Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 61 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?



Si te quieres ir, si no quieres entrar, si te has ido y necesitas apoyo, si llevas a tus hijos a colegios de la obra, si buscas información, si quieres saber la verdad de los que estuvimos dentro... ¡adelante!

Nuestra visión difiere sustancialmente de la que la prelatura del Opus Dei proyecta de sí misma en sus webs y medios de comunicación. Consideramos que la libertad de expresión de los que estuvimos dentro enriquece el debate, aunque el Opus Dei piense lo contrario.

¡Ojo! No es una web contra la Iglesia.
Es una web informativa sobre el Opus Dei.

* * * * * * * * * *


Ultimos envíos publicados:

Miércoles, 24 de mayo de 2017

Algunos textos fundamentales

EL VERDADERO ROSTRO DEL OPUS DEI

La reflexión que ofrecemos en estas páginas está basada en la experiencia de muchas personas a lo largo de su vida en el Opus Dei. Ha surgido como consecuencia de una prolongada deliberación sobre la realidad de la Obra de Dios, verificable por quien desee investigarla, pues existen pruebas documentales abundantes de cuanto aquí se dirá. Ha sido realizada sin resentimiento y está motivada por un afán clarificador.

El verdadero rostro del Opus Dei (español)
Il vero volto dell'Opus Dei (italiano)
Le vrai visage de l’Opus Dei (Français)



LA LIBERTAD DE LAS CONCIENCIAS EN EL OPUS DEI

Desde sus comienzos, el Opus Dei viene suscitando una gran diversidad de opiniones y discusiones, no sólo derivadas de la simpatía o antipatía, sino sobre la realidad de su verdadera entidad. Este hecho es ya extraño de por sí en una institución hoy legítimamente aprobada por la Iglesia, cuyos Estatutos son y han sido siempre públicos y oficiales en sus distintas configuraciones canónicas. ¿Qué causas motivan entonces las controversias? En las líneas que siguen, el lector encontrará razones suficientes para responder a este interrogante. (Artículo completo - Español - English - Italiano - Français - Deutsch)


AD MENTEM PATRIS (Según la mente del Padre)

El presente artículo ha sido redactado por un ex numerario con motivo de los 10 años de su salida de la Obra. Se trata de una reflexión con un marcado carácter autobiográfico, expresado en lenguaje vivencial y coloquial. Y lo destacamos porque, pese a su carácter ocasional, expresa muy bien algunos de los problemas más importantes que aquejan al Opus Dei.


Amigos de Opuslibros


Si quieres colaborar económicamente

para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


 Tus escritos: Sobre la prokynesis. Declaración de Alvaro del Portillo.- Alma Llanera

070. Costumbres y Praxis
almallanera :

En el reciente escrito de Stoner sobre la práctica de la prokynesis, se refiere a la historia - cuyo origen cifra en la tradición oral, sin una fuente histórica clara-  de un Consiliario que -seguramente con mucho sentido común, pienso yo - filtraba algunas de las indicaciones que llegaban de Roma, y que al saberlo Escrivá le llevo a instruir al Defensor de la región para llevar a cabo esa prokynesis en presencia de toda la Comisión Regional.

Me parece importante destacar que ese suceso no está basado únicamente en la tradición oral, sino que está perfectamente documentado en la declaración como testigo de Álvaro del Portillo en el proceso de beatificación de Escrivá. Se encuentra en las páginas 209-212 del volumen II de la Positio, en las que Portillo se refiere a las defecciones en la Obra, y en concreto al caso de Antonio Pérez Hernández (después Antonio Perez-Tenessa), que fue Consiliario de España.

En la imagen de abajo he marcado el párrafo en que Portillo relata como Escrivá dio instrucciones al Defensor, Francisco Planell, para realizar la prokynesis, tal como relata Stoner. (La traducción es mía):



 

Una vez, en el enésimo intento de remediar este estado de cosas, nuestro Fundador llamó al Defensor de la Comisión Regional de España, Francisco Planell, y le dijo: "Esto no funciona, continuáis sin darle la importancia necesaria a las disposiciones que os enviamos desde Roma. Por ello, harás lo que te voy a decir: En cuanto os llegue de Roma un aviso o una indicación mía concreta, tomarás ese papel y durante la reunión de la Comisión te arrodillarás, te lo colocarás sobre la cabeza con las manos, y dirás: Esto viene de nuestro Fundador, por tanto viene de Dios, y lo pondremos en práctica con toda nuestra alma". Francisco siguió al pie de la letra el consejo y todos los presentes, en su ya probado buen espíritu, reaccionaron de modo ejemplar. Pero, una vez más, se tropezaron con la oposición del Consiliario, a través de quien debían pasar, necesariamente, todas las decisiones del Consejo General: lamentablemente don Antonio había perdido completamente el espiritu sobrenatural.

Es muy interesante leer en este enlace las cuatro páginas completas de esa parte de la declaración de Portillo para mejor evaluar el contexto en que el propio Fundador instituye la práctica de la prokynesis en el Opus Dei. (Está en italiano, quizás algún participante de Opuslibros pueda ayudar con la traducción).

Verdaderamente el texto es antológico de lo que en el Opus Dei llaman "espíritu sobrenatural" = se me hace caso a todo lo que digo, en todos sus detalles mínimos, porque yo soy la revelación de Dios para vosotros. Si no, no tenéis mi espíritu. Exacto: "su" espíritu, pero no el de Dios, porque en tantas de sus disposiciones desplaza al Espíritu Santo y se pone él. Es justamente la metodología de todo fenómeno sectario.

Saludos,

Alma Llanera


Publicado el Miércoles, 24 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: El trato con la administración.- dlmO

070. Costumbres y Praxis
dlmO :

Al hilo del escrito de Shukem (Tú a lo mejor me quitabas el hipo…), referente a las relaciones entre numerarios y numerarias, me ha venido a la cabeza, una anécdota que me sucedió viviendo en el Colegio Mayor Moncloa –centro al que me destinaron al salir del centro de estudios- y que, para los profanos, era y es un colegio mayor “abierto”, es decir, un centro donde residen universitarios que no son de la obra junto a miembros de la misma. O, en otras palabras, es un “semillero de vocaciones” donde la labor de los numerarios estaba fundamentalmente focalizada en hacer proselitismo (creo que ahora esa palabra aconsejan no usarla) entre los residentes.

Por aquél entonces yo no era parte del consejo local pero, cierto día al acudir al comedor para la cena, el cura me dijo que, como no estaban presente ninguno de los directores, tenía yo “que hacer cabeza”. En la práctica, eso se traducía en tener que sentarme en la mesa destinada al director y situada en el centro del comedor, hacer sonar la campanilla al comienzo y al final de la cena, que era la señal para bendecir la mesa e indicar que la cena comenzaba y, al final, dar gracias a Dios. Además, debía transmitir a la administración cualquier cosa que fuera necesaria pues en estos Colegios, lo mismo que en los centros sólo de numerarios, ningún residente podía hablar directamente con la administración sino que, para cualquier cosa que necesitara, debía dirigirse al director o a quien “hiciera cabeza” en su nombre, quien a su vez, se la transmitía a la administración.

El comedor era, por tanto, el único sitio donde un numerario podía hablar directamente con una numeraria (fuera del comedor se utilizaba un telefonillo de comunicación interna situado en el despacho del director). Por supuesto, no hablo de los sacerdotes numerarios quienes, hablarían con las numerarias en confesión o como quiera que lo hicieran –lo desconozco-. Era por tanto, excepcional, que un numerario y una numeraria se intercambiaran palabras pero, “para aparentar cierta normalidad” en el comedor se hacía así. Claro está que los mensajes debían ser escuetos, claros y directos como, por ejemplo, “en la mesa del fondo hace falta agua” o “llegarán tarde dos personas y habría que dejarlas cena en el antecomedor”. No se usaban las fórmulas de cortesía de “gracias” o “por favor”. Hoy día, me parecerían “de mala educación” pues a nadie se le trata así. Entonces parecía normal y estábamos acostumbrados a verlo, a diario, en el centro de estudios y casas de retiros.

Volviendo a mi anécdota, y ya iniciada la cena, uno de los residentes me pidió que le dijera a la administración que otros dos chicos llegarían tarde y que necesitarían que se les dejara cena para ellos por lo que, casi al finalizar, toqué la campanilla. Al momento, se acercó una de las mujeres que atendían el comedor. Debo decir que, en estos casos, todas las miradas del comedor se volvían a la escena y es que, se conoce, entre los residentes había chanzas sobre las estupideces de los numerarios en el trato –o no trato- con la administración. Y más, en particular, en la mesa de dirección en la que ese día, aparte del cura y de mí estaban sentados otros tres chicos “que no eran de casa” (no eran miembros de la Obra) y un “supernumerario joven” (de esto, quizá, hablaré otro día, pero había varios supernumerarios a los que se admitía en la residencia con la esperanza de que se pasaran a numerarios…). Perdón si me voy del tema.

Se acercó la numeraria en cuestión y, siendo yo consciente de las miradas del resto de residentes, y saltándome adrede las normas del Vademécum que regula las relaciones entre numerarios y numerarias le dije textualmente y mirándola a los ojos “buenas noches; harían falta, por favor, dos cenas para más tarde; gracias”. La numeraria asintió y se retiró. En la mesa se instaló un incómodo silencio, pues el cura no habló nada el resto de la cena, que ya estaba a punto de terminar. Al día siguiente, el supernumerario pidió verme a solas para hacerme una corrección fraterna que el cura, con la venia del director, le pidió que me hiciera (al parecer, los curas no hacen correcciones fraternas directamente o, al menos, yo nunca les vi hacer). El supernumerario, que estaba bastante cortado y consciente de lo absurdo del momento, me dijo que sólo me transmitía lo que le habían pedido que hiciera: recordarme que a la administración no se la debía mirar a los ojos y que los “porfavores” y “gracias” no son necesarios porque se alarga y enreda las comunicaciones. O algo por el estilo. Los residentes tenían razón: éramos estúpidos. Muy estúpidos.

dlmO


Publicado el Miércoles, 24 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: ¿Para qué hemos nacido?.- Daniel

060. Libertad, coacción, control
Daniel :

Querida Luciana, queridos todos:

Voy a retomar mi anécdota inconclusa del numerario que me decía que Dios es amor y yo le contesté que será amor, pero en su vida no había amor. Un tiempo después aquel convencido numerario pasó a formar parte de los ex y además casado. No conozco su vida, por lo que a pesar de lo que algunos puedan pensar, no estoy en condiciones de decirle que por fin en su vida sí hay amor. ¿Cuando pitó hizo uso de su libertad? ¿Cuando se marchó hizo uso de su libertad? ¿Actuó siempre por amor? Para hablar de libertad tenemos que hablar, primeramente de conocimiento, de verdad. Una mentira un millón de veces repetida y firmemente creída no la convierte en verdad. Cuando algo se mama desde antes de nacer, es difícil sacarlo de la conciencia, pero se puede. Si se actúa con algo infundido desde antes de nacer y no se cuestiona ni se analiza por muy estridente que resulte al cuerpo y al raciocinio, no podemos hablar de uso de la libertad, porque esta ya se ha coartado perversamente aprovechando la fragilidad de la infancia, corrompiendo la inocencia, abortando la posibilidad de una madurez hacia la plenitud del Ser.

