me dio el corazón: “Pero ¿¿qué es esto?? Madre mía, qué visión, qué maravilla de criatura humana, qué hermosura!!!!” Lejos de mirar hacia otro lado, levantarme en el acto y marcharme, disfruté durante hora y media de los ojos, el pelo, el rostro de mi nuevo ídolo cinematográfico. No recuerdo con certeza quién estaba sentada a mi lado, pero debía de ser alguna numeraria divertida, natural y con sentido común, porque le di la tabarra durante toooda la película, de eso sí que me acuerdo. Gracias a Dios, no hubo ninguna corrección fraterna al respecto. He de decir que la visión de un físico varonil tan estupendo jamás me supuso tentación alguna (claro está que no lo tenía ante mí en carne y hueso); antes bien, me ayudaba a dar gracias a Dios por la grandeza de sus obras... Perdonad, porque relato una anécdota personal, pero pienso que se podía ser numerari@ y persona normal, natural, sin comportamientos absurdos y monjiles.

 

Voy con la otra anécdota, que ya no versa sobre el cine sino sobre la música y la falta de asueto con que vivíamos l@s numerari@s. En unos de los centros donde estuve, no existía ningún equipo de música. No sé a cuento de qué, pero el caso es que debí de comentárselo a mi familia –que sabía cuánto me gustaba la música-. A los pocos días la directora me llamó a su despacho; había llegado un paquete para mí (¡qué alegría!) Por supuesto, ella ya lo había abierto (decepción), aunque tuvo “el detalle” de volver a cerrarlo –sin disimulo alguno-. Cuál fue mi sorpresa al descubrir que dentro había un fantástico equipo de música con el que mi madre había querido sorprenderme. Puesto que era un centro de gente joven, nos alegramos muchísimo. Desgraciadamente, lo utilizábamos únicamente para oír música los sábados por la mañana, mientras limpiábamos (algo es algo); la casa tenía varias plantas, con un coqueto patio en el centro; allí colocábamos el equipo, que se escuchaba desde casi todos los rincones. Pues recuerdo que un sábado, al terminar el desayuno, antes de la limpieza, la numeraria que estaba a mi lado le preguntó a la subdirectora (la directora no estaba) si podíamos escuchar música mientras limpiábamos (ojo, la pregunta no era si podíamos tumbarnos “a la bartola” mientras escuchábamos música, sino mientras nos pegábamos la paliza de limpiar una casa con no sé cuantísimas habitaciones, salitas y cuartos de baño). La subdirectora, muy arisca, contestó con un “¡No!” rotundo. Yo me quedé helada y a la numeraria que lo había preguntado se le llenaron los ojos de lágrimas. Lo sentí tanto que le dije algo con ánimo de consolarla (en realidad, la consideraba mi amiga, además de “hermana” y estuve tentada de decirle: “no llores, que la pobre subdirectora es… “-mejor me callo-). Y es que la negativa de la “dictadora” en cuestión me pareció totalmente absurda, ridícula, injusta; sinceramente, un auténtico abuso de autoridad. Vamos a ver, ¿es que la vida de numeraria (y numeraria auxiliar, dicho sea de paso) no es de por sí bastante dura, con renuncias de todo tipo, madrugones tooooodos los días del año, Normas y más Normas, trabajo profesional, encargos, medios de formación, apostolado y un largo etcétera? ¿Es que ni siquiera se puede escuchar música mientras se limpia, ¡¡¡una vez a la semana!!!? Pero si es que no se puede ni dar un paseo sin preguntar a la directora, y si preguntas, te dice que para qué quieres pasear (¡para desfogarme, por Dios!)… En fin, que lo recuerdo como un auténtico tostón, la verdad.

 

Como alguien decía el otro día, antes de pitar nadie nos advirtió que ya no podríamos ir al cine, al teatro, a un concierto; yo añado, nadie nos dijo que tendríamos que pedir permiso para poder ¡escuchar música en nuestra propia casa…! En fin, con ese ahogamiento (y muchas más cosas), al final ocurre lo que ocurre, que una no puede más y explota.

 

Un abrazo a tod@s.

 

Shukem


Publicado el Lunes, 22 mayo 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Con Ojos Nuevos: Confesión General y el caso Javier.- Stoner

010. Testimonios
Stoner :

Con Ojos Nuevos: Confesión General y el “caso Javier”

Stoner, 19 de mayo de 2017

 

Este escrito viene un largo. Así que hago un resumen para que sepan de qué va la cuestión y decidan si siguen leyendo o van a hacer alguna otra actividad más placentera. En esta comunicación planteo una hipótesis sobre el sentido de la confesión general que se exigía a los miembros del Opus Dei antes de las incorporaciones. También contaré una anécdota sobre los informes de conciencia: el caso de Javier, como si estuviéramos en una collatio o en una escuela de negocios de esas que son pero no son. Realizo una digresión con el tema de los espías, para finalmente concluir agradeciendo que (en principio) se haya eliminado la práctica existente de archivar los pecados de los miembros de la Obra en un registro protocolizado, físico o informático. Durante el recorrido iré repasando textos de san Josemaría.

 

Artículo completo


Publicado el Viernes, 19 mayo 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: LA CRIADA DEL OPUS DEI.- Ana Azanza

077. Numerarias auxiliares
Ana Azanza :

LA CRIADA DEL OPUS DEI

 

 

Publicado en Marianne Magazine 14 de abril 2017-05-18

Traducción Ana Azanza

 

 

Enrolada por la organización en su adolescencia Catherine ha pasado más de diez años rodando de centro en centro del Opus Dei. En 2001 denunció al Opus Dei “por trabajo disimulado y retribución contraria a la dignidad”.

 

 

Cuando no se acuerda de algo o es demasiado doloroso pliega los ojos y algunas arrugas aparecen en su frente, se calla brevemente. Y retoma el hilo de su relato. Rebobina 15 años de vida de criada al servicio de los adeptos del Opus Dei (obra de Dios en latín) hasta su huida en 2001. Siguieron años de lucha judicial tras su denuncia “por trabajo disimulado y retribución contraria a la dignidad” en octubre de ese mismo año. Primero perdió y luego ganó en el recurso.

 

Y el último recurso que sus ex empleadores han elevado a Tribunal de Casación que se cierne como espada de Damocles, a veces todo se anuda en su cabeza. Catherine Tissier cumple 45 años en 2017 y no era más que una adolescente cuando fue atrapada por el Opus Dei. La suerte estuvo en su contra. En el verano de 1985 la escuela privada Sainte Croix de Provins en el que está matriculada le propone que cursar un CAP. Catherine tiene 15 años y está en un equivalente de séptimo de EGB, no está contenta con sus estudios, y no le desagrada la idea de matricularse en la escuela de hostelería Dosnon sita en Couvrelles (Aisne).

 

La madre, Janine, nos cuenta: “fuimos de visita, nos encantó, nos recibieron con mucha amabilidad y simpatía. No terminábamos de hablar y ellas acababan nuestras frases, pensamos qué sitio tan estupendo ¿dónde hemos he venido a parar?” Pero en ningún momento nos explicaron que aquello era un submarino. Tampoco les dijeron que su hija seria presa de la institución, que la cargarían de trabajo a voluntad.

 

“Poco a poco” así intenta Catherine Tissier explicar lo inexplicable, ella bautizada pero educada por padres que no practicaban, fue manipulada, abducida y explotada durante más de una década por los discípulos de Josemaría Escrivá de Balaguer, el padre fundador del Opus Dei. Se levantaba a las 6 de la mañana y se acostaba a las 10 de la noche, tras un día de fregar vajillas, servido mesas, cuidado la ropa en los diversos centros del Opus Dei en Londres, París, Marsella, Couvrelles. Trabajando como una burra para santificar el trabajo y santificarse con el trabajo según le hicieron creer.

 

ENTREGAR SU VIDA

 

Poco a poco una de las profesoras que también es su preceptora la invita ya el primer curso a prácticas devocionales. Una presión amistosa, algunas frases amables cuando se cruzan en los pasillos de la escuela. “Sabes la semana que viene hay una meditación. Unos días más tarde “¿te acuerdas?” Y el mismo día: “dentro de una hora es la meditación”. La preceptora convence con facilidad a la dócil y fácil Catherine de que tiene que confesar, de que tiene que asistir al catecismo predicado por el capellán los lunes por la mañana y a la predicación el miércoles por la tarde. “No parecía acoso” precisa. “Al principio acudía para que me dejaran en paz, así veían que iba, que estaba presente.”

 

Al curso siguiente Catherine se hace amiga de otra alumna nueva que la anima a seguir el camino de Dios. “Ahí fue donde me atraparon” analiza. La vocación reciente opusina y su amiga comienzan a practicar el “plan de vida” del Opus Dei: misa cotidiana, rosario siempre en la mano, media hora de oración por la mañana, un cuarto de hora de lectura espiritual, examen de conciencia antes de acostarse. En noviembre de 1987 Catherine escribe la carta para comprometerse en la institución, le dicen que no se lo cuente a sus padres. No tiene todavía 17 años y ya pronuncia votos de pobreza, castidad y obediencia. No se da cuenta de que tiene que entregar su vida y su herencia al Opus Dei y que su familia no podrá recuperar su cadáver cuando fallezca. “Sabía que iba a dar toda mi vida al Opus Dei, aquello tenía una finalidad.” Recibe una formación, le enseñan los códigos, las normas, las mortificaciones: el cilicio, ese collar de metal con puntas que se pone alrededor del muslo hasta hacer heridas, la autoflagelación. 6 meses más tarde se consagra como numeraria auxiliar, le dan una biblia, una cruz y se compromete a expandir el evangelio haciendo apostolado…Todavía no tiene la mayoría de edad y para evitar que sus padres la saquen de la trampa, seguían sin saber el compromiso de su hija, la directora de la escuela los convence para que la dejen ir a Londres durante un año y así aprenda inglés, inevitable si alguien quiere trabajar en la hostelería, isnt it? En realidad Catherine hará la limpieza en una residencia de estudiantes londinense dirigida por el Opus, ya que inglés no aprendió mucho.

 

Cuando vuelve en junio de Londres, los padres se dan cuenta de la manipulación, Catherine recuerda: “Las de la escuela les dijeron a mis padres: Su hija es mayor de edad y nosotros somos ahora su familia, no Vds”

 

TODO SE VIGILABA

 

“Cuando nos enteramos se nos cayó el alma a los pies”, recuerda Janine, “pensé que había metido a mi hija en una secta”. Mientras que Janine y Michel, su marido, remueven cielo y tierra, alertando a altas autoridades eclesiásticas, para recuperar a su hija, ésta se dedica a la obra sin cobrar ni un céntimo. Recibe una nómina pero todo su salario llega a una cuenta bancaria que lleva su nombre pero a la que ella no puede acceder. Los extractos bancarios llegan a sus empleadores que conservan también sus talonarios de cheques. Catherine firma cheques en blanco, más tarde sabrá que ese dinero sirvió para financiar la editorial Le Laurier del Opus Dei. Cuando la numeraria auxiliar necesita dinero para comprar champú o dentífrico lo tiene que pedir, una pequeña suma de la que tiene que dar cuentas al céntimo.

 

Catherine vivió así 10 años. Sin dinero, enclaustrada, siempre viviendo con mujeres y solo con mujeres, cuando se cruza con un hombre baja la mirada. Sale poco a la calle, siempre con alguien, una colega y así se vigilan mutuamente. Evita mirar los escaparates para no caer en la tentación. Sólo va a ver a sus padres una vez al año, un fin de semana. Cuando habla por teléfono con ellos, escuchan, sus cartas se abren y se leen, las que envía y las que recibe. “Todo lo controlaban” precisa.

