Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 65 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?



Si te quieres ir, si no quieres entrar, si te has ido y necesitas apoyo, si llevas a tus hijos a colegios de la obra, si buscas información, si quieres saber la verdad de los que estuvimos dentro... ¡adelante!

Nuestra visión difiere sustancialmente de la que la prelatura del Opus Dei proyecta de sí misma en sus webs y medios de comunicación. Consideramos que la libertad de expresión de los que estuvimos dentro enriquece el debate, aunque el Opus Dei piense lo contrario.

¡Ojo! No es una web contra la Iglesia.
Es una web informativa sobre el Opus Dei.

* * * * * * * * * *


Ultimos envíos publicados:

Viernes, 19 de enero de 2018

Algunos textos fundamentales

EL VERDADERO ROSTRO DEL OPUS DEI

La reflexión que ofrecemos en estas páginas está basada en la experiencia de muchas personas a lo largo de su vida en el Opus Dei. Ha surgido como consecuencia de una prolongada deliberación sobre la realidad de la Obra de Dios, verificable por quien desee investigarla, pues existen pruebas documentales abundantes de cuanto aquí se dirá. Ha sido realizada sin resentimiento y está motivada por un afán clarificador.

El verdadero rostro del Opus Dei (español)
Il vero volto dell'Opus Dei (italiano)
Le vrai visage de l’Opus Dei (Français)



LA LIBERTAD DE LAS CONCIENCIAS EN EL OPUS DEI

Desde sus comienzos, el Opus Dei viene suscitando una gran diversidad de opiniones y discusiones, no sólo derivadas de la simpatía o antipatía, sino sobre la realidad de su verdadera entidad. Este hecho es ya extraño de por sí en una institución hoy legítimamente aprobada por la Iglesia, cuyos Estatutos son y han sido siempre públicos y oficiales en sus distintas configuraciones canónicas. ¿Qué causas motivan entonces las controversias? En las líneas que siguen, el lector encontrará razones suficientes para responder a este interrogante. (Artículo completo - Español - English - Italiano - Français - Deutsch)


AD MENTEM PATRIS (Según la mente del Padre)

El presente artículo ha sido redactado por un ex numerario con motivo de los 10 años de su salida de la Obra. Se trata de una reflexión con un marcado carácter autobiográfico, expresado en lenguaje vivencial y coloquial. Y lo destacamos porque, pese a su carácter ocasional, expresa muy bien algunos de los problemas más importantes que aquejan al Opus Dei.


Amigos de Opuslibros


Si quieres colaborar económicamente

para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


 Correos: No comprendo cómo tardé treinta y dos años en salir.- MMZ

040. Después de marcharse
MMZ :

¡Hola Agus! 

 

Quería contarte que estamos felices, han sido diez años maravillosos y vamos por más.

 

 

Cada día más agradecida de haber seguido las luces del Espíritu Santo que me llevaron fuera de aquel lugar que solo me entristecía.

No comprendo cómo tardé treinta y dos años en salir.

¡Muchas gracias a vos y a Opuslibros que me acompañaron con tanto cariño! 

¡Mil gracias por todo! 

Besos

María (MMZ)


Publicado el Viernes, 19 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: La neurosis institucional y un cuento de Cortázar.- Ramana

105. Psiquiatría: problemas y praxis
ramana :

Las muchas noticias aventadas en estas páginas sobre el tan estalinista procedimiento de retocar fotos, textos, fechas y hasta fragmentos de películas del Mismísimo Fundador, trufados de comentarios que ya no se consideran adecuados o “religiosamente correctos”, me ha recordado una anécdota de mis tiempos escribáricos y un magnífico cuento de Cortázar publicado en ese mismo año de mi anécdota, relato que yo leí un par de años después, feliz y liberado ya del índice, o Index, escribariano postconciliar.

La anécdota se produjo durante la audición, arrobados todos bajo la meliflua proclama del Canciller General, con su impagable acentillo baturro y su deje afeminado, de la homilía “amar al mundo apasionadamente”, proclamada orbi et orbi en la Universidad pamplonica. En un momento dado, el mosén carraspea y se embrolla apenas medio segundo. Al terminar la audición y descendidos de nuestra levitación particular, recuerdo cómo la persona con la que yo hacía la charla, un buen periodista, muy brillante, JMV, encargado técnico de la audición, comentó en un grupito que esa vacilación fruto del carraspeo se iba a arreglar en el estudio con un pequeño corte de posproducción, y así quedaría “impecable” y nadie “se daría cuenta del fallo”. Es sabido que Nuestro Padre jamás yerra, jamás tose, jamás balbucea. Lo que oyeron nuestros oídos no constará en el producto final, perfecto, límpido: la imagen de un santo. JMV abandonó la obra pocos meses después.

Como yo me quedé sin charlero, me adjudicaron otro y me dijeron que JMV se había ido de director técnico a no sé qué obra corporativa. Vale, pues me alegro, pensé yo. Cuando supe que ya no era de casa, mi decepción por aquella zafia mentira causó en mí más mella de lo que entonces pude ver, que se sumó a un extraño e inconfesable sentimiento de decepción, pues reconozco que lo admiraba, por su entusiasmo, su curiosidad y por lo buen profesional que era; todo ello, sobre todo la tristeza de saber que me habían mentido y ocultado la marcha de mi “director”, me produjo una crisis (otra gotita, otro aldabonazo) de la que ya no me recuperé: gracias a Dios.

Vuelvo a la anécdota y al cuento de Cortázar “Queremos tanto a Glenda”, cuya lectura recomiendo vivamente. La neurosis institucional que padece la obra la ha llevado a un despeñadero de difícil marcha atrás consistente en pensar que dado que la obra es perfecta, todas su actuaciones (y no te digo las de su fundador) han de serlo también, por lo tanto cualquier mácula ha de ser erradicada ipso facto ad maiorem operis gloria. Esa neurosis genera un crescendo de operaciones profilácticas destinadas (síndrome Dorian Grey, podría llamarse, por el famoso retrato imaginado en la novela de Oscar Wilde) a mantener incólume la imagen de la Cosa, al margen de sus más que dudosas prácticas terrenales; ad intra, retocando las revistas internas y demás bibliografía, y ad extra, en sus múltiples comunicados, aopés y mentiras varias, aquí ya muy profusamente denunciadas. El mejor ejemplo ad intra y ad extra, la famosa carta del prelado sobre la dirección espiritual. Psicológicamente, la neurosis se basa en la dialéctica nociva que se genera constantemente entre la idea y el ideal que de sí quiere tener la obra y que, sin duda, obedece a claras y harteras pulsiones fundacionales. Esa misma dicotomía se desarrolla luego en cada uno: lo que se dice que la obra es, frente a lo que se hace, generando la consabida, lenta y destructiva disociación en cada miembro (y “miembra”) que culmina, en muchos y dolorosos casos, con la doble vida (el famoso doble-pensar), la hipocresía, las medias verdades y esa extraña desazón, ese runrún constante de vivir una enorme mentira de la que no te puedes desembarazar y que te va minando.

En el cuento de Cortázar, un grupo de admiradores de cierta actriz de cine llevan su paroxismo idealizador hasta sus últimas consecuencias. Obsérvese el lenguaje religioso que pespuntea todo el cuento para hacernos ver que lo que comenzó como el fanatismo venial y divertido de un grupo de fans, termina en criminal pesadilla neurótica. Acaso el mismo final que le espera a la obra escribariana, poseída de manera harto suicida por un síndrome de “perfección ideal” que terminará por colapsar, ya que la única salida que percibe la neurosis es la huida hacia adelante. Si no, al tiempo.

Ramana


Publicado el Viernes, 19 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Si me preguntas si una cascabel es venenosa, te lo digo.- Hondo

020. Irse de la Obra
Hondo :

Estimado Merak:

Agradezco tu paciencia. Esperamos tu texto, si es que te apetece escribirlo, para que nos cuentes tu relación con la Obra y así entenderte mejor.

Si lees lo que publicó Agustina (“El grito inútil y de tardío arrepentimiento por el error irreparable”) y lo comparas con las declaraciones del actual prelado vas a notar melodías muy diferentes.

Dice el prelado a la periodista Teresa Gutiérrez de Cabiedes:

“San Josemaría solía decir que guardaba afecto a todas las personas que se acercaban a la labor formativa del Opus Dei, aunque fuese por una temporada. Imagínese el afecto que conservaba hacia las personas que habían llegado a pertenecer a la Obra. Él sentía una profunda paternidad espiritual: nunca se deja de querer a un hijo o a un hermano”

Doy fe que mientras estuve en el Opus Dei no hice NADA por ayudar a quienes se fueron ni se me animó a hacerlo nunca. Doy fe, también, que al dejar la Obra, recibí el mismo trato indiferente.

No me sorprendió. Estuve décadas en la noria. Eso es lo que se enseña y es lo que se hace, pero no lo que se dice. Hay excepciones, si. Y muy justificadas, la Obra no da puntada sin hilo.

El prelado le dice a quien lo entrevista:"Imagínese". Pues eso, a poner imaginación porque de realidad, nada.

Si quieres comprender todavía más, y me parece que eso deseas honestamente, te recomiendo leer el escrito “Mi vida: otra historia que tampoco valió la pena” (serie completa).

Claro que no soy dueño de la verdad, pero si me preguntas si una cascabel es venenosa, te lo digo.

Hondo


Publicado el Viernes, 19 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Toda la razón: Ser supernumerario no es patente de corso.- Class

075. Afectividad, amistad, sexualidad
class :

Mediterraneo, aquí hay dos conceptos que mezclamos y no tienen nada que ver, a mi modo de ver. A ver me explico… las relaciones prematrimoniales no garantizan ni el éxito ni el fracaso de la relación matrimonial futura.

Nunca has oído el típico caso, de que viven felizmente rejuntados y cuando se casan fracasan… cada caso es cada caso.

Lo que sí aumenta las probabilidades de éxito, es la previa madurez de los sujetos, que esto se consigue fundamentalmente viviendo la vida fuera de una burbuja y estar acompañado de buenos padres y amigos que respeten las decisiones y utilicen el dialogo conciliador ante los posibles errores juveniles.

La relación de los padres hacia los hijos debe de ir cambiando en el proceso de maduración del hijo. Si bien, al principio, en la más tierna niñez, hay una relación de dependencia y obediencia, a medida que el hijo va creciendo y se le van abriendo las alas,  se le debe de enseñar a volar… una vez que vuele solo, que haga lo que crea conveniente…  a ser posible siempre con diálogo abierto con sus seres queridos.

En estos casos expuestos por tu parte, ya partimos de una madurez truncada de vidas burbujeadas… si se quedan solos o no obedecen… fracaso seguro. Y si obedecen, fracaso seguro, no viven sus vidas, los demás las viven por ellos.

Respecto los curas o célibes ¿pueden aconsejar sobre temas matrimoniales?… Pues sí… pueden estudiar sobre el tema y aconsejar, aunque no lo vivan. Un ejemplo tonto, un oncólogo puede curar y aconsejar sin haber sufrido cáncer...