Nuestro querido compañero Alter Alterius dice que no piensa irse. Cuando yo digo que no me lo creo... o al menos que pienso que alguna vez sí lo ha pensado... ¿lo estoy juzgando? Bueno... no lo estoy moralizando, simplemente estoy diciendo que no me lo creo. ¿Lo estoy llamando mentiroso? Uhmmmmm... qué fuerte ¿no? Lo que estoy diciendo es que está decidiendo dentro de la caja en la que encorsetaron su conciencia. Cuando yo dije a aquel numerario que en su vida no había amor ¿lo estaba llamando mentiroso? ¿Estaba diciendo que su vida era falsa? ¿Hice mal en darle aquel toque para sembrar en él el comienzo de un desarrollo que él mismo ansiaba pero no se decidía a dar el salto? Sí, lo ansiaba: mis conversaciones con él acababan siempre en lo mismo. Caben otras preguntas: ¿lo lancé a las puertas del Infierno? ¿pagaré yo por aquello eternamente? ¿se arruinará mi vida como castigo por incitar a tan alta traición?

Creo que nos traicionamos a nosotros mismos cuando decidimos no vivir, cuando decidimos recluirnos en la vitrina de la divinidad, cuando decidimos castrar nuestra mente en vez de desarrollarla, cuando decidimos no relacionarnos con el mundo en el que hemos nacido, cuando decidimos que somos algo diferente a la divinidad y la divinidad de nosotros, cuando decidimos aceptar razonamientos forzados que nos obligan a repasarlos continuamente para no rechazarlos, ¡cuando decidimos sin pleno conocimiento ni valor para adquirirlo, porque eso llevaría a la responsabilidad!. Nos traicionamos cuando actuamos con miedo a la libertad. ¿Realmente hacemos uso de nuestra libertad cuando vivimos con miedo a esta, cuando vivimos creyendo estridencias y tememos descubrir cómo se han fraguado esos sistemas de ingeniería social? Con qué facilidad decimos de los musulmanes: pobrecitos, creen eso porque se lo llevan diciendo desde que nacieron... y no pueden escapar. Aquel numerario, ya ex, cambió su vida. Leo a Alter Alterius y lo mismo que yo me expreso con sinceridad, igual que tú, espero que él también lo haga y se ayudará a sí mismo. Si cambia su vida en el sentido que estamos tratando aquí, ¿me afecta? Pues todo nos afecta a todos, pero no lo voy a presionar así directamente, haciéndolo responsable de mi bienestar, sino que le recuerdo que hemos nacido para realizarnos, que no espere cambios en el Opus Dei, que el cambio lo tiene que dar él y que ese cambio no será un solo salto sino que habrá muchos a lo largo de su vida, cada vez más aterradores y emocionantes a la vez.

Dicho todo esto, cuando hablo de estas cosas, suelo concluir con que no somos tan libres como creemos... ni siquiera cuando empezamos a tomar conciencia de nuestras cadenas y a romperlas, que hasta ahora han pasado desapercibidas por nuestra inercia, nuestra quietud, nuestra pereza espiritual. Actitud de superioridad, uhmmmmm... no puedo dejar pasar esto, pero no para defenderme, pues comprendo perfectamente tu crítica. Si Alter Alterius no piensa irse, es porque tiene una creencia firme en lo que le hizo entrar... y ¿acaso no es una soberbia de campeonato asumir que algo es verdad simplemente porque se cree en ello? Eso, en psiquiatría, se llama delirio de grandiosidad. Se tiene la fe como un estado superior de conciencia en vez de como un estado castrado y anquilosado de la razón. Y cuando se les presentan argumentos que tiran por tierra sus creencias, se agarran a que son ciertas porque son misterios de fe. ¿Eso es humildad? Bueno, puede ser humildad admitir que el Cosmos es más complejo de lo que podamos imaginar y que puede haber cosas que no vemos ni podemos medir, etc, pero de ahí a decir que todo aquello en lo que meramente creemos es cierto, hay un abismo.

Una vez oí una frase que hice mía, porque en realidad ya lo era pero nunca la verbalicé tan bien: El humano es el único animal que cuando puede elegir entre "salud y libertad" y "enfermedad y esclavitud", elige lo segundo. Y es curioso cómo las creencias, cuanto más dañinas, absurdas e irracionales son, más difícil es desarraigarlas. Os dejo este enlace, de Vivaldi. He escrito mientras lo escuchaba. Simplemente quiero compartirlo con vosotros.

Daniel


Publicado el Miércoles, 24 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: La web del Opus Dei.- Orange

060. Libertad, coacción, control
Orange :

La web oficial del Opus Dei se reduce a un simple medio de propaganda a la vieja usanza. Ofrece una información sesgada, rígida, sectaria, distante, perfectamente previsible, repitiendo machaconamente la versión oficialista sin dar opción alguna a la libre opinión. Es algo parecido periodísticamente a aquellos Pravda e Izvestia del comunismo soviético; órganos triunfalistas que no dejaban opciones a la pluralidad... hasta que la Unión Soviética se hundió. Leer esa web causa hartazgo y empalago por su oficialismo que desprestigia a la propia Obra.

La web de la prelatura parece un funeral. A sus autores les recomiendo, sin acritud, que abran espacio para que la gente normal y corriente, esa gente normal y corriente que dicen ser los del Opus Dei), puedan publicar sus colaboraciones y comentarios. Que dejen de ser un trágala, una web-mordaza. ¿Hay algo tan absurdo como que los miembros de una organización no puedan expresarse en su propia web? Se ve que están a la defensiva.

Por otra parte intento buscar una explicación al hecho de que, ante el numeroso, incesante y variado aluvión de ideas y criticas que el Opus Dei recibe en Opuslibros por parte de miembros y ex-miembros, éste no salga en su propia defensa, presentando sus argumentos como lo haría la gente normal, fomentando un debate constructivo, que sería muy bien acogido sin ningún tipo de resquemor.

Ante la avalancha de críticas razonables, documentadas, profundas y serenas, ellos no responden porque sencillamente POCO O NADA TIENEN QUE DECIR; su argumentario es pobre, endeble y escuálido y no tiene el nivel suficiente como para poder mantener un debate enriquecedor. Temen que sus razonamientos sean rebatidos punto por punto. Están secos de ideas. Y al no disponer de respuestas presentables, no les queda otra que la de permanecer callados, so capa de absurdo orgullo. ¿Quién hubiera pensado antaño en algo capaz de tener callado y acogotado al Opus Dei recibiendo un chaparrón de críticas bien elaboradas? Pues eso se ha hecho realidad con Opuslibros.

Y ya, en otro orden de cosas, de nuevo me congratulo por los de la Obra que se han animado a escribir.

Orange.


Publicado el Miércoles, 24 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Prokynesis democratizada.- Stoner

070. Costumbres y Praxis
Stoner :

Prokynesis democratizada

 

Esta palabrita griega la aprendí en el escrito de Gervasio “El dolo en el Opus Dei” de 12 de julio de 2010. Recomiendo su lectura. Ahora les cuento una anécdota, la comparo con el texto de Gervasio, y finalmente realizo algunas reflexiones.

Repasando unos apuntes viejos, me encuentro con la siguiente anotación, del año 2000, de una clase con don Fernando V. Fue en Roma, en el soggiorno degli archi. “No son palabras textuales”, pero casi…


Publicado el Lunes, 22 mayo 2017
(Leer artículo completo... | Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: La ausencia de ocio que vivíamos las numerarias.- Shukem

070. Costumbres y Praxis
shukem :

“A propósito de Henry”, quiero decir, a propósito del cine y, de paso, de la “guarda de la vista” y la ausencia de ocio que vivíamos las numerarias, os cuento un par de anécdotas: una que recuerdo con diversión y otra que todavía me produce tristeza (“Sonrisas y lágrimas”).

 

Comencemos por el cine. En mis tiempos, gracias a Dios, veíamos en los centros varias películas al mes. La actual “recomendación/prohibición” de ver una al mes la encuentro realmente heroica. Me centro en la anécdota: En un determinado curso anual proyectaron la película “Los intocables de Elliot Ness”, protagonizada por Kevin Costner –para mí un actor hasta entonces desconocido…- Al principio de la película, aparece él de espaldas y el director sorprende al espectador (si es espectadora, ya no digamos) con un “golpe de efecto”: Kevin se gira hacia la cámara y ésta nos ofrece un primer plano sublime. Yo no pude reprimir mi sorpresa y el vuelco que me dio el corazón: “Pero ¿¿qué es esto?? Madre mía, qué visión, qué maravilla de criatura humana, qué hermosura!!!!” Lejos de mirar hacia otro lado, levantarme en el acto y marcharme, disfruté durante hora y media de los ojos, el pelo, el rostro de mi nuevo ídolo cinematográfico. No recuerdo con certeza quién estaba sentada a mi lado, pero debía de ser alguna numeraria divertida, natural y con sentido común, porque le di la tabarra durante toooda la película, de eso sí que me acuerdo. Gracias a Dios, no hubo ninguna corrección fraterna al respecto. He de decir que la visión de un físico varonil tan estupendo jamás me supuso tentación alguna (claro está que no lo tenía ante mí en carne y hueso); antes bien, me ayudaba a dar gracias a Dios por la grandeza de sus obras... Perdonad, porque relato una anécdota personal, pero pienso que se podía ser numerari@ y persona normal, natural, sin comportamientos absurdos y monjiles.

 

Voy con la otra anécdota, que ya no versa sobre el cine sino sobre la música y la falta de asueto con que vivíamos l@s numerari@s. En unos de los centros donde estuve, no existía ningún equipo de música. No sé a cuento de qué, pero el caso es que debí de comentárselo a mi familia –que sabía cuánto me gustaba la música-. A los pocos días la directora me llamó a su despacho; había llegado un paquete para mí (¡qué alegría!) Por supuesto, ella ya lo había abierto (decepción), aunque tuvo “el detalle” de volver a cerrarlo –sin disimulo alguno-. Cuál fue mi sorpresa al descubrir que dentro había un fantástico equipo de música con el que mi madre había querido sorprenderme. Puesto que era un centro de gente joven, nos alegramos muchísimo. Desgraciadamente, lo utilizábamos únicamente para oír música los sábados por la mañana, mientras limpiábamos (algo es algo); la casa tenía varias plantas, con un coqueto patio en el centro; allí colocábamos el equipo, que se escuchaba desde casi todos los rincones. Pues recuerdo que un sábado, al terminar el desayuno, antes de la limpieza, la numeraria que estaba a mi lado le preguntó a la subdirectora (la directora no estaba) si podíamos escuchar música mientras limpiábamos (ojo, la pregunta no era si podíamos tumbarnos “a la bartola” mientras escuchábamos música, sino mientras nos pegábamos la paliza de limpiar una casa con no sé cuantísimas habitaciones, salitas y cuartos de baño). La subdirectora, muy arisca, contestó con un “¡No!” rotundo. Yo me quedé helada y a la numeraria que lo había preguntado se le llenaron los ojos de lágrimas. Lo sentí tanto que le dije algo con ánimo de consolarla (en realidad, la consideraba mi amiga, además de “hermana” y estuve tentada de decirle: “no llores, que la pobre subdirectora es… “-mejor me callo-). Y es que la negativa de la “dictadora” en cuestión me pareció totalmente absurda, ridícula, injusta; sinceramente, un auténtico abuso de autoridad. Vamos a ver, ¿es que la vida de numeraria (y numeraria auxiliar, dicho sea de paso) no es de por sí bastante dura, con renuncias de todo tipo, madrugones tooooodos los días del año, Normas y más Normas, trabajo profesional, encargos, medios de formación, apostolado y un largo etcétera? ¿Es que ni siquiera se puede escuchar música mientras se limpia, ¡¡¡una vez a la semana!!!? Pero si es que no se puede ni dar un paseo sin preguntar a la directora, y si preguntas, te dice que para qué quieres pasear (¡para desfogarme, por Dios!)… En fin, que lo recuerdo como un auténtico tostón, la verdad.