 

En 1997 Catherine tiene 26 años, se cansa. Harta de trabajar, agotada de trabajar sin descanso, de no tener vida. “Hay un momento de hartazgo, de revuelta”. Sus patrones achacan la depresión que sufre a problemas de la infancia, a tensiones con sus padres, que aparecen 12 años más tarde. La envían a un médico del Opus Dei que la llena de neurolépticos y ansiolíticos. El médico la envía a trabajar como fille au pair en una familia de supernumerarios, le dan de comer y lavan la ropa, la alojan, le pagan 335 euros al mes por cuidar a tres niños durante el curso escolar. En esa época Catherine sufre un colapso y tiene que ser ingresada diez días en el hospital Sainte Anne de París.

 

A fin de curso la mandan de vuelta a la escuela Dosnon que además de ser un lugar de formación, es un vivero de numerarias, supernumerarias y numerarias auxiliares necesarias para ocuparse del centro de convivencias anexo de Couvrelles, unido a la escuela para un subterráneo. Se trata de un castillo de la prelatura Opus Dei, que consta de 29 habitaciones, 45 camas, tres comedores, uno de ellos para los residentes que acuden a los retiros, convivencias, jornadas de familias. Catherine aguantara aún unos años.

 

El 12 de enero de 2001 Janine y Michel acuden a buscar a su hija para llevársela al “fin de semana” anual al que tiene derecho con sus padres en la casa familiar de Provins. Se quedaron estupefactos cuando vieron a su hija transformada en una zombie, delgada y en un estado lamentable, así lo recuerda Janine. Pesaba 29 kg, no paraba de vomitar  y ni siquiera se sentaba a la mesa para comer. “Pensé que se moría, era algo imposible de creer.” Muy nerviosos la llevaron a su médico de cabecera que le prescribió la baja inmediata. “Me llevaron al límite” dice Catherine. Se reconstruye hasta el punto de presentar una demanda al Opus Dei.

 

LARGA CONVALECENCIA

 

Sentada en el canapé con su perrillo en las rodillas y busca la aprobación de la mirada de su marido desde 2009, Arnaud, es la Catherine de hoy, refugiada en su casa de Sens, rodeada de un jardín y una huerta que cuida con pasión. La ex numeraria auxiliar nos cuenta cómo fue su larga convalecencia. Cómo se abusó de ella física y psíquicamente…


Publicado el Viernes, 19 mayo 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Cortados con el mismo patrón, con los mismos criterios.- Stoner

010. Testimonios
Stoner :

Los numerarios estamos cortados con el mismo patrón, con los mismos criterios

Stoner, 17 de mayo de 2017

 

Hola a todos. Comento al hilo de algunos escritos de los últimos días de NVLP, CuG, Bruna, Supo y Alter.Alterius. En el camino hago una consulta a Salypimienta y a otros.

 

***

 

En sus amenos y bien informados escritos, Novaliolapena nos cuenta que en alguna región se prohibió a los numerarios asistir al cine para La Pasión de Cristo, incluso en “plan apostólico”, con un amigo o familiar.

 

Si fue sorprendente la prohibición de asistir a La Pasión de Cristo, más sorprendente para mí fue cuando me prohibieron ir a ver Encontrarás Dragones!!! Como había que apoyar, muchos consiguieron excusas para asistir (laborales, etc). Pero a mí y a otros nos lo prohibieron. No sé si fue una prohibición general, o por países o cómo fue. Por un lado había que ir en masa, armar ruido, y por otro lado a los numerarios se nos frenaba, sin demasiadas razones.

 

Después de ver en mi centro Encontrarás Dragones, agradecí no haber ido al cine. ¡Qué mala película!

 

 Artículo completo 


Publicado el Miércoles, 17 mayo 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Cambios en la Obra.- Alter Alterius

070. Costumbres y Praxis
Alter Alterius :

Cambios en la Obra

Alter Alterius, 15/05/2017

 

Soy numerario y no suelo escribir aquí aunque leo todo lo que se publica. Por razones que no voy a detallar aquí no he pensado en irme de la Obra. Hoy haré una excepción y voy a escribir algo.

Como bien sabe Stoner (al que creo que no conozco) un cambio en la Obra no es posible. Se pueden cambiar detalles pero no cosas importantes, y lo que verdaderamente hay que cambiar son cosas importantes: besar o no el anillo del prelado tiene interés, pero es insignificante si tenemos en cuenta las grandes carencias que afectan a la Obra.

D. Javier no cambió nada. Fue el prelado que no supo darse cuenta de que se estaba quedando sin gente y que los mejores se le iban...


Publicado el Lunes, 15 mayo 2017
(Leer artículo completo... | 16928 bytes más | )

 Tus escritos: Recuerdos.- Maripaz

040. Después de marcharse
maripaz48 :

Como ya os conté, con motivo de mi marcha, estoy haciendo un poco de orden entre mis cosas para ver lo que merece la pena llevar, con lo cual me estoy encontrando las cosas más variopintas por los armarios.

Reconozco que soy un poco "urraca" como se suele decir. Nada más me descuido voy almacenando todo lo que me parece interesante, sobre todo si se trata de cine, música, libros y cámaras fotográficas. Recuerdo que el desprendimiento de los bienes materiales era mi campo de batalla para los exámenes particulares y nada más que mi directora que insinuaba algo que podía ser motivo de no estar viviendo el espíritu de la obra, mi preocupación era enorme. Nunca logré estar en paz conmigo misma en ese aspecto. De carácter, soy muy simple, nada complicada, pero me hacían ser escrupulosa al máximo con sus doctrinas de espíritu.

Pues bien, tengo una caja llena de cinturones y al abrirla me encontré uno de piel marrón que me trajo muchos recuerdos.

Las notas de los Nocturnos de Chopin (siempre pongo música mientras limpio o cocino) me sumergieron por unos instantes en las calles de Sevilla. Una tarde de sábado estuvimos en el Corte Inglés de compras. A las puertas, siempre se podían ver puestos de hippies con sus baratijas y su manera peculiar de vestir. Me encantaba pararme largo rato contemplando aquel mundo suyo que se antojaba mágico por su vida bohemia. Bien es verdad que mis acompañantes siempre tenían hacia ellos algún comentario despectivo porque no encajaba para nada su mundo con el nuestro. Fue en unos de esos puestos donde vi un cinturón de piel marrón que quise fuera mío. 

Cuando llegó la nota de que podíamos ponernos pantalones, me hizo una enorme ilusión pues hacía tiempo que deseaba hacerlo. ¡Mi trabajo me costó! Al ser las pioneras, estábamos a merced de miradas inquisidoras de unas y otras. Menos mal que siempre he sido delgada y eso ayudó a pasar la censura, dado que no había demasiado peligro de que se notaran mis carnes femeninas demasiado voluptuosas. No recuerdo bien si fueron unos vaqueros con una blusa azul el complemento ideal para aquel cinturón que había visto, o más bien el cinturón un complemento ideal para aquel modelito, e hice lo imposible para conseguirlo. 

Ahora descansa en una caja, mientras por unos instantes le he dado vida con mis recuerdos.

Al lado de la caja, en la estantería, veo un libro de poemas de D. Jesús Arellano, que conservo y del cual os conté ya su historia. Y puedo ver al viejo profesor sentado a la mesa observando por encima de sus gafas al resto de los comensales, en silencio. Apenas hablaba, pero yo sabía que era poeta, y los poetas observan...

Vivo en la casa familiar que necesita una reforma integral, por eso me voy de aquí a una nueva. Sus paredes conservan retazos de mi historia de niña y adolescente y la de mis seres queridos. De alguna manera les tengo muy presentes en cada objeto que conservo.

Pero volvamos a mis recuerdos. 

Encima de la mesa, puedo ver una fotografía mía a tamaño natural enmarcada encima de un pequeño caballete que compré un día con la intención de pintar. Recuerdo que me la hizo, Enrique, un fotógrafo muy bueno de la época. Debieron pedir de la Delegación una foto más actual para mi ficha personal y me dieron las que sobraron para que les enviara una a mis padres. Era muy joven entonces y estoy bien guapa. Aún así, mis amigos al verla me han comentado que tengo un halo de tristeza en mi rostro. Quizá entonces yo no era muy consciente de que mi vida no era plena, pues estaba bajo la influencia del adoctrinamiento y no veía más allá, pero mi expresión lo empezaba ya a acusar.

También conservo una vieja maleta de aquella época. Con el paso del tiempo, las he ido renovando, pero ésta ahí está. Recuerdo una noche que me disponía a dejar al lado del contenedor otra de las que había traído de mi último centro (al día siguiente pasaba el ayuntamiento a recoger objetos para llevarlos al punto limpio). Me iba desprendiendo por entonces de todo aquello que me recordara a mi antigua vida. Eran las diez y media de la noche, una hora prudente evitando miradas curiosas de vecinos. Me acompañaba mi perra. Cerré la puerta y salimos a la calle. Debía tener una pinta curiosa si alguien me observaba por alguna ventana...

Casi como en ceremonial, deje la maleta allí, como quien deja un pedazo de su vida. Aquella maleta me había acompañado en mi ir y venir a mi pueblo, cuando la duda me corroía si estaría haciendo bien o no, al tomar la decisión de dejar todo. Las maletas siempre me sugieren temas para mis relatos. Hay todo un mundo de sensaciones dentro de ellas. Son compañeras de viaje. Nunca mejor dicho...

Pero en aquellos momentos, mi seguridad era certera. Por eso sin más miramientos la dejé.

Pero cuál fue mi sorpresa que al intentar abrir la puerta de casa, no pude hacerlo. Se había roto la cerradura.

¡Uff, menuda faena!

Parecía como si una fuerza desconocida de había aliado aquella noche para no dejarme entrar en mi nueva vida de nuevo y me hubiera cerrado la puerta. Aquel objeto que ansiaba soltar, se negaba a dejarme marchar.

Como pude, llamé a un cerrajero con la ayuda de una vecina y al cabo del rato pude refugiarme en mi nuevo mundo.

Jajaja, que imaginación tengo.

En fin, son algunos recuerdos que quería compartir con vosotros.

Muchos besos.

Maripaz

 

 


Publicado el Lunes, 15 mayo 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: La gran traición.- Salypimienta

040. Después de marcharse
Salypimienta :

Hola a todos!!!

Hace poco encontré un escrito mío. No recuerdo por qué lo hice ni a quién iba dirigido, está fechado en el 2012, es decir 3 años después de que salí del Opus Dei. Leerlo de nuevo me ha hecho recordar y replantearme algunas cosas. En él analizo la gran traición que sufrimos todos los que hemos pertenecido y pertenecen a la Obra. Hasta la fecha, no he conocido ni sé de nadie que haya salido del Opus Dei sin sentirse completamente roto. Nadie que yo sepa ha podido sobrevivir a esa experiencia sin haber llorado de angustia, de humillación y desencanto. No es para menos. Todos los miembros de la Obra hemos sido traicionados de la forma más vil.

No creo que nadie haya pedido la admisión pensando en que iba a entrar a un club social para codearse con personas de primer nivel, o para tener actividades que realizar durante la semana. Pienso que todos hemos entrado allí con total inocencia, pensando que éramos increíblemente afortunados de haber recibido una llamada especialísima de Dios, no sólo para llegar a Él por la vía más perfecta, sino que además, para servir de modelo a los demás. ¿Puede existir una vida más perfecta que servir a Dios en el medio del mundo, haciendo cosas ordinarias? ¿Puede existir algo más maravilloso que tener una familia a la que te unen lazos más fuertes que los de la sangre, y además te da un sentido de pertenencia que es lo que muchos necesitábamos en el momento de pitar?

Proporcional a la altura de nuestros sueños y nuestras aspiraciones fue la caída cuando nos dimos cuenta de la monumental mentira en la que vivimos y que inocentemente ayudamos a sostener. Poco tiempo después de mi salida, me dediqué a aprender métodos de psicoanálisis, programación neurolingüística y técnicas de sanación emocional, tanto para ayudarme a mí misma, como para ayudar a quienes se acercaron a mí por medio de un correo que publiqué en ésta web. Con ese conocimiento fue cuando me di cuenta de que la verdadera tragedia que ha vivido cada persona que ha pasado por el Opus Dei es la TRAICIÓN. Todos fuimos traicionados, y la traición es solamente equiparable a recibir una puñalada trapera. Es igual de dolorosa, igual de grave e igual de traumatizante.