Class


Publicado el Viernes, 19 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Ya lo había predicho en mayo...- Escudo de Roble

125. Iglesia y Opus Dei
escudo_de_roble :

Vi el recorte de prensa del cual Compaq se había hecho eco. En el mismo se notaba que después de un año de su ascensión como Prelado, el innombrable todavía no era nombrado obispo.

Esto me hizo recordar que ya en mayo pasado, en mi escrito inicial, había predicho tal circunstancia. Posteriormente ratifiqué esta predicción.

En mi visión del culebrón vaticano, Bergoglio desprecia profundamente al Opus. Políticamente hablando, el Opus está muy mal parado, en una posición diametralmente opuesta a la línea política de Bergoglio. Este papa no extingue a la Obra por el costo político que ello implicaría. Los tiene en modo de supervivencia; sin alentarlos pero tampoco sin matarlos, reservándolos para el momento en que quizá pueda necesitar de ellos si es que antes no mueren producto de la imparable involución que están experimentando.

Sobre otro tema, sobre lo que Merak escribió quisiera decirle que mi experiencia ha sido opuesta a su argumento. Casi toda la gente que conocí en la Obra fue y sigue siendo muy buena, con una altísima calidad humana. A muchos los considero amigos de verdad. Pero eso no excusa la realidad: es la institución quien está muy, muy enferma y en aguda necesidad de una profunda reforma.

Nuevamente saludos a todos.
(P.D.: ¿alguien recuerda el día de Reyes y los regalos en los Centros...?)

Publicado el Viernes, 19 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: El poder de Escrivá.- Thelonius Monk

020. Irse de la Obra
Thelonius Monk :

Escrivá fue un hombre de poder que, además, buscó el poder. Esa búsqueda partía de cierto autoconvencimiento de ser un personaje único y estar en la historia para cumplir una función única. Latía fuertemente en Escrivá esa intención de cualquier poderoso: ser único.

El mismo proclamaba que había conocido a varios papas, cientos de obispos y todo tipo de autoridades eclesiásticas pero fundador del Opus uno solo: él mismo.

Escrivá logró su propósito al fundar el Opus. En la institución su poder fue absoluto y, además, divinizado. De allí que quienes le seguían estaban y están sujetos a una regla suprema: “obedecer o marcharse”.

El Padre, como lo denominan internamente, considera a su obra como algo rodeado de características excepcionales por lo que Escrivá, llevado por un acalorado entusiasmo, gritaba que el Opus es “el mejor lugar para vivir y para morir”. Si uno repite en voz alta la frase no puede salir de un cierto estado de estupefacción.

Desde esta percepción es coherente que Escrivá prometiera las mayores calamidades para quienes abandonaran nada menos que “su” institución como lo afirma en la meditación que se ha dado a conocer.

El discurso de Escrivá forma parte del abuso psicológico que sufren las personas de la Obra de un modo lento pero persistente. En esta oportunidad el abuso consiste en la amenaza de una vida fracasada.

Carezco de una sociología rigurosa pero pocos sentimientos son tan profundos y reparadores  como recuperar la libertad expropiada y abrazar el catolicismo sin las prótesis del Opus.

Bien vistas las cosas, la condena de Escrivá se vuelve en su contra. Si los numerarios y numerarias que hacen la fidelidad gozan de buena salud psíquica ¿por qué con el decurso del tiempo un buen porcentaje padece de problemas psicológicos propios de alguien cuya personalidad ha sido saboteada? Eso sin recordar los casos extremos de suicidios documentados o bien de personas que optaron por dejarse morir.

El Opus, como proyección de su fundador, mantiene el poder y un fuerte control sobre los numerarios y numerarias. Ya es hora de que las autoridades se pregunten: ¿Para qué?

Thelonius Monk


Publicado el Miércoles, 17 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Ser supernumerario no es patente de corso.- Mediterráneo

078. Supernumerarios_as
Mediterráneo :

En los centros de supernumerarias se quería, se intentaba (y, lamentablemente, muchas veces se conseguía) casarlas a costa de lo que fuera, con quien fuera, de preferencia supernumerario.

 

Ser supernumerario no es patente de corso. Se puede ser supernumerario y buena persona, o supernumerario y estúpido, o supernumerario y mala persona, o supernumerario y gilipollas integral. Es como ser blanco, o negro, o asiático, y ser buena, o mala, o mediocre persona. Nada tiene que ver lo uno con lo otro.

 

Volviendo a lo que nos ocupa: a las supernumerarias que ya pasaban de una cierta edad (rondando la treintena) había que casarlas cuanto antes. Y para ello y con la mediación de los sacerdotes, se buscaban supernumerarios (mejor que exnumerarios, aunque, si convenía, también salían a subasta), se les presentaba, se aconsejaba un noviazgo corto y al altar corriendo.

 

Recuerdo a una supernumeraria a la que llamaré Eva: se ganaba medianamente bien la vida, muy buena persona, incapaz de pensar mal de nadie, incapaz de ver la maldad en nadie, incapaz de encontrar segundas intenciones en nadie. Le presentaron a un supernumerario viudo, con seis hijos, le sacaba bastantes años. Centro y sacerdote acordaron que era su mejor opción, con los años que tenía… os imagináis el resto. Se casaron tras un noviazgo corto en el que, como era de suponer, no hubo nada más que besos castos y rápidos para evitar las tentaciones. No me lo invento, lo decía ella.

 

La vi al cabo de un año escaso. Era de noche, la calle no estaba especialmente bien iluminada y al principio dudé de si era ella. Encorvada, la mirada apagada, las comisuras de los labios hacia abajo, la sonrisa llevaba meses sin visitar aquella cara. “¿Qué tal, Eva?”, pregunté, por decir algo. “Bueno, bien… bueno, es que... Tengo que irme, a ver si nos vemos otra vez”. Abrió el portal, entró y desapareció. No he vuelto a verla. Recuerdo que seguí caminando hacia mi parada del autobús, sin saber si llorar de lástima por la Eva que conocía, por la mirada brillante, alegre y viva que había desaparecido, por aquella chica joven y guapa que ya no existía, o rugir de rabia por la labor de celestina de gente que, sin tener ni idea de nada y del matrimonio menos que de nada, se permitían actuar y disponer sin que las consecuencias, ni las personas, les importaran una maldita M.

 

Recuerdo a otra supernumeraria, la llamaré Carolina. Se casó con un muchacho que no regía bien y el matrimonio fue anulado. Pasaron los años y nuestra Carolina conoció a un numerario en la universidad. Las cosas suceden, ambos se enamoraron y como no era de recibo intimar sin haber pasado antes por el altar, el numerario pidió la dispensa, se casaron bien casados por la iglesia y empezaron a convivir. La convivencia se reveló un tal desastre que, como tampoco era de recibo separarse, decidieron que la profesión de él le llevara a trabajar fuera de la ciudad entre cuatro y cinco días a la semana. Y así siguen a fecha de hoy. Eso sí, cuando intimaron estaban recasadísimos.

 

Recuerdo a una tercera supernumeraria, la llamaré Teresa. Joven, bonita, con un trabajo bastante bueno. El consejo local y el sacerdote muy empeñados en casarla a como diera lugar, claro está. Teresa, niña de buen colegio, detestaba quedar mal, al principio decía muy cortésmente que no, gracias, a todos los intentos. Hasta que un buen día se hartó y, con educación y firmeza, dijo que o la dejaban en paz o al siguiente 19 de marzo ella no renovaba. Que estaba harta de tanto “acoso y derribo” (fueron sus palabras) y que se casaría cuando le diera la gana y con quien le diera la gana, y que ni el sacerdote ni el consejo local tenían vela en el entierro, mucho menos voz o voto. Dejó de ser supernumeraria al poco tiempo. Conoció a alguien, vivieron juntos una temporada antes de casarse. Es mamá felicísima de tres niños.

 

Sé que las cosas han cambiado, sé que actualmente hay menos celestineo por parte de los sacerdotes y de los consejos locales. También han cambiado los tiempos. Lo que digo a continuación es mi opinión y muy libre es el lector de estar de acuerdo o no. ¿Es solución sine qua non convivir antes del matrimonio? NO. ¿Es recomendable, para saber a qué atenerse? En mi opinión, SÍ, teniendo en cuenta que en muchos casos se ha vivido en una burbuja, tan alejada del mundo real como Marte de la Tierra. ¿Pueden sacerdotes y consejos locales predicar, y dar clases, y pontificar sobre el matrimonio? No, no pueden, ni deben. ¿Qué sabe una numeraria que pidió la admisión a los catorce años y medio, de la convivencia, de sexo, de la intimidad de dos personas, de los problemas de la vida diaria de una pareja? ¿Y un sacerdote? Ya os lo diré: NADA, no saben nada, y, por lo mismo, es temerario que aconsejen y que impartan doctrina. Y es demencial, y denunciable, lo que se ha venido haciendo durante décadas y décadas, haciendo que personas que no tenían nada más en común que haber escrito una carta de admisión, se ennoviaran, y se casaran, y ya suplirá la gracia de estado,  sea eso lo que sea. Por favor.

 

Mediterráneo


Publicado el Miércoles, 17 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: ¿Por qué ocurre lo que ocurre en el Opus Dei?.- Merak

070. Costumbres y Praxis
Merak :

Estimado Hondo,

Me alegro mucho de que me hayas respondido y de la prontitud con que lo has hecho. Me gusta la manera en que has escrito, ya que, a mi juicio, mejor que las ideas queden claras a expensas de un poco de brusquedad que no perder el significado de lo que se quiere decir entre tanto refinamiento y palabrería.  Sé que Opuslibros lleva funcionando mucho tiempo y que hay una inmensa cantidad de escritos entre estas páginas. ¡Claro que he leído pocos! Me estaría la vida si quisiese leer todo lo que hay aquí publicado, y nunca hubiese contribuido si me hubiese esperado a leer ni siquiera la mitad de lo que hay.

Tengo entendido que en Opuslibros puede escribir quien quiera y aún más leer, sé que parece que la mayoría sois exmiembros de la Obra o miembros que quieren irse, pero no todos. No todos piensan como tu Hondo, no todos tienen esas cicatrices. Yo no las tengo, quizá por eso no entiendo de verdad lo que habéis sufrido y los sentimientos que guardáis y que os mueven a escribir todo el infierno que vivisteis. Pero quiero comprender, por eso leo, pregunto, me informo y trato de contrastar con lo que veo en la realidad. Sin duda no es lo mismo que vivirlo, pero es cuanto puedo hacer. Y de este modo me formo mis ideas y, si puedo, las comparto a quien quiera escucharme y por supuesto en Opuslibros.