 

Como alguien decía el otro día, antes de pitar nadie nos advirtió que ya no podríamos ir al cine, al teatro, a un concierto; yo añado, nadie nos dijo que tendríamos que pedir permiso para poder ¡escuchar música en nuestra propia casa…! En fin, con ese ahogamiento (y muchas más cosas), al final ocurre lo que ocurre, que una no puede más y explota.

 

Un abrazo a tod@s.

 

Shukem


Publicado el Lunes, 22 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Sobre informes de conciencia y otras cosas.- Luciana

010. Testimonios
luciana :

Leyendo el fin de semana los aportes de los últimos días me he enterado por Stoner de la existencia de los informes de conciencia (ya otros habían tocado el tema previamente aunque yo lo desconocía). ¡Y es que la Obra no deja de sorprenderme! En cuanto a estos informes, me surgieron algunas dudas que quizá me podáis despejar:

¿Cuándo se dejaron de hacer? Y ¿Eran informes solo sobre las conciencias de los numerarios/as o también se redactaban respecto de quienes fuimos supernumerarios? –esto por la cuenta que me trae:- )

¿Y se hacían sobre todos los miembros de la Obra? Me pregunto si hubo informes de conciencia de Don Álvaro, Don Javier o inclusive de San Josemaría. Quizá el Padre esté exento.

 

Para Stoner: sobre dónde recae la mirada de los numerarios

Yo nunca tuve la impresión de que me miraran el escote. No recuerdo haber notado nada raro en los numerarios, más allá de que en la misa al momento de dar la paz lo hacían con un apretón de manos, lo cual en mi país es inusual. Aquí al Sur nos damos la paz con un beso en la mejilla, sea quien sea que uno tenga al lado en la Iglesia. Los únicos que se inclinaban para atrás cuando amagabas a darles un beso y te extendían la mano eran los numerarios. Si hasta ese momento una no se había dado cuenta este gesto los delataba. Cuando algún numerario venía a mi casa a visitar a algún familiar o por algún otro motivo algunos miraban al piso, a la pared o por encima del hombro. Otros eran más extrovertidos y me saludaban con un beso, me miraban a la cara y hablábamos normalmente. Honestamente nunca me sentí incómoda con ninguno. Eso sí, cuanto más prohibido más atractivo. Si en una reunión había 9 hombre solteros y un numerario, pues las mujeres en su mayoría iban a fijarse en este último. Cuando a una reunión familiar venían mis hermanos numerarios a mí no me gustaba que otras chicas les coquetearan. ¡Y vaya si lo hacían! Era una situación bastante incómoda para ellos.

 

Para Astrid

Fue muy bueno que hayas escrito. Luego de leer tu carta pensé que la podrían haber suscrito cualquiera de mis cuñadas. Tu marido no te quiere menos porque no lo diga o porque no haga lo que tú esperas que haga (aunque sea lo más usual). Él ha vivido una realidad diferente a la de otros hombres de su edad. Por ello no puedes medirlo con la misma vara. Por algún motivo te has enamorado de él. Piensa en ello y rescata lo bueno que tiene y por favor no resaltes lo negativo. Igual es comprensible lo que dices. Me imagino que a él le gustaría colmar tus expectativas y se debe sentir mal por no poder ser quien tú quieres que sea. Amiga, piensa realmente si tú quieres que Juan deje de ser Juan para ser otra persona diferente. Yo creo que no. Creo que lo amas y lo necesitas; de la misma forma que él te ama y te necesita a ti. Sé comprensiva y ten paciencia; y no le hagas la vida muy dura. Si él no quiere hablar de algunas cosas, tiene todo su derecho a callar. Respétalo, ámalo como solo tú puedes hacer, dile que estarás a su lado y dale seguridad. Es el hombre con quien has decidido formar una familia. Dale  una oportunidad y date una oportunidad a ti de ser feliz con él. No puedes cambiar su pasado pero puedes hacer muy bonito su presente.

Sabes que cuentas conmigo si necesitas hablar.

 

Para Daniel

Comienzas tu aporte con la palabra “libertad”. Por favor, permite que otros hagan uso de su libertad sin cuestionarlos. En la medida en que no te perjudiquen ¿Qué nos importa a nosotros que Fulanito o Sultanito sigan perteneciendo al Opus Dei si es que así lo desean? Hay mil motivos por los que una persona puede seguir viviendo en un centro. Juzgarlos sería adoptar una postura de superioridad que es justamente lo que muchos reprochamos a la Obra. Y además, porque puedes herir los sentimientos de algunos numerarios/as que nos leen y quizá estén pasando ahora mismo por un mal momento. Si además de sentirse mal dentro se sienten juzgados, acusados, presionados por fuera, no les hacemos ningún favor.

Un saludo a ti y a quienes leyeron estas líneas. Muchas gracias por vuestros textos. Hacéis mucho bien publicándolos.

Luciana


Publicado el Lunes, 22 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Recortes de prensa: Disparidad de criterios entre miembros de la Prelatura.- Aloevera

120. Aspectos económicos
aloevera :

DISPARIDAD DE CRITERIOS ENTRE MIEMBROS DE LA PRELATURA

 

Si Luis Valls levantara la cabeza... Saracho cercena al Opus Dei en el Banco Popular

 

Reyes Calderón, único miembro de la Prelatura tras salir Pérez, Higuera, Oroviogoicoechea y Aparicio.

 

 

Al Banco Popular no lo va a conocer ni la madre que lo parió. Al margen de su crítica situación financiera, y al borde del abismo, la llegada de Emilio Saracho a la presidencia ha supuesto un cambio radical del consejo, con la fagocitación de los miembros del Opus Dei que durante toda la historia de la entidad han tutelado el poder del banco.

 

Artículo completo en El Español

 


Publicado el Lunes, 22 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Con Ojos Nuevos: Confesión General y el caso Javier.- Stoner

010. Testimonios
Stoner :

Con Ojos Nuevos: Confesión General y el “caso Javier”

Stoner, 19 de mayo de 2017

 

Este escrito viene un largo. Así que hago un resumen para que sepan de qué va la cuestión y decidan si siguen leyendo o van a hacer alguna otra actividad más placentera. En esta comunicación planteo una hipótesis sobre el sentido de la confesión general que se exigía a los miembros del Opus Dei antes de las incorporaciones. También contaré una anécdota sobre los informes de conciencia: el caso de Javier, como si estuviéramos en una collatio o en una escuela de negocios de esas que son pero no son. Realizo una digresión con el tema de los espías, para finalmente concluir agradeciendo que (en principio) se haya eliminado la práctica existente de archivar los pecados de los miembros de la Obra en un registro protocolizado, físico o informático. Durante el recorrido iré repasando textos de san Josemaría.

 

Artículo completo


Publicado el Viernes, 19 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Tú a lo mejor me quitabas el hipo…- Shukem

070. Costumbres y Praxis
Shukem :

Hola a todos:

 

Hace unos meses que leo esta web con auténtica fruición, pero por un motivo o por otro, nunca me había decidido a escribir. Hoy, sin embargo, tras leer el último escrito de Stoner sobre los numerarios que no miran a las mujeres a los ojos, me he animado a hacerlo.

 

Stoner, te hablo como mujer y como exnumeraria que lo fue durante diez años. Precisamente por eso, yo no tuve trato alguno con numerarios, pero es obvio que conocí a bastantes sacerdotes numerarios. Pues bien, puedo decirte que a quienes recuerdo con más afecto fueron precisamente aquellos (dos, no más) que se dignaban mirarnos a los ojos con naturalidad y afecto. A ninguna mujer, sea numeraria o no, le gusta que se dirijan a ella sin mirarle a la cara. Cuando yo era numeraria, y ante todo mujer, agradecía que el sacerdote me mirara a los ojos, que me sonriera con naturalidad, que me viera como una mujer (siempre dentro del más fraternal afecto, por supuesto).

 

Recuerdo que uno de estos sacerdotes era un auténtico poeta; tanto era así que incluso lo comentábamos entre nosotras. Coincidí con él en varios cursos anuales de numerarias y predicaba unas meditaciones maravillosas acerca del Amor, era muy sobrenatural y a la vez muy humano. Pero, sobre todo, se agradecía que cuando nos impartía alguna asignatura de teología, lo hacía mirándonos a cada a una, -no al suelo, a la ventana o la pared-, y recuerdo que, incluso al darnos la Comunión, ¡nos miraba a la cara! Al fin y al cabo, la cara es el reflejo del alma, ¿no es cierto?

 

El otro sacerdote cuyo cariño no olvido era el de mi Centro de Estudios. Éramos alrededor de cien chicas jóvenes, llenas de vitalidad e ilusión. Al ser tantas, la verdad es que el trato era bastante impersonal y una llegaba a considerarse “una más” entre la multitud. Las directoras eran muy exigentes, de trato poco cercano y alguna incluso desagradable y arisca. Sin embargo, recuerdo que el trato con el sacerdote era distinto, personal, lleno de afecto: te lo cruzabas por un pasillo y te miraba a los ojos con una sonrisa; impartía una charla sobre el espíritu de la Obra y te miraba a los ojos; te confesabas con él y te trataba con cercanía y sentido del humor; en resumen: te sabías querida. Antes de finalizar el centro de estudios, a otra alumna y a mí nos propusieron trasladarnos a otra Región y ambas aceptamos encantadas (tal vez otro día escriba sobre ello…). Antes de irnos, la última vez que me confesé con él -con bastante pena, la verdad- él se despidió con palabras de afecto, de auténtico cariño fraternal y sentido del humor: “Bueno, ya tendremos noticias vuestras a través de Noticias (en efecto, mi nueva Región parecía que tenía una sección permanente en la revista interna). Ya os iré viendo en las fotos: a ti con tal vestido y a Fulanita (la otra numeraria) con su jersey de Snoopy”. Se notaba que se fijaba en esos pequeños detalles de cada una, que nos miraba y apreciaba.

 

Como contraste, Stoner, siento verdadera lástima al recordar el trato despectivo que nos dispensaba a las numerarias un cierto sacerdote de la región a la que me trasladé. No nos miraba jamás a los ojos. Por lo menos, así de contundente lo recuerdo: jamás. Era algo antinatural, desagradable en grado sumo; no sabías si hablaba contigo o con una pared... La persona que representaba al Padre en la Región, aquel que más cariño fraternal debería demostrarnos, no nos trataba con el cariño que “precisábamos”. (Digo esto, además, porque la labor en esa Región era harto difícil, era como vivir la vocación en la clandestinidad). Volviendo al tema: vivía en ese país una numeraria con un carisma extraordinario, en todos los sentidos. Una mujer de diez. Yo creo que todas la admirábamos por una u otra razón. Un buen día, como no podía ser de otra manera…, la susodicha dejó la Obra. Al poco tiempo de ocurrir, el sacerdote en cuestión nos impartió el retiro mensual a las numerarias de la ciudad. Estábamos allí todas. En la meditación, aunque no recuerdo las palabras textuales, nos dijo de manera muy despectiva que las numerarias éramos unas bobas, tontas y simples, que perdíamos la cabeza “por el primer hombre que se dignaba decirnos algo bonito”. Me quedé estupefacta, me sentí profundamente herida, como mujer y como numeraria. Resultaba evidente que lo decía a colación del caso de la numeraria que había salido de la Obra (la mujer “de diez”, os recuerdo). Yo no salía de mi asombro y pensé: “¿Dios mío, qué sabrá él (el sacerdote con el más alto cargo de la Región)…? Si no nos mira a la cara, si no sabe ni de qué color tenemos los ojos… Pensará que somos todas unos cocos, que intelectualmente no valemos un pimiento y que no hay hombre que se interese por nosotras”. ¿¿¿El primer hombre, ha dicho?? Si yo le contara, Don X, (y por mucho informe interno que leyera sobre mí, él no podía saber lo siguiente porque no me parecía correcto contarlo en la charla a la directora o al sacerdote) la cantidad de veces que me han dicho algo bonito, que me han pedido el número de teléfono, que he tenido que rechazar una invitación al cine, a que me acompañaran a casa o incluso una proposición descaradamente indecente de un hombre “hecho y derecho”. Bastantes veces, muchas más de las que imagina. Yo siempre había dicho “no”, aunque me había sentido halagada y hasta atraída por quienes me lo habían dicho. Yo he relatado mi experiencia, pero el resto de mis “hermanas” eran, seguro, mejores y más dignas que yo. Viví en varias ciudades y varios países, así que conocí a bastantes numerarias: unas eran muy inteligentes, otras excelentes profesionales (con trabajos que cualquier ejecutivo envidiaría), muchas tenían una educación y modales exquisitos, algunas verdaderamente bonitas, etc. Precisamente, recuerdo haber ido por la calle con la directora de mi centro, una mujer despampanante, y haber sido testigo de los piropos que le dedicaban; y sé de otra numeraria joven a la que una supernumeraria le dijo: “Fulanita, qué lástima, con lo guapa que eres, ¡podrías tener el marido que quisieras!” El colmo fue cuando, al llegar a otro país, me llamó soberanamente la atención una señora con una clase y una belleza extraordinarias, parecía una actriz de Hollywood. “Qué supernumeraria tan guapa”, exclamé. “Nooooo, no es supernumeraria. Es Fulanita, de la Asesoría Regional”. Anonada me quedé.

