Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 49 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


Opuslibros: 020. Irse de la Obra

Buscar en este Tema:   
[ Ir al Home | Selecciona un nuevo Tema ]

 Tus escritos: Nunca tuve vocación de numeraria. 13 años en el Opus Dei.- Rosemarie

020. Irse de la Obra
Rosemarie772017 :

Hola. Escribo mi testimonio, porque también puede pasarte a ti o a alguien cercano: Estar en la obra en un camino que no es el tuyo y que no te conduce a la felicidad plena.

Pedí la admisión con 19 recién cumplidos en un acto de generosidad con Dios, sin un conocimiento de mí misma suficiente, ya que muchos de los dones que Dios me dio conducen clara y necesariamente al matrimonio. Dios no podía pedirme llevar una vida en celibato y menos vivir bajo unas reglas, horarios, sin auténtica libertad. Conocí personas estupendas en la Obra, pero hay algunos errores, prácticas e ideas equivocadas.

A pesar de haber manifestado durante tantas veces en la charla y en la confesión mi fuerte inclinación al matrimonio, siempre me decían "es normal que te gusten los hombres", "lucha, pon los medios". Eso hice siempre, obedecí, pensando que así hacía la voluntad de Dios. Estaba bien en la Obra, pero no era plena, y no podía desplegar el modo de ser de alma libre. También estar en la Obra bajo esas reglas contribuyó a que yo desarrollara una enfermedad: la fibromialgia. En los peores momentos de dolor y de tristeza propios de esta dolencia, yo le decía a Dios: "en realidad necesito el cariño de un hombre". Un cariño fraterno no me bastaba. Sufrí mucho. Por providencia divina me mudé de ciudad y allí conocí al que hoy es mi esposo. Estoy convencida de que Dios lo puso en mi camino, todo lo que pasó fue cono planeado por dios para permitir que yo saliera de la obra sin problemas de conciencia, viendo que era una respuesta a mis oraciones y sufrimientos.

Nuestra historia de amor es maravillosa. Somos almas gemelas. A pesar de haber puesto todos los medios para tratarlo solo como un colega, haber rezado más, etc., me enamoré profundamente, aunque lo negué "porque quería ser fiel a mi vocación". Un día me aconsejaron en la charla cortar toda comunicación con él. Seguí el consejo por un día, pero era tanta la pena.... volvimos a hablar. Él me dijo que quería casarse conmigo. Que estaba seguro que estar juntos era algo de Dios (también es católico). Yo le dije que a pesar de estar enamorada de él no podía irme del centro, sin al menos recibir una señal de Dios. Ambos rezamos y vinieron varias señales. Sobre todo la paz al comulgar. Ese día dejé el centro para nunca más volver. Salí solo con mi bolso, no tenía dinero. Incluso dejé mi auto. Me encontré con él. Desde ese día fui infinitamente feliz y libre. Tuve siempre mucha paz, la paz de hacer lo correcto. Con mi novio fuimos a misa. Un sacerdote mayor nos vio y se enterneció y nos bendijo. Estábamos muy felices. Gracias a páginas como ésta supe que lo mejor era no dejar que te convenzan de regresar al centro mientras sale la dispensa. Yo me puse firme.

Vino una numeraria a hablar conmigo. Me dijo algunas cosas fuertes. Yo le dije que la conciencia es un templo en el que solo dios puede entrar. Me quedé llorando después de su visita, pero mi novio rezaba por mí y me apoyaba. Me dijeron que no podía salir a la calle con él para evitar escándalos. Que esperara para ser su novia, etc. También me pidieron hablar con el Vicario de mi país. Accedí sabiendo que no sería propiamente escuchada. Que él me diría que lo piense, etc. Yo bloquee de whatsapp a todas las numerarias conocidas que podían decirme algo para "que recapacitara". Me organicé, salí discretamente con mi novio, empezamos a organizar nuestra boda. La dispensa tardaba... seguí leyendo sobre dispensa. Me dijeron que para darme la respuesta tenía que hablar con la de San Miguel. Me negué. Sabía lo que dirían. Leí que el padre TIENE QUE DAR LA DISPENSA AL QUE LO SOLICITE, así que la respuesta solo podía ser positiva. Esa conversación solo era un pretexto para hacerme desistir. Así que ese día me di por dispensada.

Anunciamos públicamente con mi novio nuestro compromiso e hicimos publica nuestra relación. 5 meses después nos casamos en una iglesia linda. Fue un matrimonio de ensueño. Desde mi noviazgo la relación con mis padres mejoró, ya que después de tantos años podía quedarme en casa con ellos por días y no en un centro.

¿Se puede ser feliz fuera la obra? Siempre hemos oído del Fundador de la Obra que quien la abandona nunca será feliz. Eso es falso, o al menos se debe entender en su contexto. Yo Viví 13 años como numeraria sin haber tenido esa vocación, en un ambiente que incluso resultó perjudicial para la relación con mi familia y para mi salud. No niego lo bueno que tiene la Obra y que me permitió estar cerca de Dios. Yo soy infinitamente feliz. Ahora casada. Tengo mucha paz, sigo siendo católica practicante. Ha sido lindo que casi todas mis amigas han apoyado mi decisión y se alegran al verme feliz. Siempre tuve muchas amigas, e intenté de verdad no instrumentalizar la amistad.

Puede que tú que lees esto no tengas vocación, la obra no sea tu camino. Se está muy bien fuera. Creo objetivamente que hay varios aspectos que se deben corregir del modo en el que actualmente la Obra funciona. Así que no estoy segura que sea el camino hacia la felicidad para alguien si está dudando. En cualquier caso, tener en cuenta: donde está dios hay paz, hay alegría, hay caridad. Si en tu centro no la hay... allí no está Dios. Dios quiere nuestra felicidad no solo eterna, también terrena. Si no somos felices en la Obra, es señal de que no es el camino. Por último, seguir la propia conciencia. Escuchar el corazón. Los directores, sacerdotes, etc., actúan de acuerdo a una estructura que aprendieron y que puede tener errores. Ello explica que yo haya pasado 13 años de mi vida viviendo un camino que CLARAMENTE NO ERA EL MÍO.

Rosemarie 


Publicado el Lunes, 23 abril 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Leaving the work.- ET

020. Irse de la Obra
ET :

I was preparing to go to another country to study. Everything was going fine. The director informed me that I would go get the blessing of the journey for the high offices. So cool- usual drill. 

 

On that day, went, I was given the blessing by the priest secretary of the region with the usual "go do apostolate and get many vocations."  On my way out, my director informs me that Mum C (director of sm)  as she will be known would like to see me. Something that was conveniently hidden. Anyway, I went to the small sitting room sat one one side and she on the other. A small table with a phone is what separated us...


Publicado el Viernes, 06 abril 2018
(Leer artículo completo... | Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Mi salida de la Obra.- ET

020. Irse de la Obra
ET :

Traducción: Mediterráneo

 

Me estaba preparando para ir a otro país a estudiar [Había recibido la dispensa para vivir fuera del centro, cerca del campus de la universidad, así que era más fácil, solo tenía que marcharme.] Todo estaba yendo bien. La directora me dijo que tenía que ir a la delegación, a recibir la bendición de viaje. La rutina habitual y “buen rollo” de costumbre.

 

Ese día recibí la bendición de viaje del sacerdote secretario de la delegación, con el consabido “haz mucho apostolado y consigue muchas vocaciones”. Ya me iba cuando la directora dijo que Mamá C. [En muchos países de África, “Mamá…” es la fórmula de respeto empleada por las numerarias auxiliares hacia las numerarias. En España, hasta hace no muchos años, la fórmula de respeto era “señorita…” seguida del tratamiento de usted.], así conocíamos a la directora de sm, quería verme, algo que mantuvieron convenientemente oculto hasta ese momento. Fui a una salita de estar, me senté en un extremo y ella en el otro. Nos separaba una mesilla con un teléfono. Y empezó diciendo “todavía perteneces a esta región, debes informarme de cualquier cosa que hagas. Debes informarme de cualquier viaje que hagas. Todavía perteneces a esta región”. (Yo había pedido cambiar de región). También volvió a acusarme de que estaba hablando con personas que no pertenecían a la Obra…


Publicado el Viernes, 06 abril 2018
(Leer artículo completo... | Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Si te ven decidida, se te hará más fácil el proceso.- Dax

020. Irse de la Obra
Dax :

Querida Luceroforever, no me resisto a contestar en un par de líneas a esa bella declaración de intenciones con que te presentabas el otro día. Por los paralelismos que intuyo con mi propia salida (y con la de muchos otros) me gustaría, glosando los puntos de tu correo, compartirte mi experiencia. Si me fuera de nuevo, algunas cosas las volvería a hacer exactamente igual, de otras me he arrepentido a posteriori. Aquí te dejo un par de comentarios. Por si te sirven.

Dices “Oxigenar el ambiente”. Si te ves con fuerzas, no lo dudes. Se ve que sientes mucho aprecio por algunas de las que viven contigo. Es normal. Por muy fanatizadas que puedan llegar a estar, en muchos casos quienes viven en los centros tienen un gran corazón. Quiérelas. Escúchalas (si se dejan). Sonríelas. Si tienes el don, hazlas reír. Oxigena lo que puedas.

Hacer las cosas bien. Bravo por ese propósito. También yo lo quise así. Eso me llevó a estar un año "saliéndome". Fue doloroso, me quedé apenas sin fuerzas. Pero valió la pena hacer las cosas "bien", me quedé con la conciencia bien a gusto. Nunca me he arrepentido de hacerlo así, respetando los plazos, echando el resto. Ahora bien, si lo tuyo es - como parece - una decisión de conciencia, NO DUDES. Al menos de puertas para afuera. Que no te vean dudar. Firme. Segura. Aunque por dentro te asalten mil miedos. No pasa nada, es normal. Pero no dejes un resquicio por donde puedan hacer palanca. Yo lo pasé fatal porque, aunque lo tenía claro y lo llevé a cabo, los miedos (normales, humanos) y las dudas (debidas a veneno de años) me asaltaban con frecuencia, y como creía que era honrado hacerlo, lo contaba al que llevaba mi charla y al director de sm. Creo que eso alargó mi proceso, y aunque no llegué a dar un paso atrás, me tambaleé. Si te ven decidida, se te hará más fácil el proceso. Y tendrán menos armas para ejercer esa presión psicológica que temes. De tu decisión solo tienes que dar cuenta ante Dios. Y los demás... Que piensen lo que quieran. En su día me ayudó mucho el ejemplo de la renuncia de mi querido Benedicto XVI.