Lo único que creo importante que sepa quién me vaya a leer es que todo lo que digo tiene un fondo y un contexto, que no sale de la nada. Yo tengo una manera de ser, unas experiencias vividas, una información limitada sobre el Opus Dei, etc. Y por lo tanto todo lo que digo viene de eso, no poseo la Verdad. Por eso habrá temas de los que no tendré ni idea y otros en que sabré algo o al menos habré vivido la experiencia. Por eso, también tengo intención de colgar un texto contando mi relación (positiva y negativa) con el Opus Dei y así que se pueda juzgar el contexto desde el cual hablo.

Estoy bastante de acuerdo con casi todo lo que dices, de las prácticas destructivas. La ausencia de autocrítica, el fanatismo a San Josemaría, las relaciones con la familia, los menores, etc. Estoy de acuerdo que son cosas que ocurren, mi duda es si ocurren tanto como tú, y muchísimos más, lo sé, decís. Si está tan arraigado, si es tan frecuente, si es consciente y deliberado, si ha sido así desde la fundación y muchas otras preguntas. Pero de que estas cosas pasan no tengo ninguna duda. La idea de los “Errores personales y errores institucionales” no es más que una reflexión de mi experiencia comentando y criticando la Obra, me da la impresión de que mucha gente cree que Todo está hecho para mantener a las personas dentro y explotarlas al máximo y esa creencia está tan arraigada en algunos que cualquier acción que saben que ha hecho un numerario o quien sea, la interpretan inconscientemente según su idea y la ajustan a su marco de conspiración, deformándola según les interese un aspecto u otro. Esa impresión fue la que me llevó a escribir.

Me da la impresión de que tú eres uno de los que cree que todo es una farsa, y yo respeto tu opinión (o si lo prefieres tu “certeza”) pero no pienso igual. Eso no significa que yo sea el Defensor del Opus Dei contra Viento y Marea, no, simplemente no pienso que sea todo tan radical, bueno o malo. Quiero descubrir la verdad sobre este grupo y creo que no lo voy a conseguir si desde el principio acepto que todo lo que me digan y escriban en Opuslibros es cierto y lo que me digan desde la Obra es una mentira. La vida no me parece tan sencilla.

Por último, quería aclarar que cuando escribí por primera vez, mi intención era meter, o más bien recordar, esta variable a la crítica al Opus Dei: que lo que uno ha vivido y le ha hecho daño no es todo culpa de la organización y que hay que distinguir eso. Mi posición personal respecto al tema es que en el Opus Dei existen bastantes prácticas que no se llevan a cabo bien, que proceden de ideas cristianas buenas, pero que por una deformación excesiva acaban generando más daño que beneficio. Algunas son muy graves y otras no tanto. Y que, por otro lado, los supernumerarios, los agregados y los numerarios se equivocan continuamente, pero eso es normal, todos caemos continuamente. No me parecen tan graves los fallos personales.

Gracias por tu interés Hondo,

Merak

Publicado el Miércoles, 17 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: La Historiae Domus.- Haenobarbo

070. Costumbres y Praxis
haenobarbo :

Cada vez me convenzo más de que el fundador no solo que no inventó nada, sino que apenas se tomó la molestia de anotar en alguna "octavilla" las cosas que luego hizo vivir a sus hijos, haciéndoles creer que eran "novedades" adecuadas a la vida de laicos en medio del mundo. Desde luego que normalmente no decía, "esto lo inventé yo para ustedes", pero tampoco aclaraba de dónde lo había tomado. Se podría escribir un libro con la historia de cada una de las cosas que copió.

Veía hace un momento en el canal oficial de la TV chilena, una entrevista que le hacían al Provincial de la Compañía de Jesús en Chile, en relación con la visita que el papa había hecho a sus hermanos jesuitas.

Todo sonaba a una especie de tertulia con el padre, pero bueno es natural que una visita de este tipo se parezca a una tertulia con el padre. Le preguntaron por los regalos que le habían hecho. El Provincial dijo que habían sido dos: una cruz que perteneció al padre Hurtado (entiendo que es un jesuita chileno, beatificado o canonizado, y - aquí viene lo bueno, un libro preciosamente encuadernado, con la edición facsimilar de la "Historiae Domus" correspondiente a los años en que el joven estudiante jesuita Jorge Bergoglio, había pasado estudiando en Chile.

El sacerdote explicó que la "Historiae Domus" era el diario de la casa, una costumbre que los jesuitas vivían en todas las casas del mundo, ¡¡de llevar un diario, día a día de las cosas que acontecían y acontecen en cada comunidad!!... así que los jesuitas también llevan el "diario del centro", ¡solo que ellos lo llaman "Historiae Domus"! Un nombre que solo de milagro el fundador no le dio al diario del centro, porque la verdad suena muy bien: "Historiae Domus"

Haenobarbo


Publicado el Miércoles, 17 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Recortes de prensa: Ocariz, un año ya si que le hayan hecho obispo.- Compaq

125. Iglesia y Opus Dei
compaq :

Ocariz cumple un año al frente del Opus Dei sin haber sido consagrado obispo

El silencio del Vaticano sobre su elevación a la dignidad episcopal genera incertidumbre en la Obra, que ha tenido que recurrir a otros obispos para ordenar a sus presbíteros. En el Opus Dei se considera “conveniente” que el prelado sea elevado a la dignidad episcopal. 

 

Gabriel Ariza

15 enero, 2018

El prelado del Opus Dei, Fernando Ocáriz, cumple el próximo lunes un año al frente de la Prelatura, pero nada se sabe sobre su consagración episcopal. InfoVaticana ha tratado de obtener una explicación de la Santa Sede pero los responsables de la Oficina de Prensa han optado por el silencio sobre si se prevé, en el corto plazo, que el Papa consagre obispo a Fernando Ocáriz como hizo San Juan Pablo II con sus dos predecesores -el Beato Álvaro del Portillo fue nombrado obispo de la diócesis de Vita y Javier Echevarría, fallecido el 12 de diciembre de 2016, obispo de Cilibia pocos meses después de haber sido elegido prelado- y como se esperaba hiciera Francisco a lo largo de 2017.

El Opus Dei afirma ahora que su prelado no necesita en absoluto ser consagrado obispo para tener las facultades plenas de su cargo al frente de una asociación de fieles con una personalidad canónica hasta ahora única. Sin embargo, tal nombramiento sería plenamente congruente y no solo por el hecho de que los anteriores dos prelados formales de la institución lo han sido, sino por lo que explica la propia prelatura y  puede leerse aún en su página web:

“Que el prelado reciba la plenitud del sacerdocio ministerial no sólo es congruente, sino que también es conveniente porque introduce sacramentaliter al titular de un oficio de gobierno, con función y potestad vere episcopales y ejercitadas ad instar Episcopi, en el órgano específico de la communio hierarchica de los pastores de la Iglesia, es decir, el Colegio de los Obispos; y porque el obispo prelado se sitúa en relación sacramental de communio con los obispos diocesanos de las iglesias locales en las que la prelatura desarrolla la propia misión pastoral”.

El propio Fernando Ocáriz, por su parte, escribía hace años un artículo en la revista Palabra en el que comentaba la ordenación episcopal de Álvaro del Portillo y, citando la nota de prensa de la Prelatura, afirmaba que “la consagración de Mons. Del Portillo pone en evidencia de modo más claro aún la naturaleza jurídica de la Prelatura” y añadía que “el Prelado ha sido ordenado Obispo porque el episcopado es conveniente a su función eclesial en cuanto Prelado”.

Sin embargo, el silencio del Vaticano sobre su ordenación trae a la memoria la vieja disputa teológica sobre la naturaleza -carismática vs. jerárquica- de las prelaturas personales, disputa en la que se encontraron hace años el propio Ocáriz y el actual prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Luis Ladaria. Un Ladaria sobre cuya obra Teología del pecado original y de la gracia advertía la propia Prelatura por contener, doctrinalmente, “elementos discutibles importantes”.

Mientras tanto, para las ordenaciones sacerdotales, la Obra ha tenido que recurrir al auxilio de algún obispo o cardenal, como Jaume Pujol o Giuseppe Bertello.

Publicado en Infovaticana


Publicado el Miércoles, 17 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: De nuevo la fidelidad.- Pepito

020. Irse de la Obra
pepito :

Muy oportuna la cita de Ruiz Retegui que Agustina hacía el pasado lunes. Y es que, en efecto, las periódicas amenazas institucionales a quienes intentaran bajarse de la barca siempre me parecieron motivadas por la sospecha de que los tales no eran pocos.

A veces, a solas conmigo mismo, tal práctica me han recordado la de de esos pastores brutos que cuando ven que una oveja se le descarría, sacan la honda y empiezan a lanzarle pedradas; pedradas pensadas para hacerla volver al redil, pero que también pueden servir para quebrarle una pata o descalabrarle la cabeza.

Pepito


Publicado el Miércoles, 17 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: La presión sobre la conciencia.- Class

060. Libertad, coacción, control
class :

No llego a entender cómo se puede llegar a una manipulación tan grande de la conciencia. Supongo que este hecho no atiende a razones. No va por vía de la razón. Hay millones de testimonios aquí… pero no lo llego a entender cómo se encadenan tan fuertemente, yo buscaría la liberación… Si alguien me lo pudiera explicar para que lo pudiera entender, soy duro de mollera. Agustina tiene mi contacto.

Claro que hubo momentos que me secuestraron mi conciencia, pero como cualquier preso busqué mi liberación. Cuando veía mi ser el punteante secuestro, el callejón sin salida, en este instante llegaba el momento de que prevaleciera la razón. Me sentaba tranquilamente, sin miedos, se analizaba el contenido, se analizaba la esencia, se analizaban las intenciones, había un desbroce bestial del mensaje… Una vez diseccionado, se rechazaban las partes malas y me quedaba con lo bueno, así yo lo filtraba todo.

Sin miedos, ejemplos tenemos de encíclicas totalmente desfasadas: como la “DIVINI ILLIUS MAGISTRI” del Sumo Pontífice Pío IX sobre la educación cristiana de la juventud, 31 de diciembre de 1929. Un ejemplo desfase de ésta de esta encíclica es: “d) Coeducación 21. Igualmente erróneo y pernicioso a la educación cristiana es el método llamado de la "Coeducación", también fundado, por muchos, en el naturalismo negador del pecado original, y además, por todos los sostenedores de este método, en una deplorable confusión de ideas que trueca la legítima convivencia humana en la promiscuidad e igualdad niveladora.” Con esta simple regla de tres el 99,99% de los niños de España y de Europa, tienen una hoguera preparada en el infierno, sólo para ellos.

Bajo mi modo de ver, todo esto es deplorable. Pero en aquel tiempo quien dijera lo contrario era un hereje de máximo nivel. Por suerte las encíclicas no estaban a la mano del pueblo fiel y llegaban muy pasadas de mano en mano, si es que llegaban. Y así se pueden poner miles de ejemplos de miedos superados a lo largo de la historia de la Iglesia.