Quizá los que nos leen dentro de la Obra (¡saludos chicos del AOP!), levantarán las cejas, voltearán los ojos y recitarán una jaculatoria para que la Divinidad me haga entrar en razón, pero no es necesario. Lo estoy diciendo con total conocimiento de causa. Cuando entramos en el Opus Dei, lo primero que nos dijeron fue que la Obra era una madre guapa. Ni es madre ni es guapa. Una madre no exprime a sus hijos hasta sacarles la última gota que les queda. Allí dentro, a cada quien le sacaron TODO lo que pudieron, sin contemplación alguna, sin tentarse el corazón, sin la más mínima caridad.

Cuando nos esquilmaron hasta el límite, cuando ya no pudimos más, fue cuando nos relegaron a un rincón oscuro, sin preocuparse en lo más mínimo por nosotros. Si ya no podíamos dar más, por lo menos que no diéramos la lata. Una VERDADERA madre nunca abandona al hijo agotado, al contrario, lo atrae a su regazo para obligarle a descansar y recuperar fuerzas. La Obra pues, NO es una madre guapa, es una madrastra horripilante disfrazada de bella dama, pero en realidad es más fea que un Orco. También nos dijeron que perteneceríamos a una familia que estaba unida con lazos más fuertes que los de la sangre. Tampoco eso fue verdad, porque en una familia de verdad no están contándote cada uno de tus fallos y tus descuidos para echarte una bronca monumental (que allí le llaman ‘corrección fraterna’) por estupideces como caminar rápido dentro del centro. Nos decían que éramos una familia numerosa y pobre. Lo de numerosa, en sentido riguroso es cierto, ¿pero pobre? No creo que una familia cuyo papá vive en un palacio en el barrio más elegante de Roma sea una familia pobre. Tampoco creo que con todo el dinero que reciben de las generosas aportaciones de todos sus miembros puedan llamarse pobres.

También nos engañaron cada vez que nos decían que estábamos en “casa”. ¿Cómo alguien puede sentirse como en su casa en un sitio donde todas las actividades están planificadas milimétricamente para que nadie pueda hacer nada libremente? ¿Cómo puedes sentir como tuya una casa en donde nada te pertenece, donde hay un guion hasta para las tertulias?

Tampoco lo de “nuestro Padre” fue cierto nunca. ¿Cuándo el santo más veloz de la Iglesia hizo algo, lo que fuera, que hubiera hecho un padre de verdad? Casos como el de Maricarmen Tapia y Miguel Fisac no lo muestran precisamente como un padre con el corazón de madre que tanto presumía. ¿Y los otros dos ‘Padre’ cuya única preocupación era tenernos allí metidos para exprimirnos moral y económicamente? Además de que servíamos también de estadística para que todo el mundo viera la increíble expansión que tenía la Obra en el mundo. Algunos, en nuestra candidez sentimos estima por Don Álvaro, pero a Don Javier nadie lo soportaba, ¡esa es la verdad!, el pobre tenía la empatía de una piedra y era más desangelado que un pan sin sal. Pero la traición más grande, lo que de verdad no tiene nombre ni perdón de Dios es haber tomado nuestra fe sencilla y sincera y pervertirla llenándola de obligaciones absurdas hasta lograr que nuestra conciencia moral quedara ahogada bajo una estrafalaria parafernalia de normas, praxis, vademecums, cuadernos, etc.

Decía al principio que lo único equiparable a la traición es una puñalada. Y sí, nos dieron una puñalada en el alma que duele tanto o más que una puñalada en un órgano vital. La diferencia es, que si hubiéramos recibido la puñalada en el pulmón, por mencionar algo, nos hubieran llevado de inmediato al hospital, nos hubieran suturado la herida y habríamos recibido todos los cuidados necesarios en la UCI para salir adelante con antibióticos y analgésicos, y terapias para superar el shock. En cambio, nosotros salimos de allí con el alma herida de muerte a curarnos como Dios nos dio a entender, prácticamente sin ayuda alguna. Quizá pudimos salir un poco, con el bálsamo que es OpusLibros y la amistad con algunos ‘exes’. Al igual que con las puñaladas, nosotros siempre cargaremos con la cicatriz que nos molestará de cuando en cuando, también tendremos que luchar para siempre para alejar de nuestra cabeza y de nuestro corazón las sombras de dolor y de humillación que nos produce el recordar cuando nos dimos cuenta de la monumental mentira que vivimos. Lo bueno de todo esto es que sobrevivimos, y que lo mejor siempre está por llegar. Un beso cariñoso a todos.

Salypimienta.


Publicado el Lunes, 15 mayo 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Sotana, anillo y oratorio.- Gervasio

115. Aspectos históricos
gervasio :

 

Sotana, anillo y oratorio

Gervasio, 12 de mayo de 2017

 

 

            Las biografías sobre $anjosemaría de Vázquez de Prada y de Coverdale, relativas a los años veintisiete y siguientes —cuando Escrivá simultaneaba sus actividades como profesor de la Academia Cicuéndez con las de capellán del Patronato de Enfermos—resaltan y enfatizan lo primorosamente que siempre iba vestido.

 

John F. Coverdale escribe:


Publicado el Viernes, 12 mayo 2017
(Leer artículo completo... | 14214 bytes más | )

 Tus escritos: La historia del Opus Dei.- Oscariz

115. Aspectos históricos
Oscariz :

El Opus Dei es una realidad incomprensible. Dicen que las cosas de Dios son sencillas, porque reflejan su sencillez. Al Opus Dei, sin embargo, no hay quien lo entienda.

Basta con poner un ejemplo para justificar lo anterior, y son los cambios introducidos en el Catecismo de la Obra explicando el fenómeno de la incorporación a la Obra. ¿Hay contrato, o no hay contrato? Según qué versión del Catecismo se lea, lo hay o no lo hay. En el Opus Dei es posible defender una cosa y su contraria.

Tal vez esa complejidad institucional del Opus Dei sea un reflejo de la complejidad mental de su Fundador. Sorprende lo que ha ocurrió a principios de este siglo con el libro Camino. Se trata de una publicación escrita en un tiempo determinado, para personas de una mentalidad concreta (la España de principios del siglo pasado). En la actualidad Camino es prácticamente ininteligible. Por esta razón, para explicar su contenido (de no más de 200 páginas), los "historiadores" del Opus Dei publicaron un volumen de más de 2000 páginas.

Pero a lo que iba. Cuando vivía en Villa Tevere tuve el "honor" de participar en una tertulia en la que a propósito de la creación del CEDEJ (Centro de Documentación y Estudios Josemaría Escrivá de Balaguer) y del Instituo Histórico Sanjosemaría Escrivá de Balaguer, se comentó la necesidad de poner en marcha estos organismos, dependientes de la Universidad de Navarra, PARA ADELANTARNOS Y QUE LA HISTORIA DE LA OBRA NO LA ESCRIBAN OTROS (apuntes tomados en la tertulia con -omito el nombre por respeto a los juramentos que debíamos hacer todos los oficiales del CG que vivíamos en Villa Tevere-).

Un natural y entonces reprimido sentido crítico, me llevó a pensar en esa época: "¿qué problema habría en que la historia del Opus Dei la escriban "otros", mientras se trate de profesionales que cuentan algo real y verdadero? ¿Habrá algo que esconder?".

Algunos artículos de Opuslibros prueban que parte de la historia del Opus Dei escrita desde la institución es falsa. Que haya cartas del Fundador firmadas en una fecha muy anterior a la real (algo que ya sabíamos antes de la existencia de Opuslibros, pero que no se comentaba dentro del Opus Dei) es muy sintomático. Que se cambiaran páginas de la revista Crónica, sustituidas por otras, para ocultar acontecimientos o personas, es también llamativo.

A propósito de la carrera de Escribá para salir "inmediatamente" a contar a su "director espiritual" las luces fundacionales sobre la sección femenina, he recordado esta y otras anécdotas, que muestran cómo las entretelas del Opus Dei están hilvanadas con medias verdades sutilmente inventadas (las peores mentiras).

Cada día es más patente que la institución adolece de lo que exige con tanta radicalidad a sus integrantes: sinceridad salvaje.

Oscariz


Publicado el Viernes, 12 mayo 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: 14-feb-1930: Fui corriendo.- Stoner

115. Aspectos históricos
Stoner :

14-feb-1930: Fui corriendo

Stoner, 10 de mayo de 2017

 

En el Opus Dei importa más la limpieza que la verdad.

 

Jaume realizó un muy buen trabajo detectando manipulaciones y zonas oscuras de la vida de José María Escrivá y del Opus Dei. Utilizó fuentes históricas originales. Y también, y esto me divirtió bastante, encontró muchas contradicciones en las hagiografías del Fundador, escritas por sus seguidores. Contradicciones internas en los textos y entre los distintos autores. Digo que esto me divirtió porque Jaume vio lo que yo, ni muchos otros, vimos leyendo los mismos textos. Es un problema de depositar toda mi confianza en la Obra y dejar de lado el espíritu crítico para ver la vida de san Josemaría y su obra.

 

Leer artículo completo

 


Publicado el Miércoles, 10 mayo 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: La dirección espiritual.- U2

070. Costumbres y Praxis
U2 :

Como bien dice Orange en su último escrito, y muchas otras personas anteriormente, lo que se suele dar en la Obra no es tal dirección espiritual. Para ejercitar esa labor, lo primero hace falta tener ese don de Dios. Además, ser una persona entendida en la comprensión de las almas y en la teología espiritual y tener verdaderos conocimientos pastorales. A todo esto, hay que unirle la experiencia: es imposible que una persona, por mucho interés que tuviese, pueda ayudar a otra si no ha pasado por las diferentes etapas que se experimentan en la vida espiritual.

Santa Teresa de Jesús se quejaba de los malos confesores (y, directores espirituales en su caso) que la habían aconsejado mal y hecho sufrir tanto. Cuando encontró al que Dios le había destinado para ayudarla, fue feliz. Es muy difícil que alguien sea “director espiritual” de una persona a la que no conoce y empieza a “dirigir” de repente, sin ningún tipo de afinidad e incluso si le cae rematadamente mal, como hay muchos casos; de una persona con la que se habla un par de veces (por ejemplo, en una convivencia); es difícil que un chaval de 23 años dirija a alguien de 40, que, aunque solo sea por edad, siempre tendrá algo más de experiencia en la vida exterior y en la interior.

Me acuerdo de dos supernumerarias muy mayores que hablaban conmigo. Eran dos santas de altar, con unos graves problemas familiares que llevaban con un amor a Dios impresionante, ejemplares, humildes, cariñosas. ¿Qué les podía decir yo a ellas, que eran como mis abuelas y que me daban sopas con honda en todo? Pues eso, frases estereotipadas, rezar por ellas, tomar ejemplo y ver cómo Dios hacía santas a aquellas hermanas mías. Por cierto, aquellas dos buenas señoras sí se interesaban de verdad por mi vida personal, si tenía o no buena cara, cómo andaba mi familia-que estaba en la otra punta del país. Una le dio dinero a la directora para que me comprasen unas botas, pues un día le comenté que siempre tenía los pies fríos con los zapatos…. Ellas sí me querían de verdad. En el cielo estarán ya.

Cuando estaba en el centro de Estudios, me dijeron que tenía que hacer la charla con una Numeraria de 18 años. Yo tenía 17. Había que echarle muuuucho valor para ir a contarle con visión sobrenatural las cosas interiores a alguien con quien lo más normal sería ir a una discoteca, a una excursión al monte o a broncearse a la playa. ¿Qué dirección me podía ofrecer aquella buena chica?