El cariño a las que se quedan. Es inevitable. Como comentaba en mi primer escrito, sigo en contacto con los del último centro por el que estuve. En general son tíos estupendos, y nunca me han echado en cara nada. Ni yo a ellos. Más allá de las ideas, somos personas. Por muchas trabas y reglas y costumbres que nos (im)pongan, tenemos corazón, queremos a la gente que tenemos cerca. Es normal. El paso del tiempo te dirá quiénes de las que se quedan son capaces de ver la persona antes que la institución. Alguna se llevará un disgusto. Pero será más con el opus que contigo. Y si contigo... Bueno, no olvides que eres la única responsable de tu felicidad. Como las demás.

Empezar de cero. Es duro. Pero: descubrirás, posiblemente, un apoyo incondicional de tu familia y amigos como no lo habrías imaginado. Y eso es una cosa muy muy bella. Y más cosas. Ya las verás. Ánimo, y un fuerte abrazo.

Dax


Publicado el Viernes, 23 marzo 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Gracias a Agustina y contestación a respuesta a Luceroforever.- Solitudine

020. Irse de la Obra
solitudine :

Gracias a Agustina por la publicación de las clases del curso de estudios. Menuda manipulación en todo el contenido pero sobre todo en la parte de las respuestas para la captación de las nuevas vocaciones.

Por otro lado Lucero, yo te aconsejaría tranquilidad. De verdad mucha tranquilidad. Si quieres irte, primero asegúrate el futuro. No sé si tienes estudios, o qué tipo de trabajo encajaría contigo. Pero no des un paso en falso por la cuestión económica. Si quieres pídele a Agustina mi correo y te puedo asesorar en algunas cosas. Yo he tenido mucha precaución y aunque no vivo como se vive en un centro, que no te falta de nada económicamente hablando, me defiendo y llego a fin de mes. 

No tengas miedo a nada. No te vayas enfadada con todo el mundo porque no conseguirás nada. Una cosa es hablar claro y otra enfadarse para siempre. El enfado lo puedes mostrar aquí a Dios gracias, porque aquí hay libertad. Pero con las personas que vives, aunque luego muchas te darán la espalda, no te enfades. Y sobre todo no te precipites aunque estés en fase de bomba a punto de explotar. Yo lo estuve y no me sirvió de nada. Cuando me calmé después de todo lo vivido, y vi que me tenía que ir, lo hable donde tenía que hablarlo. Te darán largas pero si te ven firme te harán caso. Uno en esos momentos está muy solo. Por eso si necesitas ayuda, puedes escribirme. Te llevaras una sorpresa. Con todo cariño y saludos a la peña

Solitudine


Publicado el Viernes, 23 marzo 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Darle la vuelta a la tortilla.- Luceroforever

020. Irse de la Obra
Luceroforever :

Todavía soy nax pero reconozco que ya tengo otra visión. No se como explicarlo, sin darme cuenta ya venía tiempo atrás que me revelaba con ciertos temas. Muchas veces mi conciencia me decia "te estás alejando, no eres sincera" y me di cuenta que en muchos casos aprendí, que las cosas hay que decirlas en su momento y de forma sutil para que todo pareciera normal y lo aceptaran. Es más lento, muy lento, y no siempre salía. Te llegan a meter tanto miedo, piensas que ellas tienen más datos, y lo dicen por algo.

Ahora que lo veo con otros ojos, flipo cuando escucho meditaciones, circulos etc. Como no me di cuenta antes.

Creo que por mi forma de ser que aquí no pondré, me delataría, y no es plan, por ahora.

Quiero agradecer a toda la gente que escribe por aquí, especialmente Stoner, me ha ayudado mucho.

Yo ahora estoy en fase, BOMBA A PUNTO DE EXPLOTAR. 

Quiero salir ya, pero lo quiero tener muy claro. No quiero sufrir maltrato sicologico.

Es muy difícil, hay gente muy buena a la que quieres y es duro. También difícil porque lo quiero hacer bien. Y luego lo tipico, a mi edad en la calle, busca curro, empieza de cero etc.

Veo claro que para mi es imposible seguir ahora ahí, escuchando esas incoherencias, y perdiendo el tiempo. Aunque no lo pierdo porque puedo ayudar a las que viven conmigo a ser más naturales y oxigenar la cosa.

Bueno no digo mucho pero sí rompo el hielo.

Gracias a todos por escribir, deciros que ayuda mucho.

A ver como se da, de momento actuo normal, pero tengo que empezar a meter caña y se me vienen muchas cosas. Os seguiré leyendo.

Luceroforever


Publicado el Miércoles, 21 marzo 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: ¿Algo cambia?.- zartan

020. Irse de la Obra
zartan :

Querido DAX, me alegra saber que han mejorado. Algo es algo aunque sea periférico el cambio.

Nos dices que “Mientras estuve en aquel país, incluso, seguía haciendo excursiones (como antes de irme) con alguno de ellos. Siempre que vuelvo, voy a comer a aquel centro, y me quedo en la tertulia”. En mis tiempos como in se me ocurrió irme de excursión con un ex (Antonio P.) y me cayó una corrección fraterna gorda casi con cara de amonestación canónica (aunque -la verdad- no hice mucho caso).

Pero lo que más me ha dejado sorprendido es que todavía puedas ir a comer al centro y que te quedes a la tertulia. Me admira por una parte por ti (yo no volvería a comer a un centro sin una buena ración de morfina en el cuerpo, ¿has oído hablar del caballo de Espartero?, pues te admiro) y por otro lado que se hayan suavizado las indicaciones sobre el trato con ex, también en el sigo pasado “estaba previsto” que los ex no circularan por los centros u obras corporativas “como si no hubiese pasado nada” lo que -creo- daba pie a que ni fueras saludado y, mucho menos, invitado a comer y a tertuliar.

¿Alguien sabe si esto es una peculiaridad de ese centro o es algo general?

Zartan

Publicado el Viernes, 09 febrero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Caminatas aleatorias.- zartan

020. Irse de la Obra
zartan :

Muy buena la aportación de Hondo sobre los ex y si se puede decir que se “sienten” heridos o si, en realidad, han recibido patadas por varios y eventuales lados.

Pero hay una cita del prelado Ocariz que recoge y que me ha conmovido especialmente: "San Josemaría solía decir que guardaba afecto a todas las personas que se acercaban a la labor formativa del Opus Dei, aunque fuese por una temporada. Imagínese el afecto que conservaba hacia las personas que habían llegado a pertenecer a la Obra. Él sentía una profunda paternidad espiritual: nunca se deja de querer a un hijo o a un hermano"...

Publicado el Lunes, 05 febrero 2018
(Leer artículo completo... | Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: No todo el que anda errante está perdido.- Hondo

020. Irse de la Obra
Hondo :

Estimado Merak:

Es imposible contestar a tus preguntas. Tendrías que tener una conversación personal con cada uno. Alguno estará dispuesto, otros no. ¡Parece que te gusta saber sobre la gente...!

Si algo aprendí después de la experiencia de estar en la Obra es a respetar la intimidad ajena. Es tierra sagrada.

Qué alivio también el haberme librado de los informes en reuniones de consejos locales o de generar relatos "apostólicos" para la tertulia. En esto, la Obra se adelantó a las redes sociales, divulgando en la "red" lo que se había hablado presuntamente en confianza. Nadie me dijo ni yo nunca les dije a quienes trataba que "todo lo que me dijeran sería contado detalladamente a otras personas."

A mí me avergüenza haber forzado (con pillería) a muchos adolescentes a contarme cosas que yo no tenía ningún derecho a preguntar ni a saber. ¿Por qué lo hacía? Porque la consigna era clara: hasta no haber hablado a fondo de cómo el chico vivía la pureza no se había llegado a la confidencia. Ahora esto me parece completamente invasivo y fuera de lugar. Hasta podría calificarse como algún tipo de acoso o abuso espiritual.

Sí te puedo remitir a un par de artículos que pueden ser de tu interés. Uno es "No apagues el radar", de CuG. Responde en parte a tu inquietud sobre qué es de la vida espiritual de los que se van. Hay otros artículos más profundos, este es breve. El otro es el escrito de Castalio "Como fabricábamos numerarios en México": escalofriante.

Respecto a los escrúpulos por haberte marchado (inoculados a conciencia y durante años gota a gota) en mi caso desaparecieron en un instante cuando comprendí que la Obra es una parte muy pequeña de la Iglesia y tuve contacto con sacerdotes diocesanos, con gente sencilla de parroquia, con religiosos: hay vida cristiana fuera de la Obra.

Y también comprendes que la imagen de Dios que te habías formado era muy particular. En esto, me parece genial el escrito de Heavy, "Así habló Tiquismiquis".

¿Un escrito donde Dios sea el gran protagonista? Bueno, yo pienso que siempre lo es. Sólo que ahora un rosario, un rato de adoración, la Misa del domingo, son para mí un puente hacia Él.

El plan de vida de la Obra, aplicado a todos por igual, todo el tiempo, para mí era una pared que cada día había que escalar. Recuerdo que unos minutos antes de terminar la tertulia de la noche, el director comentaba que si a alguno le había quedado alguna norma, podía ir al oratorio. Yo lo hice una, dos veces. A la tercera, me cayó una corrección fraterna.

Obviamente, dejé de levantarme, porque comprendí que estaban haciendo "tiro al pichón". Así que los pecados de omisión (la contemplación de los misterios, la lectura, el cilicio, etc) eran el 99% de mis confesiones y mi vida espiritual era un constante "no hice... me faltó... no pude..."