Esta idea me ayudó mucho a relativizar los mensajes absolutos y amenazantes promovidos por los "superiores". Esto no significa que la Iglesia sea mala y que tenemos que hacer lo que nos dé la gana. Lo que quiero comunicar es que entre todos hacemos Iglesia, con nuestros pecados y virtudes y hay que apretar a los signos de los tiempos, y entre todos hacemos avanzar el lento carro de la Iglesia. La Jerarquía no es Dios es una pieza más del engranaje. Los errores de la Iglesia no son para reprochárselos, sino para aprender de ellos y hacerla más compresiva, caritativa y universal.

Los miedos son cosa del pasado, no podemos construir el Pueblo de Dios con miedos. Y todas cosas se pueden hablar sin que te machaquen y te hundan.

Una organización que se basa en el secuestro de la conciencia, a los primeros síntomas, se debe de huir de ella o controlar/filtrar el mensaje.

La cosa no es fácil pero la vida tampoco es fácil, que nadie se lo piense. Hay que equivocarse una y otra vez pero también acertamos un montón de veces.

Class


Publicado el Miércoles, 17 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Castigo al infiel.- Rocaberti

100. Aspectos sociológicos
rocaberti :

Estos días he leído algunos escritos en los que se pone de relieve el tema de la infidelidad.

La única posible infidelidad de una persona es no serlo a sí misma. Todos lo demás es humo y ganas de ofuscar las mentes. Nuestra cercanía a Dios no nos permite ir dando recetas de comportamiento como si fuéramos sus apoderados. Dios es Dios y los hombres son los hombres, y aquí hay una frontera que nadie puede atravesar, y si alguien lo hace es un falso y perverso, ya que ocupa un lugar que no le pertenece, y sus palabras son mentiras y falsedades, aunque se manifiesten con el humo del incienso.

No nos dejemos engañar, sólo nuestra conciencia nos señalará el camino a seguir, y lo del infierno está sólo en las manos de Dios, y, en general, mi experiencia es que la idea del infierno hace más mal que bien en la vida de las personas, ya que se ha de ser bueno, por amor a la bondad, no por miedo a algo que no sabemos ni si existe, y que sólo sirve para crear un mal rollo. El infierno es cosa de curas, muy aficionados a situar allí a quienes no les hacen caso.

La Obra no es una entidad sólo religiosa, tiene una naturaleza múltiple: es una empresa hotelera, con escuelas de servicios de hostelería, y unas asociadas dedicadas a las finalidades de cualquier servicio de hostelería; también tiene una estructura de poder para que se sigan las directrices marcadas por el mando; tiene unos objetivos políticos, tanto en el poder eclesiástico, como en el social; es un entramado económico, que funciona como cualquier estructura financiera; también es una organización pedagógica. O sea es muchas cosas, a parte de una entidad orientada a fomentar la santidad. Supongo que son estos intereses divergentes lo que le impiden centrarse en la caridad y en buscar sólo el bien de las almas.

Un abrazo. Rocaberti


Publicado el Miércoles, 17 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Bajo estricto secreto...- Crespo

070. Costumbres y Praxis
Crespo :

Leo en el ABC una nota con ocasión del centenario del cardenal Marcelo González Martín y me encuentro con la perlita que les copio. Los del Opus se cuentan hasta los secretos del Consejo de Ministros y eso que el ministro Alfredo Sánchez Bella no era del Opus pero le cuenta el secreto a su hermano Florencio, consiliario del Opus en España, para que gane puntos ante el cardenal. González Martín era en ese momento arzobispo de Barcelona.

 

Me he quedado pensando en todo lo que hay ahí: el ministro Sánchez Bella contándole en el más estricto secreto a su hermano lo que había resuelto el Consejo de Ministros, violando con ello el secreto de oficio. Contándoselo además, sin la menor duda, para que su hermano se anote un punto con el Cardenal González. Florencio, aprovechándose de información privilegiada, dolosamente trasmitida por su hermano bajo estricto secreto para trasmitírsela al Cardenal, evidentemente con la intención de generar una deuda de agradecimiento... Pero además diciéndole que había obtenido la información bajo secreto estricto... ¡No hay moralista que avale nada de todo esto!

 

Crespo

 

[…]

"De cómo los movimientos y equilibrios entre el Vaticano y el Gobierno de España retrasan su nombramiento para Toledo. Entre otros factores, a algún político del Ministerio de Asuntos Exteriores le venía muy bien tener un obispo castellano en Barcelona y que los primeros golpes de los catalanistas fueran contra el arzobispo y no contra el gobernador. Además, por medio surgió la posibilidad de ser nombrado como arzobispo de Madrid, tras la muerte en 1971 de monseñor Morcillo, algo que se llegó a plantear.

Pero fue el 15 de agosto de 1971 cuando el consiliario nacional del Opus Dei, Florencio Sánchez Bella, hermano de un ministro, le dijo a Marcelo González: «me ha dicho mi hermano, con todo el secreto, porque lo han tratado el pasado viernes en el Consejo de Ministros, que ya le han dado el plácet para que usted venga a Toledo». Pero pasaron los meses y no fue hasta el 20 de noviembre cuando el Nuncio le comunica que «el santo Padre ha decidido nombrarle arzobispo de Toledo y pide su consentimiento y aceptación». Don Marcelo dijo que lo pensaría y que daría la contestación por escrito, carta que aún se conserva y que copió el propio Santiago Calvo para entregar a la Nunciatura. En esa carta su planteamiento fundamental era conocer si el nombramiento era voluntad expresa del Papa y no había intervención del Gobierno. «Si soy moneda de cambio y es más voluntad del gobierno que del Santo Padre, no acepto. Y estoy dispuesto a dejar el episcopado y marcharme a casa. A lo que no estoy dispuesto es a que el gobierno me traiga y me lleve», planteó tajante."

[…]


Publicado el Miércoles, 17 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Fidelidad.- Pepito

020. Irse de la Obra
pepito :

Es curioso pero es claro que uno de los puntos más vidriosos del bagaje de “virtudes heroicas” de Escrivá, concretamente el de la caridad (y lo mismo cabe decir del menos adusto Portillo), sea el de sus preceptos y proclamas al respecto de la “fidelidad”, con sus augurios de infelicidad y la promesa del famoso rejalgar para cuantos se les bajaran de la barca.

Es curioso, digo, porque parece como si nuestro santo, nel mezzo del camin di nostra vita, o probablemente antes, se hubiera sentido facultado para someternos  a una especie de juicio particular anticipado, condenando el resto de nuestra vida, y ello  –que yo sepa- sin autorización alguna del Altísimo.

Además, y pese a cuanto ya se sabe sobre vocaciones falsas, equivocadas, impuestas, debidas a cualquier mindundi por él delegado en no se sabe qué grado para colocárselas a los pobres chicos que se pusieran a tiro, en todos casos se siguiera por igual y para todos la misma doctrina de Dios llama una vez y para siempre; y el que se vaya, tras las huellas de Judas (Portillo dixit) allá él, aunque dejando claro que el trato que sus antiguos hermanos le dispensen en adelante no podrá en modo alguno dar a entender que es lo mismo irse que quedarse; es decir, la aspereza dosificada, lo contrario del ubi caritas et amor….

Pepito


Publicado el Lunes, 15 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Es difícil desprogramar una mente a la que se le inocula esos mensajes.- Neo

020. Irse de la Obra
neo :

He leído la meditación 269 despacio y varias veces y quiero compartir con vosotros que, si ese es el mensaje que se transmite de la vocación y sobre todo de Dios, a mí en primera persona me genera cuanto menos rechazo y temor.

Me parece que generalizar y dar mensajes de que si te vas del Opus Dei y no perseveras vas a ser un desgraciado y un desdichado es cuanto menos un mensaje que lo que pretende es crear miedo, perturbación y sobre todo ejercer un control férreo hacia todo el que se plantee salir por diferentes motivos, generando en la persona una zozobra interior casi como decir que se va al infierno, al llanto y rechinar de dientes y ahí está la trampa: “conseguirás una precaria paz espiritual a cambio de una total entrega y obediencia a las rígidas y limitadas normas y costumbres del Opus Dei “.

¿Qué mensajes alentadores, de esperanza, de alegría, de amor, de caridad se ven en esa meditación 269?, ¿dónde se habla de Dios Amor?

Se habla de vender la vocación, pero bueno, como se puede hablar así de una cosa tan sagrada como es la vocación que tenemos todos los seres humanos, en el Opus Dei y fuera del Opus Dei, sólo por el hecho de que todos compartimos esa parte de filiación divina que nos hace tender a Dios, y esa vocación no se vende por salir de la obra. Me parece indignante que se hable de esos términos, que lo único que hacen es distorsionar la conciencia de una persona y hacer que viva en un estado de sumisión y de falta de libertad.

Es difícil desprogramar una mente a la que se le inocula estos mensajes de culpabilidad, de miedo, de perseverar a costa de la propia salud física y psíquica. Los caminos de Dios son inescrutables, distintos para cada persona y dar generalidades y mensajes unitarios para todos es un dislate, cada uno tenemos un momento, una evolución, un despertar espiritual, un recorrido distinto y cada uno en su diversidad ha de ser respetado como hijo de Dios sin fórmulas generales para todos.

Un saludo, Neo.

Publicado el Lunes, 15 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: La farsa del aval de Dios a Escrivá.- Cosmicom

090. Espiritualidad y ascética
cosmicom :

Saludos, quería decir un argumento para destruir de raíz, desde la ortodoxia católica, el opus dei.

1º Yo recibo una revelación privada de Dios para fundar una organización en la cual tú te salvas si me entregas tu herencia, salario, libertad, pensamientos, y todo con "entrega total"; y te condenas si rechazas con ingratitud esta revelación. 

2º Necesito una prueba para acreditarte esta revelación de Dios, no puedo fundarme en mi sola palabra, necesito el aval de Dios.

3º Con el aval de Dios, esta revelación privada se convertiría en revelación pública de Dios, sabes que lo que digo es verídico, tienes seguridad en lo que no ves, ya que sabes que Dios me avaló.

4º Sin el aval de Dios, mi revelación privada se mantiene en revelación privada; no puedes saber si lo que digo es verdad o no, ya que sólo me apoyo en mi palabra.

5º Según la doctrina infalible de la Iglesia Católica, la revelación pública terminó con la muerte del último apóstol. El magisterio de los obispos y del papa sólo puede explicar o explicitar lo que ya fue revelado públicamente.

6º Ergo la doctrina católica rechaza que yo pueda tener el aval de Dios para que mi revelación privada se convierta en revelación pública. Mi pretensión es, por lo tanto, una farsa.

7º En este caso me autoproclamaría fraudulentamente el decimotercer apóstol de Cristo.

8º Esta farsa es un grave fallo moral, ya que suplanta a los verdaderos apóstoles de Cristo, e incurre en anatema.

9º incurre en herejía, ya que pretendería que, a los dogmas de la Iglesia, se sumara el dogma de que Dios se me reveló y me avaló, ya que, al ser revelación pública, estarías obligado a creerme por la obediencia de la Fe.