Relacionado con uno de los temas que había que abordar en la charla, el de la oración, me gustaría añadir lo siguiente: Por favor, si alguien puede aportar datos y no le importa contar su experiencia, que me resuelva esta duda. ¿Qué se puede responder a la pregunta “Dime qué has visto en la oración esta semana y cómo lo has concretado”? Lo digo porque yo solía decir que nada. ¿Qué se puede decir sobre 7 horas de oración semanales? ¿Y si no se ha “visto algo” y solo se ha estado amorosamente junto a Jesús Sacramentado? ¿Hacen los esposos propósitos para amar más a su cónyuge? ¿Son capaces de verbalizar lo que sienten o eso pertenece a su intimidad?

Agradezco la respuesta y para acabar, recomiendo este artículo donde se explica muy bien cómo debe ser un buen director espiritual. 

Novaliolapena: ya me imaginaba que el Padre no haría otra cosa más que leer cartas todo el día si era verdad que las leía, pero verlo escrito una y otra vez, da rabia por el candor inocente con el que las escribí de pequeña. La última, la mandé por un servicio urgente de paquetería y vaya si llegó a quien tenía que llegar, pienso que no me dieron demasiado la lata. Cuando veo las furgonetas de reparto de la empresa, aún me da la risa. Saludos

U2


Publicado el Miércoles, 10 mayo 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Villa Tevere (9).- Novaliolapena

010. Testimonios
no_valio_la_pena :

El tema de las cartas al padre ha sido ampliamente tratado en opuslibros. Pero, por si ayuda a alguien, aprovecho para comentarlo. Porque tanto insistir a la gente en que escriba al padre, sobretodo en el curso anual, en el curso de retiro, etc., pues es bueno saber qué pasa con esa carta que te curraste escribiendo con una pluma estilográfica porque era para el padre y mejor no escribirle en boli.

Lo primero es que las cartas al padre, en la mayoría de los casos, no le llegan...


Publicado el Lunes, 08 mayo 2017
(Leer artículo completo... | 7739 bytes más | )

 Tus escritos: La gran falacia del Opus Dei (IV). Estar opuseído.- Pepgrass

010. Testimonios
pepgrass :

ANTES O DESPUÉS TENDRÁS QUE VISITAR AL PSICÓLOGO.

Pensaba yo que las cosas conmigo iban a ser diferentes, que yo era el “superman” de los mortales, pero como casi siempre, la realidad supera la ficción. Sin ninguna fe, sin ninguna gana, “obligado” por las circustancias o por los que tienes más cerca…. Irremediablemente terminas por sucumbir a la realidad misma y te das cuenta que necesitas hacer la visita de rigor al profesonal de la mente. Nunca pasó por mi cabeza volver a contarle a alguien mi vida entera a todo color y con todo detalle, más que a un curiila, pero para eso estará la profesión del “visitador de mentes”, digo yo. Como decía, no se me había pasado por la cabeza una visita al “loquero” como se dice, de manera equivocada, en algunas latitudes...


Publicado el Lunes, 08 mayo 2017
(Leer artículo completo... | 4414 bytes más | )

 Tus escritos: Calidad de la dirección espiritual: pésima.- Orange

070. Costumbres y Praxis
Orange :

Mucho se ha publicado en esta página sobre las serias deficiencias y faltas de respeto a la intimidad personal, que presenta la praxis de la dirección espiritual en el Opus Dei, a través de muy serios y documentados artículos, repletos de contundentes argumentos llenos de sentido común, que todos conocemos y que son vox populi dentro de la Obra y de la Iglesia.

El anterior Prelado se vio obligado en 2011 a escribir aquella taimada y vergonzosa carta donde decía que en el Opus Dei se hacía lo que en realidad no se hacía y que no se hacía lo que en realidad se hacía. Fue una carta falaz, mentirosa, publicada por Echevarría para intentar paliar, sin conseguirlo, el desprestigio que a la cúpula del Opus Dei le estaba causando en este tema la publicación de la verdad por medio de Opuslibros.

Esa carta ha sido ampliamente criticada por mucha personas, incluyendo miembros numerarios del Opus Dei que han escrito aquí recientemente (Stoner, 1-5-2017) y al fin y al cabo no ha servido de nada pues en la práctica aun no han solucionado el quid de la cuestión: separar nítidamente en la práctica la labor de gobierno de la de dirección espiritual. Y no hay voluntad real de hacerlo. Por eso creo que la famosa carta estuvo dirigida a la alta jerarquía eclesiástica, de la que Echevarría temió que pudiera intervenir en el asunto.

¿Llevará a la práctica el cambio necesario el nuevo Prelado Ocariz?..... En mi opinión no creo que se atreva. Más bien intentará usar sus influencias sobre el Papa, incluidas las de sus peones argentinos, para seguir capeando el temporal. Aparte de que está en parte aherrojado por la cúpula del Opus Dei que no quiere cambios de ninguna clase.

Aparte de los archiconocidos defectos clásicos, denunciados en tantas ocasiones, hoy quiero llamar la atención sobre otro aspecto: la mala calidad a la hora de ejercer el don de consejo y la falta de acierto y finura espiritual que los encargados de recibir las charlas tienen. Ellos se limitan a aplicar el cuadernillo consabido a todos por igual, sin tener en cuenta la personalidad, la psicología, los sentimientos, las circunstancias y las características peculiares del alma que dirigen. No lo hacen porque no las ESCUCHAN ni tienen en cuenta sus peculiaridades como PERSONAS. No consideran cada caso como único. Lo toman como un número más de una cadena de piezas de deben salir todas iguales. No se molestan en discernir lo que más conviene a esa alma en cada momento o época de su vida.

Dan consejos atreviéndose a arrogarse nada menos la facultad de que es la Voluntad del mismo Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, (así lo dice el "espíritu" de la Obra y te lo tragas sin anestesia), el que se manifiesta por sus bocas, recomendando a veces minucias absurdas que darían risa si el tema no tuviera la gravedad que tiene. Ponen a sus dirigidos a luchar en ciertos temas pensando más en obligarlos a practicar las normas y costumbres de la Obra que en las verdaderas necesidades espirituales personales. No hacen un diagnóstico personal y profundo de esa alma particular. Es como si un médico se dedicara a recetar paracetamol para curar a todos sus pacientes, sin hacer previamente un diagnóstico certero de cada uno. A modo de ejemplo estrambótico podríamos decir que son capaces de decirle a un alma que luche en la tragedia de la mantequilla cuando aún no ha aprendido a perdonar las ofensas y se quedan tan frescos pensando que han transmitido la Voluntad de Dios a esa alma. Es de locos.

En mi caso particular, doy testimonio de que durante los 15 años que estuve en el Opus Dei, ninguno de los 15 o 20 directores espirituales que tuve ni ninguno de los 20 o 25 sacerdotes numerarios, salvo uno de ellos, con los que hablé y me confesé, acertaron a hacerme consciente de cuales eran mis defectos principales ni cuáles eran las virtudes en las que mi alma tenía más necesidad de crecer. Y fueron cientos de horas de conversaciones. Todos los consejos y órdenes que recibí fueron siempre estandarizados. Es como, siguiendo el símil del médico, si llega un paciente con un infarto y el médico se dedicara durante 15 años a ir quitándole pequeñas manchitas de la piel, porque las instrucciones dicen que la piel no debe tener manchitas.

Es decir, que la dirección espiritual en el Opus Dei es "profesionalmente" de bajo nivel, chapucera, realizada en muchas ocasiones con precipitación, con un gran componente sectario, superficial y a veces, negligente. Creo todo esto no es ninguna broma y que estas personas tendrán que dar cuentas estrechas a Dios sobre el particular.

Por cierto que, una vez fuera de la Obra, mi "infarto" espiritual , es decir, lo que yo profunda y prioritariamente necesitaba, me lo hizo ver un simple cura diocesano, de parroquia, de esos que no tienen doctorados en Filosofía, en Teología ni en Derecho Canónico y se pasa las mañanas en un Hospital y las tardes lidiando con niños y mamás en las catequesis y con los jóvenes de los grupos parroquiales, atendiendo a varios pueblos. Vamos, de los que el Opus Dei, en su arrogancia, considera curas de segunda categoría .Simplemente tras hablar con él largo y tendido en varias ocasiones. Como el diagnóstico estuvo bien hecho, el tratamiento dio buenos resultados. Y seguro que éste no escribe informes de conciencia para nadie sino que guarda mis confidencias en su corazón.

Orange.


Publicado el Lunes, 08 mayo 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Si me dicen Tengo que hablar contigo....- Entregado

060. Libertad, coacción, control
Entregado :

No dejaban hablar en las tertulias, no preguntaban nunca cómo me sentía ni qué hacía que me sintiera mal, porque se dejaba para la charla fraterna, y de ahí me viene el que nunca abra el corazón a mis hermanos o amigos cuando me encuentro mal y necesitaría decirlo, cuando necesitaría que alguien me preguntara que por qué estoy así y si hay algo que se pueda hacer para cambiarlo y mostrarme el entendimiento y el consuelo (el efecto muelle de Fueraborda). Cuando estoy en una etapa oscura simplemente pongo buena cara y sigo adelante, pero viene de ahí, de que las preocupaciones personales se dejaban para la charla fraterna, con lo cual podías estar super-triste por estar separado de tu familia y que nadie te entendiera, y encima los que tendrían que ayudarte se quedan tan tranquilos viéndote llorar y no te ofrecen ni su comprensión ni su consuelo. Estás seguro de que estás en el sitio adecuado Stoner? Hay cosas que no vas a poder cambiar…

Siempre eran los mismos los que hablaban y tomaban el mando y uno tenía que aguantar a gente inmadura que te gastaba bromitas estúpidas o a auténticos psicópatas que te amenazaban con el dedo sin saber tú muy bien qué te estaban recriminando (quizás tocar la guitarra o estar solo por la noche). Uno de estos últimos acabó siendo director de un centro de niños (y el tipo era neonazi, y esto no es una metáfora…).

Del tema del control, veo que todavía soy tremendamente dependiente de lo que el jefe en mi trabajo diga, y es una estructura que me viene del tiempo en los centros, en los que todo se consultaba para que fuera aprobado por el director. Ahora soy profesor y doy carta blanca a mis alumnos cuando me consultan algo, porque lo considero “de buen espíritu”, y habría veces en las que tendría que decirles que no, que mejor no, pero no lo hago porque me contento con que muestren cierta obediencia. Seguramente hago mal…

Como alguien ha dicho, si me dicen “tengo que hablar contigo”, me resaltan los miedos, porque parece el que has hecho algo malo y te van a corregir, como aquella vez que parece ser que usé “demasiada agua” en un grifo o la vez que dije que la peli no era buena… Me acuerdo del tipo que había sido mi profesor y con quien había tenido una anécdota (me había echado del colegio un día por una mala reacción), y luego me lo encontré en el centro e incluso canté una canción por su cumpleaños. El tipo ni siquiera me dio las gracias y ponía cara de circunstancias. Me pregunto si hay algo de auténtico en ese hombre, que acabó por dejar de ser agregado y casarse (ahora se dedica a la política, eso parece que le viene al pelo…).

Yo iba a hurtadillas a ver si habían sacado la merienda antes de tiempo, porque siempre tenía hambre, y siempre comedía lo que había comido o lo que iba a comer en cada comida, y estaba siempre pendiente de lo que dijeran o la conversación que había de fondo, en la que, como siempre, siempre intervenían los mismos con sus anécdotas “graciosas” que ahora entiendo estaban hechas para que la gente permaneciera en el centro y no se fuera, para “amenizar” la vida en el centro con cosas o bien edificantes o bien supuestamente divertidas a un nivel puramente humano.