Seguramente hay quienes pueden cumplir todas las normas con tranquilidad: los directores y oficiales de la Comisión y Delegación. También los numerarios que trabajan en obras corporativas: allí hay oratorio, Misa diaria, etc. El resto la teníamos más difícil. Y ni hablar los supernumerarios que realmente eran "familia numerosa y pobre". Heroicos.

Hondo

Publicado el Miércoles, 31 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Lo sobrenatural y la manipulación.- El Cid Campeador

020. Irse de la Obra
ElCidCampeador :

Es preferible lo posible inverosímil a lo imposible verosímil (Aristóteles)

 

Me gustaría comentar algo con respecto a la aportación de Jacinto fecha 22 de noviembre de 2017, en la que habla de las experiencias del más allá.

En mi opinión, las alusiones al ‘más allá’ o a ‘los acontecimientos sobrenaturales’ son un medio de manipulación.  En algunas instituciones este medio de manipulación es necesario para legitimar la autoridad y justificar su arbitrariedad. Este es el caso del Opus Dei. Se toman las decisiones más absurdas en base a presuntas iluminaciones, que no lo son (“he visto en la oración queeeee…………”).  Mi idea, que desarrollé en aportación del 10 de julio de 2017, es que la arbitrariedad ha destruido la Obra.

No tengo el prejuicio ilustrado de estar en contra de cualquier autoridad, pero sí pienso que, del mismo modo que fe y razón van juntas, lo mismo sucede con autoridad y razón. La obediencia no puede ser irracional ya que siempre seremos personalmente responsables de nuestros actos.

Recuerdo haber leído una editorial de crónica titulada, si no recuerdo mal, La lógica de Dios y la lógica del hombre (¿o se titulaba solo La lógica de Dios?).  No puedo estar más en desacuerdo con este acercamiento al beato Duns Scoto: la preeminencia de la voluntad sobre el entendimiento; para algunos, la esencia de Dios es la voluntad y no está ligado a la racionalidad, así que puede pedir cosas irracionales, entendidas como cosas en contra de la moral. No puedo pensar que Dios, a quien San Juan llama Logos, tenga una lógica diferente a la del hombre creado a imagen y semejanza suya. Como bien dice Ratzinger, el cristianismo encuadró a las otras religiones dentro del iluminismo y se erigió a sí misma como la religión del logos, de la razón, hasta el punto de que deberíamos vivir etsi Deus non daretur, como si no existiera Dios (Grotio y Bonhoeffer).

En conclusión: la obra chirría por todas partes y los que se empeñan en no cambiar nada por haber sido todo revelado directamente al Fundador acabarán con ella. Cualquier sugerencia es anulada por la prueba irrefutable de un papel escrito del puño y letra del Fundador, sin darse cuenta de que lo que se escribe puede ser interpretado y reinterpretado en función de las circunstancias objetivas y no de la cortedad de miras y de los intereses de unos pocos.  Supongo que será una nueva versión de la devotio ibérica: todos moriremos con el líder supremo.

Por eso tampoco estoy de acuerdo con la frase de Merak:

Me parece importante para este foro tener clara esta idea: que, en todas las empresas humanas, sean o no de inspiración divina, se debe diferenciar entre los errores personales, cometidos por un miembro del grupo, pero no previstos por la organización, y los errores de base, aquellos que se derivan de la estructura, costumbres y hábitos del grupo. 

En la obra los errores de base son la causa de los errores personales. No hay que caer en el tópico de que una cosa es la teoría y otra la práctica. Ambas van unidas. Y es que, como decía Aristóteles, no investigamos para saber qué es la virtud, sino para ser buenos. 

Así, debemos preguntarnos si es posible ser bueno en el Opus Dei. La vocación no es como un fetiche, que se recibe y se posee durante toda la vida de forma pasiva. La vocación debe desarrollarse, cada uno es responsable personalmente y es necesario que busque un entorno donde sea posible; Teresa de Calcuta, cuando abandonó su convento, su antigua vocación, para seguir una nueva vocación lo llamaba la llamada dentro de la llamada.  Y así es hasta el infinito, digo yo como matemático: la llamada dentro de la llamada, dentro de la llamada, dentro de la llamada… cada momento una llamada, como las muñecas rusas, que lleva dentro otra muñeca, pero al revés, porque cada muñeca te hace más grande.  Son las circunstancias que nos rodean las que deben llevarnos a Dios, y esas circunstancias cambian. 

En el escrito mencionado, que titulé Qué buen vasallo, si oviesse buen señor, quería transmitir la idea de que en la relación contractual de sus miembros laicos con la Prelatura ha fallado la Prelatura. ¿Qué haces si estás casado y tu mujer se va con otro? Pues no se me ocurren muchas cosas: te fastidias. Pero ello no te imposibilita para cumplir tu vocación cristiana, como afirma temerariamente Merak.

Yo no he perdido la vocación, como dice Merak. El Opus Dei se ha corrompido y, antes de perder mi salud física y mental, he decidido salir a buscar aire puro y agua pura, un entorno donde pueda realizar mi vocación cristiana. Las explicaciones no las tengo que dar yo. En todo caso, soy responsable solo ante Dios.

Y los sucedidos sobrenaturales que me han contado no es un argumento para continuar en la organización.

Hablando de la inutilidad de los directores con un Consiliario (o Vicario Regional) me dio la razón, y me citó un refrán que, decía, aplicaba el Fundador a este problema: “hay que arar con los bueyes que se tienen”. No quiero ser arado de unos bueyes que me llevan al precipicio.

El Cid Campeador


Publicado el Miércoles, 31 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Dios no tiene la culpa de que me rompieran la vida.- Solitudine

020. Irse de la Obra
solitudine :

Estimado amigo Merak

¿Por qué tiene uno que alejarse de Dios cuando deja la institución?  Cada cual que  haga con su vida lo que le parezca bien.

Yo te puedo contar mi caso. Pedí la admisión a los 15. Y he permanecido muuuuuchos años. Mi vinculación e identidad con  la obra fue total. Sí considero que a los 15 años no es edad para tomar decisiones para toda la vida. Yo lo hice. Vino después el centro de estudios y bla, bla, bla. Sí, estoy en condiciones de decir el lavado de cerebro de esos años en los que te conviertes en protagonista para seguir haciendo lo que bien aprendiste. Proselitismo, director, subdirector, secretario, y lavado de  cerebros a otros. Pido perdón a todos ellos que ya están la mayoría fuera.

Yo le pregunté  a Dios muchas veces porqué. Cuando mi vida se sosegó mi interior se volvió de nuevo a Dios. ¿Sabes porque? Pues porque Dios no tiene la culpa de que unos descerebrados me rompiesen la vida. Y mira que me la destrozaron.....

Dios es más íntimo a mí que yo mismo. Le quiero, le agradezco me haya dado la vida y el don de conocerle. Allá los del opus. Yo no quiero relamer el rejalgar. Yo sigo a su lado. El de Dios. Y que El me mantenga y no me deje nunca.

No sé si es lo que esperabas. Yo entiendo que después de una vida de desdichas haya quien no quiera saber absolutamente nada de Dios y lo encuentro normal. ¿Qué te voy a decir? A mí no me ha pasado pero ¿quiere eso decir que es la opción mejor? Para mí lo ha sido pero no negaría mi amistad a quien escoja otra cosa. Sino más bien todo lo contrario, pues la mayoría de mis amigos rompieron con todo.

Un saludo

Solitudine


Publicado el Miércoles, 31 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Sentirse herido.- Hondo

020. Irse de la Obra
Hondo :

SENTIRSE HERIDO

Estimado Pepito:

Sí, es notable la hipocresía que se tiene al tocar el tema de los "ex". Pensar que ni siquiera se nos incluye en las generosas oraciones por los difuntos durante noviembre (a menos que hayas aceptado ser cooperador, nada es gratis.)

El párrafo completo de la respuesta en la entrevista al prelado no tiene desperdicio:

"En los 22 años que he trabajado a su lado, he escuchado a don Javier pedir perdón a las personas que se han sentido heridas por el comportamiento de alguno de sus hijos. Yo me sumo a esa petición de perdón y deseo con toda el alma que esas personas curen sus heridas y superen su dolor."

COMENTARIO: Si alguien te engañó, “no te has sentido herido”. Te lastimaron. Si alguien te sometió a una manipulación psicológica, “no te has sentido herido”. Te dañaron. Y, con perdón, si alguien te da una patada en los huevos no te sientes herido. Ni te puedes poner de pie.

Si te han hecho lo que cuenta E.B.E en "Un caso más", "no te has sentido herido”. Han hecho lo imposible para aniquilarte emocionalmente.

Si te hacen lo que le hicieron a Chanoc en "Una experiencia parecida"; "no te has sentido herido". Te jugaron sucio.

Aquí hay cientos y cientos de casos muy detallados y el prelado lo sabe, (Y nosotros sabemos que lo sabe...) ¿Era tan difícil decir "a las que HEMOS herido"?

Y además, ¿dice que vio a Don Javier pidiendo perdón? Me cuesta imaginarlo. No lo hizo en los casos que conocemos bien, ¡al contrario! Por nombrar dos bien documentados: la correspondencia con María del Carmen Tapia y el artículo de Líbero “En memoria de Don Antonio Petit”. ¿Algún pedido de perdón, de calidez, con estos "hijos"? Ninguno. Fue implacable.

Cuando me fui le escribí una dolorida carta. Un hijo suyo, enfermo y roto, se despedía. ¿Respuesta? Ninguna.

“Deseo que curen sus heridas y superen su dolor”. ¡Qué bueno! ¡Gracias!

Si mañana atropello a alguien, me bajaré y le diré al moribundo: “Deseo que cures tus heridas y superes tu dolor”. Y seguiré viaje con la conciencia tranquila, rezando jaculatorias...