10º tal desastre sabes que no viene de Dios, sólo puede venir del diablo.

11º aunque me avalara un ángel del cielo o un papa, estás obligado a rechazarme, como hijo del diablo.

Cosmicom


Publicado el Lunes, 15 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: La perseverancia de muchos está constantemente en peligro…- Agustina

020. Irse de la Obra
Agustina :

Tras la publicación de la meditación “El grito inútil y de tardío arrepentimiento por el error irreparable”, recomiendo la lectura del capítulo del libro don Antonio Ruiz Retegui titulado “Perseverancia”. Entre otras muchas reflexiones, destaco la siguiente:


"Es frecuente referirse al abandono del camino concreto vocacional, en un tono trágico, como si quien lo hiciera estuviera apartándose de Dios y abocándose a una vida necesariamente infeliz, lo cual es probadamente falso. Cuando en el lenguaje institucional se dan muchos juicios de ese tipo, se predetermina además la opinión de las personas sobre los que no perseveraron. Probablemente ese cúmulo de "expresiones condenatorias" del abandono de la institución vocacional, sea debido a la conciencia implícita de que la perseverancia de muchos está constantemente en peligro, y, en consecuencia, al empeño por asegurar la perseverancia de personas que no pueden estar "atadas" por otros vínculos externos, como es, en el caso de los religiosos, la situación pública y social. Pero el recurso a las presiones referidas resulta contrario a la naturaleza de las cosas, y, en la medida en que incluye esos juicios morales, es además violentador de las conciencias. Éste es uno de los casos en que aparece el intento de dominar a las personas a través de la conciencia".


Publicado el Lunes, 15 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: El grito inútil y de tardío arrepentimiento por el error irreparable.- Agustina

090. Espiritualidad y ascética
Agustina :

Hace unos días, World nos envió el texto de un Crónica de 1956 titulado “Ver Claro”, que hacía referencia a los que nos íbamos de la Obra. Ahora me envía un amigo numerario una “meditación” del Tomo III sobre el mismo tema. Le pregunté si seguían vigentes los tomos de Meditaciones y me contestó hoy mismo: Los tomos de meditaciones siguen vigentes y se usan a diario. La única variación es que salió un 7° tomo con algunas fiestas más (más todavía) y las correspondientes a los domingos del tiempo ordinario que no estaban."

Para quienes piensen que las cosas han cambiado, para quienes crean que se trata de errores personales y no institucionales, aquí dejo esta meditación -vigente en el año 2018-.

Agustina L. de los Mozos

MEDITACIÓN 269.

MEDITACIONES. Tomo III. págs. 384 a 389

TIEMPO ORDINARIO. SEMANA XIII. SÁBADO

-Conviene estar prevenidos: podemos pasar por momentos de ceguera.

-Nuestra decisión de seguir el camino iniciado ha de ser irrevocable.

-Propósito firme: ser fieles en lo pequeño para ser fieles siempre.

NOS REMONTAMOS hoy a los tiempos de los Patriarcas, para considerar la historia de dos hermanos, Esaú y Jacob. Su padre Isaac, a las puertas de la muerte, derrama su bendición sobre Jacob y sobre toda su descendencia. El olor de mi hijo -le dice- es como el olor de un campo cuajado, al que ha bendecido Yavé. Déte Dios el rocío del cielo y la grosura de la tierra, y abundancia de trigo y de mosto. Sírvante los pueblos y prosternense ante ti las naciones. Sé señor de tus hermanos, e inclínense ante ti los hijos de tu madre. Maldito quien te maldiga, y bendito quien te bendiga (1). [(1) L. I (I) (Cenes. XXVII. 27-29).]

El hijo pequeño es preferido al mayor, y Esaú llora y se desespera -cuando su desgracia no tiene remedio- porque le fue arrebatada la bendición paterna. Pero el llanto de Esaú, llanto estéril y sin esperanza, es el grito inútil y de tardío arrepentimiento por el error irreparable que cometió en una hora ciega de ofuscación…


Publicado el Viernes, 12 enero 2018
(Leer artículo completo... | Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Reflexiones sobre el artículo de Crónica.- AlexanderSupertramp

020. Irse de la Obra
AlexanderSupertramp :

Hola a todos.

Creo que ha sido una feliz coincidencia el que se publicasen el mismo día el escrito de World y de Neo. Me refiero a que la editorial de Crónica que compartió World me dejó mal, muy pensativo, y luego ver más abajo la reflexión de Neo sobre el acceso a la información que antes no teníamos es algo que me hizo mucho sentido.

La verdad es que cada vez me doy más cuenta de que en la Obra existen elementos de fanatismo que es importante considerar. Soy cuidadoso al usar una palabra tan fuerte. No me refiero a un ultraconservadurismo ni nada de eso, sino al hecho de justificar conductas abiertamente cuestionables sólo porque son propter regnum coelorum. Quizá me tomó mucho tiempo reconocer este fanatismo a causa del cariño que sigo teniendo a viejos amigos de la Obra o porque aún reconozco que mis años allí también me sirvieron para crecer en algún sentido. En fin, los informes de conciencia, el proselitismo con personas sin una total capacidad de discernimiento a espaldas de sus padres y tantas otras cosas ampliamente testimoniadas en esta página son algunos ejemplos de ese fanatismo.

Volviendo a la editorial en cuestión: ese texto es francamente violento, fanáticamente violento. No recordaba haberlo leído. Sí recuerdo alguna carta de don Álvaro en la que comparaba al que no perseveraba con el mismísimo Judas Iscariote, texto que se me dio a leer justamente en mi proceso de “discernimiento tardío” (después de 15 años en la institución), junto con alguno de esos libros de Jesús Urteaga que parecían lectura más motivacional que espiritual. En ellos, por no ser lectura interna, no se hablaba de los que no perseveraban, pero era bien claro que el autor estaba pensando en eso. Recuerdo también el video de alguna tertulia de Josemaría con jóvenes del centro de estudios en Brasil. De ella recuerdo que algún numerario le había compuesto una canción francamente desastrosa, y también que otro le hizo alguna pregunta relacionada con los que “no perseveraban en su vocación”, cosa rara de ver en una tertulia ya que el tema era bastante tabú. De la respuesta no recuerdo mucho, pero debe haber sido algo por el estilo de lo que dice esa editorial.

Felizmente no leí esa editorial cuando pensaba irme, porque me habría hecho muy mal. Esa lectura yo la pondría en el index; hay que tener un criterio muy bien formado para leerla con espíritu crítico. Todo esto me recuerda cómo se trataba el asunto: un tema tabú, del que se habla lo mínimo indispensable. Excelente estrategia, lo más parecido a la labor del protagonista de la novela 1984 en el Ministerio de la Verdad. Eso de que, de vez cuando, el director del centro lo llamara a uno a su despacho, en medio del silencio del tiempo de la tarde, y te dijera casi con un susurro: “fulanito… no perseveró. Encomiéndalo”. Y uno pedía permiso para hacer mortificación extraordinaria por el desdichado, aunque ya fuera un poco tarde, al menos para que no se perdiera su alma. En cierta ocasión se me ocurrió comentar en una tertulia que me había encontrado casualmente con un exn, que se le veía muy bien, que tenía una novia muy simpática, y que le enviaba saludos a todos. Respuesta: todos con cara de póker y, posteriormente, corrección fraterna. Eso lo dice todo. No sea que la “infidelidad” (¡qué palabra!) llegue a naturalizarse y a considerarse algo normal. Eso es lo que leo entre líneas en la editorial que compartió World: los que se van tienen una vida desdichada, y no se sabe nada más de ellos. Durante muchos años yo llegué a pensar eso; y cómo no, si en un entorno tan cerrado es lo único que has escuchado, es difícil pensar otra cosa.

Y justamente con respecto a esto es que conecto con la reflexión de Neo. Diría que al Opus Dei la “sociedad de la información” lo pilló por sorpresa, de modo que la mentira de que las “infidelidades” son van necesariamente seguidas de una vida de desgracia, o que los que se van le van escribiendo al prelado con lágrimas en los ojos que quisieran volver ya se hace menos creíble. Hace 15 o 20 años esa editorial de Crónica todavía era persuasiva; hoy no se la cree el más correcto alumno del centro de estudios (eso espero). Hoy los numerarios tienen a exnumerarios como amigos de Facebook, pueden acceder a escritos notables de Opuslibros, no creo que el director les esté revisando la correspondencia (¿tendrá la clave de los e-mails del centro?), etc. Son tantas cosas nuevas que las autoridades de la Obra o bien elaboran una lista interminable de notas con “criterios de prudencia”, o por fin comienzan a confiar en la buena fe y en la responsabilidad de quienes siguen dentro. No sé mucho es qué está la prelatura ahora, pero ojalá que sea lo segundo.

Alexander Supertramp


Publicado el Viernes, 12 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Hazte el favor de cambiar tu testamento.- Salypimienta

040. Después de marcharse
salypimienta :

Hace unos días tuve una larga conversación por Skype con un amigo ex numerario que ni es de mi país ni vive en él. Después de los deseos de salud, amor, prosperidad, etc., nos pusimos al día de nuestras respectivas vidas (la verdad es que nuestra comunicación es bastante limitada, principalmente por la diferencia de horario que hay entre los países en que vivimos). Cumplidos todos los protocolos de urbanidad entramos de lleno a lo que de verdad  nos interesa que es el cotilleo opusino. De todos los chismes que me contó, el que me dejó más consternada fue el de la tragedia que vive una pobre mujer con seis hijos gracias a la Obra.

            Resulta que una familia tuvo dos hijas, una de ellas se casó y tuvo 6 hijos, y la otra se fue de numeraria. La que se casó, lo hizo con un tipo nefasto casi delincuente borracho, estafador y desobligado. Los padres de la esposa de este sujeto, querían dejar asegurada a su hija cuando ellos faltaran, pero sabían que el tipo la dejaría en la calle en un abrir y cerrar de ojos. La solución ideal, dejar toda la herencia a nombre de la hermana numeraria con la firme promesa por parte de ella, de que le daría su parte de la herencia a la hermana de manera en que el marido de ésta no pudiera echar mano de ello. Muere el padre y la numeraria despita y se va a vivir con la mamá. Todo perfecto hasta que un buen día, la ex numeraria y su madre van a visitar a un pariente a otra ciudad y el autobús en el que viajan tiene un accidente en el que fallecen muchos pasajeros, entre ellos estas dos pobres mujeres. ¿Qué hace entonces la madreguapa? Inmediatamente corre a ver si el testamento que conservan de la chica fallecida es vigente y cobran hasta el último centavo de la herencia (así igualito que los buitres carroñeros).