 

En fin, Stoner, que me he ido por las ramas, me pierdo en los recuerdos. Insisto, que tú mires a una mujer a la cara debería resultar algo natural; basta con no mantener tu mirada en su mirada. Lo contrario, mirar al suelo, al infinito, a la blusa (muy gracioso y lógico lo que comentas del escote) nos resulta raro y desagradable. Al fin y al cabo, si tienes tu corazón lleno de Amor a Dios y ves una mujer guapa, ¿no sientes necesidad de dar gracias por la belleza que Él ha sabido crear? Al menos yo, cuando veo un hombre de esos que quitan el hipo, eso es lo que hago: alabar a Dios.

 

Si no te importa, te envío un par de besos, Stoner. O un saludo, si lo prefieres. Yo estoy felizmente casada y tengo unos cuantos retoños, pero si te viera, te miraría a la cara seguro; espero que tú también. En mi escote no te ibas a fijar ni borracho, pero tú a lo mejor me quitabas el hipo… ;)

 

Shukem


Publicado el Viernes, 19 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: LA CRIADA DEL OPUS DEI.- Ana Azanza

077. Numerarias auxiliares
Ana Azanza :

LA CRIADA DEL OPUS DEI

 

 

Publicado en Marianne Magazine 14 de abril 2017-05-18

Traducción Ana Azanza

 

 

Enrolada por la organización en su adolescencia Catherine ha pasado más de diez años rodando de centro en centro del Opus Dei. En 2001 denunció al Opus Dei “por trabajo disimulado y retribución contraria a la dignidad”.

 

 

Cuando no se acuerda de algo o es demasiado doloroso pliega los ojos y algunas arrugas aparecen en su frente, se calla brevemente. Y retoma el hilo de su relato. Rebobina 15 años de vida de criada al servicio de los adeptos del Opus Dei (obra de Dios en latín) hasta su huida en 2001. Siguieron años de lucha judicial tras su denuncia “por trabajo disimulado y retribución contraria a la dignidad” en octubre de ese mismo año. Primero perdió y luego ganó en el recurso.

 

Y el último recurso que sus ex empleadores han elevado a Tribunal de Casación que se cierne como espada de Damocles, a veces todo se anuda en su cabeza. Catherine Tissier cumple 45 años en 2017 y no era más que una adolescente cuando fue atrapada por el Opus Dei. La suerte estuvo en su contra. En el verano de 1985 la escuela privada Sainte Croix de Provins en el que está matriculada le propone que cursar un CAP. Catherine tiene 15 años y está en un equivalente de séptimo de EGB, no está contenta con sus estudios, y no le desagrada la idea de matricularse en la escuela de hostelería Dosnon sita en Couvrelles (Aisne).

 

La madre, Janine, nos cuenta: “fuimos de visita, nos encantó, nos recibieron con mucha amabilidad y simpatía. No terminábamos de hablar y ellas acababan nuestras frases, pensamos qué sitio tan estupendo ¿dónde hemos he venido a parar?” Pero en ningún momento nos explicaron que aquello era un submarino. Tampoco les dijeron que su hija seria presa de la institución, que la cargarían de trabajo a voluntad.

 

“Poco a poco” así intenta Catherine Tissier explicar lo inexplicable, ella bautizada pero educada por padres que no practicaban, fue manipulada, abducida y explotada durante más de una década por los discípulos de Josemaría Escrivá de Balaguer, el padre fundador del Opus Dei. Se levantaba a las 6 de la mañana y se acostaba a las 10 de la noche, tras un día de fregar vajillas, servido mesas, cuidado la ropa en los diversos centros del Opus Dei en Londres, París, Marsella, Couvrelles. Trabajando como una burra para santificar el trabajo y santificarse con el trabajo según le hicieron creer.

 

ENTREGAR SU VIDA

 

Poco a poco una de las profesoras que también es su preceptora la invita ya el primer curso a prácticas devocionales. Una presión amistosa, algunas frases amables cuando se cruzan en los pasillos de la escuela. “Sabes la semana que viene hay una meditación. Unos días más tarde “¿te acuerdas?” Y el mismo día: “dentro de una hora es la meditación”. La preceptora convence con facilidad a la dócil y fácil Catherine de que tiene que confesar, de que tiene que asistir al catecismo predicado por el capellán los lunes por la mañana y a la predicación el miércoles por la tarde. “No parecía acoso” precisa. “Al principio acudía para que me dejaran en paz, así veían que iba, que estaba presente.”

 

Al curso siguiente Catherine se hace amiga de otra alumna nueva que la anima a seguir el camino de Dios. “Ahí fue donde me atraparon” analiza. La vocación reciente opusina y su amiga comienzan a practicar el “plan de vida” del Opus Dei: misa cotidiana, rosario siempre en la mano, media hora de oración por la mañana, un cuarto de hora de lectura espiritual, examen de conciencia antes de acostarse. En noviembre de 1987 Catherine escribe la carta para comprometerse en la institución, le dicen que no se lo cuente a sus padres. No tiene todavía 17 años y ya pronuncia votos de pobreza, castidad y obediencia. No se da cuenta de que tiene que entregar su vida y su herencia al Opus Dei y que su familia no podrá recuperar su cadáver cuando fallezca. “Sabía que iba a dar toda mi vida al Opus Dei, aquello tenía una finalidad.” Recibe una formación, le enseñan los códigos, las normas, las mortificaciones: el cilicio, ese collar de metal con puntas que se pone alrededor del muslo hasta hacer heridas, la autoflagelación. 6 meses más tarde se consagra como numeraria auxiliar, le dan una biblia, una cruz y se compromete a expandir el evangelio haciendo apostolado…Todavía no tiene la mayoría de edad y para evitar que sus padres la saquen de la trampa, seguían sin saber el compromiso de su hija, la directora de la escuela los convence para que la dejen ir a Londres durante un año y así aprenda inglés, inevitable si alguien quiere trabajar en la hostelería, isnt it? En realidad Catherine hará la limpieza en una residencia de estudiantes londinense dirigida por el Opus, ya que inglés no aprendió mucho.

 

Cuando vuelve en junio de Londres, los padres se dan cuenta de la manipulación, Catherine recuerda: “Las de la escuela les dijeron a mis padres: Su hija es mayor de edad y nosotros somos ahora su familia, no Vds”

 

TODO SE VIGILABA

 

“Cuando nos enteramos se nos cayó el alma a los pies”, recuerda Janine, “pensé que había metido a mi hija en una secta”. Mientras que Janine y Michel, su marido, remueven cielo y tierra, alertando a altas autoridades eclesiásticas, para recuperar a su hija, ésta se dedica a la obra sin cobrar ni un céntimo. Recibe una nómina pero todo su salario llega a una cuenta bancaria que lleva su nombre pero a la que ella no puede acceder. Los extractos bancarios llegan a sus empleadores que conservan también sus talonarios de cheques. Catherine firma cheques en blanco, más tarde sabrá que ese dinero sirvió para financiar la editorial Le Laurier del Opus Dei. Cuando la numeraria auxiliar necesita dinero para comprar champú o dentífrico lo tiene que pedir, una pequeña suma de la que tiene que dar cuentas al céntimo.

 

Catherine vivió así 10 años. Sin dinero, enclaustrada, siempre viviendo con mujeres y solo con mujeres, cuando se cruza con un hombre baja la mirada. Sale poco a la calle, siempre con alguien, una colega y así se vigilan mutuamente. Evita mirar los escaparates para no caer en la tentación. Sólo va a ver a sus padres una vez al año, un fin de semana. Cuando habla por teléfono con ellos, escuchan, sus cartas se abren y se leen, las que envía y las que recibe. “Todo lo controlaban” precisa.

 

En 1997 Catherine tiene 26 años, se cansa. Harta de trabajar, agotada de trabajar sin descanso, de no tener vida. “Hay un momento de hartazgo, de revuelta”. Sus patrones achacan la depresión que sufre a problemas de la infancia, a tensiones con sus padres, que aparecen 12 años más tarde. La envían a un médico del Opus Dei que la llena de neurolépticos y ansiolíticos. El médico la envía a trabajar como fille au pair en una familia de supernumerarios, le dan de comer y lavan la ropa, la alojan, le pagan 335 euros al mes por cuidar a tres niños durante el curso escolar. En esa época Catherine sufre un colapso y tiene que ser ingresada diez días en el hospital Sainte Anne de París.

 

A fin de curso la mandan de vuelta a la escuela Dosnon que además de ser un lugar de formación, es un vivero de numerarias, supernumerarias y numerarias auxiliares necesarias para ocuparse del centro de convivencias anexo de Couvrelles, unido a la escuela para un subterráneo. Se trata de un castillo de la prelatura Opus Dei, que consta de 29 habitaciones, 45 camas, tres comedores, uno de ellos para los residentes que acuden a los retiros, convivencias, jornadas de familias. Catherine aguantara aún unos años.

 

El 12 de enero de 2001 Janine y Michel acuden a buscar a su hija para llevársela al “fin de semana” anual al que tiene derecho con sus padres en la casa familiar de Provins. Se quedaron estupefactos cuando vieron a su hija transformada en una zombie, delgada y en un estado lamentable, así lo recuerda Janine. Pesaba 29 kg, no paraba de vomitar  y ni siquiera se sentaba a la mesa para comer. “Pensé que se moría, era algo imposible de creer.” Muy nerviosos la llevaron a su médico de cabecera que le prescribió la baja inmediata. “Me llevaron al límite” dice Catherine. Se reconstruye hasta el punto de presentar una demanda al Opus Dei.

 

LARGA CONVALECENCIA

 

Sentada en el canapé con su perrillo en las rodillas y busca la aprobación de la mirada de su marido desde 2009, Arnaud, es la Catherine de hoy, refugiada en su casa de Sens, rodeada de un jardín y una huerta que cuida con pasión. La ex numeraria auxiliar nos cuenta cómo fue su larga convalecencia. Cómo se abusó de ella física y psíquicamente…


Publicado el Viernes, 19 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: ¿Lo raro de no ser raros?.- Salypimienta

010. Testimonios
Salypimienta :

Hola a todos!!!, respondiendo a la pregunta de Stoner...