----------------

"San Josemaría solía decir que guardaba afecto a todas las personas que se acercaban a la labor formativa del Opus Dei, aunque fuese por una temporada. Imagínese el afecto que conservaba hacia las personas que habían llegado a pertenecer a la Obra. Él sentía una profunda paternidad espiritual: nunca se deja de querer a un hijo o a un hermano."
 
COMENTARIO: San Josemaría solía decir cosas muy distintas. Estuve décadas allí. Leí y me predicaron a Escrivá por activa y por pasiva: no recuerdo ninguna cita del Fundador en ese tono. Lo contrario sí, fue una de las razones por las que me costó tanto irme: el miedo. La maldición del rejalgar cumplía la función de mantener dentro a los que habían mordido el anzuelo, y la cumplía bien.

Pero ya no nos sorprende. El anterior prelado, muy suelto de cuerpo, pudo escribir: “A la vez, como siempre dejó muy claro san Josemaría, los fieles de la Prelatura, al igual que todos los católicos, gozan de plena libertad para confesarse o hablar con cualquier sacerdote que tenga facultades ministeriales: os sorprenderá que os recuerde esta verdad tan clara, pero me interesa mencionarla porque quizá podría ser menos conocida por quienes nada saben del Opus Dei o del espíritu de libertad propio de los seguidores de Jesucristo.” (¿Qué ¡¡¡qué!!!? No más preguntas para mí, señor juez.)
 
---------------

Termina el pasaje diciendo: "“Conviene considerar dos planos distintos. Por una parte, el mensaje del Opus Dei representa un camino abierto para seguir a Cristo. Por otra, las actividades que desarrollan las personas y los centros de la Obra, en las que, como es natural, influyen las circunstancias y los modos de ser. Seguramente, entre tan gran número de personas y actividades -con buena intención- habrá habido errores, omisiones, descuidos o malentendidos. A mí me gustaría pedir perdón por cada uno de ellos.

COMENTARIO: Sobre esto ya ha escrito Dionisio (“El mismo perro con distinto collar”) y no tengo nada que agregar.

---------------------

CONCLUSIÓN: Yo no me he sentido herido, estoy herido. Y lo de curar las heridas, pues me lleva ya varios años de terapia con un equipo de clínico, psiquiatra y psicólogo. Entiendo que no será el caso de todos. Pero, más allá de heridas emocionales, arrastro secuelas del cóctel de psicofármacos, que me administraron durante años. El psicopus de turno me los recetó y yo los tomé. "El que obedece nunca se equivoca", era la filosofía. Lo que no me explicaron es que "el que manda nunca se hará cargo". Me queda el consuelo de que el prelado "desea con toda el alma que cure mis heridas". Yo también le deseo con toda el alma que se hagan cargo de lo que han hecho y siguen haciendo (como cuenta Solitudine, en "Lo que nadie puede imaginar".)

Cambiando de tema: en el viaje de regreso de su último, el Papa Francisco también usa una expresión parecida, pero es mucho más concreto en su pedido de perdón. Asume una responsabilidad mayor. Agradece que le hayan corregido.

Me llamó la atención otra frase suya: “"Sí, en la Iglesia hay corrupción. En la historia de la Iglesia siempre ha habido casos. El fundador de Sodalicio fue denunciado no sólo por abusos sexuales sino también por manipulación de las conciencias.”

¿Denunciado por "manipulación de las conciencias"? Querido Papa Francisco, si realmente le interesa el tema en el Opus Dei va a encontrar jugoso material.

Hondo


Publicado el Miércoles, 24 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Si me preguntas si una cascabel es venenosa, te lo digo.- Hondo

020. Irse de la Obra
Hondo :

Estimado Merak:

Agradezco tu paciencia. Esperamos tu texto, si es que te apetece escribirlo, para que nos cuentes tu relación con la Obra y así entenderte mejor.

Si lees lo que publicó Agustina (“El grito inútil y de tardío arrepentimiento por el error irreparable”) y lo comparas con las declaraciones del actual prelado vas a notar melodías muy diferentes.

Dice el prelado a la periodista Teresa Gutiérrez de Cabiedes:

“San Josemaría solía decir que guardaba afecto a todas las personas que se acercaban a la labor formativa del Opus Dei, aunque fuese por una temporada. Imagínese el afecto que conservaba hacia las personas que habían llegado a pertenecer a la Obra. Él sentía una profunda paternidad espiritual: nunca se deja de querer a un hijo o a un hermano”

Doy fe que mientras estuve en el Opus Dei no hice NADA por ayudar a quienes se fueron ni se me animó a hacerlo nunca. Doy fe, también, que al dejar la Obra, recibí el mismo trato indiferente.

No me sorprendió. Estuve décadas en la noria. Eso es lo que se enseña y es lo que se hace, pero no lo que se dice. Hay excepciones, si. Y muy justificadas, la Obra no da puntada sin hilo.

El prelado le dice a quien lo entrevista:"Imagínese". Pues eso, a poner imaginación porque de realidad, nada.

Si quieres comprender todavía más, y me parece que eso deseas honestamente, te recomiendo leer el escrito “Mi vida: otra historia que tampoco valió la pena” (serie completa).

Claro que no soy dueño de la verdad, pero si me preguntas si una cascabel es venenosa, te lo digo.

Hondo


Publicado el Viernes, 19 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: El poder de Escrivá.- Thelonius Monk

020. Irse de la Obra
Thelonius Monk :

Escrivá fue un hombre de poder que, además, buscó el poder. Esa búsqueda partía de cierto autoconvencimiento de ser un personaje único y estar en la historia para cumplir una función única. Latía fuertemente en Escrivá esa intención de cualquier poderoso: ser único.

El mismo proclamaba que había conocido a varios papas, cientos de obispos y todo tipo de autoridades eclesiásticas pero fundador del Opus uno solo: él mismo.

Escrivá logró su propósito al fundar el Opus. En la institución su poder fue absoluto y, además, divinizado. De allí que quienes le seguían estaban y están sujetos a una regla suprema: “obedecer o marcharse”.

El Padre, como lo denominan internamente, considera a su obra como algo rodeado de características excepcionales por lo que Escrivá, llevado por un acalorado entusiasmo, gritaba que el Opus es “el mejor lugar para vivir y para morir”. Si uno repite en voz alta la frase no puede salir de un cierto estado de estupefacción.

Desde esta percepción es coherente que Escrivá prometiera las mayores calamidades para quienes abandonaran nada menos que “su” institución como lo afirma en la meditación que se ha dado a conocer.

El discurso de Escrivá forma parte del abuso psicológico que sufren las personas de la Obra de un modo lento pero persistente. En esta oportunidad el abuso consiste en la amenaza de una vida fracasada.

Carezco de una sociología rigurosa pero pocos sentimientos son tan profundos y reparadores  como recuperar la libertad expropiada y abrazar el catolicismo sin las prótesis del Opus.

Bien vistas las cosas, la condena de Escrivá se vuelve en su contra. Si los numerarios y numerarias que hacen la fidelidad gozan de buena salud psíquica ¿por qué con el decurso del tiempo un buen porcentaje padece de problemas psicológicos propios de alguien cuya personalidad ha sido saboteada? Eso sin recordar los casos extremos de suicidios documentados o bien de personas que optaron por dejarse morir.

El Opus, como proyección de su fundador, mantiene el poder y un fuerte control sobre los numerarios y numerarias. Ya es hora de que las autoridades se pregunten: ¿Para qué?

Thelonius Monk


Publicado el Miércoles, 17 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: De nuevo la fidelidad.- Pepito

020. Irse de la Obra
pepito :

Muy oportuna la cita de Ruiz Retegui que Agustina hacía el pasado lunes. Y es que, en efecto, las periódicas amenazas institucionales a quienes intentaran bajarse de la barca siempre me parecieron motivadas por la sospecha de que los tales no eran pocos.

A veces, a solas conmigo mismo, tal práctica me han recordado la de de esos pastores brutos que cuando ven que una oveja se le descarría, sacan la honda y empiezan a lanzarle pedradas; pedradas pensadas para hacerla volver al redil, pero que también pueden servir para quebrarle una pata o descalabrarle la cabeza.

Pepito


Publicado el Miércoles, 17 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Fidelidad.- Pepito

020. Irse de la Obra
pepito :

Es curioso pero es claro que uno de los puntos más vidriosos del bagaje de “virtudes heroicas” de Escrivá, concretamente el de la caridad (y lo mismo cabe decir del menos adusto Portillo), sea el de sus preceptos y proclamas al respecto de la “fidelidad”, con sus augurios de infelicidad y la promesa del famoso rejalgar para cuantos se les bajaran de la barca.

Es curioso, digo, porque parece como si nuestro santo, nel mezzo del camin di nostra vita, o probablemente antes, se hubiera sentido facultado para someternos  a una especie de juicio particular anticipado, condenando el resto de nuestra vida, y ello  –que yo sepa- sin autorización alguna del Altísimo.

Además, y pese a cuanto ya se sabe sobre vocaciones falsas, equivocadas, impuestas, debidas a cualquier mindundi por él delegado en no se sabe qué grado para colocárselas a los pobres chicos que se pusieran a tiro, en todos casos se siguiera por igual y para todos la misma doctrina de Dios llama una vez y para siempre; y el que se vaya, tras las huellas de Judas (Portillo dixit) allá él, aunque dejando claro que el trato que sus antiguos hermanos le dispensen en adelante no podrá en modo alguno dar a entender que es lo mismo irse que quedarse; es decir, la aspereza dosificada, lo contrario del ubi caritas et amor….

Pepito


Publicado el Lunes, 15 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Es difícil desprogramar una mente a la que se le inocula esos mensajes.- Neo

020. Irse de la Obra
neo :

He leído la meditación 269 despacio y varias veces y quiero compartir con vosotros que, si ese es el mensaje que se transmite de la vocación y sobre todo de Dios, a mí en primera persona me genera cuanto menos rechazo y temor.