            Yo sé que muchos pueden pensar que esto es como Radio Macuto, porque nos cuentan la historia sin nombres de personas ni lugares. Me imagino que si sucedió no fue en España por aquello de la legítima. El caso es, que creo que la Obra es completamente capaz de una cosa así. Además defenderá a capa y espada que está en su absoluto derecho de recibir una herencia que le corresponde porque así está dispuesto en un testamento. ¿Hacer eso es una inmoralidad? ¡Totalmente! Pero ya sabemos que la ética del Opus Dei es… no… sencillamente NO ES. ¿Para qué nos vamos a andar con cuentos? Lo peor de todo es que no es la primera vez que sé de una historia de este tipo. Por lo tanto, les ruego encarecidamente que todos quienes hayan hecho un testamento a favor del Opus Dei en sus diversas nomenclaturas como asociaciones, fundaciones, universidades…, y que ya no tiene nada que ver con la prelatura, vayan lo más pronto posible a revocar o cambiar su testamento.  

            De no hacerlo, no duden ni un momento que la Obra se hará de todas las posesiones que tengan sin importarle nada y es capaz de poner en la calle a cualquiera.

Un beso cariñoso a todos.

Salypimienta

P.D. Siiii, ya me di cuenta de que estoy pontificando. Pido perdón y penitencia ;-)


Publicado el Viernes, 12 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Escritos recomendados.- Agustina

010. Testimonios
Agustina :

 

El Opus Dei crea su Babel. E.B.E.

La oveja descarriada. Zartan

La noche que perdí la inocencia en el Opus Dei. Sperpento

La teología de la obra. Piedrapomez

Espíritu de pobreza, Pobreza de Espíritu y Pobreza Espiritual. Sancho1964

La religiosidad del Fundador del Opus Dei. Trinity

La seducción de los adolescentes. Spiderman

Viejo numerario. Bolter


Publicado el Miércoles, 10 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Nada de esto fue un error.- Hondo

090. Espiritualidad y ascética
Hondo :

Hola, Merak

Te pido disculpas si soy un poco tosco en mis expresiones. Me he convertido en un lobo estepario y la diplomacia ya no es lo mío.

Merak, esta página existe hace años. Muchos. Hay miles de testimonios. Por el talante de tu escrito, me da la impresión de que has leído pocos, si es que has leído alguno.

Comienzas desde la primera línea dándonos criterio. También te doy uno: no te arrojes a una piscina sin asegurarte antes de que haya agua en ella. Y menos desde el trampolín.

Nos aconsejas paternalmente, descarto que con buena intención, sobre cómo deberíamos clarificar nuestras mentes y nuestros corazones.

Amigo predicador, te has equivocado de aldea. Nosotros sabemos bien cómo son las cosas. Mira las cicatrices de los más veteranos. Observa las heridas de los que van llegando. Escucha los gemidos de los que nos escriben desde adentro.

Sobre tu tesis, va mi respuesta personal, que intuyo compartida por muchos: el problema con el Opus Dei es que lo malo precisamente está –para usar tus palabras- en lo “previsto por la organización”, no en tal o cual persona “mala”.

La Obra es destructiva por una piedad legalista, reglada, agobiante. La hoja de normas es todo un símbolo. El cilicio y las disciplinas otro.

Es destructiva su obsesión por el control de las conciencias a través de una dirección espiritual contraria al Magisterio de la Iglesia. (Y lo saben, por eso aquella patética carta de don Javier, donde mentía cínicamente para tranquilizar a la inquieta tribuna vaticana.)

Es destructiva por la imposibilidad de establecer una relación normal con los demás.

La amistad no es amistad, es apostolado (listas de amigos, planes apostólicos diarios, reuniones de seguimiento, hablar de los que estamos "tratando" en las tertulias).

La fraternidad, que se mide por las correcciones fraternas, es un estado de vigilancia mutua donde nadie debe dar un paso en falso (ni hablar cuando llega algún director de la Comisión, esa sí que es toda una puesta en escena digna de Broadway). Y la fraternidad desaparece un minuto después de que alguien haya dejado de ser de casa. Arrojado al olvido, por muchos años que le haya dado noblemente a la Obra, nunca se lo volverá a mencionar. No existió.

Las relaciones con la familia “de sangre” se vuelven lejanas, raras, interesadas.

La visita a los pobres es solo un paso más que debe dar el candidato que tratas, no caridad con los necesitados.

Todo tiene una segunda intención. El principio de identidad está quebrado. Lo que dicen que es, no es.

Es destructiva por la manipulación de menores de edad para que piten. Un movimiento de pinzas donde intervienen los que tratan a los padres, el que trata al chico, el tutor del colegio, el cura que lo confiesa, el Consejo local del centro, el de San Rafael, el Vicario Regional, todo un batallón se confabula para cazar a un niño de catorce años. ¡Si se entera Stephen King hace el libro y la película!

Es destructiva por el culto a la personalidad de Escrivá, que todo (absolutamente todo) lo hizo bien. ¿Qué los santos no lo fueron siempre? No es el caso de San Josemaría. Es más, lo que haya dicho ayer y no sea hoy políticamente correcto, se edita, se esconde y ya no lo dijo. (Pregunta por “las tres campanadas” a ver qué te dicen). Su imagen es lo que importa. Fue todo: patriarca, profeta, abogado, teólogo, doctor de la Iglesia, místico, visionario, pastor, gobernante, administrador, literato, arquitecto, comunicador, taumaturgo, aragonés, madrileño, romano, no dejó nada por hacer, salvo el testamento.

Es destructiva por la incapacidad absoluta de autocrítica o de pedir perdón. En entrevistas, sus dirigentes harán las acrobacias y volteretas más grotescas antes que reconocer honestamente un error. Dan risa. (Te invito a que le hagas una crítica constructiva al Prelado, ya verás cuánto te lo agradecen…)

¿Qué la culpa es de las personas? Hombre, si tienes buen espíritu, tendrás que hacer tuyo todo lo que nombramos antes. Podrás ser más o menos simpático, pero el molde en el que te han metido te hará legalista, hipócrita, manipulador, desleal, controlador, interesado, mentiroso, perfeccionista y fanático. Te lo machacarán cada mañana leyéndote el libro de Meditaciones, todas las semanas en el círculo breve, todos los meses en el retiro mensual. Lo tóxico de estas personas es consecuencia, no causa.

La mayoría de la gente normal no aguanta este molde de hierro y se rompe. Depresión, insomnio, rarezas de carácter, manías, psicofármacos de todos los colores, doble vida… Otros se marchan (o los invitan a retirarse). Y se van con lo puesto, sin derecho a reclamar absolutamente nada, así es el apostolado de “no dar”, otra genialidad del santo Fundador plasmada en su santo Catecismo.

Este es el “modus operandi”, la “frecuencia con que se comete el acto” que tanto te importa. ¡Con decirte que a algunos se los descarta de ciertos cargos de gobierno por ser “demasiado buenos”!

Para terminar, Merak, te invito a leer uno de tantos testimonios. La anécdota es mínima, pero ¡cuánto dice! Me refiero al escrito de Otaluto: “La categoría ética de los directores del Opus Dei.” Maquiavelo estaría encantado, y supongo que Escrivá también. Porque a él le gustaba que sus hijos fueran pillos.

Así que no son errores personales. Como dice la canción: "Nada de esto fue un error."

Hondo

Publicado el Lunes, 08 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Sobre No Ver.- Periferia

020. Irse de la Obra
periferiapuntocom :

World nos transmite el contenido de un artículo de Crónica en consonancia con la mentalidad del año 56, que ciertamente no encaja con la de hoy, por lo que me voy a permitir glosarlo bajo mi punto de vista.

En el citado artículo se dice "El Señor nos ha dado la gracia maravillosa de la vocación –nos la dio de una vez para siempre-" así es, pero a través del Bautismo, el Opus Dei como tal no tiene el poder de concederla; y "nos la confirma cada día" por supuesto, pero a través de la existencia. Creo que todos estamos de acuerdo en que nuestra "correspondencia" a la gracia bautismal se verifica cada vez que decimos sí a Dios, y no solo cuando en un momento concreto hemos decidido seguirle en una institución determinada.

En los párrafos siguientes el texto se refiere a las defecciones, considero muy, muy delicado hablar de "defecciones" solamente cuando es el "llamado" el que se va, y no cuando al "llamado" lo hacen ir. Si la llamada es irrevocable, lo es siempre, y no solo a ratos.

En este punto, me gustaría reflexionar sobre la renovación de los supernumerarios. Partiendo de la base de que la vocación es única, el argumento que hay para la renovación anual de los supernumerarios que no tienen la fidelidad, es el del cambio de circunstancias. Es decir, si a un supernumerario o supernumeraria se le presentasen determinadas circunstancias que no le permitieran vivir su vocación, por caridad se le facilita desvincularse de los compromisos adquiridos con la Obra. Y me pregunto yo ¿por qué no facilitarlo de la misma forma a los numerarios y agregados? También nosotros sufrimos cambios de circunstancias que afectan seriamente a nuestra vida, sin que ello suponga una pérdida de los dones recibidos a través del Bautismo. Si los dones de Dios son irrevocables (Romanos 11:29) la vocación como don de Dios también lo es ¿cómo hacer depender la vocación de las circunstancias?

En la misma línea, pienso que es ir demasiado lejos identificar dejar el Opus Dei con alejarse de Dios. Sobre todo, cuando hay infinidad de casos en los que ha ocurrido lo contrario, es decir que justo el trato con Dios ha mejorado al dejar el Opus Dei.

Como he considerado anteriormente, en el citado artículo se emplean argumentos que están unidos a la mentalidad de una época, como es el que sigue "Desde que el Señor nos llamó, todo lo que no reciba de El su sentido nos queda pequeño, nos resulta ridículamente chato y pobre –mentira, cobardía, podredumbres bienolientes–frente a nuestra vocación. Por eso sentimos tanto que alguien en un momento dado pueda engañarse". Me parece que el mensaje no necesita comentario, se cae por sí mismo.

Todos pasamos por etapas en la vida en las que nos es difícil afrontar la realidad, sea cual sea esta. Y justamente la solución para superar esos momentos no viene de fuera, sino que está dentro de nosotros. Por eso, el planteamiento que se hace en el artículo, no es demasiado acertado, por ejemplo cuando dice "por un ciego ofuscamiento, por no ser a su tiempo dócil ni sincero en manos de quien tiene gracia de Dios para llevarle". La ayuda exterior facilita, pero no suplanta. La sinceridad sola no cura, y menos si quien escucha no lo hace, es decir, solo oye.

Como se puede ver, en el fondo está latiendo una determinada concepción de dirección espiritual, donde la autoridad sobre la conciencia viene de fuera. Tema del que se ha hablado abundantemente, y que motivó la carta del 2011.

No he cerrado las diferentes cuestiones a propio intento, estoy seguro de que la participación de los lectores enriquecerá positivamente la reflexión.


Saludos, y feliz año nuevo.