Estimado Stoner: Primero que nada te agradezco que te hayas animado a escribir. Admiro tu valor, de verdad. Me gusta saber que hay numerarios con las ideas claras que se dan cuenta de que hay mucho que arreglar allí dentro.

Te cuento cómo es que las mujeres vemos a los numerarios en general: ¡como algo rarísimo!. El trato que he tenido con ellos ha sido bastante frecuente. Lo he comentado con algunas amigas que también han tenido ese trato, y la respuesta unánime es esa: SON MUY RAROS. De verdad que casi nada hay natural en ellos, desde la forma de caminar, de hablar, de desenvolverse en público todo es como muy estudiado. Lo que dices de los escotes es cierto, al hablarte no te miran a los ojos y parece que te ven el escote, entonces te incomodas y al darse cuenta de eso, el numerario también se incomoda. La verdad es que el trato de una mujer con un numerario siempre es así, incómodo. No es sólo lo de verte a los ojos, tanta afectación al hablar también es muy incómoda. Yo incluso diría que el trato en general de los numerarios hacia las mujeres es rudo. Cuando no, hablan como si estuvieran dando una cátedra, llegando incluso a parecer soberbios.

Muy pocos he conocido que son un poquito agradables con las mujeres. Nunca te saludan más que con un ¡hola!, a veces ni eso, ya no hablemos de saludarte de beso, es que ni la mano te tienden. A mí la impresión que me da es que intentan poner una barrera tan impenetrable entre uno y otra, que al final, lo único que las dos partes quieren es que se termine la conversación cuanto antes, aunque dicha conversación sea sobre la educación de una criatura, cosa que es de suma importancia, sobre todo, porque es imprescindible que las partes involucradas en ello estén de acuerdo.

Hay que hacer énfasis en que el lugar más común en el que una mujer puede tratar con un numerario es en los colegios, donde por lo regular es la mamá quien acude a las citas, la mayoría de las veces sola. Te podría contar mil anécdotas sobre las ridiculeces que he visto en el trato entre numerarios y mujeres pero no lo haré. El caso, es que parece que las mujeres a los numerarios les damos mucho miedo, lo cual, como ya conté, puede resultar contraproducente. A algunas mujeres eso les parece un reto, como que sienten que es un triunfo personal el poner en aprietos a un hombre que las ignora olímpicamente y eso lo digo para que lo sepan y tengan cuidado (los numerarios, no las mujeres). Algunos n suelen utilizar un lenguaje exageradamente mojigato lleno de expresiones como: “de cara a Dios”, “lo encomiendo”, “hay que llevarlo a la oración”, etc. Quizá con alguien de casa no resulten extrañas esas expresiones, pero con mujeres de fuera, es como si les estuvieran hablando en chino, además de que les parece extremadamente cursi, ningún religioso ni sacerdote fuera de la Obra habla así.

La diferencia entre el trato de numerarios con mujeres, es diametralmente diferente al trato de las numeraria con los hombres. Creo que en el caso de ellas, las cosas son más normales. Quizá se deba a que la numeraria nunca y por ningún motivo se encontrará frente a frente con un varón estando sola o sin una rejilla de confesionario entre el susodicho y ella. En el caso de los colegios, como dije antes, generalmente es la madre quien va a las citas, y cuando el padre es quien va solo, que es rarísimo que ocurra, la entrevista se hace con una tercera persona, ya sea la alumna o la preceptora de la niña.

No sé en las demás regiones, pero en México, creo que todas las numerarias han trabajado en algún momento en la administración de ‘algo’ de la sección de varones (un centro, una residencia universitaria, o así), por lo tanto, los nombres de los numerarios les suenan conocidos, y como han trabajado para ellos en algún sentido, se refieren a ellos con cierto aire de cariño (del más santo, de verdad). No creo que alguna vez lleguen a hablar con ellos como no sea por medio del telefonillo, pero seguramente les hablarían con un tono totalmente maternal porque de cierto modo ellas los ven a ellos así: como sus hijos. No voy a decir que en la Obra deberían hacer cursos anuales mixtos o algo por el estilo, pero quizá es hora de que tanto hombres como mujeres dejen de ver al sexo opuesto como un peligro latente, y aprendan a tratarse unos y otros con más naturalidad. Quizá así se logre que la expresión tan utilizada en la Obra: “Lo raro de no ser raros” tenga un poquito de verdad.

De corazón te digo, que la única manera de salvar al Opus Dei es que sus miembros comiencen a vivir en medio del mundo, pero del mundo real, con todas las consecuencias que ello conlleva. Y quizá también, en la sección de varones deban de aprender que las mujeres no somos todas unas arpías, que la mayoría somos buenas personas dignas de toda confianza, y que la gran mayoría de nosotras ni somos unas histéricas, ni olemos mal, ni vivimos a merced de los cambios hormonales. No sé por qué tipo de traumas, el Padre Josemaría tenía una visión tan mala sobre las mujeres, siendo además que vivía entre ellas (la Abuela, tía Carmen y las hermanas que murieron), pero esa visión al parecer la han heredado a todos sus hijos. De alguna manera puedo entender que en la España de aquella época el ver a la mujer casi casi como si se tratara de la mascota de la casa y el respeto hacia ellas fuera nulo era lo normal -desafortunadamente así ha sido tradicionalmente el los países latinos-, pero que se siga pensando de la misma manera 100 años después, la verdad que es una torpeza y una injusticia.

Besos a todos. Salypimienta.


Publicado el Viernes, 19 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Para Stoner: lo que vio y oyó el $anto Marqués.- Ramón

010. Testimonios
ramon :

Hola Stoner,

 

Eres uno más de los que se lamentan de la confusión y mezcolanza que rodea al $anto Marqués y su fundación y espíritu fundacional, y se sienten traicionados en mayor o menor grado. La verdad es que todas esas leyendas áureas sobre lo que vio, oyó, sintió o declaró no tienen ninguna trascendencia, más que la que se quiera dar. Es lo menos importante del Opus.

 

Me explico: toda esa superchería sobre si Dios le comunicó directamente a $an Josemaría el Opus, etc, como si fuera un nuevo Moisés no hace sino abundar en una milagrería y grandilocuencia que no son nada cristianas y desde luego dejan bastante en entredicho la educación religiosa de los seguidores del Opus Dei. Dios, como todos sabemos, y nos dice Jesús "ve en lo escondido". Como dice el profeta "no estaba en la tempestad, sino que es una suave brisa"...


Publicado el Viernes, 19 mayo 2017
(Leer artículo completo... | Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Nunca pensé que hablaría con un numerario.- Bruna

040. Después de marcharse
bruna :

Hola Stoner

Nunca pensé que "hablaría con un numerario", si a hablar se le puede llamar a este intercambio de escritos. Pero aún así me parece divertido. 

Gracias por haber leído lo que escribí. Y con respecto a lo que comentas en lo que publicaste el día 17 de Mayo, sólo mencionarte que cuando salía al comedor, tampoco podía mirar a los numerarios a la cara. Me parecía lo más normal del mundo, si a eso se le puede llamar "normal". Cuando sales, te das cuenta de lo importante que es mirar a los demás a los ojos. Te sientes comprendido, querido,... y ves que eso que hacíamos no era ni mucho menos normal. Más de una vez, por no mirar estuve a punto de volcarle la fuente de comida o al sacerdote o al director, imagínate. 

Con el tema laboral, regular. Por cierto, si alguien conoce o sabe de alguna farmacia donde busquen auxiliares, o un trabajo que pueda desempeñar, que me avisen por favor (vivo en Málaga). Más abajo dejo mi e-mail.

Y sobre Dios... sigue en stand by. No me siento a gusto con este tema todavía. 

Un saludo. 

PS. Os dejo mi dirección de correo electrónico: vrc84@icloud.com

Muchas gracias a tod@s! 

Bruna


Publicado el Viernes, 19 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Saludos a Nachof.- Removiendo53

900. Sin clasificar
removiendo53 :

Estimado Nacho, ¿cómo estás?. Te recuperas adecuadamente? Sabes que tienes gente que te aprecia.

Removiendo53 


Publicado el Viernes, 19 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Confiança: pilar básico em qualquer relacionamento.- Nempedronempaulo

070. Costumbres y Praxis
Nempedronempaulo :

Si su pareja le espía el móvil, rompa con ella

O artigo Si su pareja le espía el móvil, rompa con ella não é novidade: foi publicado em outubro/2016, em El Pais. Não fala especificamente sobre a opus dei, mas sobre relacionamentos. Sem embargo, penso que sua leitura é interessante para os afetados pela opus dei. Boa parte dos membros ou ex-membros que participam de Opuslibros possivelmente foram testemunhas ou protagonistas de histórias de invasão de privacidade por parte dos diretores, mediante controle do correio físico ou eletrônico, redes sociais ou aparelhos móveis dos numerários.

A mesma consideração, penso, aplica-se também ao relacionamento "od x numerario".

Um pequeno aperitivo: cuando el espionaje se produce es porque "faltan los pilares de una relación sana y equilibrada".

Nempedronempaulo


Publicado el Viernes, 19 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: La libertad: una cuestión de conciencia.- daniel

060. Libertad, coacción, control
daniel :

Acabo de leer la carta de Alter Alterius. No piensa irse, dice. Pero alguna vez lo ha pensado. Ahora espera que la Virgen ayude a que se mejoren las cosas. No piensa irse, dice. Si mantiene el concepto de Dios que le han ido inculcando desde que nació y no se lo cuestiona ni le parece estridente, normal que no piense irse... o eso dice. Si piensa que el concepto de Dios que tienen los musulmanes está equivocado frente al suyo, católico, correcto, normal que no piense en irse. Si la cosmogonía y cosmología taoístas le desbordan y no se para a meditar sobre ellas, normal que no piense en irse. Si cree que la Iglesia es lo que aparenta y no le duele la moral que predica, con sus verdades teológicas, como el Pecado Original, pues normal que no piense en irse.

Una vez, hablando con un cura al que pedí información para un ensayo mío, me dijo que el Pecado Original y su transmisión era una verdad teológica. Le contesté que una cosa no es verdad por creer en ella y que esa verdad fue inventada en el sigo III. ¿Por qué digo esto? Pues porque cuando se habla de que en el Opus Dei no hay libertad me pregunto yo qué clase de libertad desean esos miembros que patalean. Y sobre todo, me pregunto yo quién les obliga a estar y a creer en tantas cosas absurdas y dañinas. La Biblia, ese tostón de libro sobre el que está basada la religión: si todos los humanos la leyeran no existiría la religión, pero hay que leer con los ojos abiertos, sin el prejuicio impuesto desde antes de nacer, por diossssss....

Leed con libertad de pensamiento. Decís que no hay libertad en la Obra, pero ¿os habéis parado a leer el Pentateuco? Estáis condicionados para interpretar en conveniencia de otros, pero tenéis la oportunidad de leer y reflexionar, sobre lo leído y sobre vuestra vida. Hace años, un numerario me contaba sus dudas sobre la conducta de la esposa de un amigo suyo, un supernumerario. En un momento de la conversación me dijo que dios era amor. Yo le dije algo así: - No tenemos el mismo concepto de Dios, ni lo vamos a discutir ni te voy a negar que sea amor, pero en tu vida no hay amor.