Me parece que generalizar y dar mensajes de que si te vas del Opus Dei y no perseveras vas a ser un desgraciado y un desdichado es cuanto menos un mensaje que lo que pretende es crear miedo, perturbación y sobre todo ejercer un control férreo hacia todo el que se plantee salir por diferentes motivos, generando en la persona una zozobra interior casi como decir que se va al infierno, al llanto y rechinar de dientes y ahí está la trampa: “conseguirás una precaria paz espiritual a cambio de una total entrega y obediencia a las rígidas y limitadas normas y costumbres del Opus Dei “.

¿Qué mensajes alentadores, de esperanza, de alegría, de amor, de caridad se ven en esa meditación 269?, ¿dónde se habla de Dios Amor?

Se habla de vender la vocación, pero bueno, como se puede hablar así de una cosa tan sagrada como es la vocación que tenemos todos los seres humanos, en el Opus Dei y fuera del Opus Dei, sólo por el hecho de que todos compartimos esa parte de filiación divina que nos hace tender a Dios, y esa vocación no se vende por salir de la obra. Me parece indignante que se hable de esos términos, que lo único que hacen es distorsionar la conciencia de una persona y hacer que viva en un estado de sumisión y de falta de libertad.

Es difícil desprogramar una mente a la que se le inocula estos mensajes de culpabilidad, de miedo, de perseverar a costa de la propia salud física y psíquica. Los caminos de Dios son inescrutables, distintos para cada persona y dar generalidades y mensajes unitarios para todos es un dislate, cada uno tenemos un momento, una evolución, un despertar espiritual, un recorrido distinto y cada uno en su diversidad ha de ser respetado como hijo de Dios sin fórmulas generales para todos.

Un saludo, Neo.

Publicado el Lunes, 15 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: La perseverancia de muchos está constantemente en peligro…- Agustina

020. Irse de la Obra
Agustina :

Tras la publicación de la meditación “El grito inútil y de tardío arrepentimiento por el error irreparable”, recomiendo la lectura del capítulo del libro don Antonio Ruiz Retegui titulado “Perseverancia”. Entre otras muchas reflexiones, destaco la siguiente:


"Es frecuente referirse al abandono del camino concreto vocacional, en un tono trágico, como si quien lo hiciera estuviera apartándose de Dios y abocándose a una vida necesariamente infeliz, lo cual es probadamente falso. Cuando en el lenguaje institucional se dan muchos juicios de ese tipo, se predetermina además la opinión de las personas sobre los que no perseveraron. Probablemente ese cúmulo de "expresiones condenatorias" del abandono de la institución vocacional, sea debido a la conciencia implícita de que la perseverancia de muchos está constantemente en peligro, y, en consecuencia, al empeño por asegurar la perseverancia de personas que no pueden estar "atadas" por otros vínculos externos, como es, en el caso de los religiosos, la situación pública y social. Pero el recurso a las presiones referidas resulta contrario a la naturaleza de las cosas, y, en la medida en que incluye esos juicios morales, es además violentador de las conciencias. Éste es uno de los casos en que aparece el intento de dominar a las personas a través de la conciencia".


Publicado el Lunes, 15 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Reflexiones sobre el artículo de Crónica.- AlexanderSupertramp

020. Irse de la Obra
AlexanderSupertramp :

Hola a todos.

Creo que ha sido una feliz coincidencia el que se publicasen el mismo día el escrito de World y de Neo. Me refiero a que la editorial de Crónica que compartió World me dejó mal, muy pensativo, y luego ver más abajo la reflexión de Neo sobre el acceso a la información que antes no teníamos es algo que me hizo mucho sentido.

La verdad es que cada vez me doy más cuenta de que en la Obra existen elementos de fanatismo que es importante considerar. Soy cuidadoso al usar una palabra tan fuerte. No me refiero a un ultraconservadurismo ni nada de eso, sino al hecho de justificar conductas abiertamente cuestionables sólo porque son propter regnum coelorum. Quizá me tomó mucho tiempo reconocer este fanatismo a causa del cariño que sigo teniendo a viejos amigos de la Obra o porque aún reconozco que mis años allí también me sirvieron para crecer en algún sentido. En fin, los informes de conciencia, el proselitismo con personas sin una total capacidad de discernimiento a espaldas de sus padres y tantas otras cosas ampliamente testimoniadas en esta página son algunos ejemplos de ese fanatismo.

Volviendo a la editorial en cuestión: ese texto es francamente violento, fanáticamente violento. No recordaba haberlo leído. Sí recuerdo alguna carta de don Álvaro en la que comparaba al que no perseveraba con el mismísimo Judas Iscariote, texto que se me dio a leer justamente en mi proceso de “discernimiento tardío” (después de 15 años en la institución), junto con alguno de esos libros de Jesús Urteaga que parecían lectura más motivacional que espiritual. En ellos, por no ser lectura interna, no se hablaba de los que no perseveraban, pero era bien claro que el autor estaba pensando en eso. Recuerdo también el video de alguna tertulia de Josemaría con jóvenes del centro de estudios en Brasil. De ella recuerdo que algún numerario le había compuesto una canción francamente desastrosa, y también que otro le hizo alguna pregunta relacionada con los que “no perseveraban en su vocación”, cosa rara de ver en una tertulia ya que el tema era bastante tabú. De la respuesta no recuerdo mucho, pero debe haber sido algo por el estilo de lo que dice esa editorial.

Felizmente no leí esa editorial cuando pensaba irme, porque me habría hecho muy mal. Esa lectura yo la pondría en el index; hay que tener un criterio muy bien formado para leerla con espíritu crítico. Todo esto me recuerda cómo se trataba el asunto: un tema tabú, del que se habla lo mínimo indispensable. Excelente estrategia, lo más parecido a la labor del protagonista de la novela 1984 en el Ministerio de la Verdad. Eso de que, de vez cuando, el director del centro lo llamara a uno a su despacho, en medio del silencio del tiempo de la tarde, y te dijera casi con un susurro: “fulanito… no perseveró. Encomiéndalo”. Y uno pedía permiso para hacer mortificación extraordinaria por el desdichado, aunque ya fuera un poco tarde, al menos para que no se perdiera su alma. En cierta ocasión se me ocurrió comentar en una tertulia que me había encontrado casualmente con un exn, que se le veía muy bien, que tenía una novia muy simpática, y que le enviaba saludos a todos. Respuesta: todos con cara de póker y, posteriormente, corrección fraterna. Eso lo dice todo. No sea que la “infidelidad” (¡qué palabra!) llegue a naturalizarse y a considerarse algo normal. Eso es lo que leo entre líneas en la editorial que compartió World: los que se van tienen una vida desdichada, y no se sabe nada más de ellos. Durante muchos años yo llegué a pensar eso; y cómo no, si en un entorno tan cerrado es lo único que has escuchado, es difícil pensar otra cosa.

Y justamente con respecto a esto es que conecto con la reflexión de Neo. Diría que al Opus Dei la “sociedad de la información” lo pilló por sorpresa, de modo que la mentira de que las “infidelidades” son van necesariamente seguidas de una vida de desgracia, o que los que se van le van escribiendo al prelado con lágrimas en los ojos que quisieran volver ya se hace menos creíble. Hace 15 o 20 años esa editorial de Crónica todavía era persuasiva; hoy no se la cree el más correcto alumno del centro de estudios (eso espero). Hoy los numerarios tienen a exnumerarios como amigos de Facebook, pueden acceder a escritos notables de Opuslibros, no creo que el director les esté revisando la correspondencia (¿tendrá la clave de los e-mails del centro?), etc. Son tantas cosas nuevas que las autoridades de la Obra o bien elaboran una lista interminable de notas con “criterios de prudencia”, o por fin comienzan a confiar en la buena fe y en la responsabilidad de quienes siguen dentro. No sé mucho es qué está la prelatura ahora, pero ojalá que sea lo segundo.

Alexander Supertramp


Publicado el Viernes, 12 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Sobre No Ver.- Periferia

020. Irse de la Obra
periferiapuntocom :

World nos transmite el contenido de un artículo de Crónica en consonancia con la mentalidad del año 56, que ciertamente no encaja con la de hoy, por lo que me voy a permitir glosarlo bajo mi punto de vista.

En el citado artículo se dice "El Señor nos ha dado la gracia maravillosa de la vocación –nos la dio de una vez para siempre-" así es, pero a través del Bautismo, el Opus Dei como tal no tiene el poder de concederla; y "nos la confirma cada día" por supuesto, pero a través de la existencia. Creo que todos estamos de acuerdo en que nuestra "correspondencia" a la gracia bautismal se verifica cada vez que decimos sí a Dios, y no solo cuando en un momento concreto hemos decidido seguirle en una institución determinada.

En los párrafos siguientes el texto se refiere a las defecciones, considero muy, muy delicado hablar de "defecciones" solamente cuando es el "llamado" el que se va, y no cuando al "llamado" lo hacen ir. Si la llamada es irrevocable, lo es siempre, y no solo a ratos.

En este punto, me gustaría reflexionar sobre la renovación de los supernumerarios. Partiendo de la base de que la vocación es única, el argumento que hay para la renovación anual de los supernumerarios que no tienen la fidelidad, es el del cambio de circunstancias. Es decir, si a un supernumerario o supernumeraria se le presentasen determinadas circunstancias que no le permitieran vivir su vocación, por caridad se le facilita desvincularse de los compromisos adquiridos con la Obra. Y me pregunto yo ¿por qué no facilitarlo de la misma forma a los numerarios y agregados? También nosotros sufrimos cambios de circunstancias que afectan seriamente a nuestra vida, sin que ello suponga una pérdida de los dones recibidos a través del Bautismo. Si los dones de Dios son irrevocables (Romanos 11:29) la vocación como don de Dios también lo es ¿cómo hacer depender la vocación de las circunstancias?

En la misma línea, pienso que es ir demasiado lejos identificar dejar el Opus Dei con alejarse de Dios. Sobre todo, cuando hay infinidad de casos en los que ha ocurrido lo contrario, es decir que justo el trato con Dios ha mejorado al dejar el Opus Dei.

