Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 54 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Chat

EXODO

(Nota: este chat no está administrado por los Orejas de esta web. Es una iniciativa independiente)


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Correos: Miedo y ascética.- Entregado

070. Costumbres y Praxis
Entregado :

Quizá tenga tanto miedo a “perder la vocación” o la llamada al celibato, o a salirme del camino, por el miedo que tenía a hacerlo cuando estuve en el opus.

La vocación era como “lo más sagrado”, casi el objetivo de tu vida, santificarte con los sacramentos continuos y el trabajo “bien hecho” y el apostolado. Era el medio para la santificación, que se equiparaba con la pertenencia al opus y la vida sacramental constante. No cabía en la cabeza que un santo fuera una vez a la semana a misa, no sería santo entonces, porque no “cumpliría” con el estándar del opus. Si los santos tenían devoción sacramental eso significaba que si quieres ser santo tienes que imitar a los santos. Pero para mí esto quedaba en la conducta externa (los sacramentos constantes) sin devoción alguna.

Ir a misa era una pura norma que quedaba bajo el imperativo moral de “hay que ser santo imitando a los santos”. Ningún discernimiento de por qué hay que ir a misa, eso quedaba bajo la dogmática teórica de los cuatro fines de la misa (dar gracias pedir perdón, alabar, pedir). Pero era pura teoría. Se sobreentendía que si asimilabas la teoría asimilarías la práctica independientemente de qué camino ha llevado tu vida o cómo has llegado hasta aquí y quien piensas (y sientas!!) que es Dios en realidad.

La práctica sacramental no me llevó a nada más que escrúpulos constantes y angustia de ser rechazado por Dios. Y la única forma de salir de aquello según los directores era la ascética moralista de obras exteriores, de horas muertas en la sala de estudio siguiendo el “plan de vida” que era como una jaula donde se cortaban las alas de mi libertad.

Hoy entiendo que no hay que buscar ese tipo de santificación, sino solo estar abierto al amor de Dios y dejar que él actúe en tu vida, sin planes de vida, ni ascética moralista, ni obras externas. El verdadero Dios te habla al corazón.

Entregado 


Publicado el Lunes, 02 mayo 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: Escritos recomendados.- Agustina

010. Testimonios
Agustina :

Sin cauce para pagar la seguridad social. Qué cara más dura. Ottokar

Cuidado con los testamentos. Junio

Cómo convalidar las asignaturas del Studium Generale. Rothnagel

Reconocimiento a los que denunciaron poniendo en riesgo su honra. Jiménez

Vidas Paralelas, o no tanto. Ruso

La complicidad de la Iglesia. Jacinto Choza


Publicado el Lunes, 02 mayo 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: La gran falacia del Opus Dei. El control total de la conciencia (II).- Pepgrass

010. Testimonios
pepgrass :

LA GRAN FALACIA DEL OPUS DEI. EL CONTROL TOTAL DE LA CONCIENCIA (II)

Pepgrass, 29/04/2016

¿ESTÁS OPUSEÍDO?

En mi vida como numerario de la Opus desaparecieron sin dejar apenas rastro cerca de 200 personas con las que había CONVIVIDO en los distintos centros en los que estuve. Desde directores de centro, subdirectores, secretarios, el director del centro de estudios… hasta directores de la delegación y de la comisión, incluso de Roma y gente que fue a otros países. Hace poco me he enterado también de algún sacerdote. Pero eso no es lo extraño, lo curioso fue que casi nunca me daba cuenta de la gente que se largaba sin más con viento fresco, eran desapariciones misteriosas…


Publicado el Viernes, 29 abril 2016
(Leer artículo completo... | 7637 bytes más | )

 Correos: Fortaleza y perseverancia.- Entregado

105. Psiquiatría: problemas y praxis
Entregado :

Otra cosa que me rechina es cuando psiquiatras del Opus han dado una explicación un poco ligera (o tremendamente pesada, dependiendo de cómo se discierna) al por qué tantos candidatos dejan la Obra y no pueden seguir, especialmente numerarios.

La respuesta que yo escuché era que “hay que tener fortaleza de voluntad o de carácter” y que si no la tienes esto no es para ti. Me pregunto entonces, “si hay que tener fortaleza de voluntad o de carácter” significa que no todos estamos llamados como se decía al principio, pues no todos tenemos “fortaleza de carácter” (san Pablo lo dice claro cuando dice “ayudar al hermano de fe débil” más o menos). No hay ninguna advertencia del Señor en el Evangelio en el que Él diga “¡Ay de los débiles de carácter! Más les valdría haber luchado que seguir su poca voluntad. En verdad os digo que …”. 

Y sin embargo esa explicación no estaba al comienzo, solo estaba al final, es decir, que para entrar en la Obra no había condiciones, pero para seguir hasta el final, el problema podía estar en tu debilidad de carácter, en no estar decidido, lo cual era culpabilizador. Y yo entiendo que estar decidido es totalmente central para una vocación al celibato, lo entiendo así, perfectamente. Pero, ¿de dónde nace esa decisión y en qué fundamentos está puesta? ¿Sobre una decisión serena a la luz de la plenitud recibida que trasmite una alegría y paz insondables y que armoniza la relación con el sexo opuesto? ¿O más bien sobre la base del miedo, de que muchos son los llamados pero pocos los elegidos, ay de aquellos que no luchan, los tibios los vomitará Dios de su boca?

Entregado


Publicado el Viernes, 29 abril 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: Escritos recomendados.- Agustina

010. Testimonios
Agustina :

Lo que perdimos y lo que ganamos. Salypimienta

Ante el nuevo milenio “Post Opus Dei”. Marcus Tank

Reflejarse en los testimonios ajenos. Frida

La Opus marca distancias. José Antonio

Cuestión fundamental: la vocación. Jazz01


Publicado el Viernes, 29 abril 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: Don Mariano Fazio nos quiere.- Inocencio

060. Libertad, coacción, control
Inocencio :

Estimados amigos,

Las declaraciones de don Mariano Fazio en noviembre de 2015, son un asombroso paso más en el habitual empeño de engañar (aunque no juzgo sus intenciones) a los de arriba y a los de abajo.

Al Sr. Fazio, con todo respeto a su dignidad sacerdotal, parece que lo han elegido por ser un buen comunicador. Eso tiene dos peligros: el de deslizarse hasta ser un farsante, o si lo preferís, un flautista de Hamelin; y el de alejarse de las armas tradicionales, la Cruz y el Evangelio, según por cierto nos enseñaron.

Por ceñirme a lo que más nos concierne, el Profesor Fazio responde a la siguiente pregunta:

- “Dijo en una entrevista en El País que `Rezo por todos los que se han ido y los quiero con toda mi alma’. En aquel momento yo le agradecí que alguien con responsabilidad en la Prelatura tuviera esas bellas palabras hacia tantas almas cuya vocación en la obra `no cuajó’. ¿Ha cambiado el discurso de la obra respecto a quienes se han ido?”

Con las siguientes palabras:

“Mi experiencia personal es que nunca ha faltado cariño por quienes han dejado la Obra. Pero lógicamente no basta con `tu experiencia'', sino que hay que tener en cuenta las experiencias ajenas, las heridas y dolores objetivos o subjetivos que dejan las relaciones rotas, de las que a veces puedo no haber sido suficientemente consciente. (…). La gente que deja la Obra también está llamada a ser santa, sean cuales sean sus circunstancias. (…) ha cambiado la sensibilidad, y el deseo de mantener las puertas abiertas para poder ayudar mejor a todos”.