Una pregunta hago a los que creen que ser del Opus Dei es una bendición: ¿qué significa servir a Dios? ¿en qué consiste vuestra vida? ¿de verdad creéis que eso es vivir y para eso habéis nacido? ¿Servir a Dios es pasarse la vida rezando y mirando el mundo desde una vitrina y metiendo a otros en la misma vitrina?

daniel 


Publicado el Viernes, 19 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: No estáis solos.- Tintin

078. Supernumerarios_as
Tintin :

Hola a todos:

Creo que leo esta página desde hace dos o tres años e iban varias ocasiones donde pensaba en escribir, pero se me había ido el cassette. Tal cual. Soy supernumerario, bastante joven pues no llego a los 25 años. Igual que vosotros que habéis escrito -Stoner, por ejemplo- estoy muy cansado de hablar mil y una ocasiones sobre lo que está bien y está mal. Excusas por doquier para justificar cosas "del espíritu", y poner a Escrivá como intocable -me rehuso a decirle "Nuestro Padre"-, siendo algunas intocables siguiendo la falacia ad consequentiam: viene de Dios a Escrivá; por lo tanto, todo lo que ha dicho Escrivá es voluntad divina; por lo tanto todo es bueno; por lo tanto, no se debe revisar nada nunca. Qué mal el daño que hizo Del Portillo con "Nuestro Padre en el Cielo" y "maldito el que ose cambiar el Espíritu".

Antes de seguir escribiendo por aquí y demás, acerca de mi experiencia personal, quiero agradecerle profundamente a Agustina y a todos los que escriben en esta web. Quien ha escrito alguna vez con profundo dolor, ira y molestia, que sepáis que os comprendo. Aquí he encontrado también unos textos increíbles, fundamentados en la verdad, en la doctrina de la Iglesia a profundidad y no en argumentos sentimentales como "las auxiliares hacen todo con mucho cariño"-. ¡gracias! Pues se necesita mucho esto, y a final de cuentas, están apegados a lo que nuestro Señor nos guía: la verdad. Lamento profundamente todos aquellos que han perdido la fe por culpa del opus Dei, y lamento todo el daño que ha hecho -no sus miembros solamente- sino la institución. Lamento todas las personas que han sufrido reminiscensias por el resto de su vida.

Yo no soy ni remotamente cercano a tener -por supuesto: soy tropa- algún cargo, ni siquiera de celador, pero pido perdón si a veces he callado al denunciar todo lo que no me parece, y que sobre todo, fomenta que siga habiendo personas cuyos daños sean posiblemente irreparables. Sé que no es mucho mi palabra de consuelo, pero confío en que Jesús, mi amigo nazareno -por sobre todo-, se acuerde mucho y más de ustedes que de mí. Lo digo sobre todo por numerarios(as), agregados y numerarias auxiliares. Que sepan que, después de algunos años, no he vuelto a dejar de denunciar nunca lo que no me parece. Los directores saben lo que pienso, saben mi opinión y nunca la oculto. Mis demás amigos, numerarios y supernumerarios algunos, saben lo mismo. Esta web, que sepáis, ayuda a la verdad. No a la verdad escrita en crónica, sino como muchos sabrán, a "adecuar el intelecto con la realidad".

Para finalizar, quiero volver a agradecer a los que colaboran aquí. Es indudablemente importante su colaboración, y quiero lanzar una pregunta que tengo entendido que ya surgió a partir de la llamada de atención de Benedicto XVI a la Prelatura: ¿Se puede denunciar todo esto ante la Santa Sede? Sé que muchos no tendréis esperanza, pero... Confío en que Francisco puede escuchar. No sé por qué, pero esta sensación es la que me da con él, que nos podría escuchar en serio. Venga, ¡tengamos esperanza! Dios les cuide y no deje de guiarles a Él. Si alguna vez se enojan con él por todo lo que les ha tocado sufrir, no se olviden que el Dios de Israel, de Jacob, de David, de los católicos... Es un Dios que te espera para abrazarte, darte Su Cariño y tomarte en tus brazos para que no llores. Tal y como lo haría la más amorosa Madre. Todo eso va más allá de prácticas de piedad. Eso se llama amor.

Tintín.


Publicado el Viernes, 19 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Cortados con el mismo patrón, con los mismos criterios.- Stoner

010. Testimonios
Stoner :

Los numerarios estamos cortados con el mismo patrón, con los mismos criterios

Stoner, 17 de mayo de 2017

 

Hola a todos. Comento al hilo de algunos escritos de los últimos días de NVLP, CuG, Bruna, Supo y Alter.Alterius. En el camino hago una consulta a Salypimienta y a otros.

 

***

 

En sus amenos y bien informados escritos, Novaliolapena nos cuenta que en alguna región se prohibió a los numerarios asistir al cine para La Pasión de Cristo, incluso en “plan apostólico”, con un amigo o familiar.

 

Si fue sorprendente la prohibición de asistir a La Pasión de Cristo, más sorprendente para mí fue cuando me prohibieron ir a ver Encontrarás Dragones!!! Como había que apoyar, muchos consiguieron excusas para asistir (laborales, etc). Pero a mí y a otros nos lo prohibieron. No sé si fue una prohibición general, o por países o cómo fue. Por un lado había que ir en masa, armar ruido, y por otro lado a los numerarios se nos frenaba, sin demasiadas razones.

 

Después de ver en mi centro Encontrarás Dragones, agradecí no haber ido al cine. ¡Qué mala película!

 

 Artículo completo 


Publicado el Miércoles, 17 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: En la obra no ha cambiado nada.- Mulan

010. Testimonios
mulan :

Gracias a stoner y alter alterius... sois muy valientes y tenéis todo mi respeto. Sois top. Comparto al cien por cien lo que dice alter, punto por punto. En la obra no va a cambiar nunca nada de fondo, porque son aspectos que se consideran fundacionales, venidos de la mano de Dios: el afán proselitista, aunque sea a costa de que los niñas se "decidan" con 13 años.

En los clubs de se da especial prioridad a los planes con niñas que estudian 2º de la ESO (en España), les hacen sentir especiales, planes muy pensados... con la única finalidad de empezar a martillear con el tema de la vocación.... Qué más da que se necesite el permiso paterno si casi todas son hijas de super, esto no cambia absolutamente nada del fondo que es la voluntad de captación y manipulación de menores.

Con el tema de la dirección espiritual pasa igual, en la obra se tiene la certeza de que por un fin mayor, se pueden pisotear las conciencias y vulnerarlas. Y como con estos dos temas en todo lo demás, se pueden hacer lavados de cara, maquillajes, cambios de denominación... y qué!! Además tienen cero capacidad de autocrítica, la cúpula (roma, asr, dl, directores en general) piensa que el fondo está bien, que es santo, por ello en vuestros años en la obra, quienes habéis sido más beligerantes lo habréis comprobado: siempre el problema está en ti, nunca en la obra, la obra es santa, es de Dios. Pierden hasta la capacidad de escucha.

Yo pienso que esto es un error en las organizaciones en general: la organización que no tiene capacidad de autocrítica está llamada a desaparecer. Que no digo yo que la cosita no cambie, quizá dentro de años y años, pero desde luego a día de hoy puedo afirmar que todos los temas están tal y como estaban cuando estábamos IN. A lo mejor tiene que suceder como con la iglesia, que dentro de algún siglo se caiga en la cuenta de todos los desmanes ocurridos ahí dentro.... en fin.

Mulan 


Publicado el Miércoles, 17 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Se precisa un cambio pero así no puede haberlo.- Madurez

010. Testimonios
Madurez :

Cambio, cambio, cambio... Aunque sea por las personas que aún hay dentro, sean numerarios, agregados o supernumerarios, que conocemos, que son familia de sangre o buenos amigos, se precisa un cambio. Y no, así no puede haberlo. Es más, la Obra está ya en pleno sector de rápidos del río de aguas bravas y muy cerca de una enorme catarata que acabará con todo. Algunos pueden saltar y llegar a la orilla.

Cambios, cambios..., con esa vieja guardia y la nueva robotizada, imposible. ¿Testimonios para la canonización de Javi?, joder, ya no va a colar, nada de la vida de ese señor es ejemplar. No salió nunca de las faldas de los dos padres anteriores, jamás tuvo cura de almas, jamás se sentó en un confesionario de una parroquia y habló zombi ante auditorios programados. ¿Salió alguna vez a la calle solo y realizó la operación más simple como ciudadano? No. Eso por no hablar de sus tremendas faltas de caridad y de hundir el Opus Dei, porque ni valía, ni podía, ni sabía. Ser más inútil, pocos.

Y la incoherencia, la tremenda incoherencia entre lo escrito, lo vivido, lo que se vive, entre esos miembros de diferentes categorías y trato dentro de cada llamada, sea numerario, agregado o supernumerario. Me preocupa lo de los numerarios y numerarios captando críos y crías en los colegios, pero ni aún así, los críos saben de qué va esto y no es tan sencillo, ni teniendo padres de Casa atontolinados. En esos colegios a los retiros mensuales van cuatro, más viejos del centro de San Gabriel adjunto, cuatro gatos a oír meditaciones infumables, aunque el director del centro adjunto haya sido el sumsumcorda otrora en la Delegación o la Comisión, una cosa es estar en los mundos de yuppie del gobierno, y otra la vida real: supernumerios que no se enteran de nada y padres del centro educativo que no quieren saber nada. En fin, ya ni los colegios, donde antiguos alumnos numerarios han salido de la Obra en los últimos 20 años a manta de Dios (no es blasfemia, ojo).

Alter alterius (onera portate), Stoner, saltad de la barca, y cuánto os quiero a todas aquellos y aquellas que nos bajamos de la nave en una escala intermedia. La nave, La nave de los locos, ese libro alemán...

Madurez


Publicado el Miércoles, 17 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: No se pueden poner puertas al campo.- Andrómeda

140. Sobre esta web
andrómeda :

Bienvenido Alter Alterius,

Estoy 100% de acuerdo con el escrito de Alter Alterius y lo que podría hacer es enviarlo de forma anónima al Vaticano.

Animo a otros miembros a que publiquen qué opinan sobre lo escrito por Alter y así, podáis uniros los que no os podéis salir del opus dei por lo que sea. Aquí os podéis unir de forma anónima.

Opino que los que nos fuimos no podemos hacer mucho más de lo que hacemos. Informamos a la gente sobre el opus dei real y denunciamos qué está pasando. Muchos de nosotros ya hemos escrito al Vaticano. Habrá más presión si escribís los que estáis dentro con la prudencia de no dar ningún dato personal que os haga reconocibles.

Ahora se manifiesta más que nunca que "no se pueden poner puertas al campo". A mí me hicieron una corrección fraterna por pronunciar la palabra "Opuslibros" durante una comida en un centro del opus dei. Pues bien, directores, ya tenéis a numerarios denunciando vuestros abusos desde dentro. ¿De qué sirve intentar censurar hasta esos extremos?

Le doy las gracias a NoValioLaPena por todo lo que publicó sobre las cartas al Prelado. Tremendo.... tremendo.... son métodos mafiosos.... Lo del libro de siglas para descifrar frases es alucinante. ¿Dónde estuve metida?

Un abrazo a todos,

Andrómeda


Publicado el Miércoles, 17 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Lo fundacional y el resto todo se puede cambiar.- Solitudine

070. Costumbres y Praxis
solitudine :

Hola a todos. Después de leer a Alter Alterius llego a la siguiente conclusión. ¿Qué es lo fundacional? La santificación del trabajo en medio del mundo. ¿Algo más? Creo que no. O sea que todo lo demás se puede cambiar. Otra cosa es que no se quiera. Pero todo se puede cambiar desde lo más circunstancial hasta lo que parezca muy trascendental.

Se puede cambiar lo circunstancial, (latín, oratorios con altar cara al pueblo, las sotanas, el plan de vida y costumbres (con libertad personal), la estructura de la dirección espiritual, la virtud de la NO pobreza, la organización de las administraciones, los medios de formación (todos) y porque no tengo ganas de seguir. Pero que alguien me diga ¿Qué es lo fundacional si resulta que cuando han querido han cambiado lo que les ha parecido?