Como no había ninguna persona que te explicara el porqué de las cosas (nada se entendía) vivías en la inopia de “adónde va esto, qué sentido y dirección tienen las tertulias o porqué tengo que hacer esto o lo otro”. Porque claro, a las tertulias te obligaban a ir (no podías irte a comer a no sé done con tu familia natural y perderte una tertulia de turno con X o Y –las super estrellas de la comisión o de la delegación-). Todavía tengo sueños con ellas diciéndome lo que voy a llegar a ser en la vida… y no es broma… Y el estrés de cumplir todas las normas a rajatabla (como dice el ex numerario Miguel Fisac, en el opus se sustituye la fe por la piedad: video disponible en el canal de OL: https://www.youtube.com/watch?v=SxJdq-V5iuQ ) y de llegar a las tertulias y de que si no llegabas llamaras al director y de que tuvieras que agilizar todas tus gestiones en “el mundo” solo para llegar a esa tertulia o esa cena, en la cual iban a hablar los mismos e iban a decir las cuatro paridas de turno sólo para mantener viva la falsa ilusión de que fuéramos una “familia sobrenatural” y de que se suponía que teníamos algo en común. Y toda esa gente a la que dejabas tirada solo porque tenías que cumplir los “horarios y obligaciones” del centro?

Me hubiera gustado que se tuviera en cuenta lo que uno pensaba o sentía, pero todo eso lo iba uno enterrando poco a poco (perdiéndose a uno mismo) con la excusa del buen humor y el buen espíritu que se supone tenía uno que tener. Recuerdo comidas y tertulias enteras en las que simplemente me pasaba el tiempo rezando jaculatorias (como bien hacía Monseñor, se supone…) por la angustia que sentía por dentro, la ansiedad de no estar en gracia o de haber cometido este u otro pecado inexistente y tener que exigirme para salir de esa angustia simplemente recurriendo a la que llamo “falsa mediadora de todas las gracias”, la falsa María que parecía demandar y exigir más que dar nada a cambio: en mis tiempos posteriores a la obra me tenía que parar de vez en cuando en las Salves por las blasfemias que me venían a la cabeza… y tuve que quitar el cuadro suyo de mi habitación, porque cada vez que lo miraba me venía un insulto… para mí la falsa María encarnaba la tiranización en la obra, cuando se nos decía que estábamos obligados a mirar cada cuadro suyo cada vez que entrábamos en una habitación, y no era más que posar para la galería…

Un tío en el centro de estudios hizo una autoacusación en un círculo diciendo que no había “recurrido lo suficiente a los ángeles custodios”. Como se puede uno imaginar, si eso empieza a ser materia de confesión, la lista puede hacerse interminable (“porque hoy es san Bonifacio y no me he leído su biografía”, pecado grave…). A mis preguntas sobre por qué tenía esas blasfemias simplemente se respondía que yo “estaba cansado” y con eso se tiraban millas (ninguna explicación psicológica, y por supuesto una terapia ni de lejos, aunque yo la hubiera pedido). Todo al nivel del más puro voluntarismo en el nivel natural por un supuesto bien sobrenatural que nunca llegaba de ninguna forma sensible (ni consolaciones, ni “gaudium cum pace”, ni luces… nada la más pura aridez en el desierto). Y ellos exigiéndome más de todo (el Padre el primero): más oración, más penitencia, más sacrificio y mortificación… más de todo y yo sin obtener nada a cambio. Cómo iba a no deprimirme? (Y lo penoso es que el discurso del Padre –recién mandado a mi móvil por el Was Up- no ha cambiado en nada “hijos míos, hay que mantener el nivel de exigencia”). Con semejante panorama, la supuesta “fidelidad” es algo imposible… La institución misma se encarga de que no lo consigas. Estructura de pecado, dice Stoner? Si lo miras fríamente, no es más que una red de coacción y control por un supuesto bien sobrenatural que permanece invisible e inalcanzable. Los mismos del opus te lo dicen (en conversación con uno de sus delegados que tuve recientemente…): “el santo sabe que no lo es”. Con semejante criterio, mucho ánimo chaval, que lo tienes muy fácil…

Entregado 


Publicado el Lunes, 08 mayo 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Villa Tevere (8).- Novaliolapena

010. Testimonios
no_valio_la_pena :

Si hay un tema que vuelve loco a la mayoría de los numerarios, es el cine. También en Villa Tevere. Especialmente porque en VT hay un pequeño cine, es decir, una sala con butacas donde se proyectan películas. Y de vez en cuando asiste también el padre. A veces para ver una tertulia filmada del fundador y otras para películas comerciales.

Pero antes de explicar cosas sobre el cine en VT, sería bueno repasar un poco la historia para entender cómo funciona el cine, o mejor, cómo se regula el cine en la vida de los numerarios y cómo han ido cambiando los criterios con el paso del tiempo...

Publicado el Viernes, 05 mayo 2017
(Leer artículo completo... | 13043 bytes más | )

 Tus escritos: Estos escritos me salen fluidos. Se ve que lo necesito…- Stoner

010. Testimonios
Stoner :

Estos escritos me salen fluidos. Se ve que lo necesito…

Stoner, 5 de mayo de 2017

 

 

Les escribo para agradecerles el interés en mi primer escrito. Junto con ese, le envié a Agustina otras comunicaciones más, para que las fuera publicando cuando lo viera mejor. Tengo muchas cosas escritas, que las estoy puliendo. Cuando me decidí empezar a colaborar aquí, dije “envío varios mensajes juntos por si después me arrepiento”. No me arrepentí de mandar el primero :-)

 

Así que intercalo este escrito entre la serie de colaboraciones que ya mandé para publicar. Escribo ahora para que la conversación con ustedes sea más fluida. Leyendo el escrito de Gervasio veo que comenta sobre algunos cambios que también yo comentaba en uno de los escritos que envié a Agustina y están en lista de espera para publicar (p.ej. saludar al Prelado/Presidente con rodilla izquierda en tierra y ósculo en el anillo).

 

 Leer escrito completo 


Publicado el Viernes, 05 mayo 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Algunos pequeños cambios.- Stoner

070. Costumbres y Praxis
Stoner :

(Esta contribución la escribí hace un par de semanas y estuve pensando si enviarla o no. Por este motivo puede haber algún pequeño anacronismo).

Les cuento algunos pequeños cambios de las últimas semanas. Son divertidos y mínimamente sintomáticos. Ningún cambio del otro mundo. Pero cada pequeña modificación en la Obra cuesta un riñón. Si todo está esculpido, es difícil cambiar. Los cambios son sobre el modo de saludar al Padre, sobre el uso de chaqueta y corbata en el UNIV en Roma y sobre las calificaciones en las asignaturas internas.

 

Primer cambio...


Publicado el Viernes, 05 mayo 2017
(Leer artículo completo... | 26244 bytes más | )

 Tus escritos: Como muelle que fue comprimido.- Fueraborda

040. Después de marcharse
fueraborda :

No quiero recordar ni recuerdo, ni quiero que me recordéis, de dónde he cogido esta frase que me viene ahora como anillo al dedo. Y es que al dejar la obra, es así como habitualmente salimos: disparados. Tan disparados que corremos el riesgo de pasarnos de frenada.

 

Así salí yo, y así habréis salido muchos, y así has salido tú, según veo, mujer con la que compartí hechos increíbles siendo ambas muy jóvenes, y teniendo la responsabilidad de estar al cargo de aquel centro caótico con numerarias mayores indomables y directoras que se nos marchaban una detrás de otra. Recuerdas?

 

Sufríamos y reíamos. Lo soportábamos todo con sentido del humor, especialmente tú, con tus características carcajadas que tanto me relajaban. Tú y yo nos intercambiábamos la ropa que nos mandaban con tanto cariño nuestras madres. Entonces éramos muy jóvenes, tipazos, y unitalla. Han pasado casi 50 años, y nos hemos comentado que estamos como focas. Nos reconoceremos?

 

Pero la metí. Metí la pata y no hemos llegado a vernos. No quieres. Y es que estás en la primera fase del disparo del muelle que fue comprimido. Te entiendo.

 

Te cuento cuatro reacciones de mi vida, con sólo cuatro entre cientos hay suficientes para que muchos, tú entre ellos, comprendáis que solemos salir con unas ansias tales de libertad que el muelle comprimido salta más allá de lo razonable.

 

Uno.

Al pegar el portazo, tuve el privilegio de poder ir a descansar al lugar de la sierra donde pasé los veranos de mi infancia. Paseaba temprano (todavía tenía el maldito hábito de madrugar) observando los distintos estilos de las villas veraniegas, las copas de los árboles con sus distintas tonalidades... cuando me sorprendió un amable lugareño preguntándome a dónde iba. Y horror! Salté como una víbora: "y a usted que le importa". Sí, de verdad que esa fue mi incalificable respuesta. ¡Que daría ahora por encontrarme con ese sencillo campesino! Tengo una deuda con él.

 

Segundo recuerdo.

Un buen día, recibí una llamada de un cura numerario, muy liberal él, como veis, pues soy mujer. Quería hablar conmigo, y me propuso acudir a la iglesia donde confesaba, terreno neutral. Me negué, pero en vista de su insistencia le hice una contraoferta: si tiene tanto interés, le espero en mi apartamento, donde le invito a una copa. No habría hecho falta ponerle contra las cuerdas, pero esa fue mi reacción. La defensa. La defensa ante quien no me ataca. Veis? Habla la herida, que no yo. No se dio por vencido el cura, y "sin ponerse en ocasión de pecar" me pidió permiso a través de un mail para darle mi teléfono a un amigo suyo viudo, próximo a mi edad, abogado del Estado, y bla bla bla... Acepté. Un Loden y gafas Ray-ban, fue la descripción que me hizo. Pues cuando veas a una rubia, que no se distingue en nada de las demás rubias, esa soy yo. El plan no cuajó, pero... Esos prejuicios, fueraborda! Tú qué sabes? Te equivocaste de parte a parte cuando creíste que la misión de ese don era seguir sacándote jugo, nombrarte cooperadora, o cualquier otro opusino plan.

 

Tercer recuerdo:

Frente a la chimenea, y cómodamente recostada en el sofá, buscaba en mi portátil: "Se vende piso amplio y luminoso... Todavía no le había dicho que sí, pero mientras daba largas a esa unión de por vida, a sus espaldas y a hurtadillas iba yo preparando nuestro futuro. El hombre de mi vida no podía imaginar que yo reaccionaría como reaccioné cuando se arrimó a mí y echando un vistazo a la pantalla, me pregunto: que haces, amor? En aquel histérico momento estuve a punto de echar por la borda la felicísima vida que me esperaba. Tal fue su desconcierto, que ni siquiera se atrevió a recomendarme un psiquiatra. Me costó acostumbrarme a que a mi marido necesita compartir todo conmigo. Odio tanto el control y a la intromisión! En la obra cuentas tu intimidad, eres espiada, y pones todo lo tuyo en sus manos. Tanto, que es difícil luego entender que compartir es recibir. Que la confianza verdadera, relaja y hace feliz.

 

Cuarto y último recuerdo:

Ese mismo hombre, el de la chimenea, el que necesita compartir, el que es ahora mi marido, acostumbra a decirme: "tengo que hablar contigo". Cuantas veces me lo habrá dicho? Cientos? Miles? Pues no hay vez que no me estremezca y que no note en mis entrañas como un retortijón. Dime. Qué quieres?  Y ¡tonta de mí! que no me acostumbro... "No, sólo preguntarte si te apetece este concierto, o este viaje... O que por qué no planeamos tal celebración...” Por qué me pasa eso? Que por qué? Porque en la obra nunca nos llamaron para alegrarnos el corazón.  Pero ahora ya no es lo mismo, ahora normalmente estamos rodeados de gente de bien.

 

Pues sí, lo del muelle que fue comprimido existe, vaya que si existe! Y cuanto antes lo frenes, menor será tu tiempo de adaptación. Todo es cuestión de enfocar bien la lente.

 

Espero tu llamada, y espero también que pasemos buenos ratos rememorando aquellos años de juventud que perdimos en la obra. 