Como he considerado anteriormente, en el citado artículo se emplean argumentos que están unidos a la mentalidad de una época, como es el que sigue "Desde que el Señor nos llamó, todo lo que no reciba de El su sentido nos queda pequeño, nos resulta ridículamente chato y pobre –mentira, cobardía, podredumbres bienolientes–frente a nuestra vocación. Por eso sentimos tanto que alguien en un momento dado pueda engañarse". Me parece que el mensaje no necesita comentario, se cae por sí mismo.

Todos pasamos por etapas en la vida en las que nos es difícil afrontar la realidad, sea cual sea esta. Y justamente la solución para superar esos momentos no viene de fuera, sino que está dentro de nosotros. Por eso, el planteamiento que se hace en el artículo, no es demasiado acertado, por ejemplo cuando dice "por un ciego ofuscamiento, por no ser a su tiempo dócil ni sincero en manos de quien tiene gracia de Dios para llevarle". La ayuda exterior facilita, pero no suplanta. La sinceridad sola no cura, y menos si quien escucha no lo hace, es decir, solo oye.

Como se puede ver, en el fondo está latiendo una determinada concepción de dirección espiritual, donde la autoridad sobre la conciencia viene de fuera. Tema del que se ha hablado abundantemente, y que motivó la carta del 2011.

No he cerrado las diferentes cuestiones a propio intento, estoy seguro de que la participación de los lectores enriquecerá positivamente la reflexión.


Saludos, y feliz año nuevo.

Periferia

Publicado el Lunes, 08 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: ¡Qué buen vasallo, si oviesse buen señor!.- El Cid Campeador

020. Irse de la Obra
ElCidCampeador :

¡Qué buen vasallo, si oviesse buen señor!

El Cid Campeador, 10/07/2017

 

 

Para mí lo de menos es que me pidáis cuentas vosotros o un tribunal humano; ni siquiera yo me pido cuentas. La conciencia, es verdad, no me remuerde; pero tampoco por eso quedo absuelto: mi juez es el Señor  (Cor 4, 2-3)


No desees una multitud de hijos malvados, no te goces de tener hijos impíos. Aunque sean muchos, no te alegres, si no tienen temor del Señor. No confíes en que vivan muchos años, ni te creas seguro porque son muchos; que más vale uno que mil, y morir sin tener hijos que tenerlos impíos
(Eclesiástico, 16, 1-3)

Me gustaría hacer una aportación, motivada por el informe sobre las chicas del Centro de Estudios (que rezuma de la libido dominandi agustiniana) y el escrito de Gervasio sobre las pretensiones del Opus Dei de formar parte de la jerarquía de la Iglesia.

En ese informe se habla mucho de obediencia, en mi opinión la única virtud que le interesa al Opus Dei para sus miembros. Obediencia que no tiene fundamento jurídico en los estatutos de la Prelatura, y como diría Santo Tomás la potestad recibida para mandar proviene de Dios y la obediencia ilícita define el caso de obediencia cuando el superior ordena algo fuera de su competencia, que es lo que sucede constantemente en la obra...


Publicado el Lunes, 10 julio 2017
(Leer artículo completo... | Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Posopusdeísmo y más allá.- Ignacio Ricardo

020. Irse de la Obra
ignacioricardodelama :

Ante el opusdeísmo fallido, primero el posopusdeísmo, es decir, dejarlo en su mundillo y abrirnos a cosas mejores; segundo: superarlo, un metaopusdeísmo: ir tan lejos en nuestros propósitos de entrega a Dios como cada quien quiera y pueda. Nuestro capital espiritual es la entrega inicial a esa obra -humana, obviamente- y la entrega durante nuestra mayor o menor estancia en ella -incluso con nuestras respectivas flaquezas-; y con ese capital emprender una nueva búsqueda personal de lo realmente importante: ¡Dios! Sin actos piadosos por "norma" y sí con actos de amor, de caridad real y todo cuanto hicimos en aquel pasado que podamos avalar; y evitar todo cuanto hemos experimentado que fue un fraude espiritual. Incluso por encima de ritos y particularidades de la Iglesia católica. ¡Encontrarlo: a Él! Y si la dificultad persiste, no cejar en las acciones personales para ello y sucumbir en la busca, si preciso fuera.

Ignacio Ricardo 


Publicado el Viernes, 09 junio 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Bienvenidos a la periferia.- Periferia

020. Irse de la Obra
periferiapuntocom :

Queridos todos:

Como otros muchos que aparecemos por aquí, desde hace tiempo quería agradecer y considerar las muchas cosas buenas que he sacado de mi paso por OpusLibros.

Nominalmente quiero citar a Carmen Charo, con la que tengo una deuda pendiente, Zartán con quien a menudo hablo y que posee esa bondad sobrenatural ¡que arrasa! Sin dejar atrás a Atomito, Nicanor o Ramana. Y qué decir de Mediterráneo ese ¡trozo de cielo en la tierra!

Reconozco que últimamente no pasaba por aquí, pero los encargos que recibo de algunos de vosotros hacen que recale de nuevo en estas páginas. Y de paso, además de cumplir el encargo, leo algunos escritos.

Me gustaría destacar dos de ellos, por un lado las opiniones de Alter Alterius sobre su "no salida". Mi caso tiene algo que ver con el suyo, salvo que considero que permanecer o no, no debería depender de circunstancias ajenas a nuestra voluntad, o conveniencias de logística. Como -en otro orden de valores- me comentaba en una ocasión un amigo aludiendo a las razones que le movían a no acometer su divorcio, en su caso era simplemente la falta de rentabilidad. No digo que no pueda ser una razón, pero el tema que nos ocupa es demasiado importante como para considerarlo en exclusiva desde ese punto de vista.

Cómo dice el Papa Francisco "El tiempo es superior al espacio". El tiempo también ha jugado a mi favor, y de ello sois testigos los arriba citados. Ramana me decía hace unos días "¡ERES LIBRE!, lo que vives lo haces en libertad!" ¡Me pareció precioso! porque refleja la realidad.

Y puede que muchos al leerlo desconfiéis. Pero, insisto la suerte es que los arriba citados sois testigos de mi vida.

El otro escrito al que quería hacer referencia es al de Pepgrass del 8 de mayo. ¡Tanto tiempo sin saber de ti! En este caso, el tiempo también corre a nuestro favor. Algo que he aprendido a lo largo de este recorrido es que en la vida hay que recorrer y experimentar todas las etapas, todas, porque solamente así aprendemos a existir, a vivir.

Gracias de nuevo a todos, y quizás me anime a escribir aquí una serie dedicada a mis memorias. Unas memorias nada al uso.

Un fuerte abrazo para todos, todas y tod@s.

Bienvenidos a las periferias.

Periferia

Publicado el Miércoles, 07 junio 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Ser o no ser, esa es la cuestión.- Daniel

020. Irse de la Obra
Daniel :

Querido Alter Alterius:

No nos dices por qué no te vas. Bien, pero yo sí te diré por qué no me iba: por un miedo irracional infundado e infundido por una confusión mental bien elaborada desde antes de nacer. No hay más razón. Y la fe no se pierde, sino que se abren los ojos. De todas formas, aun con los ojos abiertos, se dan saltos de conciencia a lo largo de la vida. Nadie ha nacido para vivir en una vitrina. Esa decisión es una "blasfemia", una traición a sí mismo. Si no te vas es porque sigues albergando una esperanza dolorosa en una doctrina absurda. Si queremos que el mundo cambie, ese cambio ha de empezar y seguir por nosotros mismos. No esperes un cambio en una institución que se basa en la rigidez y en la anulación del pensamiento. Los que estén ahí, están porque no quieren pensar, porque han entregado su dignidad a una entidad que ni conocen ni se atreven a conocer ni la reconocerían si la vieran.

Ahora voy a dar un salto al Pentateuco y te invito a leerlo y luego me dices quién es el protagonista y qué etiqueta psiquiátrica le pondrías si fuera humano. Miedo a ser feliz, miedo a pensar, miedo a la libertad. ¡Cómo se manipulan las conciencias desde la más tierna infancia! ¿Tú crees que el Cosmos está esperando de ti que vivas en una vitrina? ¿Para eso naces con unos dones y con mucho que aportar a tus prójimos y con otro tanto que recibir de todos?

Daniel


Publicado el Lunes, 29 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: ...Y de todos los horrores.- Jago.

020. Irse de la Obra
Jago :

Opus Dei. Me pregunto como es posible tanta prepotencia. No sabemos de más obra de Dios que la Creación, con su historia de salvación y que todos conocemos, en la que por supuesto se contiene la fundación de la Iglesia. Es relativamente simple, Dios nos dejó la libertad para ejercitarla con sus mandamientos y teniendo en cuenta las leyes de la Física, la Biología y la Psicología.

También sabemos que todo ser humano y especialmente cuando se comporta como parte de un grupo, digamos que si en él se introduce la contraseña correcta, puede ser capaz de todos los errores y todos los horrores como decía el fundador de la secta que nos trae al caso. Véase la Alemania nazi, donde un tipo generó una civilización del horror u otras también similares como las comunista o islámica. Todo ser humano es capaz de ser lo mejor y lo peor.

Desde luego en otro plano, digamos más doméstico, las sectas funcionan de forma parecida cuyo efecto más evidente es el control total del adepto, su voluntad, sin duda sus bienes y siempre su pensamiento y conducta. ¿A que esto nos suena?

Pero olvidaba presentarme, mi caso es sencillo, pité con 14,5 y dejé el Opus Dei el 19M que me tocaba hacer la fidelidad. Por tanto mi relación con el OD fue efímera comparada con la de muchos de los que escribís por aquí. No me sentí víctima en ningún momento y no tengo mucho que contar de mi experiencia en el Opus Dei.