Si se quiere se puede. El caso es que no quieren. Yo conseguí cambiar el consejo local de un curso anual, conseguí cambiar el sacerdote, todo en una semana ante mi decisión de no ir si no cambiaban estas personas. Y el vocal de san Miguel me decía que era imposible cambiar todo eso. Pues resulta que fue posible. Es verdad que hablé con el vicario y removí Roma con Santiago. Es mentira que no se pueda cambiar. Se puede siempre. La cuestión es querer.

La Obra ahora mismo es un peso muerto. Yo sí acepto que Dios ha decidido acabar con “el don de las vocaciones”. Y ahora se ponen parches pero no se afrontan de cara los problemas porque nunca lo han hecho.

Y sí que creo que el prelado actual junto con su consejo pueden emprender los cambios. Pero hay miedo. Miedo a los mayores que recibirían los cambios como traición al fundador. Miedo a que el espíritu se desvirtúe. El Vaticano recibiría con alegría el soltar amarras y cortar con lo que se dice que es espíritu cuando es abuso.

¿Cuál es el carisma fundacional del opus dei?

El resto pura paja.

Un saludo Solitudine

PD.- ¿Es cierto que ya se están recogiendo testimonios para una hipotética beatificación de Javier Echevarría?


Publicado el Miércoles, 17 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Los que permanecen.- JaraySedal

140. Sobre esta web
JaraySedal :

Últimamente se asoman a estas páginas miembros del Opus en activo, lo que las enriquece sobremanera y hay que agradecer muchísimo por su valentía. Aunque no resulte ninguna novedad el relato descarnado de Alter Alterius, más que el testimonio de una vivencia es un catálogo de presuntas acciones delictivas.

Sin ánimo exhaustivo y copiando del índice del Código Penal español vigente: amenazas, coacciones, torturas, delitos contra la integridad moral, trata de seres humanos, omisión del deber de socorro, descubrimiento y revelación de secretos, calumnias, injurias, inducción a menores al abandono del domicilio, sustracción de menores, abandono de familia, extorsión, delitos contra los derechos de los trabajadores, contra la Seguridad Social, contra la libertad de conciencia, falsedad documental, fraude , administración desleal, etc.

No deja de sorprender la naturalidad con la que se asumen ciertas actuaciones para quien vive dentro, incurriendo presuntamente también en la conducta tipificada en el artículo 450 del Código Penal de omisión del deber de impedir la comisión de un delito o de la obligación de promover su persecución (no me refiero a quienes se atreven a escribir aquí).

En cuanto a la discusión de Gervasio sobre el empleo del término “oratorio” no cabe más que recordar que en el “Real Oratorio del Caballero de Gracia”, hermosa iglesia neoclásica de Juan de Villanueva del siglo XVIII en Madrid, “la atención espiritual del Oratorio está encomendada a sacerdotes del Opus Dei”, según se encarga de señalar su página web, que no le han hecho ascos a un lugar así denominado, magnificiente y bello. Claro, que para compensar el boato litúrgico y ornamental y conforme a la sobriedad que caracterizaba al Fundador han colocado entre grandes cuadros de San Pedro y San Pablo y de la Virgen, un oleo de menor tamaño de San Josemaría revestido y con gafas, pintado por Armando Pareja en 2005, orando de rodillas sobre un reclinatorio, figura ya vista en escultura. Nada extraño, si está en la basílica de San Pedro. Por cierto, el Real Oratorio bien merece una visita.

JaraySedal


Publicado el Miércoles, 17 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Los numerarios se lanzan a hablar claro.- Orange

010. Testimonios
Orange :

En los últimas dos semanas, dos numerarios con muchos años en la Obra, Stoner y Alter Alterius han publicado en Opuslibros sendos artículos en los que formulan críticas y acusaciones de diversa naturaleza contra el Opus Dei.

No se trata de comentarios sobre temas baladíes sino de muy serias y firmes protestas sobre el mal funcionamiento de la Obra y el mal comportamiento de muchos directores, incluidos los Prelados y sus consejos. Estas protestas están muy arraigadas en el ánimo de muchas otras personas de la Obra desde hace mucho tiempo, pero se las callan por miedo y por el control sectario al que están sometidas.

Estos dos numerarios exigen en público los necesarios cambios radicales y profundos, invocando incluso el poder de la Santa Sede para que ésta obligue al Opus Dei al cese de todos los abusos que tan detalladamente describen y denuncian en los citados artículos. Ni los Prelados ni sus adláteres son capaces de mover un solo dedo para introducir las necesarias mejoras; antes bien, se muestran pertinaces en el ejercicio de la peor de las rigideces autoritarias. Las protestas de los abusos son ya vox populi; son ya un clamor imparable extendido internacionalmente que ya no pueden acallar por más tiempo.

Esos abusos son archiconocidos y han sido objeto de detenidos análisis, expuestos en esta página por ex-miembros conocedores muy a fondo de la Obra, con un nivel intelectual en Filosofía, Teología ,Derecho Canónigo e Historia de la Obra que alcanza la excelencia. La novedad es que ahora son los propios numerarios en activo y desde dentro, los que están teniendo la valentía de "salir del armario" y denunciarlos en público. Mis felicitaciones por ello a ambos por su valor y su hombría de bien.

Exhorto desde aquí a que más miembros de la Obra sean valientes y sigan su extraordinario ejemplo: que dejen de quejarse sottovoce sobre lo mal que están las cosas y la colosal desbandada que está ocurriendo en la Obra ante sus propios ojos. Esto no es nada nuevo. Cosas así han pasado en numerosas instituciones a lo largo de la Historia de la Iglesia y siempre se han mejorado las malas situaciones de partida.

Orange


Publicado el Miércoles, 17 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Fotos censuradas.- Curial

115. Aspectos históricos
curial :

Al no poder acceder, por razones obvias, a las publicaciones internas, no podré probar mi hipótesis.

Los números antiguos de Crónica se pueden encontrar en ejemplares separados o encuadernados, en una edición posterior. Me pareció percibir divergencias entre ambas ediciones que no serían perfectamente "facsímiles". Por lo tanto cabría precisar si se ha encontrado tal o cual foto o documento en los números originales sueltos o en la edición encuadernada posterior.

Curial


Publicado el Miércoles, 17 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Cambios en la Obra.- Alter Alterius

070. Costumbres y Praxis
Alter Alterius :

Cambios en la Obra

Alter Alterius, 15/05/2017

 

Soy numerario y no suelo escribir aquí aunque leo todo lo que se publica. Por razones que no voy a detallar aquí no he pensado en irme de la Obra. Hoy haré una excepción y voy a escribir algo.

Como bien sabe Stoner (al que creo que no conozco) un cambio en la Obra no es posible. Se pueden cambiar detalles pero no cosas importantes, y lo que verdaderamente hay que cambiar son cosas importantes: besar o no el anillo del prelado tiene interés, pero es insignificante si tenemos en cuenta las grandes carencias que afectan a la Obra.

D. Javier no cambió nada. Fue el prelado que no supo darse cuenta de que se estaba quedando sin gente y que los mejores se le iban...


Publicado el Lunes, 15 mayo 2017
(Leer artículo completo... | Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: Segunda promoción y fotos no censuradas.- Stoner

115. Aspectos históricos
Stoner :

Les envío una foto de la segunda promoción de sacerdotes.

 

A fines del año pasado, Simplicio había intentado reconstruir la lista, con la ayuda de Daneel.

 

Esta foto está publicada en Crónica y no se recortó.

 

Sirva pues de contraejemplo para desacreditar todas las teorías conspirativas que dicen por aquí: que se eliminan páginas de publicaciones internas, que se reescribe la historia, etc, etc. ;-)

 

Fuera de bromas, tal vez se hayan olvidado de eliminar esta página o tal vez fuera muy difícil de justificar…. En esta oportunidad no fue posible recortar Crónica para que todo quede documentado como debió haber sido.

 

 

 

En la foto falta Pedro Casciaro, que debe ser el primero de la izquierda (aparece recortado fuera del encuadre).

Stoner


Publicado el Lunes, 15 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Correos: En respuesta a los últimos escritos.- Novaliolapena

010. Testimonios
no_valio_la_pena :

Muchas gracias a todos los que me habéis estado leyendo y comentando estas últimas semanas. Solo he pretendido aportar un poquito más de luz porque siempre he pensado que es bueno saber lo que hay. Después que cada uno actúe como considere. Faltaría más.

Respecto a lo que comentaba Gervasio en relación a los últimos cambios del nuevo prelado, yo también pienso que hay motivos para alegrarse como que no haya que saludarle con la rodilla en el suelo o que los custodes sean gente que no es del consejo general. Aunque también es verdad que en ese caso... ¿no bastaría con uno? Creo que muchos obispos tienen un solo secretario ¿no? A no ser que el hecho de que sean dos no sea un motivo de necesidad sino de prudencia. Como el hecho de que sean dos los que abran puertas de comunicación o solo existan dormitorios individuales o triples, pero nunca dobles. Una muestra más de confianza en la gente.

Hablando de parejas, ¿alguno está viendo la serie "The Handmaid''s Tale"? No la recomiendo ni la dejo de recomendar. Es dura, eso sí. Pero os dejo una foto para la reflexión.

También Gervasio comentaba que ahora se está empezando a enviar jovencitos de 18 años a hacer el centro de estudios a Roma y a estudiar en la universidad eclesiástica de la Santa Croce, una supuesta carrera civil. Y sinceramente, me da mucha pena. Más burbuja, menos contacto con la realidad. Un numerario no pinta nada en una universidad eclesiástica rodeado de monjas, seminaristas y sacerdotes. Y tampoco pinta nada en Roma. Su vocación, la que supuestamente le vendieron, era para estar en medio del mundo, sin quitarle de su profesión, de lo que le hubiera gustado estudiar. Me parece muy lamentable y un verdadero abuso. Esos jovencitos, que nunca han tenido amigas y ni siquiera tendrán compañeras de clase (no creo que hagan trabajos en equipo con otras monjas o numerarias ni compartan números de teléfono) no saben qué es estar en medio del mundo porque simplemente no lo han conocido.

Entiendo que quieren controlarles directamente desde Roma para que no sigan aumentando las bajas (cuando entran en una universidad normal, conocen a personas majas normales y se dan cuenta de que les han vendido una vocación que no es). Y entiendo que les preocupe no tener sacerdotes y por eso busquen formarles en Roma con 18 años de manera que ya estén en la superburbuja de Roma y así se ordenen cuanto antes y no tengan escapatoria. Todo eso lo entiendo.

Pero me da mucha pena. Porque... ¿qué tiene que ver ese montaje de Roma con su supuesta vocación? ¿Cómo puede el prelado escribir un libro titulado "el opus dei en la iglesia" en el que entre otras cosas se dice que la vocación a la obra "no saca a nadie de su sitio" (página 134, apartado de "la vocación al opus dei como vocación en la iglesia"). ¿Cómo se explica eso?

Me da mucha pena, como decía y estoy seguro de que a la larga es contraproducente. Las burbujas, tarde o temprano, acaban explotando.

Cambiando de tema, me encanta leer a Stoner. Has sido muy valiente, primero por plantearte cosas que muchos nunca se atreverán a plantearse. Y segundo, por ponerlas por escrito. Te deseo lo mejor. Y por favor, sigue contándonos más.

Junio, gracias por aclarar que ya no se hacen informes de conciencia sobre personas. Me alegro de que ya no quede todo recogido por escrito, pero... ¿se sigue hablando de todos en plan "informe"? ¿Se siguen contando todo de todos? ¿En base a qué información se decide ahora si una persona puede formar parte de una comisión o puede hacer la fidelidad u ordenarse sacerdote?