 

Un abrazo para ti y para todos

Fueraborda


Publicado el Viernes, 05 mayo 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Numeraria auxiliares, hoy.- Junio

077. Numerarias auxiliares
junio :

Creo que hay que explicar desde el principio.

Las numerarias auxiliares (nax) no viven en el mismo centro, viven en centros para nax llamados internamente B20 porque es el numero del documento sobre las administraciones, que tienen un documento para ellas como hay otro análogo para los sacerdotes. Las nax viven en esos B20 y van cada mañana atrabajar a los centros de la sección de varones (sv). De 3-4 en fondo con una numeraria administradora. Siempre la administradora es numeraria.

No hay administradoras nax. Otras viven en el mismo centro de los numerarios, en la administración, pero solo viven las nax. La encargada o administradora no vive. Otras viven en casa de retiro y ahí hay un consejo local de numerarias y algunas numerarias más que son las encargadas de los servicios o son mayores o enfermas o cualquier otro asunto.

Las nax nunca son del consejo local. Si viven en esa casa de retiro o en el B20 comen en distintos comedores, y sin decir que distinta comida que eso enfadaría a mucha gente. Las sobras de la comida de la residencia del día anterior empiezan por las nax y sigue por las numerarias y si es poco y no da para un comedor... para el perro.

En las ciudades pequeñas que las nax dependen de un centro de numerarias, los dias de retiro o los sabados a ver la peli, comen o cenan juntas en el comedor de la casa, pero se van a dormir a su casa. No se quedan. Con la apertura y las nuevas vocaciones, sobretodo en los Centros de estudio, se ha empezado a comer juntas porque son gente más joven unas y otras y se ha mezclado las zonas de dormir, numerarias y nax en las mismas plantas.

Pero.... en el presupuesto de gastos son distintas las propuestas de nax de las de nunerarias. Y van a comprar a distintas tiendas y distintos precios; como van acompañadas dos, de compras, se les orienta el precio y se les da una cantidad apropiada. Lógicamente no está España para decirles que no entren en Zara o el Corte Ingles o lo que sea pero.... basta mirar sus móviles y hasta hace 6 años no tenian todas las nax  y por supuesto sin internet, tenía el centro wifi y se conectaban en casa y no en todas las zonas llegaba la conexión.

Podría escribir largo y tendido y pormenores pero creo que sirve. Siendo lo mismo no tienen nada que ver. Unas empleadas y otras encargadas. El fundador les llamaba hijas pequeñas y se llamaban numerarias sirvientas. Mucho lloré por esas razonesy mucho quise cambiar desde dentro, pero imposible mover nada. Lo mandé a Roma y me dijeron que el Padre lo tenía encima de la mesa pero con tantos países... Y me pregunto ¿por qué una norma general mundial? Cada país que lo viva como se vive en ese pais. Amen

Junio


Publicado el Viernes, 05 mayo 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: La vieja agenda negra.- Maripaz

040. Después de marcharse
maripaz48 :

Aprovechando que en breve me voy a cambiar de ciudad, estoy empezando a ordenar papeles para llevarme solo lo necesario. Y de repente apareció en el fondo de un cajón mi vieja agenda negra. Creo que ya una vez os hablé de ella. Recuerdo cuando me la dieron que me pareció de cura párroco. Tan negra, tan seria, tan gastada... pues estaba usada, pero era de piel y vieron que todavía podía servir. Yo que anhelaba una agenda de algún color vivo acorde con mi edad y mi manera de ser, me tuve que conformar con ella.

No soy nada amiga del color negro. Me parece triste, sombrío, lúgubre...

Amo la luz, el color, la belleza, la alegría.

Precisamente acaba de leer en Opuslibros a Stoner y su descubrimiento de la Web y la posibilidad de ser valiente y enviar su escrito desde la otra orilla y estaba muy impactada. Por eso al verla tuve una necesidad imperiosa de abrirla y regresar al pasado. De alguna manera había retazos de mi historia allí escritos de algo tan sagrado como la conciencia y que se me antojaba tan negro como sus tapas.

Tengo que confesaros que me temblaban las manos y una inquietud se apoderó de mí por unos instantes hasta que me repuse. Guardaba en ella exámenes espirituales, cursos de retiros, propósitos de la confesión, pensamientos donde manifestaba mi pobreza espiritual y hasta una tertulia integra del año 72 del Padre en Pozoalbero.

Stoner, mucho ánimo y mi cariño.

Hace ya veinte años que me fui y generalmente ya ni me acuerdo de lo vivido. Mi carácter positivo me ha ayudado a rehacer mi vida y mi pensamiento está en mi presente que trato de vivir con toda la intensidad de la que soy capaz. Tan solo de vez en cuando me ocurre, que de golpe, con la fuerza de un volcán reaparece todo de nuevo. Después, regresa la calma.

Me estremece pensar lo controlados que hemos estado, leyendo las valiosas aportaciones de Novaliolapena. Muchas gracias, querido amigo por ello. 

Me conmueve, cuando pienso la inocencia que tenía entonces y la ingenuidad a la hora de entregar todo y entregarme.

Haber vivido en una mentira, ha hecho que tenga un enorme miedo al compromiso en cada una de sus manifestaciones. Es como si temiera perder esa libertad de la que gozo ahora, de nuevo. Vivo en un pueblo con una actividad cultural enorme: Escuela de Música, Teatro y Danza, Universidad de la Experiencia, para personas de edad avanzada, Asociación de Amas de Casa, Hogar del Pensionista y varios colectivos con infinidad de actividades varias. Pues bien, no soy capaz de apuntarme a nada por el temor a la responsabilidad que comporta y pavor a comprometerme. Bien es verdad, que por mi manera de ser participo a mi manera de casi todo, pero eso, a mi manera...

Leyendo a Junio, sobre las vocaciones en la actualidad de numerarias auxiliares, me sumerjo por unos momentos cuando pité yo en el año 65. La sociedad desde entonces ha sufrido numerosos cambios y nada es igual. Por entonces venían a los pueblos y se llevaban a incautas jovenzuelas como yo, que apenas acaba de entrar en la adolescencia, educada en valores, alegre, con don de gentes y ganas de comerme el mundo, con promesas de estudios que servirían para un futuro prometedor. Era carne de cañón, como se suele decir. En el fondo, querían mano de obra gratis. Una vez descubierto el engaño, muchas volvían a su pueblo desencantadas y otras picaban el anzuelo en muy pocos meses. Mi caso fue que habiendo desafiado a mi padre que era reacio a dejarme ir, una vez descubierto el engaño me pudo el amor propio de volver derrotada, y aguanté hasta que la vocación vino a mí en apenas año y medio. Así estuve dentro 35 años de mi vida.

Orange, también a mi me robaron y me siento estafada como tú.

Nada que ver la juventud de los años 60 con la de ahora, por eso lo tienen muy difícil para conseguir vocaciones de servicio perpetuo.

Bruna, respecto a tu pregunta sobre la diferencia entre las numerarias auxiliares y las numerarias, quizá encuentres alguna respuesta leyendo mi historia escrita para curar mis heridas interiores, recién salida, cuando me encontré con la bendita Web Opuslibros. Mis "batallas" sobre los trapos hasta te harán reír y pasar un buen rato.

Agradeceros a cada uno lo que aportáis con vuestros escritos, pues a pesar que apenas escribo, os leo siempre.

Respecto a mi vieja agenda negra, no sé muy bien qué hacer con ella. Quizá me atreva a quemarla, como he quemado mi dolor y desengaño, medida necesaria para emprender el vuelo hacia una nueva vida.

Mi afecto para cada uno.

Maripaz.


Publicado el Miércoles, 03 mayo 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Comentario a dos cartas.- Gervasio

115. Aspectos históricos
gervasio :

Comentarios a dos cartas

Gervasio, 3/05/2017

 

Como es usual en las cartas, las que acabo de recibir, tratan de temas muy variados. Esos variados temas tienen en común el versar sobre el Opus Dei y ser de actualidad.

 

 

Estoy de acuerdo contigo. Los recientes escritos de Novaliolapena son interesantísimos. Tiene el don de hablar, dejando aparte sus vivencias personales —ha hablado de ellas, también de gran interés, pero en artículos anteriores—, de cosas relativas al gobierno de la Obra en época de Echevarría. Lo hace desde la privilegiada atalaya de los cargos que ocupó; y todo ello sin merma del silencio de oficio y guardando el debido respeto a la privacidad. Esperemos que la serie continúe tiempo y tiempo. Da para mucho. Va a haber que asignarle un buen sueldo como articulista...

 


Publicado el Miércoles, 03 mayo 2017
(Leer artículo completo... | 29080 bytes más | )

 Tus escritos: Placa en Perdiguera.- Stoner

115. Aspectos históricos
Stoner :

Inauguramos una placa de homenaje a Escrivá en Perdiguera.

 

AOP: unos genios del marketing.

 

Por una parte me alegro por Perdiguera porque durante menos de dos meses tuvieron a san Josemaría santificando sus calles y habitantes. Es bueno recordarlo. Por otra parte, si es verdad lo de la “fuga” de Perdiguera, sería una ironía del destino esa placa.

 

Considero oportuno por mi parte hacer un homenaje a los escritos de Jaume y Oráculo.

 

Cordiales saludos,

Stoner


Publicado el Miércoles, 03 mayo 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Visita al cuarto del padre.- Tornalila

070. Costumbres y Praxis
tornalila :

Leer lo que escribe Novaliolapena sobre Villa Tevere me removió los recuerdos y quiero compartir uno.

Viví 5 años en Cavabianca. Al final de los mismos regresé a mi región de saco y corbata. Una especie de regalo de despedida para los que regresamos a las regiones sin ordenarnos fue pasearnos por las zonas de la Villa Vecchia que nunca pisas, incluido el dormitorio del “padre”. Esto, como bien ha explicado Novaliolapenano, se hizo para hacernos sentir íntimos, de los más cercanos.

Pues bien, al entrar a la habitación del prelado, me di cuenta de que en el buró junto a su cama tenía libros —cuatro o cinco— y miré atentamente los títulos. Incluso busqué con la vista señales que revelaran si los libros eran adorno o si estaba ante las lecturas del “padre”. A varios de los libros se le veía el separador y no estaban excesivamente ordenados y tenían huellas de uso. En ese momento concluí que eran libros efectivamente leídos por el “padre”, aunque obviamente no había forma de comprobarlo. Al terminar la visita apunté los títulos de los libros para que no los fuera a olvidar.

No recuerdo los títulos concretos y la verdad no pienso perder un segundo buscando mi agenda de aquel entonces, pero sí recuerdo que no eran “lectura espiritual”, ni grandes clásicos, ni teología, ni nada científico. Eran lecturas profanas de temáticas variadas, no solo de literatura. Mi conclusión fue que el “padre” estaba al pendiente de lo que le interesaba a la gente común por allá en el verano del 2001. Me lo imaginé tumbado en su cama, sin alzacuellos y en mangas de camisa, leyendo uno de esos libros.

En la siguiente tertulia de mi grupo de Cavabianca el subdirector me pidió que cuente de mi visita VIP a la Villa Vecchia. Yo pasé rápidamente por la parte de los oratorios y las otras estancias y me detuve de mi hallazgo sobre las lecturas particulares del “padre”. Preví, con acierto, que esto sería de gran interés para todos porque les estaba compartiendo algo sobre él que nadie sabía y que lo presenta como alguien concreto, con gustos e intereses específicos en un momento determinado. Les leí de mi agenda la lista completa de los cuatro o cinco títulos, les conté el detalle de los separadores, de la ubicación de los libros y del orden imperfecto. El interés fue tan grande que pensé que ya tenía que contar en mi región cuando me preguntaran algo del “padre”.

En mis tiempos de “adscrito”, cuando alguien metía la pata como un campeón, decíamos que “generó una nota”, o sea, un nuevo criterio escrito por la Delegación, la Comisión o el Consejo. Por la “corrección fraterna” que me hicieron esa misma tarde, supongo que “generé una nota”. Me hablaron de falta de discreción, de exceso de confianza, de falta de prudencia; me dijeron que me comporté como si fuera un periodista y no un hijo, etc.