Todos veis que podríamos escribir varios folios de atenta respuesta, como ya se hicieron aquí en su día. Me limitaré, por mi parte, a unas pocas consideraciones.

Una es recordar a don Mariano las palabras “Hijitos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de obra y de verdad” (I san Juan 3, 18).

Otra es traerle a la memoria aquello de “Si el hermano o la hermana están desnudos y carecen de alimento cotidiano, y alguno de vosotros le dijere: ‘Id en paz, que podáis calentaros y hartaros’, pero no les diereis con qué satisfacer la necesidad de su cuerpo, ¿qué provecho les vendría? (Santiago, 2, 15-16).

Ahora bien, hay que reconocer en el Sr. Fazio un don especial, que los políticos conocen y usan bien. La gente lo pasa con frecuencia tan mal, que no pide que le quieran, basta con que le digan que le quieren. Si hasta votan a esos políticos…

La frase “a veces puedo no haber sido suficientemente consciente” es conmovedora, aunque parece delatar su origen. Admitiendo que es muy difícil y pesado el gobierno de una institución, y más de una tan extensa, habría que decirle a su autor que la humildad es una gran virtud, pero que no puede servir de excusa para no arreglar los problemas. Uno pide consejo, reza, piensa… y actúa. Si no, luego vienen todos estos líos... y las vocaciones que no "cuajan".

Querría añadir: dice don Mariano que "La gente que deja la Obra también está llamada a ser santa". Y le sugiero amablemente: ¿tendría usted la gran bondad de predicar sólo donde tiene jurisdicción, o donde haya sido invitado? Ya que, gracias a Dios, nos hemos ido, ¿por qué quiere usted mantener su pusillus grex, si ya no lo somos? ¿No será para `controlar el daño''? Pero, hombre… ¿no le da a usted vergüenza?

Y finalmente, y hablo también en serio, os sugiero que recéis por el alma del Profesor Fazio y de todos los que aprobaron esa entrevista. El asunto es peligroso, para ellos, por lo que se dice en Apocalipsis en 2,5.

Inocencio


Publicado el Miércoles, 27 abril 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: Relación con las mujeres.- Entregado

075. Afectividad, amistad, sexualidad
Entregado :

La relación con el sexo opuesto es algo que se me queda en la cabeza como totalmente prohibido (¿cómo iba un sacerdote o consagrado a mirar una película con escenas o tener pensamientos de algún tipo?). Creo que en este no tolerar ni siquiera el exponerse está el razonamiento del miedo a estar con el sexo opuesto.

En los centros del opus se omitían todas las escenas sexuales de las películas, se hacía literalmente una criba censora y solo se veía el resto de la película. No había nada de una renuncia real a las sensaciones que las películas con sus escenas pudieran generar. Lo que había o se entendía por renuncia era no mirar esas escenas, mirar hacia otro lado o no mostrarlas. “Alejarse del pecado por miedo”, no exponerse a las sensaciones, que algunos autores dicen que si no se hace, la sexualidad acaba por volverse contra uno mismo, precisamente porque no se le ha dejado tener su papel, que dentro de un marco es bueno y positivo.

Recuerdo, (y me doy cuenta de lo mucho que esto me ha influido) que a los numerarios les decían que “no podían tener amigas” y por eso rompí totalmente los vínculos con amigas de mi hermana, teniendo esa excusa (porque en el fondo lo que estaba haciendo era tener una excusa para no mostrarme como estaba, “cambiado, enrarecido”. Estar sin amigas era más cómodo, y si el opus lo predicaba, “genial”).

El precio que he pagado es el de no tener amigas (o mejor, no permitirme el sentir amistad hacia chicas) durante mucho tiempo, y sentir solo empatía por ellas. Con la ayuda de una terapia se han abierto otras sensaciones más positivas.

Entregado


Publicado el Miércoles, 27 abril 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: Escritos recomendados.- Agustina

010. Testimonios
Agustina :

Con todo mi afecto. Heavy

Problemas de supernumerarios. Marypt

La historia amarga de una numeraria del Opus Dei. (Artículo publicado en la revista Marie Claire en 1988) Agustina L. de los Mozos

¿Por qué pité? Otaluto

Un martes peruano. Artesano


Publicado el Miércoles, 27 abril 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: La farsa de los colegios Opus.- madredefamilia

010. Testimonios
madredefamilia :

Quiero compartir mi experiencia como madre de familia en colegios de la Obra, advertir a los Padres de Familia a que no se dejen deslumbrar y opten por educar a sus hijos en un ambiente normal lejos fanatismos, miedos y culpas.

No entreguen a sus hijos en manos de gente con problemas emocionales y realizan prácticas masoquistas que nada sano pueden transmitir a sus hijos. Caí en la trampa (hasta que se me cayó la venda de los ojos) atraída por el excelente marketing que manejan ofreciendo educación en valores, excelencia académica, educación personalizada, receptoría, todo esto dentro de un colegio laico pero con asesoría pastoral del Opus Dei. En fin una educación y formación de primera.

Lo que descubrí con el tiempo es que el principal fin de estos colegios es el "Proselitismo" y captar adeptos mediante la culpa y el miedo. Descubrí por qué mis hijos fueron tan infelices y la mayoría de sus compañeros también. Son colegios caros que privilegian a los de "Casa" y a los de familia adinerada o de apellido rimbombante.

De excelencia académica muy poca ya que profesores pensantes y con vocación son despedidos si no se alinean a normas absurdas que no se discuten. Se les somete a presiones y rigores que no dejan tiempo de vivir una adolescencia normal. A través de los Preceptores espían toda la vida familiar y personal de los chicos para así escoger entre quienes no están "Contaminados" débiles o con problemas personales a los posibles candidatos a ser captados.

El resultado de todo este lavado de cerebro es mantener a los chicos dentro de una burbuja que ocasiona, en muchos casos, problemas de sociabilidad, sufrimiento, rebeldía, entre los que no se tragan el cuento que felizmente cada vez son los menos.

No se dejen engañar, eviten a sus hijos sufrimientos innecesarios, enseñen a sus hijos la libertad de pensamiento, valores y que Dios es amor.

madredefamilia


Publicado el Lunes, 25 abril 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: Sexualidad.- Entregado

075. Afectividad, amistad, sexualidad
Entregado :

Uno de los superiores en el colegio mayor donde fui me comentaba, tras haber entrado yo en la depresión, que había algo en común entre mi estado en el alma y que algunos numerarios cayeran en la masturbación. Me hacía una especie de confesión, como diciendo, “igual que tú entras en la depresión y no puedes controlarte, así otros (numerarios) caen en la masturbación y en el fondo no pasa nada”. Entiendo que se le quisiera dar un tono comprensivo a ese fenómeno entre los numerarios para que no se escandalizaran. Pero que equipararan mis pensamientos de depresión con una masturbación incontrolada me parecía inadecuado. Porque era como confesar que en el fondo ”nadie puede ordenarse en la verdad” en esto, y todos podemos quitarle sal al asunto, como algo casi involuntario. Seguramente hay mucho que ver detrás de por qué un numerario “necesitaría” masturbarse, qué razones psicológicas hay detrás de ello.