Periferia

Publicado el Lunes, 08 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Mi retorno a la Vida común, sencilla e independiente.- IgnacioRicardo

040. Después de marcharse
ignacioricardodelama :

Opuslibros ha sido una luminaria en mi posopusdeísmo. Salí de mi Vida común y me adentré en el opusdeísmo -20/21 años y 3/4 años de licenciatura-; regresé a aquélla Vida 6/7 años después, ya como Contador público y algo de práctica profesional -minimizada y de menor importancia por priorizar la atención opusdeísta (bajo mi responsabilidad e ilusiónes; sin culpas ajenas)- y empecé a afrontar mi situación, todo optimismo e ingenuidad, y todo confuso: un par de principios -libertad y voluntad propia, apertura a la Vida- y dejar a Dios al margen.

Precipité mi matrimonio (el segundo; el "primero" fue con La obra, sin papeles), 3 años después y, antes, me embarqué en una maestría administrativa. Un tercer matrimonio (doce años después) ha sido mi mayor bendición, pese a mi relación marginal con Dios, de quien sé que me comprende y me espera, conforme sigo Mi camino. Aún no he encontrado el equilibrio emocional e integral que sigo buscando, pero no tengo resentimientos ni culpa algunos, y quiero desear lo mismo para tod@s quienes hemos acudido al llamado opusdeísta, movimiento católico que considero fallido.

En cuanto al buen Chema, lamento su caso: una magnífica obra humana, como cualquier empresa trasnacional -digamos la que expende cocacolas o las de tabaco. De Dios... no alcanzó a escucharle, al igual que tantos otros indignos sacerdotes, como Maciel, el pobre lujurioso, como Alejandro Borgia. Nuestra amiga Salipimienta lo ha dicho lúcidamente -Nunca lo había visto yo así-: es una cochinada que sacerdotes y directores anden averiguando nuestras intimidades morales. (Las santidades del Chema y del J. Pablo II me parecen forzadaas, por decir lo menos -el primero se desvió; el segundo, encubrió a Maciel.) 

¡Enhorabuenas queridas hermanas y hermanos! (Superar el opusdeísmo nos hermana.)

IgnacioRicardo


Publicado el Lunes, 08 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: ¿Qué pasa en el Opus Dei?.- Aloevera

900. Sin clasificar
aloevera :

¿Qué pasa en el Opus Dei? (1 de 2)

Autor: Vicente Montesinos- 4 de enero de 2018

Muchos de nosotros tenemos enorme devoción a San Josemaría Escrivá. Por su obra (escrita, que nos ha acompañado desde la más tierna infancia) y por su Obra (a la que aunque no hayamos pertenecido; siempre hemos visto con admiración por su ingente tarea desarrollada en todo el mundo, sin la que no se entendería la vida de la Iglesia en el último tercio del siglo XX). Y es que no ha sido nimia la gran tarea del Opus Dei de favorecer la santificación del hombre y la mujer en la vida ordinaria, desde un respeto a la tradición y a la sana doctrina de la Iglesia, un amor a la liturgia bien cuidada digno de admiración después del Vaticano II, y un intenso programa de formación y oración para los fieles católicos.

Artículo completo en Infovaticana

 

¿Qué pasa en el Opus Dei? (2 de 2)

Siguiendo con la primera parte de mi artículo, nos habíamos quedado en la siguiente cuestión. ¿Qué pasa en el Opus Dei?

Ya hace más de dos años leí una entrevista al Vicario General de la Obra; Mario Fazio, al que un medio como El País estaba encantado de entrevistar; y donde él parecía encantado de ser entrevistado, y, de paso, de haberse conocido. Todavía vivía Monseñor Echevarría; pero ya era evidente que Bergoglio había comenzado el encumbramiento de Fazio, ese amigo “con el Francisco se tutea”; número 2 de la obra; y que tras Ocáriz, Dios quiera que dentro de mucho tiempo, y si el mismo Señor no lo remedia, pasará a ser Prelado.

Artículo completo en Infovaticana


Publicado el Lunes, 08 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: ¿Será de 1930 este texto?.- Gervasio

115. Aspectos históricos
gervasio :

¿Será de 1930 este texto?

Gervasio, 5/01/2018

 

El texto al que me refiero es este: Los socios y asociadas no serán egoístas, en el sentido de captar vocaciones para ellos solos (ni en ningún otro). Por el contrario, fomentarán vocaciones para los institutos, órdenes y congregaciones religiosos y Seminarios seculares. Se trata de una de esos fragmentos antiguos de literatura espiritual, atribuidos al fundador del Opus Dei, llamados por sus seguidores catalinas. Esta catalina hace la nº 52 y se le ha asignado como fecha de redacción 16-VI-1930.

Lo que más me llamó la atención inicialmente es que Escrivá habla de “los socios y asociadas” y no de “los socios y las socias”, que es la terminología que utilizará once años más tarde en los Reglamentos del Opus Dei de 1941. La terminología de socios y socias fue sustituida, al cabo del tiempo, por la de socios y asociadas. Lo de socia no sólo suena mal, sino que tiene un marcado alcance peyorativo, algo así como llamar a una mujer individua. Por eso ya en las primeras ediciones de los Catecismos de la Obra nunca se hablaba de socias sino de asociadas. En los catecismos más recientes no se habla ni de socias, ni de asociadas —tampoco de socios—, pues, fallecido Escrivá, a sus seguidores les ha dado por negar que el Opus Dei tenga carácter asociativo. Sostienen que la institución por él fundada forma parte de la jerarquía eclesiástica, pese al pronunciamiento en contra de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Esta congregación (Cfr. Iuvenescit Ecclesia, 14-VI-2016) ha declarado que las prelaturas personales —sólo hay una: el Opus Dei— carecen de naturaleza jerárquica. Aunque a los superiores del Opus Dei les cuesta Dios y ayuda reconocer errores y rectificar, espero que acabarán haciéndolo, aunque sea a su arrogante manera, a su estilo…

A lo que iba…


Publicado el Viernes, 05 enero 2018
(Leer artículo completo... | Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: 34 años en el Opus Dei.- Periferia

010. Testimonios
periferiapuntocom :

Muchas gracias Rescatado por tu relato experiencial, que me ha inspirado a comentar el mío sobre los 34 años que llevo en el Opus Dei.

Por supuesto que nos interesa mucho -por lo menos a mí- el relato que nos has prometido sobre las frustraciones y esperanzas desde tu desvinculación.

A nadie se le oculta que la vida es una travesía de montañas y valles, de esperanzas y frustraciones, y dependiendo de lo que toque lo pasamos mejor o peor. Mi experiencia -para no aburrir a los lectores- se puede resumir en que esta vida, sea la que sea, tiene como único sentido a Dios.

Recientemente, me decía una persona "no podemos pedir cuentas a los demás, ni culparles de nuestros fracasos" -con todos los matices que está expresión pueda tener- al fin y al cabo somos libres tanto para estar en un lugar como para irnos. Si esa decisión es libre y consecuente, lo importante es amar a Dios sobre todas las cosas, independientemente del lugar donde nos encontremos. Si hacemos la voluntad de Dios en conciencia, Él estará contento, que es quién al fin y al cabo ha de estarlo con nosotros ¿no les parece, amigos lectores?

Personalmente, comencé mi liberación interior en el momento que descubrí las ventajas de no pedir cuentas a los demás de mis fracasos, ni culparles de ellos. Vivo para Dios, y solo a Dios doy cuentas de mi vida. Nuestra existencia solo tiene sentido desde la libertad interior que necesariamente tiene sus repercusiones en la exterior.

Desde aquí agradezco a todos los que participan activamente, o solamente como lectores en OpusLibros. Ya que su entrega, sacrificios, renuncias, difamaciones, y todos los dolores y amarguras sufridas fuera o dentro del Opus Dei, han sido escuchados por Dios, y de esta forma Dios ha enviado los remedios oportunos para que la institución recupere su carácter genuino.

Gracias a todos, perdón también a todos, y continuad ayudándonos a ser como Dios quiere.

Periferia.com

Publicado el Viernes, 05 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Ver claro.- World

090. Espiritualidad y ascética
World :

Te envío un artículo de Crónica que puede ser de interés para los lectores. Lo transcribí de una fotografía de una Crónica vieja. Entiendo que es de diciembre de 1956, páginas 82-84, aunque ahora no puedo volver a acceder a esos documentos para verificar exactamente que sea diciembre. El texto es completamente fidedigno, supongo que con leerlo te darás cuenta que es 100% doctrina del Opus Dei.

World

VER CLARO

(Crónica 1956)

El Señor nos ha dado la gracia maravillosa de la vocación –nos la dio de una vez para siempre- y, siendo fieles, nos la confirma cada día con un amor más grande a nuestra Obra y con una voluntad de entrega continuamente renovada, siempre actual. El solo pensamiento de nuestra llamada, nos da una alegría como ningún destino humano podría soñar para sí. Y agradecemos al Señor este camino seguro, donde está todo nuestro bien y todo nuestro amor.

Por eso, cuando –excepcionalmente, porque son raras las defecciones en el Opus Dei– sabemos de alguien que, habiendo recibido del Señor la llamada a nuestro camino, no persevera en él, sentimos un gran dolor. Alguna vez nos ha dicho el Padre que la infidelidad de un hijo suyo a la vocación, le duele más que la muerte de un hijo suyo: porque la infidelidad es verle avanzar hacia la desdicha; la muerte es el cumplimiento de la voluntad de Dios.

Desde que el Señor nos llamó, todo lo que no reciba de El su sentido nos queda pequeño, nos resulta ridículamente chato y pobre –mentira, cobardía, podredumbres bienolientes–frente a nuestra vocación. Por eso sentimos tanto que alguien en un momento dado pueda engañarse.

Nos duele que, por un ciego ofuscamiento, por no ser a su tiempo dócil ni sincero en manos de quien tiene gracia de Dios para llevarle, alguien pueda cerrar así el paso al amor de Dios.

Nosotros somos una gran familia.Y si un hermano nuestro, si un hijo del Padre quisiera marcharse, movido por un motivo que no le deja ver claro, y que nosotros sabemos pobre, pobrísimo en la presencia de Dios, lo sentiríamos como el hombre que, con los ojos limpios, ve a su hermano caer porque tiene los ojos vendados.

Nosotros no podemos transigir jamás con el error, no podemos ser comprensivos con lo que de por sí borra toda comprensión, porque es ir contra la voluntad de Dios. Pero seguimos el mandato de Amor, y además somos conscientes de tener los pies de barro, de nuestra naturaleza humana. Por eso comprendemos, si no al error, a las personas que yerran. Si oímos de alguien que no perseveró, creceremos en ansias de fidelidad para desagraviar al Señor, sabiendo que también nosotros –toda nuestra fortaleza es prestada–seríamos capaces de hacer eso, si Dios nos dejara un poco de su mano; y además tendremos comprensión, para quien así se desviara. Le encomendaremos en el silencio de la oración, sin comentarios hacia afuera; y pediremos al Señor que aquel hombre no se aleje más de El.