Sobra decir que en los libros del “padre” no había nada vergonzoso ni extremo que pusiera en duda las virtudes de tan santo varón. Vamos, siendo explícito: sobre el buró del “padre” no había literatura erótica, ni nada que se parezca a una biografía de las Kardashian. En ese caso no habría dicho nada en la tertulia.

Lo que hice fue muy mal visto porque generé información no controlada sobre el prelado, aunque sea totalmente inocua. Todo lo que se debe saber del “padre” debe ser edificante y hasta “santo”, para que luego se le pueda canonizar. Las cartas que escriben desde Roma los numerarios encargados ex profeso para ello tienen guion y a los directores cuidan puntualmente que no te salgas de él. Que se escriba algo así como: “Ah, y el padre está leyendo el último libro de Tom Clancy” está totalmente descartado.

Si de verdad generé una nota y provoqué que no lleven a más numerarios a los aposentos del prelado solo les digo a los afectados que de verdad no se pierden de nada.

Tornalila


Publicado el Miércoles, 03 mayo 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Promesas en el vacío y sentido crítico.- Entregado

060. Libertad, coacción, control
Entregado :

Había hecho la “promesa” en el día de san José un año antes (en el 97) y eso quería decir que me había comprometido ante Dios a vivir el celibato dentro del opus… Era una promesa de orden natural que apuntaba a una realidad sobrenatural (el celibato y una supuesta llamada que no se había confirmado). Qué sentido tenía intentar cumplir con mis recursos naturales (la promesa) una realidad sobrenatural? Cómo iba a vivir una realidad sobrenatural durante los meses que me quedaban en el opus (el celibato y una llamada) solo con la fuerza del peso de mi promesa en el orden natural? Y visto esto, con qué derecho iban ellos a decirme que tenía que renunciar a contactar con esa chica que conocí cuando me quedaba poco (amor totalmente puro y sano) solamente porque había hecho la promesa ante Dios de que iba a vivir el celibato?

Qué peso tiene una promesa hecha ante Dios si no está como los votos en el orden sobrenatural como un sacramento? Es como prometer que vas a andar a la pata coja durante un año porque crees que Dios te va a ayudar… algo imposible y absurdo. Y si la “promesa” no era un sacramental como los votos, cómo esta gente se permitió cometer errores de ese tipo? Cómo permite la Iglesia que se opere esto en su nombre, y cómo quiere que no nos enfademos por habernos dado una visión distorsionada de la realidad?

Me enfada y mucho… y tengo derecho a estar enfadado porque lo que se ha hecho conmigo en su Nombre no tiene nombre… Y encima con tintes evangélicos para justificarlo “bienaventurados los que lloran…”. Es aborrecible… Y eso que en el fondo yo sentía esa falsedad cuando hacía la oblación… me daba cuenta de que algo estaba mal pero no sabía decir qué ni por qué… Todo quedaba como una promesa humana hecha ante un director bastante adusto y enjuto, que no transmitía alegría alguna en un jardín y sin ningún ceremonial. Si algún día hago los votos quiero que me pongan una corona de flores o algo así…

Recuerdo las correcciones así sin más cuando dije que una peli era mala: “No es mala porque la han elegido para ti”. Entiendo que han hecho algo por mí (en teoría) los que han elegido esa película, pero qué pasa? Que no se puede tener sentido crítico propio? Tiene uno que amoldarse del todo a lo que diga la institución? Si la película me parece mala, pues me parece mala, y punto! La película no va a ser mejor solo porque la hayan escogido para mí, y yo no pretendía herir la sensibilidad de nadie… Pero si la película es mala creo que puedo tener esa opinión, o si la comida no me gusta…

Otra cosa es que lo diga, porque la comida sí es un servicio hecho para mí muy personalmente. Pero no tiene por qué gustarme solo por el hecho de que lo hayan hecho para mí. No hay por qué llamar al blanco negro solo porque lo diga un numerario de turno. Y si todas esas nimiedades se van acumulando, eso influye en la personalidad de uno, que se ve menoscabada por intentar adaptarse de una forma u otra a lo que te dicen.

Entregado 


Publicado el Miércoles, 03 mayo 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Mi primer correo. Soy numerario.- Stoner

010. Testimonios
Stoner :

Mi primer correo. Soy numerario

Stoner, 1 de mayo de 2017

 

En quien nada sabe, pocas dudas caben.

 

Soy numerario con bastantes años en la Obra. Desde hace meses llevo leyendo Opus Libros. ¡Estoy sorprendido de todo lo que aprendí! Me atrapó.

 

Me considero bastante lector. Durante estos meses, dejé de lado mis lecturas habituales (novelas y también algún libro de lectura espiritual). Y sustituí esas horas de lectura por esta página: es más atrapante que las novelas que solía leer y me está sirviendo para mi vida espiritual más que los textos aprobados (seguimos con listado de libros aprobados para la lectura espiritual…). No sé cuántas decenas de miles de páginas se llevan escritas y publicadas en este dominio (p.ej. en formato equivalente a A4 letra 12 espacio simple). Por la identificación de cada página en la barra de direcciones, veo que hay cerca de 25.000 colaboraciones! Para ver cuánto llevo leído hice un cálculo teniendo en cuenta mi promedio de lectura de novelas (llevo un control de los libros, por lo que puedo hacer una aproximación razonable de mis hábitos de lectura). Creo que no exagero si dijo que en OpusLibros llevo leídas en el entorno de 10.000 páginas (en su equivalente en libros impresos). Me parece demasiado, aunque bien puede ser y hasta creo que me quedo corto. Y ¡cuánto me queda todavía por leer! Es una mina de oro, “doblones de oro”. Por eso preguntaba, de curioso, por si tienen una idea aproximada del contenido de este sitio (y de paso de la cantidad de personas que han colaborado). Me llama la atención la seriedad y profundidad de muchos escritos. Y la cantidad enorme de testimonios y de historias personales. Miles de horas, miles de páginas, que reflejan alegrías y tristezas, desencantos, descubrimientos... Vidas y más vidas. Es increíble. Y datos, documento inéditos… otra historia sobre Escrivá y su Obra que en muchos puntos creo que es más plausible que la oficial.

 

Leer artículo completo


Publicado el Lunes, 01 mayo 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Villa Tevere (7).- Novaliolapena

010. Testimonios
no_valio_la_pena :

Y yo qué pensaba que había concretado ya mucho... y ahora me entero por Andrómeda de que sigue sin entender qué se hace en un trabajo interno. Bueno, fenomenal, aprovecho la ocasión para explicarlo lo más detallado posible. Pero antes, empezaré por su otra pregunta: "¿Quién decide la salida de un miembro? ¿Quién tiene la última palabra? Si la decisión es colectiva... ¿se realizan votaciones como en los monasterios?"

Para empezar, hay que decir que cada caso es cada caso. Como en casi todo, hay unas reglas generales, llámales estatutos o como quieras, que se aplican para la mayoría. Y luego ya en ciertos casos puede que se sigan otros criterios, por diversos motivos. Perdón por no concretar de nuevo, pondré algunos ejemplos...

Publicado el Lunes, 01 mayo 2017
(Leer artículo completo... | 12922 bytes más | )

 Tus escritos: La actualidad de los centros de estudios de Numerarias auxiliares.- Junio

010. Testimonios
junio :

Leyendo a Novaliolapena se me viene a la memoria todo lo que he vivido y contesto a sus preguntas en lo que pueda.

Cuando yo llegué a mi delegación había un centro de estudios de numerarias auxiliares (a partir de ahora les llamaré nax) con 30 alumnas anuales que se dedicaban a sacar adelante la administración de una casa de retiro y la lavandería de un Colegio Mayor. Estoy hablando del año 1973. En España había 3 centros de estudios de nax: en Molinoviejo -Madrid- En el Pedroso en Santiago de Compostela y en Barcelona en Viaró San Cugat del Valles. Cada año salían unas 90 nax para repartirlas en todos los centros de España.

A partir del año 1990 esto cambió y se transformaron en Centros de Estudios y Trabajo (CET). Ya había menos nax y no había tantas vocaciones, así se solventaban dos problemas, los niñas decían a sus padres que iban a estudiar a una residencia y pagaban los estudios y la residencia, aunque estudiaban cosas de poca entidad y vivían y trabajaban en la administración. Eso siguió durante unos años pero al vivir en administraciones alejadas de las capitales era todo difícil.

 Actualmente hay solo 2. Uno en Pamplona y así pueden hacer sus estudios en la Universidad de Navarra y otro en Madrid y estudiar Hostelería o Restauración u otra carrera (que se les orienta que sea acorde a su vocación dedicarse a la Administración. Total... habrá 20 nax en total? Pues sí, pero están 2 años en el centro de estudios y otro acabando la carrera y... otro tiempo que se incorpora a una casa de retiros como praácticas en Hostelería o Dietética y.... más tarde a una casa pequeña (así se llaman los centros donde viven los numerarios) y cuando ya se ve que están encajadas y con 5 años hacen la fidelidad y algunas se van a Roma porque hay que llenar las administraciones de Villa Sacheti y Villa Tevere y centros dependientes y otras van a otros países porque se están quedando con nax mayores y pocas.

¿Quién se queda España? pues pocas, pocas… Las cuentas no dan. A esto hay que sumar las que al acabar los estudios y incorporarse a las administraciones se vuelven a casa de sus padres porque su vida da un giro de 180º y no se lo esperaban o no lo aguantan.

Otro tema que hierve la sangre es que antes conté que los padres pagan residencia y estudios pero algunas familias no pueden y entonces se les concede “una beca de estudios” para pagárselos. En realidad han firmado un crédito de estudios, pero si no perseveran... tienen que pagarlo. He visto llorar a una madre indignada porque ellos ni sabían aquello y, como quieren que su hija se vaya cuanto antes y olvide todo lo pasado, pagan. Pero los hay que montan un número, les dice que les van a denunciar a la numeraria de turno y enseguida la delegación dice que no, que ha sido una confusión, que la niña no tiene que pagar nada.

Así están los centros de estudios de numerarias auxiliares, muriéndose poco a poco y apoyados en las hijas de las supernumerarias que les dicen que van a estudiar las niñas - semi engañadas- a Navarra o a Madrid. En mi delegación en los últimos 10 años no hubo ninguna vocación y en otras tampoco.

Junio


Publicado el Lunes, 01 mayo 2017
(Leer artículo completo... | )

 Tus escritos: Uno tenía que realizar esa parodia con buena cara.- Entregado

070. Costumbres y Praxis
Entregado :

Si no es el amor de Dios no sirve de nada y lo único que queda es el esfuerzo de cada uno por salir adelante. En el opus se co-medían en el éxito (eres el que más gente ha traído al centro), pero sin saber ni tener ni idea de qué frutos se iban a conseguir con sus prácticas (supuestamente reveladas por su dios a monseñor) en las que lo único importante era no hablar mal de la institución (mal espíritu) y seguir a rajatabla sus preceptos absurdos (mantequilla, mortificar la comida, mortificar la carne, ducha fría, disciplinas, cilicio, y todo ello con una “supuesta alegría” de poder sufrir algo por Dios. Ni el tato podía sufrir por ti lo que allí se prescribía, por no decir esa falsa adoración de la “mediadora de todas las gracias”, que lo único que hacía era esclavizar al personal con rosarios interminablemente secos y jaculatorias eternamente compulsivas…

Y lo peor era que uno tenía que realizar esa parodia con buena cara como si estuviera haciendo algo bueno en medio de la sequedad y el hastío. Para qué hablar de los cantos en latín que nadie entendía, y las canciones de la gente que habían compuesto “on-the-go” para crear un supuesto buen ambiente en medio de toda la debacle… El sopor que allí se respiraba era insoportable, las mil quinientas horas en la sala de estudio en las que agonizaba entre blasfemias de mi adolescente, angustia y nervios por ellas, para encima no acabar sacando ni la más mediana nota… Lo cual no es de extrañar, ya que mi encerramiento y mi “ímpetu apostólico” sólo me llevaba a la quiebra (el ímpetu apostólico era una forma compulsiva de salir de mi angustia en aras de la supuesta obediencia).