Pero que te presenten tan altos ideales ascéticos en la institución y luego te diga un superior mismo que a la masturbación espiritualmente hay que quitarle peso, me parece inapropiado e incoherente. Porque se te está diciendo que no es posible vivir el celibato o la virginidad. Lo más que se puede hacer es luchar por poner la batalla lo más lejos posible (reprimiendo o no exponiéndose) y si luego se cae “al menos se ha luchado” poniendo los medios posibles. Para mí, este “poner los medios posibles” no es más que una excusa moral para justificarse, porque los verdaderos medios están en ver qué le pasa a esa persona afectivamente para que quiera tener un escape de la presión subjetiva; qué está originando una presión innecesaria en esa persona y por qué el escape a esa tensión sale en la zona sexual. Pero todo este discernimiento psicológico no existe como tal, o al menos no lo había en mis tiempos, así que lo único que se podía hacer era no “echar hierro al asunto” y vivir con la contradicción o la debilidad.

Recuerdo a un profesor miembro adscrito de la obra que tenía una relación tensa conmigo por diversos motivos (antes de entrar yo en la obra). Este hombre tenía algún viso de preocupación por mí (mis notas eran cada vez peores), así que me invitó a una convivencia donde había un sacerdote de la obra (por cierto, no me dejó llevar la guitarra, que tanto me apasionaba entonces). Yo accedí quizá por los otros compañeros de colegio que también iban, y en el fondo por sentirme visto por alguien, ya que en aquel entonces me encontraba muy solo con mis problemas de adolescente. Este profesor, al ver que yo no comulgaba en la misa o no me confesaba, directamente me preguntó si me había masturbado. No solo presuponía que él tuviera una autoridad sobre mí como para preguntarme esto (autoridad que solo da el amor, y en ese caso no lo había, pues no había ninguna relación de amistad), sino que presuponía que se trataba de un problema de índole sexual que había que atajar y que él tenía la "obligación moral" de hacerme ver.

No vi en esa pregunta ningún signo de respeto por mi conciencia o por mi discernimiento personal, y mucho menos un atisbo de preocupación por el problema real que hubiera detrás de mis conductas. Es este tipo de comportamientos en la gente de la obra que hacen que nos sintamos violados en la intimidad, una intimidad que por otra parte no comprenden, pues no la tienen ellos mismos al acceder a ese ideal de vida en el que no hay lugar para la iniciativa propia o al discernimiento personal. De todos los escritos de Escrivá que he leído, apenas he visto alguno que hablara del discernimiento, y mucho menos de la comprensión de problemas psicológicos desde otra perspectiva que no sea la moral pura y dura. En fin, sobre esto se podrían escribir libros enteros de experiencias diferentes. Esto es solo un botón de muestra.

Entregado

P.D. Para todos los que tenéis esa herida con la que trabajar os dejo esta canción de Juanes. Pensad en la obra como en esa mujer de la que Juanes habla, creo que os ayudará:

Hoy me voy Llorarás, llorarás cuando se vaya el sol y yo con el dejando tu vida sola te dirán, te dirán las flores del jardín cuando te amé y cuando soñé tu luz. Devuélveme ese corazón que tú no supiste valorar lo que te daba yo de verdad. Devuélvelo, devuélvelo no es tuyo no, ya se acabó el tiempo en que tú brillabas. Devuélveme el corazón que tú no supiste valorar lo que en verdad te daba yo. Hoy me voy pero no, no se va la herida que me queda por amarte, por mi culpa, por los besos que en el mar te di. Corazón me sobró y coraje me faltó para dejarte. Tengo miedo de no olvidarte y por eso de ti me despido.  Hoy me voy. Hoy me voy. Hoy me voy.

 https://www.youtube.com/watch?v=LCEkumyv4g4&index=3&list=RD4z9gux9s_wQ


Publicado el Lunes, 25 abril 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: Escritos recomendados.- Agustina

010. Testimonios
Agustina :

¿Santa según el Opus Dei? ¡No, gracias! Emevé

Reunión con el Vicario de Santiago de Compostela. Inés

La decadencia del Opus Dei. Bolturina

La Ruta del Dinero en el Opus Dei. Al Chile


Publicado el Lunes, 25 abril 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: Perseverancia.- Entregado

090. Espiritualidad y ascética
Entregado :

Otra idea era la de la “perseverancia”. Se interpretaba como perseverancia en el opus dei, seguir luchando cada día, nunca dejar de luchar “el que deja de luchar ya ha caído” era una de las ideas de Balaguer, y luchar para mí era cumplir mejor las normas, traer más chicos al centro hacer que se confiesen, rezar más jaculatorias y rosarios compulsivamente… Estudiar más, sacar mejores notas, invitar a más gente… nada del amor, lo único que se entendía por amor era una consecuencia ética (si quieres a esa persona, quieres su bien, y su bien es que se confiese y vaya a misa y así se salve, y si “tiene vocación” aún mejor).

No sé si mi perseverancia yendo a misa los domingos a día de hoy se basa en este miedo al pecado aunque ya he pasado muchos domingos en los que por razones médicas no he ido, y me he quedado con la conciencia tranquila… Pero es parte de un todo: el miedo a pecar, a separarme del opus y la “doctrina recta” (esto también lo estoy superando al menos en teoría con ideas de otros autores), separarme de la iglesia, separarme de la gracia de Dios… Todos mis "deberías" se basan en estos miedos y en no defraudar y que piensen bien de mí que, junto con mi sensibilidad y mi etapa en el opus, hacen una olla a presión de mi personalidad.

El miedo de que todo ha sido falso, no ha habido una sola gracia ni consolación en el opus, solo ideas teóricas sobre como acercarse a Dios por medio de esfuerzos titánicos que no llevan a ninguna parte. Solo una pertenencia nominal a Dios que en la realidad no era tal, solo un sacramentalismo sin discernimiento del corazón.

Entregado

P.D.

Soy un ex-numerario que necesito tener contactos con los que poder airear mi tiempo en la obra y hablar de experiencias comunes. Para cualquier cosa, podéis escribirme aquí, gracias tranquilo2000@yahoo.com


Publicado el Viernes, 22 abril 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: Una historia que termina bien.- Mediterráneo

040. Después de marcharse
Mediterráneo :

Mucho se ha hablado aquí del tabaco en la sección de varones, y me sorprende que nadie haya dicho nada de otro aspecto que, para mí, es más grave que la incitación a echar humo, y es, ni más ni menos, que la incapacitación a la que se somete a los varones en cuanto sueltan la pluma con la que han escrito la carta de admisión.

La sección femenina está fuera del mundo y fuera de la sociedad y, excepto normales, son cualquier cosa, eso es algo sabido y asumido. Sin embargo, los varones están fuera de los límites del universo conocido, y eso supone un lastre con el que viven toda la vida, a no ser que espabilen a marchas forzadas si dejan la peña.

Voy a contar aquí la historia real de un numerario medio al que, para evitar susceptibilidades, llamaremos Pafnucio [Si alguien piensa que me he inventado el nombre, fue santo y mártir, discípulo de San Antonio, se celebra su festividad el 11 de septiembre o el 19 de abril, dependiendo de los calendarios]. El amigo Paf, ahora en los tempranos cincuenta, pidió la admisión a los catorce años y medio y en cuanto se fue al centro de estudios dejó de escuchar las broncas de sus hermanas para que pusiera la mesa o la recogiera. Y desde ese momento, toda una maquinaria destinada a atenderle se hizo cargo de todas sus necesidades, excepto las afectivas y sexuales, pero como quien tiene el corazón en Dios no las tiene, pues oye, todo perfecto.