Todavía recuerdo con pena lo que me contó el consiliario de un numerario a quien tenía y tengo en gran estima. Fue un desliz. O llamadle como queráis. Y yo no tenía por qué saberlo. Ya era agua pasada. ¿Por qué ese afán de saber todo de todos y hablarlo con todos? No es justo.

Novaliolapena


Publicado el Lunes, 15 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)

 Tus escritos: Recuerdos.- Maripaz

040. Después de marcharse
maripaz48 :

Como ya os conté, con motivo de mi marcha, estoy haciendo un poco de orden entre mis cosas para ver lo que merece la pena llevar, con lo cual me estoy encontrando las cosas más variopintas por los armarios.

Reconozco que soy un poco "urraca" como se suele decir. Nada más me descuido voy almacenando todo lo que me parece interesante, sobre todo si se trata de cine, música, libros y cámaras fotográficas. Recuerdo que el desprendimiento de los bienes materiales era mi campo de batalla para los exámenes particulares y nada más que mi directora que insinuaba algo que podía ser motivo de no estar viviendo el espíritu de la obra, mi preocupación era enorme. Nunca logré estar en paz conmigo misma en ese aspecto. De carácter, soy muy simple, nada complicada, pero me hacían ser escrupulosa al máximo con sus doctrinas de espíritu.

Pues bien, tengo una caja llena de cinturones y al abrirla me encontré uno de piel marrón que me trajo muchos recuerdos.

Las notas de los Nocturnos de Chopin (siempre pongo música mientras limpio o cocino) me sumergieron por unos instantes en las calles de Sevilla. Una tarde de sábado estuvimos en el Corte Inglés de compras. A las puertas, siempre se podían ver puestos de hippies con sus baratijas y su manera peculiar de vestir. Me encantaba pararme largo rato contemplando aquel mundo suyo que se antojaba mágico por su vida bohemia. Bien es verdad que mis acompañantes siempre tenían hacia ellos algún comentario despectivo porque no encajaba para nada su mundo con el nuestro. Fue en unos de esos puestos donde vi un cinturón de piel marrón que quise fuera mío. 

Cuando llegó la nota de que podíamos ponernos pantalones, me hizo una enorme ilusión pues hacía tiempo que deseaba hacerlo. ¡Mi trabajo me costó! Al ser las pioneras, estábamos a merced de miradas inquisidoras de unas y otras. Menos mal que siempre he sido delgada y eso ayudó a pasar la censura, dado que no había demasiado peligro de que se notaran mis carnes femeninas demasiado voluptuosas. No recuerdo bien si fueron unos vaqueros con una blusa azul el complemento ideal para aquel cinturón que había visto, o más bien el cinturón un complemento ideal para aquel modelito, e hice lo imposible para conseguirlo. 

Ahora descansa en una caja, mientras por unos instantes le he dado vida con mis recuerdos.

Al lado de la caja, en la estantería, veo un libro de poemas de D. Jesús Arellano, que conservo y del cual os conté ya su historia. Y puedo ver al viejo profesor sentado a la mesa observando por encima de sus gafas al resto de los comensales, en silencio. Apenas hablaba, pero yo sabía que era poeta, y los poetas observan...

Vivo en la casa familiar que necesita una reforma integral, por eso me voy de aquí a una nueva. Sus paredes conservan retazos de mi historia de niña y adolescente y la de mis seres queridos. De alguna manera les tengo muy presentes en cada objeto que conservo.

Pero volvamos a mis recuerdos. 

Encima de la mesa, puedo ver una fotografía mía a tamaño natural enmarcada encima de un pequeño caballete que compré un día con la intención de pintar. Recuerdo que me la hizo, Enrique, un fotógrafo muy bueno de la época. Debieron pedir de la Delegación una foto más actual para mi ficha personal y me dieron las que sobraron para que les enviara una a mis padres. Era muy joven entonces y estoy bien guapa. Aún así, mis amigos al verla me han comentado que tengo un halo de tristeza en mi rostro. Quizá entonces yo no era muy consciente de que mi vida no era plena, pues estaba bajo la influencia del adoctrinamiento y no veía más allá, pero mi expresión lo empezaba ya a acusar.

También conservo una vieja maleta de aquella época. Con el paso del tiempo, las he ido renovando, pero ésta ahí está. Recuerdo una noche que me disponía a dejar al lado del contenedor otra de las que había traído de mi último centro (al día siguiente pasaba el ayuntamiento a recoger objetos para llevarlos al punto limpio). Me iba desprendiendo por entonces de todo aquello que me recordara a mi antigua vida. Eran las diez y media de la noche, una hora prudente evitando miradas curiosas de vecinos. Me acompañaba mi perra. Cerré la puerta y salimos a la calle. Debía tener una pinta curiosa si alguien me observaba por alguna ventana...

Casi como en ceremonial, deje la maleta allí, como quien deja un pedazo de su vida. Aquella maleta me había acompañado en mi ir y venir a mi pueblo, cuando la duda me corroía si estaría haciendo bien o no, al tomar la decisión de dejar todo. Las maletas siempre me sugieren temas para mis relatos. Hay todo un mundo de sensaciones dentro de ellas. Son compañeras de viaje. Nunca mejor dicho...

Pero en aquellos momentos, mi seguridad era certera. Por eso sin más miramientos la dejé.

Pero cuál fue mi sorpresa que al intentar abrir la puerta de casa, no pude hacerlo. Se había roto la cerradura.

¡Uff, menuda faena!

Parecía como si una fuerza desconocida de había aliado aquella noche para no dejarme entrar en mi nueva vida de nuevo y me hubiera cerrado la puerta. Aquel objeto que ansiaba soltar, se negaba a dejarme marchar.

Como pude, llamé a un cerrajero con la ayuda de una vecina y al cabo del rato pude refugiarme en mi nuevo mundo.

Jajaja, que imaginación tengo.

En fin, son algunos recuerdos que quería compartir con vosotros.

Muchos besos.

Maripaz

 

 


Publicado el Lunes, 15 mayo 2017
( Versión imprimible  Enviar a un amigo)


     Contacta
Si quieres contactarnos, escríbenos a esta dirección:
Nuestra dirección de correo
(Haz click en el sobre)

     Buscar



     Buscar con
Google

en opuslibros

     Documentos por categorías

Libros silenciados

Tus escritos

Documentos internos

Selecciones de escritos

Correos

Recortes de prensa

Recursos para seguir adelante

Homenaje


     Encuestas
Aspectos sociológicos
del Opus Dei


     Videos
Ultima entrevista a Miguel Fisac

Canal OpusLibros en YouTube - Administrado por Spiderman

     Colegios, clubes,...
Colegios, clubes juveniles, colegios mayores y universidades vinculadas al Opus Dei

     Anteriores
Lunes, 15 mayo 2017
· Sobre capillas y oratorios.- Supo
· La gran traición.- Salypimienta
Viernes, 12 mayo 2017
· Sotana, anillo y oratorio.- Gervasio
· La historia del Opus Dei.- Oscariz
· Apología de los ex, en pareja.- Curial
· Petición a la Jerarquía Romana: la dirección espiritual en el Opus Dei.- Orange
· Las oposiciones de San Josemaría.- Aloevera
Miércoles, 10 mayo 2017
· 14-feb-1930: Fui corriendo.- Stoner
· La dirección espiritual.- U2
· El liderazgo al estilo del Opus Dei.- CuG
· Saludo a todos.- EscudoDeRoble
· Para Ddd.- Ruta
· Es bueno escuchar opiniones diferentes.- Astrid
Lunes, 08 mayo 2017
· Villa Tevere (9).- Novaliolapena
· La gran falacia del Opus Dei (IV). Estar opuseído.- Pepgrass
· Me han prohibido entrar en el colegio mayor pero me gustaría volv.- Ddd
· Hola Fueraborda. De momento mejor así.- Solitudine
· Calidad de la dirección espiritual: pésima.- Orange
· Si me dicen Tengo que hablar contigo....- Entregado
· El Opus Dei y el banco Popular.- Aloevera
Viernes, 05 mayo 2017
· Villa Tevere (8).- Novaliolapena
· Estos escritos me salen fluidos. Se ve que lo necesito…- Stoner
· Algunos pequeños cambios.- Stoner
· Desafortunado encuentro con la vocal de auxiliares.- Bruna
· Los años robados no los recuperaré nunca.- Andrómeda
· Como muelle que fue comprimido.- Fueraborda
· ¡Cómo me vas a entender si no has trabajado nunca!.- Mulan
· Respuesta a kywala.- Dufresne
· Numeraria auxiliares, hoy.- Junio
· Gracias a Maripaz y Junio.- Mariki
· Hablar de cambios.- Supo
Miércoles, 03 mayo 2017
· La vieja agenda negra.- Maripaz
· Comentario a dos cartas.- Gervasio
· Es muy dícil cambiar esto.- Madurez
· Placa en Perdiguera.- Stoner
· Los centros de estudios de las numerarias.- Junio
· Trataré de explicártelo Bruna.- Haenobarbo
· Visita al cuarto del padre.- Tornalila
· Sobre la tercera generación de supernumerarios.- Bezoya
· Promesas en el vacío y sentido crítico.- Entregado
· El papo.- kywala
· Para Astrid y Novaliolapena.- Zartan
· Dentro, a lo mejor puedes hacer algo.- Solitudine
· El fiscal del caso Gaztelueta tiene relación con el colegio.- Aloevera
Lunes, 01 mayo 2017
· Mi primer correo. Soy numerario.- Stoner
· Villa Tevere (7).- Novaliolapena
· La actualidad de los centros de estudios de Numerarias auxiliares.- Junio
· ¿Alguien puede explicármelo?.- Bruna
· Uno tenía que realizar esa parodia con buena cara.- Entregado
· Buzon de quejas en el vaticano?.- Guillermo Alar
· El caso Llorca.- Pepito
· Perplejidades.- Jiménez
· Lo que el Opus Dei me robó.- Orange
Viernes, 28 abril 2017
· ¿Quién decide la salida de un miembro?.- Andrómeda
· Cegado por mi amante la Obra.- Ignacio Ricardo
· El director de un centro científico evangeliza a sus investigadores.- Aloevera
· Se abre juicio oral del caso Gaztelueta.- Aloevera
Miércoles, 26 abril 2017
· Gracias por recordarme.- Nachof/ElCanario
· Villa Tevere (6).- Novaliolapena
· Muchos gastos para las visitas del Padre.- Junio
· ¿Lo puede confirmar alguien?.- Junio
· Ex numeraria auxiliar en los tribunales.- Ana Azanza
· Los numerarios visto desde fuera según mi experiencia.- Salypimienta
Lunes, 24 abril 2017
· ¿El padre viaja sin el vicario general?.- Novaliolapena
· Respuesta a Salypimienta.- Astrid
· El Padre disfruta de unos servicios propios de un Rey.- Orange
Viernes, 21 abril 2017
· Se le trata como un invitado en hotel de 5 estrellas.- Junio
· De película.- Sharon Sharia
· Así trabaja Roma.- Ramón
Miércoles, 19 abril 2017
· Villa Tevere (5).- Novaliolapena
· Cartas María del Carmen Tapia / Javier Echevarría.- Ioannes
· Gracias por vuestras respuestas.- Astrid
· Si alguien sabe.- Solitudine
Lunes, 17 abril 2017
· Acoso psíquico y físico.- Junio
· Sobre familias numerosas con o sin Opus Dei.- Class
Miércoles, 12 abril 2017
· Próxima actualización.- Agustina
· Villa Tevere (4).- Novaliolapena
· Familias ultranumerosas, otra manera de fundamentalismo.- Class
· Sobre familias numerosas y Opus Dei.- Xavier_de_Barcelona
· Los talentos.- Numantina

Archivo anterior




Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.188 Segundos