Todavía recuerdo una confesión en la que el sacerdote me decía “¿y nada más?” con cara inquisitiva y reprochadora, como si no bastara con levantarse a las seis de la mañana para oír sus sermones sobre yo qué sé qué virtud que faltaba -y así alimentar un poco más los escrúpulos-, irse después a la universidad a “predicar” desde la misma aridez que uno tenía sobre un dios al que desconocía (dada su ausencia general y su silencio constante) y no hacer otra cosa que obedecer como una máquina tras haberse dado la duchita fría de las narices, que yo qué sé qué ayuda a “mantener la lucha lejos de la carne”, según predican… A lo mejor si te das una ducha caliente acabas teniendo problemas sexuales, está claro, no sé cómo no había pensado en ello, qué lógico, de cajón… No sé cómo no me había dado cuenta de que los efectos relajantes de una ducha caliente no hacen sino potenciar la libido… Vamos, que ni Freud en sus peores fantasías había llegado tan lejos…

Pero eso sí, aquí tenemos la doctrina correcta (ser santos, por supuesto), el sistema perfecto para que al menos al llegar a la muerte tú te vayas directo al cielo. Garantizado, “marca opus”, en el cielo tendrás una etiqueta con la marca opus de forma que todos te verán como el gran asceta que has sido, el gran cosechador de virtudes humanas (que tú has ido midiendo paso a paso, como hitos espirituales en los que supuestamente Dios te ha ayudado), porque te has tomado en serio lo de ser perfecto (pero solo humanamente) y se te ha olvidado que lo perfecto para Dios está en el corazón y no en tus obras externas (farisaicas).

La desorientación teológica se hace aún más palpable cuando se ve que prelado tras prelado lo único que se hace es repetir las mismas ideas: fiel al Papa, confesión semanal y proselitismo…”hijos míos, tenemos que mantener el nivel de exigencia” (ni por asomo aparece la idea de que sea Dios quien pida cosas en base a lo que te toca cada día en tu trabajo, con tus amigos, con la ayuda del discernimiento… o en base a un amor sentido o en base a un corazón sanado). No, lo que Dios pide es lo que el prelado pide, y lo que el prelado pide es lo que monseñor pide, y lo que monseñor pide es siempre, siempre, siempre, lo mismo… Que te machaques como él se machacó y así vayas al cielito lindo directamente -y si esto pasa a tus 23 años fruto de una depresión de caballo en la que simplemente has acabado con tu vida y te has ahogado, no importa. Lo importante es tu “fidelidad”- (a quién es la fidelidad en realidad no importa tanto, tú se fiel a la institución –identificable plenamente con el Reino de los cielos-) y verás cómo acabas bien (bien enterrado en vida, bien reprimido, bien falto de conexión contigo mismo… bien jodido).

Nada, si en el fondo todo lo que pasa “en casa” queda entre nosotros, con lo cual, para qué vas a preocuparte de otra cosa que no sea obedecer como un borrego sin tener en cuenta tus gustos, aficiones y deseos (tus sueños!!), que en el fondo siempre pueden dejarse de lado por un bien mayor ascético? Lucha chaval, lucha, que en el fondo eres poco generoso (eso salta a la vista), no hay más que ver las mil y una virtudes que te faltan para llegar a “la meta”. Anda, confiésate de que no luchas lo suficiente, que es la única respuesta que aquí te vamos a dar a tus preocupaciones y dudas… Joer, qué fácil!! Ser santo es lo más fácil del mundo!! Sólo tienes que machacarte!! Si es que vamos, con esa receta única no hay por qué hacer nada más!! Ni preguntarse por qué hay que hacer las cosas!! Si ya tienes la respuesta, que leches! A tirar millas!! Machácate y verás qué lejos llegas en la vida!!

Que se queden con su parodia, pero que no llamen a mi puerta; que se queden con su reino de los cielos infernal y sus “suaves en la forma pero duros en el contenido”, para decirte que has gastado demasiada agua en tu duchita o que has cometido un grave error al tirar a la papelera un rollo de papel higiénico terminado… Que se queden con su culpabilizar a la gente constantemente y su pasar por encima (arrollar) a todos en nombre de su dios. “Porque como los cielos son más altos que la tierra, así mis caminos son más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos” (Isaías 55,9)

Entregado


Publicado el Lunes, 01 mayo 2017
(Leer artículo completo... | )


     Contacta
Si quieres contactarnos, escríbenos a esta dirección:
Nuestra dirección de correo
(Haz click en el sobre)

     Buscar



     Buscar con
Google

en opuslibros

     Documentos por categorías

Libros silenciados

Tus escritos

Documentos internos

Selecciones de escritos

Correos

Recortes de prensa

Recursos para seguir adelante

Homenaje


     Encuestas
Aspectos sociológicos
del Opus Dei


     Videos
Ultima entrevista a Miguel Fisac

Canal OpusLibros en YouTube - Administrado por Spiderman

     Colegios, clubes,...
Colegios, clubes juveniles, colegios mayores y universidades vinculadas al Opus Dei

     Anteriores
Lunes, 01 mayo 2017
· Lo que el Opus Dei me robó.- Orange
Miércoles, 26 abril 2017
· Villa Tevere (6).- Novaliolapena
Viernes, 21 abril 2017
· Se le trata como un invitado en hotel de 5 estrellas.- Junio
Miércoles, 19 abril 2017
· Villa Tevere (5).- Novaliolapena
· Cartas María del Carmen Tapia / Javier Echevarría.- Ioannes
Lunes, 17 abril 2017
· Acoso psíquico y físico.- Junio
Miércoles, 12 abril 2017
· Villa Tevere (4).- Novaliolapena
Lunes, 10 abril 2017
· La tortura de la desconfianza.- Manzano
Viernes, 07 abril 2017
· Villa Tevere (3).- Novaliolapena
· Si estas pensando en salir, hazlo ya! si estas pensando en entrar, NO lo hagas!.
Miércoles, 05 abril 2017
· Casarse con ex numerari@s.- Aquilina
· Villa Tevere (2).- Novaliolapena
· Cada persona es un mundo.- Novaliolapena
Lunes, 03 abril 2017
· Casada con un ex numerario: huellas que tal vez no se curen nunca.- Astrid
· La gestación de Camino en Burgos 1938.- ArturoHV
Viernes, 31 marzo 2017
· Villa Tevere (1).- Novaliolapena
· Sin crespillos forever.- Lizzy Babieca
· Si Moisés fuera del Opus Dei…- Maria MR
· Si no sabes por dónde empezar a leer en Opuslibros.- Maria MR
Miércoles, 29 marzo 2017
· La tierra es plana, todos lo sabemos.- Zartan
· Nadie puede hacer nada.- Dudas
Lunes, 27 marzo 2017
· Nada ha cambiado.- Novaliolapena
· Las espinacas me han dado que pensar.- Fueraborda
Viernes, 24 marzo 2017
· La carta de Javier Echevarría a Carmen Tapia.- Gervasio
Miércoles, 22 marzo 2017
· El reino del frio… el Opus Dei.- Salvador
· La voz de los muertos.- Lizzy Babieca
Lunes, 20 marzo 2017
· Le pide la retractación y le amenaza con el infierno.- Ramón
Viernes, 17 marzo 2017
· La verdad, a pesar de la mentirosa honestidad.- Solitudine
Miércoles, 15 marzo 2017
· Comentarios a la carta de Javier Echevarría a Maricarmen Tapia.- Heraldo
Lunes, 13 marzo 2017
· Carta del Padre con ocasión del 19 de marzo.- Ramana
· Nouveau livre pour lequel j'ai donné mon témoignage sur l'Opus.- Bruno Devos
Miércoles, 08 marzo 2017
· Mentiras y engaños.- Maria MR
· El futuro ya pasó.- zartan
· 10 años después...- Rosanna
Lunes, 06 marzo 2017
· Confesiones de un cardenal.- Ana Azanza
Lunes, 27 febrero 2017
· UNIV.- María Canela
Viernes, 24 febrero 2017
· En un centro de universitarias (y 10).- María Canela
· Otro Testimonio.- Molines
Lunes, 20 febrero 2017
· Mi testimonio.- Sevi
· Creía que era amor.- Heredia
· La psicología en el Opus Dei.- Josef Knecht
· La opción de no saber.- Salvador
Viernes, 17 febrero 2017
· Mi madre y la acepción de personas.- Fueraborda
Jueves, 16 febrero 2017
· Hacia una nueva etapa.- Thelonius Monk
Lunes, 13 febrero 2017
· Bienvenida al Opus Dei.- María Canela
· Hay clases y categorías y diferentes tratos y privilegios.- Madurez
Lunes, 06 febrero 2017
· Carta abierta al nuevo prelado del Opus Dei.- Mediterráneo
Viernes, 03 febrero 2017
· En un centro de universitarias (1).- María Canela
Miércoles, 25 enero 2017
· Nuestro hijo ha sido humillado, agredido y despreciado.- Aloevera
Viernes, 20 enero 2017
· Sentencia de Catherine traducida.- Ana Azanza
· Sobre la elección del nuevo prelado.- Chelele
Miércoles, 21 diciembre 2016
· Informe interno: Reflexiones sobre la labor del Centro de estudios.- Agustina
Lunes, 19 diciembre 2016
· La excusa perfecta para que te culpabilices.Para Veinte.- Entregado
Viernes, 16 diciembre 2016
· Bulos y desimulaciones acerca de Monseñor Echevarría.- Gervasio
Miércoles, 14 diciembre 2016
· Carta póstuma del Padre.- Ramana
Miércoles, 30 noviembre 2016
· No sabía que otra vida era posible.- Unanume
Miércoles, 16 noviembre 2016
· Disciplinas para olvidar.- ElCanario
Lunes, 14 noviembre 2016
· Háganlo por sus hijos, y también por los hijos de los demás.- Vega
· Carta del Padre sobre el proselitismo.- Ramana
Miércoles, 09 noviembre 2016
· Adios.- zartán
Lunes, 07 noviembre 2016
· Eufemismos.- CuG
· No es una cuestión semántica la coacción en el proselitismo en la Obra.- Orange
Viernes, 04 noviembre 2016
· Nota enviada a los centros: Proselitismo.- Agustina
Viernes, 28 octubre 2016
· Mayoría de edad.- ElCanario
· Desangran a los demás y viven en medio de la opulencia.- Serendipia
Lunes, 24 octubre 2016
· Cómo desvincularse de la obra.- novaliolapena
· Al salir del cascarón.- Fueraborda
· El invertido.- ElCanario
· El tunel del caos.- CuG
Viernes, 21 octubre 2016
· Cómo llegué a leer Tras el Umbral.- Simplicio
Viernes, 14 octubre 2016
· Numerarias Auxiliares en la actualidad.- felizdeverdad
· En el Opus Dei nada se deja al azar.- Txapala
Miércoles, 12 octubre 2016
· A propósito de María del Carmen Tapia (1): Agresión al nombre.- Simplicio
Viernes, 07 octubre 2016
· Acribia histórica.- Gervasio
· Pautas para la recuperación a la salida.- María Canela
Lunes, 03 octubre 2016
· Recuerdos III.- Haenobarbo
Miércoles, 28 septiembre 2016
· Recuerdos II.- Haenobarbo
· Conversaciones con un numerario.- Orange
· 70 aniversario.- Simplicio
Viernes, 23 septiembre 2016
· Unos supernumerarios muy de casa (2).- Fueraborda

Archivo anterior




Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.418 Segundos