Paf llevaba un tiempo planteándose muchas cosas, o mejor dicho, una sola: marcharse de la peña. Tiene un trabajo profesional fuera, nada espectacular, pero con un sueldo que le permitiría vivir, y empezó a darle gracias a Dios 24/7 por eso. Sin embargo, lo que él llamaba “la intendencia” le daba pánico, porque no sabía hervir el agua y era consciente de ello. En los breves segundos en que la empleada con uniforme le tendía la bandeja para que se sirviera, se preguntaba cómo se cocinaría aquello. Se dio cuenta de que las ensaladas tenían pinta de ser lo más fácil, solían tener siempre lo mismo, no debiera ser muy difícil juntar todo eso en un plato y echarle un chorro de aceite.

Cada jueves, cuando encontraba encima de su cama la ropa limpia y planchada, se preguntaba cuánto necesitaría una señora de la limpieza para hacer lo mismo, cuánto cobraría y, sobre todo, dónde encontrarla. Debía contar con ese gasto como si fuera un incremento del alquiler si no quería ir hecho unas pintas. Y había que añadir que la señora debía saber cocinar, o la alternativa sería bar/restaurante/tasca/pizzería todos los días.

Sus padres han muerto. Una de sus hermanas se divorció y vive en pareja, y no se hablaban porque él, fiel a su obligación de dar doctrina, le recriminó que viviera en pecado. La otra hermana dejó de invitarle a las reuniones familiares cuando se cansó de recibir “no” por respuesta. Nunca lo entendieron (últimamente, él tampoco), él consultaba y el director le decía que había que atender la labor primero. Paf recuerda que, en un 90% de veces, se quedó en un centro vacío, envuelto en un silencio solo roto por el crujido suave de la puerta del oratorio al abrirse y cerrarse.

Se preguntaba cuántas cosas más habría que él ignorara y le aterraba pensar que fueran tantas que hicieran imposible su vida fuera. Se acordaba mucho de Walerico [Íd. anterior. Obispo de Amiens y discipulo de San Columbano, dos poblaciones francesas le deben su nombre: Saint-Valéry-sur-Somme y Saint-Valéry-en-Caux], estuvieron juntos en el centro de estudios y ha estado siempre en trabajos internos. Cuando coincidieron en un centro, le tocó recibir su charla. El bueno de Wale se sentía profundamente desgraciado y quería dejar la institución, pero era consciente de no tener ni oficio ni beneficio, de no poder acudir a nadie y, en una palabra, de no tener dónde ir. Paf no lo comentó con el consejo local, solo le dijo a Wale que necesitaba ayuda profesional, aunque se despreció por dentro por optar por la solución facilona. Wale empezó a ir al psiquiatra, que le diagnosticó una depresión y le recetó pastillas; se le puso cara de zombie y engordó, pero el sufrimiento disminuyó y eso alivió un poco el remordimiento de Paf.

Sin saber qué otra opción elegir, Paf decidió que hablar con su hermana la divorciada podía ser una buena idea. Le pediría disculpas y ayuda, todo en uno. Después de todo, siempre se habían llevado muy bien, siempre hasta que él se disfrazó de cruzado, levantó la espada flamígera y fue a conquistar los santos lugares en la sobremesa de un cumpleaños.

Se sentó delante del ordenador, más de una corrección fraterna le había caído por no tener la pantalla mirando a la puerta, de manera que cualquiera que pasara por delante de su habitación pudiera ver lo que estaba haciendo (“es delicadeza en la entrega”, le decían), rebuscó hasta encontrar el correo de su hermana y tecleó “Marta, hola”.

A los pocos meses de retomar el contacto con su hermana, dejó la institución. Vivió durante unas semanas en casa de Marta y descubrió, para su sorpresa, que el compañero de su hermana era un tipo mucho más agradable y buena persona que el que fue su cuñado. Él y Marta le ayudaron a buscar piso y señora de la limpieza. Algunos sábados come con ellos y se lleva recetas de cocina “con explicaciones”. Le han presentado a una montaña de amigos y Paf se ha dado cuenta de la distancia que le separa de la gente normal y de la naturalidad que le falta, pero su hermana le asegura que tiempo al tiempo.

Y hasta aquí la historia real, repito, de Pafnucio. Las preguntas que surgen, ¿Y si no hubiera tenido trabajo fuera?, ¿Y si no hubiera tenido una hermana?, ¿Y si el miedo le hubiera atenazado hasta impedirle dar el paso definitivo?, no vienen al caso porque la historia ha terminado bien, por suerte para su protagonista.

Sin embargo, yo tengo otras preguntas que, volviendo al inicio de este ya bastante largo post, para mí son más preocupantes que el hecho de incitar a fumar. A día de hoy se consultan, no importa la edad ni el sexo ni la situación, todos y cada uno de los planes y si el/la directora/a dice que no, el plan se olvida. No solo no exagero sino que los numerarios y numerarias que aquí me leen pueden dar fe de ello.

¿Qué se ha hecho a la madurez e independencia de un hombre de cincuenta años para que se sienta obligado a consultar si puede ir a comer con su hermana un domingo? ¿Por qué se inutiliza al ser humano hasta ese punto? ¿Por qué se le castra hasta hacerle dependiente en todos y cada uno de los aspectos normales de la vida?

Esto, lectores que habéis llegado hasta aquí con una paciencia infinita, esto es una tragedia.

Mediterráneo


Publicado el Viernes, 22 abril 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: Escritos recomendados.- Agustina

010. Testimonios
Agustina :

¿Está desinformado el Prelado? Inmaduro

Anécdotas en el Opus Dei. Dionisio

El último retiro. Jason

Trepa que te trepa que te trepa. Satur

Más sobre excardinación de la Prelatura Opus Dei. Rampsall


Publicado el Viernes, 22 abril 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: Soy ex numeraria y deseo quedar con otros ex numerarios/as.- glowinshanka

010. Testimonios
glowinshanka :

Hola, soy una chica de El Salvador que hace años perteneció al Opus Dei. Ahora vivo en Barcelona y me gustaria saber si aun se hacen quedadas de ex numerarios. O si alguien quiere ponerse en contacto conmigo para tomar un café. Y poder compartir experiencias.

Un poco de mi historia.

Conocí el Opus Dei cuando tenía unos 15 años y por cosas del destino fui a vivir a Guatemala (Tenía 17 años), allí entre a un colegio del Opus Dei (Centro Escolar Campo Alegre). Y una profesora era numeraria, gracias a ella fue que poco a poco visitaba un centro del Opus Dei (Lendel) íbamos a estudiar, y con su "alegría" me contagiaron. Y me hicieron sentir parte de su grupo. Me sentía especial.

En nada sentí la "llamada" y en nada ya era una numeraria. Hace poco me encontré leyendo ciertos temas, sobre la mortificación corporal, cuantas cosas había olvidado!, las duchas frías, será que nunca me represento un problema. El uso de cilicio que muchas veces hasta llevaba por más de 6 horas, no por mortificación... sino porque olvidaba que lo llevaba. El uso de la disciplina... supongo que mi umbral de dolor es diferente al resto. El minuto heroico, etc. Esto hasta me llenaba de orgullo el que yo podía aguantar "peores" cosas que las demás.