Es clara nuestra actitud con el que no perseverase. Por una parte es cierto que, aunque nos esforcemos, no podremos quererle ya con el amor y con el cariño que dan una vocación común y una familia de vínculo sobrenatural. Pero sí ha de quedar siempre la caridad, que no se limita a una mera compasión personal; nos mueve también a ayudar a aquel hombre en su triste situación, porque no es feliz. Más claramente: porque es muy infeliz. Si luego ve las cosas como son, es desdichado; y, si sigue ciego, es aún más desdichado lejos de Dios. Le llevamos un poco de calor, de cariño; sobre todo, en esa hora negra en que el que es sincero consigo mismo considera fríamente su vida, o más bien la escisión de su verdadera vida, de la que Dios quería para El. Especialmente entonces, necesita de alguien que le haga sentirse menos solo. Y es un deber de caridad el darle la mano.

Os queremos transcribir algunas líneas escritas por uno que no perseveró en la Obra. Se dirige al Padre lleno de dolor, pero también con la luz que ha recibido de la visita de uno de Casa. Sus palabras hacen inútil todo comentario.

Querido Padre:

No puede imaginarse con qué emoción empiezo esta carta. La visita de N. me ha hecho muchísimo bien; me ha quitado una venda de los ojos, que me impedía ver con claridad. Ahora estoy como el ciego que recupera la vista. Estoy lleno de buenos propósitos, y dispuesto a entregar este saco de basura en que estoy convertido: a ver qué se puede hacer con la ayuda de Dios. Deseo fervientemente volver a pertenecer a la Obra, pero me veo tan indigno… Buena disposición no me falta. Pido a Dios que me haga perseverar en mis propósitos. A ver si Ud. se acuerda de pedir un poquitín por mí, que buena falta me hace.

Durante estos años, cada vez que llegaba a mis oídos alguna noticia sobre la expansión de la Obra, sentía como una envidia semejante a la que experimentaría un desertor al ver entrar a su ejército victorioso. ¡Pensar que puede haber sido yo también uno de los que luchaban en primera fila! La cosa no tiene remedio… Pero, como hoy le decía a N., si alguna vez hubiese alguien en Casa que, por estar ciego como yo lo estuve, quisiera apartarse de su camino, que me avisen a mí: dispuesto estoy, si fuera preciso, a ir hasta el fin del mundo para quitarle a quien sea, con mi experiencia, la venda que lleva en sus ojos.

No se olvide de pedir por mí, que me hace mucha falta. Besa su mano con mucho cariño.

N.N.


Publicado el Viernes, 05 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: De cuestionamientos.- I. R. De Lamar

125. Iglesia y Opus Dei
ignacioricardodelama :

Opuslibros es una gran oportunidad de liberación opusdeísta. No basta dejar esa organización, la cuestión es ¡superarla! Primero, tomar la decisión; luego, emprender las acciones -proceso largo y sinuoso, laberíntico, inclusive-; finalmente, afrontar las derivaciones y consecuencias del caso.

Afortunadamente, aunque tenemos mucho en común, somos diferentes y la pluralidad va quedando de manifiesto: ellas y nosotros, numerari@s y adjunt@os,jóvenes, adult@s y ancian@s (como yo) optaremos por alguna opción entre dos grandes extremos: acercamiento a Dios o alejamiento -mi caso es alejamiento.

Podemos afirmar que el opusdeísmo ha sido cuestionado ya suficientemente... y resulta fallido, negativo. Lo que está en cuestión es la Iglesia católica, sus dogmas y ella en sí...

No temamos este cuestionamiento. pero hagámoslo de buena fe, con respeto aunque irreverentemente, honesta y congruentemente -Dios mismo ha sido cuestionado. La fe, en cambio, no es cuestionable, mientras sea digna de Valor para el que la sustenta; es un terreno vedado a la razón y a la ciencia, compete sòlo al arte más sublime, a la poesía. (Seguramente a la simple vista de Jesús, la Fe abrasa; no a todos -Judas; y Felipe; y todos, en su momento. En María, seguramente también su fe abrasaba, aunque el propio José decidió repudiarla en silencio, forzando la intervención de Gabriel.)

Lo importante es acercarse a Dios y un cuestionamiento de Él podría ayudarnos más que el opusdeísmo y tantas prácticas piadosas... No hay atajos, pues. Cada uno tenemos que tomar las decisiones al respecto, conforme con nuestras propias vivencias; y lo vivido como opusdeístas es la gran experiencia para entrarle a fondo a todos estos cuestionamientos y resolverlas afirmativa o negativamente. Los agnósticos abonan al respeto: no se ha demostrado contundente y honestamente la existencia de Dios; sin embargo, la Vida vale la pena de vivirla con plenitud, principios, valores, libertad y responsabilidad.

 I. R. De Lamar


Publicado el Viernes, 05 enero 2018
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)


     Contacta
Si quieres contactarnos, escríbenos a esta dirección:
Nuestra dirección de correo
(Haz click en el sobre)

     Buscar



     Buscar con
Google

en opuslibros

     Documentos por categorías

Libros silenciados

Tus escritos

Documentos internos

Selecciones de escritos

Correos

Recortes de prensa

Recursos para seguir adelante

Homenaje


     Encuestas
Aspectos sociológicos
del Opus Dei


     Videos
Ultima entrevista a Miguel Fisac

Ex numeraria auxiliar Catherine Tissier denuncia a la escuela Dosnon

Canal OpusLibros en YouTube - Administrado por Spiderman

     Colegios, clubes,...
Colegios, clubes juveniles, colegios mayores y universidades vinculadas al Opus Dei

     Anteriores
Viernes, 05 enero 2018
· No todo lo que brilla es oro.- Salypimienta
· Errores personales y errores institucionales.- Merak
· El poder de la información.- Neo
Viernes, 29 diciembre 2017
· Próxima actualización.- Agustina
· Carta navideña del Prelado.- Ramana
· Logros tras 44 años desvinculado del Opus Dei.- Rescatado
· Jesuitas y Opus Dei.- Gómez
Viernes, 22 diciembre 2017
· Próxima actualización.- Agustina
· El chivateo del Opus Dei.- Bonnet
· Otra vez Pandora y su cajita.- Zartan
· Deseando estoy quedar contigo.- Fueraborda
· Libro de E.B.E en inglés.- Agustina
· No fracasamos.- Salypimienta
Miércoles, 20 diciembre 2017
· Escrivá: además de las mentiras, ahora se suma un plagio.- Stoner
· La pullita ascética.- Entregado
· Nunca es demasiado tarde.- Luciana
Lunes, 18 diciembre 2017
· Ya estoy en condiciones de quedar contigo.- Solitudine
Viernes, 15 diciembre 2017
· Tres anécdotas que ilustran el clima de esquizofrenia que se vive en el opus dei
Miércoles, 13 diciembre 2017
· El futuro imperfecto de la Prelatura de la Santa Cruz.- Joraguayo
· Más coincidencias. Para Josefina Hurtado.- Casimiro
Lunes, 11 diciembre 2017
· En cuatro días moriras. Cuarta y última parte.- Josefina Hurtado
Viernes, 08 diciembre 2017
· El mensaje de la Obra y las enseñanzas del Papa son muy distintos.- Le Plumitive
Miércoles, 06 diciembre 2017
· Al respecto de pitajes de supernumerarios y el instinto paternal.- Nicanor
· Diferentes pero iguales (III).- Salypimienta
· Respondiendo a Pinsapo.- Solitudine
· Éramos como los religiosos.- Gómez
· Agradecimiento.- Carmenita
Lunes, 04 diciembre 2017
· Somos una adaptación de los métodos de los religiosos.- Stoner
· EN CUATRO DÍAS MORIRÁS. Tercera parte.- Josefina Hurtado
· La perestroika prelaticia.- Pinsapo
· El Opus en la Iglesia de hoy.- Ramón
· Artículo insultante.- antiguo
· De reescrituras y modificaciones post factum.- Haenobarbo
Viernes, 01 diciembre 2017
· Balance económico de fin de año.Toca echar una mano.- Ottokar
· Los numerarios son laicos no-seculares.- Joraguayo
· Diferentes pero iguales (II).- Salypimienta
· Los estereotipos sexistas no vienen de la luna.- Agustina
Miércoles, 29 noviembre 2017
· Nuevamente has dado en el clavo con el tema de los agregados.- Armando
· Diferentes pero iguales.- Salypimienta
· Sobre los espíritus.- Xavier de Barcelona
· Fomentar la música que lleve la vida a las adoraciones.- Aloevera
· Propuesta de sanción a un colegio del Opus.- Aloevera
Lunes, 27 noviembre 2017
· En cuatro días morirás (II).- Josefina Hurtado
· Foto adulterada de Escrivá con Pablo VI.- Ex_apéndice
· Caperuza de iceberg, para Stoner.- Zartan
· Respuesta a Solitudine.- Periferia
· Tiempo de Reflexión.- Salypimienta
· Respuestas.- Jacinto Choza
Viernes, 24 noviembre 2017
· No hay duda.- Heraldo
Jueves, 23 noviembre 2017
· Espíritus de América.- Gómez
· Sí existe tráfico de información actualmente.- Solitudine
· Solicitud de aclaración.- Jaraysedal
· Atando cabos.- Numantina
· ¿Cómo ayudar a los de dentro?.- Periferia
· Foto manipulada.- Bitcoin
· Foto adulterada.- Daneel
· Sobre la falsedad estructural de la Opus.- Dámaso
· Madrileños por el Mundo en Tierra Santa.- BOQ
Miércoles, 22 noviembre 2017
· El descamino jurídico del Opus Dei.- Joraguayo
· Yo Acuso.- Salypimienta
· El descanso de Escrivá.- Jacinto Choza
· La verdad es infinitamente más importante que la limpieza.- Nuevo
· Clima laboral en Fomento.- Periferia
· Para José Cervantes.- Periferia
· Comentario a unos escritos.- Martys
Lunes, 20 noviembre 2017
· En cuatro días morirás.- Josefina Hurtado
· Fotografía de Escrivá con Pablo VI ¿adulterada?.- Stoner
· Atún al horno.- Zartan
· Otra campaña publicitaria de colegios de fomento en Oviedo.- JoseyLuis
Viernes, 17 noviembre 2017
· Felicitaciones entusiastas para los generales Franco y Perón.- Stoner
· Vulneración de derechos.- Neo
· La juez ordena que declare el sacerdote del Opus Dei ...- Agustina
Miércoles, 15 noviembre 2017
· Lo que nadie puede imaginar.- Solitudine
· ¿Es una Prelatura Personal de Ámbito Universal?.- Joraguayo
Lunes, 13 noviembre 2017
· Sin CARIDAD todo se pervierte.- Salypimienta
· Si te quitan la libertad te quitan la vida.- Linterna
· Ética en el trabajo en la Opus y Max Weber.- Dámaso
· El asunto Lejeune – Gautier.- Ana Azanza
· Un poco de psicología.- El Cid Campeador
· El Opus Dei era más un proyecto cultural que uno espiritual.- Salvador

Archivo anterior




Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.159 Segundos