Pero quisiera destacar dos cuestiones de lo que leo por aquí; por delante vaya mi admiración hacia vuestra valentía y generosidad ayudando a los demás, entregando vuestro conocimiento y experiencia respecto a la secta. La mayoría de los que escribís, me da la impresión que habéis sido o seguís siendo numerarios, lo que añade más valor a vuestro testimonio; es como si los ex oficiales de las SS contaran al mundo lo nefasto que es el nazismo. Sin duda están autorizados para hacerlo, otra cosa es el tono en que lo harían, lo que además me da pie para entrar en la segunda cuestión que me gustaría destacar: el tono que a veces se percibe crítico hacia los que siguen dentro y desde luego el tinte victimista, cuando en realidad hemos sido verdugos.

Los aportes que se hacen llenos de información me parecen imprescindibles. El conocimiento, si bien no es suficiente, es necesario para tomar decisiones. Pero donde me atasco es en esa parte testimonial en la que aparece la víctima. Recordad que los que han funcionado como correas de transmisión hemos sido nosotros; somos los que hemos renegado de nuestras familias, de nuestros amigos, de nuestra libertad y hasta del sentido común. Elegimos violar las conciencias de otros hijos de Dios, dirigir la vida de otros cuando la mayoría no seriamos capaces de educar a un gato.

Señores ex numerarios, ese infantilismo en el que nos hemos desenvuelto con tanta comodidad, viviendo de puta madre a mesa puesta por esclavas, nos sirve o nos ha servido dentro del Opus Dei. Aquí fuera, en el mundo real no cuela. Y no es que sea el rejalgar pero tener sirvientas cuesta su pasta, una familia de verdad es una responsabilidad que muchos no conocéis y aunque el convento sea frío, aquí fuera cuando lo hace es que hiela del carajo. En añadidura, asumid que como numerarios hemos sido los oficiales de la secta, “los elegidos” y esto sigue rezumando en algunos escritos porque en el fondo a algunos eso de mandar sin los inconvenientes de la responsabilidad, os sigue poniendo.

Yo estuve unos años dentro y fui al menos tan gilipollas y cabronazo como vosotros, pero no acepté la propuesta de serlo de por vida. Esto no me hace mejor que los que se quedaron. Los que lo aceptaron quedarse no fueron engañados, aceptaron el teatro, un estilo de vida, se casaron con una novia cuyos defectos conocían. En mi caso, que tampoco es único, entendí que la fidelidad era la boda y la novia me parecía asfixiante, mentirosa, vanidosa, sádica, en fin, nada que no supiéramos todos. De modo que el día de la boda desaparecí y hasta hoy. No es tan honroso como esas historias que contáis algunos, heroicas desde luego, hasta hay quien espera no se qué dispensa, pero un mutis por el foro no deja de ser literario. En todo caso, sí soy víctima es de mi propia estupidez.

Me alegro por aquellos a los que acerqué a Dios y lo lamento por aquellos que pitaron por mi proselitismo. A estos últimos especialmente les he pagado con mi amistad incondicional ya que no tengo otra cosa, espero que esto les compense y que Dios me perdone.

Por otra parte y viendo la prevalencia del sector numerario en este espacio, parece que a los ex supernumerarios, agregados y numerarias auxiliares, o no les afectó tanto y pasaron página rápidamente, o tal vez se sienten bien representados por los que se han sometido al control absoluto e institucional del opus. No tengo la clave pero me resulta curioso.

Entiendo que en el caso de los agregados es complicado ya que hacerles tragar con tanta tontería no es fácil por su contacto con la vida real. Esos iban a bodas, cine y entre ellos disfrutaban de amistades sinceras. Digamos que me pareció que en general escogían lo que consideraban de Dios y la normativa anexa la desechaban discretamente.

Los supernumerarios, por el limbo en el que siempre han vivido, deben estar asombrados con lo que aquí se escribe. Si muchos numerarios ignoran, los supernumerarios que lean opuslibros no se lo creen directamente.

Pero ¿y las esclavas auxiliares?, ostras, eso es indecente. Esas sí que son víctimas, esas se han dejado la piel sirviendo a tanto gilipollas con agenda que resulta asombroso su silencio. Se han quedado sin palabras.

Y aquí estamos, los ex oficiales de la SS quejándonos de lo malo que es el nazismo, esa estructura, estilo de vida que nosotros impusimos con todo desprecio de la conciencia personal, manipulando y mintiendo a sabiendas. La obediencia debida, ya se sabe. Lo importante es el Reich, no el individuo.

Me consta que el victimismo es un recurso psicológico común fruto del efecto de justificación. Ni en eso vamos a ser diferentes del resto de mortales. Pero hay que asumir el pasado porque la vida es serial y no hay paralelismos sobre los que discurrir. Tal vez deberíamos integrarlo como un entrenamiento para el presente y seguir caminando.

Pero no os preocupéis, el día del Juicio, vamos y le decimos al Señor que un cura de Barbastro nos dijo lo que teníamos que hacer. Lo entenderá perfectamente.

Un abrazo enorme a todos.

Jago.

P.D. Con victimismo o sin él, gracias en todo caso porque sois imprescindibles.


Publicado el Lunes, 29 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Irse de la Obra o no.- Alter Alterius

020. Irse de la Obra
Alter Alterius :

En las dos últimas actualizaciones de Opuslibros se interesa Daniel [1] y [2] por mi situación personal, porqué no me voy, mi humildad o soberbia, cosas en que yo debería cambiar, etc. Las razones por las que permanezco en la Obra son muy complejas y para explicarlas tendría que dar tantos detalles que acabaría siendo fácilmente identificado, lo que no deseo. Como soy libre, puedo cambiar de opinión un día; si eso ocurriera entonces diría mi nombre y enviaría fotos.

 

Las razones que alguien puede tener para irse o quedarse son muy variadas, cada uno tiene su historia y yo no voy a contar la mía. Lo que creo que está claro es que la Obra ha batido varios records en la historia de la Iglesia: el crecimiento acelerado seguido de un escandaloso porcentaje de personas que no siguen, o de depresiones entre los que siguen, o en tratamiento para la ansiedad de los que quieren seguir o para forzar la perseverancia de los que se lo plantean, o que no pueden irse por temor a represalias laborales o por haberlo abandonado todo... No es cuestión de entender la libertad. No soy yo el que tiene que cambiar. Los frutos amargos (y podridos también) que tiene la Obra tendrían que hacer reflexionar a los que tienen cargos de responsabilidad y cuestionar lo que se hace en la Obra, entre lo que hay muchas cosas claramente reprobables, y hacer una crítica constructiva y valiente. Lo que nos vendieron para que pitáramos no se parece a lo que luego hemos comprobado que es, por eso la gente se va y por eso hay quienes queremos que cambien los abusos.

¿La alegría de los hijos de Dios? ¿La alegría como norma de siempre? ¿Sembradores de paz y de alegría? ¿Gaudium cum pace? Yo veo sobre todo depresiones, egoísmo en la fraternidad en un desesperado intento de estar a gusto, y personas que lo pasan mal o que se van. Los resultados están tan a la vista que sorprende el desparpajo con que mienten los directores y la cara tan dura que tienen al pedir que no se tenga espíritu crítico... o que se vaya el que quiera cambiar algo.

 

Alter Alterius


Publicado el Viernes, 26 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Respuesta a kywala.- Dufresne

020. Irse de la Obra
Dufresne :

Querido kywala: mis pensamientos precisamente.

Después de salir y empezar a pensar en lo que c***jo acababa de pasar con 14 años de mi vida, llegué a la misma conclusión. La fe era tan absurda como creer en el Flying Spaghetti Monster. No sólo absurdo, sino inútil. Por supuesto, si la religión da a alguien alguna comodidad, o le bloquea de lastimar a la gente, por favor sean muy religiosos :) Tristemente el contrario es demasiado frecuente. Experimentar esta misma vida, este mismo mundo, esta misma gente que vive a mi lado, dentro de nuestra vida, es el único sacramento que necesito. Es emocionante en su libertad. Live long and prosper :-)

Dufresne


Publicado el Viernes, 05 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Dentro, a lo mejor puedes hacer algo.- Solitudine

020. Irse de la Obra
solitudine :

Hola Stoner: yo también estoy dentro pero fuera. Es decir ya no vivo en un centro hace 4 años, pero legalmente sigo siendo de "casa".

 

Sigo en contacto porque tengo amigos dentro como tú que no aguantan pero no dan el paso. También me persiguen desde el centro donde pertenecía y también delegación etc... Yo comprendo que es muy complicado dar el paso después de haber vivido con tanta entrega y sinceridad el espíritu de obra. Pero también me cuesta mucho entender que sigáis aguantando el libro de meditaciones, las infumables meditaciones, la prohibición de tantas cositingas, las aburridisimas tertulias, a los numerarios que viven dentro de una burbuja y no comprenden que fuera también hay vida.

 

A mí me bastó el acoso a mi conciencia, el control absoluto de mi vida, la constante manipulación en los argumentos, el ver una y otra vez que después de tanto hablar todo queda en saco vacío. Stoner, esto no va a cambiar nunca. Al opus dei lo dejarán morir, languideciendo, los directores centrales y el prelado. Nunca escuchan. Si escuchasen, esto habría cambiado hace mucho tiempo. Y si, es penoso haber dedicado 50 años de una vida para contemplar que no ha servido para nada. Yo no estoy resentido, ni ataco nada, puedes ver mis escritos, pero me apena muchísimo. Espero que Dios tenga en cuenta tantos años de entrega absoluta.

 

Si necesitas algo pídele a Agustina mi correo. Hay sacerdotes numerarios que están como tú. Pero no pueden hacer nada. No creo que debas dejarlo. Dentro a lo mejor puedes hacer algo.

 

Un saludo con todo cariño

 

Solitudine


Publicado el Miércoles, 03 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Buzon de quejas en el vaticano?.- Guillermo Alar

020. Irse de la Obra
Guillermo_alar :

Hola, Estuve en la obra 10 años en Colombia y afortunadamente me fui, he sido increiblemente más feliz por fuera.

A veces cuando reflexiono en las mentiras que nos decian y las prácticas locas que se viven allí me quedo sorprendido...