Aunque pasado el tiempo, lo recuerdo bien. Fue en la canonización de "nuestro" Padre cuando me comencé a dar cuenta de cosas... detalles de cositas... Que se yo estando en Roma a vísperas de la canonización una persona de mi grupo se enfermo y decidi quedarme con ella. Se lo comunique a la encargada del viaje. Paso el día y al regresar todas, la que llevaba mi charla fraterna... me llamo la atención. Que yo no había comunicado que me quedaría. Al explicarle que sí que lo había comunicado.. me dijo bueno Entre tu palabra y la de (el nombre de la encargada) pues... como que la que miente eres tu. Eso me dolio muchisimo. Que se dudara de mi. Y así una serie de cosas hasta que decidi que no era feliz perteneciendo a ese mundo.

La entrada fue tan fácil... pero para salir uff tarde casi un año en poder salirme. Hable con todo mundo! hasta con el Vicario regional! fue alucinante la cantidad de personas con las que hable, que intentaban por todos los medios convencerme que el Opus Dei era lo Dios quería para mi. Hasta que un día mi cerebro lindo hizo "clic" Y pensé... Gaby es momento de irte, nadie aqui te esta apuntando con un arma para quedarte, eres LIBRE! puedes irte cuando quieras, nadie debe retenerte, no son policías! y tal cual me dirigí a la Directora del centro de ese entonces.. y le dije me voy, ella abrió los ojos y me pregunto:

Cómo? sí que me voy!...
ella: A donde?
Yo: a mi casa (aun ni vivía en un centro) me voy y no regresare
ella: bueno sí tienes razón... la verdad es que no veo que esta sea tu vocación.

Yo era el ser mas feliz del mundo... aunque pensé, ahora ves que esto no es lo mio? después de intentar por todos los medios dejarme aquí? bueno no me importaba era feliz!

Momento de comunicárselo al sacerdote... esta fue otra historia, me dijo que jamas seria feliz. (El que si está demacrado.. que hace dos años que le vi...) No me importaba, la directora me había dado el visto bueno y yo me largaba para no regresar jamás.

glowinshanka


Publicado el Miércoles, 20 abril 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: La familia sobrenatural.- Entregado

080. Familias del Opus Dei
Entregado :

Cuando en el entré en el opus como numerario, la tensión obligada que había con mis propios hermanos hacía que me pidieran cuentas de la institución, de qué hacía allí y por qué. Yo le preguntaba al sacerdote qué decir, pues yo mismo no lo tenía muy claro y el sacerdote me recomendó que les dejara un libro con las constituciones del Opus Dei para que supieran qué era la organización y qué fines tenía.

Que yo no supiera dar cuenta de la institución y tuviera que hacer uso de un manual para decirles en qué consistía lo veo ahora como muy inapropiado, pues era indicativo de que me estaba metiendo en una cosa que ni yo sabía lo que era, pero como era de Dios yo tenía que hacer el acto de fe de que se trataba de algo bueno que iba a redundar no solo en mi bien sino en el de toda la familia.

Sin embargo, dado que mi pertenencia a la Obra y mi vuelta a los sacramentos partía del miedo (a ser vomitado de la boca de Cristo, como me dijeron que se haría conmigo si no me confesara), todo lo que les presentara con mi miedo interior a mis familiares no haría sino redundar en el miedo, y así mis “frutos” en mi familia no fueron sino frutos del miedo: a separarse de mí, a que no les quisiera, a que tuviera “otra familia”. Que de golpe y sopetón les predicara que ellos ya no eran “mi familia” no podía sino sentarles mal y con razón, pues la familia sobrenatural no debe intentar suplantar a la natural en su lugar lógico, cosa que sí hacía el Opus en mí.

Entregado


Publicado el Miércoles, 20 abril 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: Nunca es tarde amigos.- LauraGM

040. Después de marcharse
LauraGM :

Queridos lectores de Opuslibros,

Últimamente me sorprende ver la cantidad de gente que sale de la Cosa. Cada vez son más y más jóvenes. No tengo contacto ninguno pero, al final, por un lado o por otro, te vas enterando de la gente que se va.

Los primeros años, al menos para mí, fueron duros, pero ahora tengo una paz, tranquilidad y armonía de las que nunca experimenté allí. Y es que... en un mundo de hipócritas... los sinceros son los malos. No guardo rencor ninguno -eso solo me dañaría a mí misma- pero, lo que sí me produce es una profunda pena seguir viendo a gente que está dentro y sonríe mientras su ojos están profundamente tristes. Están tan alejados del mundo real y de la sociedad...

Hace unos meses me paró por la calle una numeraria y... de verdad... ¡qué pena!... no sabía mantener una conversación normal. Además de que todas sus palabras me sonaban a un mundo tan postizo... He visto tanto miedo en el opus... y el miedo es tan dañino... hace tanto daño al ser humano... ¡el miedo nos vuelve esclavos! Abandonad, si estáis dentro, los sentimientos de culpa. Los chicos de José María son unos hooligans de la religión. Lo que aporta serenidad es ser coherente con el corazón y no tanto con la cabeza. La falta de amor produce enfermedad y allí no hay ni pizca de amor. A todo el que pueda y esté a tiempo, le recomiendo que salga... nunca es tarde y aquí estaremos los demás para ayudar en lo que podamos.

Hace unos pocos años contacté por el chat VuelaLibre con una chica de mi ciudad que acababa de salir... daba pena verla y ahora me alegra enormemente ver como ha tomado las riendas de su vida. Se la ve feliz. Un abrazo a todos

lauragilm@outlook.es  


Publicado el Miércoles, 20 abril 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: Escritos recomendados.- Agustina

010. Testimonios
Agustina :

Ingresos económicos de los numerarios. Hormiguita

A vueltas con la santa pureza. Nometorres

Fichas para controlar a supernumerarios y cooperadores. Webmaster

La “Cuenta de conciencia”. Haenobarbo

Mi testimonio: Otro mundo es posible al margen del Opus Dei. Humberto


Publicado el Miércoles, 20 abril 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: Busco ayuda.- Carmen Charo

040. Después de marcharse
carmen charo :

Hola a todas y todos!

Hoy vengo a pedir la colaboración de quien sienta que puede darla.

Necesito ayuda para encontrar trabajo en España para un "ex" latinoamericano, en cualquier parte menos en Pamplona ::)) Preferiblemente por Cataluña, pero no necesariamente.

Si alguien cree que puede ofrecerle cualquier tipo de ayuda, que me escriba a carmencharosss@gmail.com  

Muchas gracias de antemano, y un fuerte abrazo

Carmen Charo


Publicado el Lunes, 18 abril 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: Puntos sobre las íes.- Josef Knecht

070. Costumbres y Praxis
Josef Knecht :

Muy buena ha sido la carta de HeCheCe (15.04.2016) a Agustina, porque su testimonio es de lo más sincero y real. Ahora bien, debo poner los puntos sobre las íes. Desde mi primera intervención sobre el tabaquismo en el Opus (16.02.2015), no fue mi motivación acusar al Opus de promover este hábito. Si se lee bien aquel escrito mío, se comprobará que mi intención fue criticar la idea absurda de que el hecho de permitir fumar sea signo de mentalidad laical. Como afirma Ana Azanza (8.04.2016), es también una idea carente de madurez.

 

Josemaría Escrivá mandó fumar a don Álvaro del Portillo, recién ordenado sacerdote, no porque quisiera fomentar el tabaquismo –esto no lo ha dicho nadie en esta página web–, sino porque deseaba dar a sus hijos sacerdotes una apariencia de “normalidad”, una normalidad social como la que tan bien describe HeCheCe en su carta testimonial, para así distanciarse de la praxis de los religiosos, que no fumaban. Este fue el núcleo de mi crítica. Que el Opus de aquellos decenios (años 60, 70 y 80 del siglo XX) fomentara el tabaquismo es una cuestión colateral que se deriva indirectamente del núcleo central de mi argumentación. Debatir si el Opus fomenta o no el tabaquismo es, en parte, salirse por la tangente, pues lo que el Opus fomenta con el consumo del tabaco es ante todo y sobre todo una imagen externa de laicidad, que no se corresponde con la vida interna de los numerarios, en casi todo copiada de la praxis de los religiosos. Esta es, en resumen, mi crítica: que el Opus pretende dar una falsa imagen de laicidad usando el tabaco como pantalla de humo que encubre una forma de espiritualidad copiada de la vida de los religiosos.

 

Mi crítica contiene otro argumento en orden a mostrar que el mandato de Escrivá a Portillo no fue coherente. Si de verdad hubiera habido en el Opus una auténtica mentalidad laical, también a las mujeres se les habría reconocido con total naturalidad la libertad de fumar o no. Excluir a las numerarias y agregadas de la posibilidad de fumar, prohibiéndoselo como a las religiosas, demuestra que en la mente y el corazón de Escrivá predominaba el ideal de vida religiosa como modelo de praxis para sus hijos e hijas célibes. La excepción que dio a los varones en ese ámbito respondía sobre todo a una estrategia de imagen, de falsa imagen para diferenciarse en apariencia –que no en realidad– de los religiosos.

 

El tema de la vida religiosa como modelo de la vida interna de los miembros célibes del Opus ha sido mucho y muy bien tratado por Haenobarbo en esta página web, y a sus sabios escritos me remito. También lo han tratado –y muy a fondo– la monografía de E.B.E. (2012) y el artículo de Elena Longo publicado en la revista italiana Claretianum 46 (2006) págs. 413-397, titulado Vita quotidiana di una numeraria dell’Opus Dei (1971-1988). Por cierto, releyendo el magnífico artículo de Elena, que pone en evidencia la praxis frailuna de las numerarias, he caído en la cuenta de que no alude a la prohibición de fumar de las mujeres en el Opus. También constato esta laguna en el libro Ser mujer en el Opus Dei. Tiempo de recordar de Isabel de Armas (2002). Y es que la psicología humana actúa espontáneamente muchas veces así: lo más obvio queda obviado en la práctica cuando en teoría se tendría que abordar o, al menos, mencionar.

 

Por eso, es de lamentar –ahora ya doy el salto desde el núcleo argumental al aspecto colateral del fomento del tabaquismo– que justo el detalle de fumar fuera el que Escrivá eligiera para aparentar un comportamiento de cristianos corrientes en medio del mundo, y es lamentable porque el tabaco causa graves daños a la salud. Si Escrivá hubiera prohibido fumar a los varones como lo prohibió a las mujeres, todos los miembros del Opus se hubieran evitado graves problemas de salud. Pero de lo que se trataba era de aparentar laicidad y normalidad social, de ahí que se diera libertad de fumar a los varones del Opus, a la vez que se elogiaba en grado máximo el gesto de obediencia del ejemplarmente fiel don Álvaro. Con esto se fomentaba en aquellos años, por vía indirecta, el tabaquismo entre los varones del Opus.

 

Así veo las cosas porque así las viví. Me cuesta entender que personas inteligentes como Supo y HeCheCe no vean un fomento –indirecto, claro está– del tabaquismo por parte del Opus entre los miembros varones (lo califico de “indirecto”, porque lo que directamente se fomenta es la falsa apariencia de laicidad). Me da la impresión de que, en el fondo, Supo y HeCheCe acaban asumiendo la versión oficial de la prelatura personal: que los miembros varones del Opus son cristianos corrientes en medio del mundo y que no viven como los religiosos, y una prueba de ello es la libertad en el consumo del tabaco. Esta es precisamente la conclusión a la que la versión oficial del Opus desea que la gente llegue. Supo y HeCheCe han picado muy bien el anzuelo que el Opus lanza en su versión oficial.

 

Josef Knecht


Publicado el Lunes, 18 abril 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: Pequeño análisis de los niveles de conciencia en el Opus Dei: El deseo.- Yo

100. Aspectos sociológicos
yo :

Nivel de Energía 125: Deseo

En este nivel se encuentra disponible más energía; el Deseo motiva vastas áreas de la actividad humana, incluyendo la economía. Los publicistas juegan con nuestros Deseos para programarnos con necesidades ligadas a nuestros impulsos instintivos. El Deseo nos lleva a gastar grandes esfuerzos para lograr u obtener recompensas. El deseo de dinero, prestigio o poder rige las vidas de muchos que han logrado sobreponer el Miedo como su motivación predominante en la vida. El deseo es también el nivel de las adicciones, en donde los anhelos son más importantes que la vida misma. La víctima del Deseo puede estar realmente inconsciente de la base de sus motivos. Algunas personas se vuelven adictas al deseo de atención y alejan a los demás con sus demandas constantes. El deseo por la aprobación sexual ha producido una industria completa de cosméticos y ropa de moda...


Publicado el Lunes, 18 abril 2016
(Leer artículo completo... | 6719 bytes más | )

 Correos: Escritos recomendados.- Agustina

010. Testimonios
Agustina :

Una vivencia más. Hechece

Experiencia en un Colegio Mayor del Opus Dei. Poiuy

El enemigo interior. Atomito

No se van ni a tiros. Manzano

¿Es el Opus Dei un fraude total? Marcus Tank


Publicado el Lunes, 18 abril 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: De Messoris, cigarros y Apostasias.- Australopitecus

900. Sin clasificar
australopitecus :

Hola orejas:

Hace algun tiempo no escribo. De vez en cuando miro la pagina web por algo de nostalgia pero no tengo suficiente interes para leer la mayoria de los escritos, y menos para hacer comentarios al respecto de estos. Pero mi sentimiento respecto a la web de Agustina no ha cambiado desde los tiempos en los que escribia a la web bastante seguido. Estare eternamente agradecido a Agustina y a los Orejas que estuvieron detras de esta pagina en sus inicios.  Pero quiero compartir algunas ideas con la gente de esta web y aqui van numeradas como en esos papelillos internos de los que casi no me acuerdo (solo en este momento me acorde de ellos)

01/2016
para los sr,sm,sg,sss+

1. Leyendo la cita que Jaraysedal nos envio me tuve que contener para no reirme descontroladamente (estaba leyendo en publico). Este Vittorio Messori es super divertido cuando uno lo ve sin los lentes opusdeistas. Su pretension de objetividad es super descarada cuando este texto parece casi redactado desde la oficina de AOP. Ya se me ha olvidado bastante ese lenguaje retorcido que ve maravillas de perfeccion humana en ideas que son bastante rigidas e imagenes con olor a naftalina.