Quería preguntar si alguno sabe si el vaticano tiene una pagina web o buzon web al que uno pueda escribir. Me gustaria mandarles correspondencia con mi testimonio. Sin duda el opus realiza varias cosas que van contra las buenas practicas de la iglesia y tal vez no les llega suficiente información.

Saludos a todos

Guillermo Alar 


Publicado el Lunes, 01 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Cegado por mi amante la Obra.- Ignacio Ricardo

020. Irse de la Obra
ignacioricardodelama :

CUANDO MI VIDA de amante de la Obra yo estaba, si no enamorado, sí cegado. Y, con frecuencia, oía expositores que nos hacían sentir que quizá éramos indignos, "que nos habíamos colado", que no estabamos a la altura requerida; consecuentemente, yo me cuestionaba y me sentía indigno... ¡Ah! pero predominaba en mí la confianza en mi amante y, amoroso, me esforzaba, salvo en mis debilidades más enraizadas. (En éstas, me atenía a la confesión y a la dirección espiritual.) Y seguía mi romance, entregado a mi amante.

Hasta que, un buen día -sí, muy buen día- logré "colarme". Y ME FUI, me fui a vivir mi vida, dejé a mi amante. Bueno ella fue la que me dejó; sólo que lo hizo por mis irremediables infidelidades. El caso es que yo me gané el rompimiento de tal relación y superé el hechizo -sin comillas-, me colé pa' fuera, para afuera de la entrega que, de otra manera, hubiera seguido siendo total -sí: ¡total!-; salvo, obviamente, mi naturaleza humana, excesivamente humana.

(He optado por ser breve y no ahondar mayormente acerca de una de mis primeras amantes; luego he tenido dos esposas: la primera es muy amiga mía y madre de una mujer excelente y un gran hombre al que adoptamos, la segunda es mi adoración actual y con ella tengo una gran mujer, muy madura y un joven no tan maduro pero que ahí la lleva; en ello estamos luchando: él, su mami y yo.)

Ignacio Ricardo


Publicado el Viernes, 28 abril 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)


     Contacta
Si quieres contactarnos, escríbenos a esta dirección:
Nuestra dirección de correo
(Haz click en el sobre)

     Buscar



     Buscar con
Google

en opuslibros

     Documentos por categorías

Libros silenciados

Tus escritos

Documentos internos

Selecciones de escritos

Correos

Recortes de prensa

Recursos para seguir adelante

Homenaje


     Encuestas
Aspectos sociológicos
del Opus Dei


     Videos
Ultima entrevista a Miguel Fisac

Ex numeraria auxiliar Catherine Tissier denuncia a la escuela Dosnon

Canal OpusLibros en YouTube - Administrado por Spiderman

     Colegios, clubes,...
Colegios, clubes juveniles, colegios mayores y universidades vinculadas al Opus Dei

     Anteriores
Viernes, 07 abril 2017
· Si estas pensando en salir, hazlo ya! si estas pensando en entrar, NO lo hagas!.
Miércoles, 29 marzo 2017
· ¡Gracias!.- Copinol
Lunes, 27 marzo 2017
· Nada ha cambiado.- Novaliolapena
Viernes, 17 marzo 2017
· Cortar por lo sano ¡YA!.- Orange
Miércoles, 15 marzo 2017
· De cara al 19 de marzo.- Class
Lunes, 13 febrero 2017
· Qué es ser fuerte.- A.Plaza
Viernes, 10 febrero 2017
· Hay que ser fuerte.- Class
Miércoles, 08 febrero 2017
· No he tenido vida.- solitudine
Miércoles, 18 enero 2017
· La felicidad está afuera.- Lamztl
· La mancha de mora se quita con otra mora. Para Pozuelo.- A.Plaza
Lunes, 16 enero 2017
· Dejar el opus dei.- Pozuelo
· La experiencia de la salida.- removiendo53
Miércoles, 23 noviembre 2016
· ¿Qué ha sido de ti, Unanume?.- Fueraborda
Lunes, 14 noviembre 2016
· María del Carmen Tapia, de superdirectora a persona.- Jiménez
Miércoles, 09 noviembre 2016
· Adios.- zartán
Viernes, 28 octubre 2016
· Otras experiencias para despedirse de la Obra.- Fueraborda
· ¡Animo gaspar! .- Mulan
Lunes, 24 octubre 2016
· Cómo desvincularse de la obra.- novaliolapena
· Padres e hijos.- Pepito
Viernes, 21 octubre 2016
· ¿Podríais decirme los pasos para ir desvinculándome?.- Gaspar
Lunes, 03 octubre 2016
· Mi 2 de octubre, hoy.- Hormiguita
Viernes, 16 septiembre 2016
· Carta a quien corresponda.- Spiderman
Miércoles, 14 septiembre 2016
· Comentando con Dionisio y U2.- fueraborda
Viernes, 09 septiembre 2016
· Preguntas cómo se podía aguantar ahí dentro...- U2
Lunes, 05 septiembre 2016
· Descatalogados.- ElCanario
Lunes, 29 agosto 2016
· María del Carmen Tapia.- Class
Viernes, 26 agosto 2016
· Releyendo a Dña. Maria del Carmen Tapia.- Orange
Lunes, 22 agosto 2016
· Mi vida en el Opus Dei. Ya pasó todo, y sin noticias del rejalgar.- Agustina
Sábado, 20 agosto 2016
· Mi vida en el Opus Dei. Ya pasó todo, y sin noticias del rejalgar.- Fueraborda
Viernes, 19 agosto 2016
· Los directores que escribieron mi historia y algún recuerdo.- Fueraborda
Lunes, 08 agosto 2016
· Para Chico.- Hormiguita
Viernes, 05 agosto 2016
· Vuestros comentarios.- Fueraborda
· Manera correcta.- Class
· Querido hijo: Para Chico.- A.Plaza
Lunes, 01 agosto 2016
· Hasta que no te defiendes con fuerza, te arrastran por el suelo.- Dionisio
Viernes, 29 julio 2016
· Historia de un escape a través del Messenger.- Nicanor
Miércoles, 27 julio 2016
· La historia se repite machaconamente. Para Fueraborda.- Ex apéndice
Lunes, 25 julio 2016
· Ignoraba que la perversidad nacía de la propia institución.- Fueraborda
· Más previsible que el final de Titanic.- CuG
Viernes, 22 julio 2016
· La alegría de los hijos de Dios. Para Serendipia.- Dionisio.
Miércoles, 20 julio 2016
· Salir del Opus Dei... ¿Existe la felicidad allá fuera?.- Nicanor
Lunes, 04 julio 2016
· Free as a bird.- citlalli
Miércoles, 29 junio 2016
· No me remuerde la conciencia.- Trina
Lunes, 22 febrero 2016
· Nosotros, los réprobos.- Pepito
Lunes, 01 febrero 2016
· CÓMO DEJAR EL OPUS DEI SIN SECUELAS.- Pepgrass
Lunes, 21 diciembre 2015
· No pasa nada cuando sales.- Guillermo_Alar
Miércoles, 25 noviembre 2015
· Comentarios a la ultima entrevista de Fazio.- CuG
· Roma no paga a los traidores.- Manzano
Viernes, 09 octubre 2015
· No se dejen chantajear.- Jebj
Lunes, 07 septiembre 2015
· Levanta el ánimo.- A.Plaza
Miércoles, 19 agosto 2015
· Mi segunda opinion sobre el caso Antonio Esquivias.- Orange
Miércoles, 05 agosto 2015
· Otra cosa es con guitarra.- Atlast
Lunes, 03 agosto 2015
· Los doce pasos.- CuG
Lunes, 27 julio 2015
· Encuentros con los de adentro.- Chale
Miércoles, 22 julio 2015
· ¿Estoy amargado o resentido con el Opus Dei?.- Antonio Esquivias
Lunes, 29 junio 2015
· Otro encuentro en la tercera fase. Para Maripaz.- Hormiguita
Lunes, 27 abril 2015
· Magnanimidad de los hijos de Escrivá.- CuG
Miércoles, 22 abril 2015
· SECUESTRADOS.- Flanpan
Viernes, 10 abril 2015
· Me sonrío de las cosas que contamos y que son de película.- Junio
Miércoles, 18 marzo 2015
· Un breve ensayo sobre la fidelidad de Gustave Thibon.- Isidro
Lunes, 16 marzo 2015
· Acosos y coacciones.- Pepito
Lunes, 09 marzo 2015
· ¿Punto y final? No, punto y seguido.- DUDAS
· Al activo del balance.- curial
Miércoles, 04 febrero 2015
· Matices sobre los que se van. Para ebe.- Dionisio
Miércoles, 14 enero 2015
· Camino a ninguna parte. Respuesta a CR.- Dionisio
Lunes, 12 enero 2015
· Para un amigo físico.- Zartán
Miércoles, 12 noviembre 2014
· Antonio, no vayamos de ingenuos.- Class
Miércoles, 05 noviembre 2014
· Excardinación de sacerdotes del Opus Dei.- Isabel Sala
Lunes, 03 noviembre 2014
· Exit(o).- Sharon Sharia
Viernes, 31 octubre 2014
· Más sobre excardinación de la Prelatura Opus Dei.- Rampsall
· Indefensión y terapia.- Pinsapo
Miércoles, 29 octubre 2014
· No me ofendo.- MMZ
Viernes, 24 octubre 2014
· Excardinación de la prelatura Opus Dei.- Rampsall
Viernes, 08 agosto 2014
· utilizar en Vano el Nombre de Dios.- Histri
Lunes, 28 julio 2014
· Un recuerdo para la petición de Antonio Esquivias.- Agustina
Viernes, 25 julio 2014
· Petición de Antonio Esquivias.- Enrique Antonio
Viernes, 18 julio 2014
· Estimación de sacerdotes que se van.- BoQ
Miércoles, 09 julio 2014
· Varietés de pareja y de verano.- Manzano
· Autobombo y nada más que autobombo.- Josef Knecht
· Sacerdotes que se van.- BoQ

Archivo anterior




Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.150 Segundos