El asunto del tabaquismo como cuestion de imagen (similarmente el alcoholismo) tiene el sello de absurdismo propio de muchas ideas de la mente Escrivariana. No tengo la intencion de analizar el texto de Messori, pero es una obra de arte en su propia categoria y tiene la virtud de no tener ningun pudor en revelar sus prejuicios. Como esos libros apologeticos escritos por personas "independientes" de la obra son en buena medida para consumo interno, el texto se mete en asuntos que revelan otras frustraciones de la mente archiconservadora como la critica de la correccion politica.

La correccion politica es algo real, pero aplicarla al asunto de las campañas de salud publica anti-tabaquismo es bastante surreal. Pero el tono de Vittorio llega a la brillantez de ser su propia parodia y eso le da su valor al texto.

2. En mis dias de caballero andante en opuslibros yo arremeti bastante contra la religion organizada y aunque aun pienso de la misma manera respecto a ella ya no me queda ninguna motivacion para meterme en discusiones respecto al tema.  Pero viendo que el tema de la perplejidad respecto a Dios y su complicidad con el opus sale de nuevo al frente en el escrito de Siul. Me atrevo a decir un par de opiniones.

El camino a la liberacion de la propia conciencia despues del opus no tiene destino unico y depende de accidentes cosmicos que estan fuera del propio control. Asi que no te animo a dejar la iglesia si no te da la gana. Es una gran liberacion saber que incluso en la iglesia cabe -en algunas mentes- la posibilidad de tener dudas respecto a la benevolencia de Dios aunque la limitacion es siempre aceptar el "hecho indiscutible" de que Dios es benevolente aunque su indiferencia sea un misterio.

Este no es un problema exclusivo del opus dei, ni de la iglesia catolica. Por tener amigos de amigos ex-mormones y porque el tema ha salido en la prensa algunas veces, me he informado acerca del tema de los apostatas a la iglesia mormona y los pasos tienen mucho en comun con el proceso de apostatar del opus (o de la iglesia). Apostatar es un palabron del que confieso haber estado asustado alguna vez, pero es solo un termino que uno aprendio a asociar con lo peor por condicionamientos sicologicos.

El hecho es que un dios que respete los derecho humanos no puede obligarte a seguir en una religion en la que ya no crees, ni forzarte a simular que sigues de acuerdo con ella por motivos sociales o culturales. Es un hecho -que no desapruebo- que mucha gente simula creer en alguna religion para no decepcionar a un pariente dado al melodrama, o para proteger su unidad familiar. De hecho en uno de los libros de la seccion recursos para seguir adelante, aparece un caso en el que el padre Antony de Mello cuenta la historia de algun superior Jesuita que se descubre un dia como ateo, pero que sigue en la orden por motivos personales que pueden ser algunos egoistas como algunos mas generosos.

Pero saliendo del parentesis, Dios no puede forzarte a creer en algo. Dios no puede ser menos que la declaracion de los derechos humanos. De hecho en los casos de apostasia en todas las iglesias (catolicas como no catolicas y no cristianas) uno de los pasos es darse uno cuenta de que las iglesias son tecnicamente idolatras. El Dios que ellos veneran no puede ser el Dios de verdad, porque Dios en principio tiene mas empatia y capacidad moral que uno y sin embargo los lideres de las iglesias organizadas siempre tienen que justificar alguna idea absurda poniendo a Dios como fuente de su superioridad moral.

El problema es que entonces parece que el unico camino a Dios es por fuera de toda organizacion y eso requiere mucho trabajo si uno se obsesiona con la busqueda de una fuente de autoridad absoluta en este planeta. Para mi el camino de liberacion paso por la exploracion de filosofias mas desprendidas de la necesidad de saberlo todo como el budismo. No soy budista oficial, pero muchas de mis ideas las tome prestadas del budismo zen y de leer a Antony de Mello, Echart Tolle, y Alan Watts.

Aqui simplifico bastante. Otro elemento en el proceso de apostatacion (es esa una palabra del diccionario?) es caer en la cuenta despues de leer los escandalos que pasan en otras partes de la iglesia de que las autoridades en la iglesia parecen estar mucho mas interesados en preservar la propia imagen -de la que dependen sus ingresos economicos- que en restablecer la justicia en situaciones claramente injustas. En general, para mi el proceso de dejar la religion tiene partes iguales de razon, como de corazon. Es una cuestion intelectual, moral y existencial.

Pero todos estos procesos tienen el mismo destino: abandonar la barca. En un avion preferiblemente, como decia Escriva en alguna parte que ya no recuerdo. Hay momentos en los que uno se siente como en una pelicula de terror, pero la mente humana esta diseñada para preferir la realidad y estar en paz ante ella.

Pero toma cada idea como sugerencia y escoge lo que te sirva mejor (parafraseando a San Pablo, pruebalo todo y quedate con lo mejor).

Una buena idea general es evitar toda filosofia que incluya dependencias sicologicas, dramas y en general visiones negativas. Eso no impide la busqueda de ideas profundas, todos sufrimos de la perplejidad de un mundo injusto y donde los mas abusivos parecen tener la ventaja, pero no hay que inventarse sufrimientos emocionales. Y es muy facil caer en ideas que incluyen negativismos innecesarios.

Saludos,

Austral

PS. Como siempre vamos atrasados en sostener a la web.

Publicado el Viernes, 15 abril 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: Tabaquismo y otras yerbas.- HeCheCe

010. Testimonios
HeCheCe :

Estimada Agustina

Me encontré con varios artículos en los que se responsabiliza al Opus Dei poco menos que de fomentar el tabaquismo y el alcoholismo.

Siento que esas críticas son injustificadas y terminan por desacreditar las críticas a otros aspectos del Opus Dei que sí merecen ser criticados. Disculpas a quienes moleste mi posición pero es lo que creo y siento.

En mi experiencia el Opus Dei no fomentó en ningún momento ninguno de los dos vicios. En mi caso, yo fumaba a escondidas de mis padres y por lo tanto en la residencia podía hacerlo con tranquilidad.

En esa época -principios de los 80- fumar en el Río de la Plata no era mal visto y se fumaba en cualquier lado. Se lo hacía en la Universidad, en la televisión y en oficinas. Los "raros" eran quienes se molestaban con el humo ajeno y militaban en su contra.

Con el tiempo me di cuenta que para mí fumar era una forma de esconder mis problemas de timidez e inseguridad. Esos problemas los tenía antes de relacionarme con el Opus Dei y los seguí teniendo mucho después. También con el correr del tiempo pude definitivamente terminar con el cigarrillo, aunque, en ciertas circunstancias me muero por uno!

Nunca vi en el Opus Dei nada diferente respecto al tabaquismo que lo que se pudiera ver en otro lugar de la sociedad. Había numerarios que fumaban muchísimo y otros no fumaban o lo hacían en contadas ocasiones. De los sacerdotes que fumaban a ninguno lo vi hacerlo en exceso, sino siempre con moderación.

Lo que sí me llamó la atención siempre era que a las numerarias no se les permitiera fumar y a los hombres sí.

En relación al alcoholismo mi opinión es la misma.

Recuerdo un par de actividades en las que había canciones y sketches muy divertidos en las que -a me llamó la atención por ser nuevo para mí- se sirvió sangría. Luego nunca más circuló alcohol entre la gente de San Rafael ni entre los adscritos. En cuanto a las bebidas en las fiestas lo que yo vi fue siempre un consumo muy medido.

También cabe señalar que en el Río de la Plata en esa época el consumo de alcohol entre la generalidad de los adolescentes era muy escaso, apenas algo de cerveza los viernes o sábados. Hoy en día el consumo de alcohol es muy importante, no siendo extraño ver chicos y chicas por la calle, incluso en la puerta de los centros de enseñanza, consumiendo alcohol. Y, ni hablar en las reuniones y fiestas en las que se llega a los extremos de comas alcohólicos.

También en este aspecto lo que se vivía en el Opus Dei en aquella época era reflejo de lo que se vivía en la sociedad. No sé cómo será ahora.

Agrego, que en mi adolescencia fumar marihuana era rarísimo y snob. Hoy en día es tan común que se está discutiendo su legalización. ¿Se fuma marihuana en los centros? Supongo que no.

Querría dejar este testimonio porque tampoco puede responsabilizarse al Opus Dei de todo. Me recuerda la expresión italiana "Piove, governo ladro!". En honor a la verdad, ni tanto ni tampoco.

Un cordial saludo

HeCheCe


Publicado el Viernes, 15 abril 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: Pequeño análisis de los niveles de conciencia en el Opus Dei. El miedo.- Yo

100. Aspectos sociológicos
yo :

Nivel de Energía 100: Miedo

En el nivel 100 hay más energía vital disponible, pues el temor al peligro es realmente saludable. El miedo maneja a la mayoría en este mundo, provocando infinitas actividades. El temor a los enemigos, a la vejez o a la muerte, al rechazo y una multitud de temores sociales son los motivadores básicos de la mayoría de las personas.

Desde el punto de vista de este nivel, el mundo luce peligroso, lleno de trampas y amenazas. El temor es la herramienta oficial favorita de control de las agencias totalitarias opresoras y regímenes, de las sectas u organizaciones que basan la permanencia de sus prosélitos precisamente en la inculcación de este sentido del miedo. Miedo al pecado. Y la inseguridad es el comercio de valores de los más grandes manipuladores del mercado. Los medios de comunicación y la publicidad juegan con el Temor para incrementar sus ventas.

La proliferación de miedos es tan ilimitada como la imaginación humana; una vez que el Temor es el enfoque personal, los infinitos y temibles eventos del mundo lo alimentan. El temor se vuelve obsesivo y puede tomar cualquier forma. El Miedo a perder una relación lleva a los celos y a niveles crónicamente altos de estrés. El pensamiento temeroso puede convertirse en paranoia o generar estructuras neuróticas defensivas y, como es contagioso, legar a ser una tendencia social.

El temor limita el crecimiento de la personalidad y lleva a la inhibición. Puesto que se requiere de energía para sobreponer el Temor, los oprimidos son incapaces de llegar a niveles más altos sin ayuda. Por lo tanto, los temerosos buscan líderes fuertes que aparenten haber conquistado sus propios miedos para sacarlos de su esclavitud.

La persona que vive con miedo – siempre hemos oído que el miedo paraliza - puede, si pide ayuda saltar a un nivel superior. Esta petición debe ser observada por sus familiares o próximos, pues es difícil que por sí mismo manifieste este deseo.

La persona miedosa, está intranquila, atemorizada, ansiosa y retraída. Es altamente punitiva si se estanca en este nivel. Ve peligros en todas partes, es insegura, celosa, posesiva. Ansiosa, vigilante y preocupada por la seguridad. Es evasiva, defensiva e inquieta. Vale aquí recordar como a menudo, por no decir casi siempre, los numerarios y en menor grado los supers, tienen respuestas airadas, no exentas de cierto grado de combatividad, como diciendo: “estoy preparado para la batalla” “…tu sigue y verás” Es precisamente cuando no seguimos y abordamos la cuestión de forma pacífica y limpia, directa, con delicadeza, cuando el interlocutor queda descolocado y no puede responder de la misma forma, ya que ha sido adiestrado sólo para el combate. Ni que decir tiene que este estado, amén de los anteriores, genera conductas psicológicamente patológicas y muy a menudo se somatizan enfermedades físicas que pueden llegar a graves: acidez gástrica, inflamación o disfunción hepática y pancreática, visión borrosa, dolor cervical, dolor cefálico, astenia, rigidez muscular, etc. Son pues emociones limitantes que ocasionan una muy fuerte cerrazón y ceguera para alcanzar el verdadero SER del que depende la persona.

Es posible demostrar el precio de aferrarse a la pequeñez con la prueba muscular. El procedimiento es bastante simple (Hawkins, 1995, 2012). Mantener en la mente un pensamiento desgraciado y pedante, y hacer que alguien presione tu brazo hacia abajo. Mientes resistes; nota el efecto. Ahora elige la visión opuesta. Imagínate como un ser generoso, compasivo, cariñoso, y experimenta tu grandeza interior. Al instante habrá un enorme aumento de la fortaleza muscular que indica un repentino incremento de la bioenergía positiva. La pequeñez conlleva debilidad, enfermedad, trastornos y muerte. ¿Es esto lo que quieres? La renuncia a los sentimientos negativos puede ir acompañada de otra maniobra muy saludable para la transformación interior: dejar de resistirse a las emociones positivas.

Toda gestión de las emociones implica entrar en crisis. Es la gestión de esta crisis la que nos cuesta a todos. Se trata de dejar ir… dejarlo realmente en las manos y la voluntad del SER, sentir que soy completo, que el mundo exterior poco puede aportarme. ¡Eres libre! Nadie te obliga ni te oprime. Puedes hacerlo. Deja ir, abandona tu lucha estéril… Mejorará tu estado físico general, el color de tu piel, tu visión, tu hígado, la composición de tu sangre, tu acidez gastrointestinal, y un largo etcétera.

Abandona la creencia de toda carencia personal. Eres completo porque Dios así te creo, a su imagen y semejanza.

Os quiere

Yo


Publicado el Viernes, 15 abril 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: Escritos recomendados.- Agustina

010. Testimonios
Agustina :

Abusos contra el alma. E.B.E.

La guinda del pastel. Bambú

Historia de mis dieciséis años en el Opus Dei. C.F.

Objeciones a lo “atractivo” de la Obra. César

¿Divinas palabras o palabras divinas? Diogneto


Publicado el Viernes, 15 abril 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: También alcohol.- JaraySedal

010. Testimonios
JaraySedal :

Comprendo la desazón de Supo (11 de abril)  por las respuestas que ha generado su comentario sobre el tabaquismo en el Opus. Tampoco es un tema baladí, como sugieren Pepito o Ana Azanza, ésta quizás porque no lo ha experimentado en propia carne.

Para quienes persistimos en el hábito una vez abandonado el Opus aseguro que el tema tiene su importancia.

Y no solo el tabaco:   como sugiere Curial (11 de abril), también el alcohol. Mi primer cubata lo tomé durante una tertulia en un centro de la Obra, no recuerdo con ocasión de qué, sí el centro y su cuadro directivo.  Tendría 16 años y pico. Lo que  recuerdo con precisión es que me hizo un efecto fulminante  - bien fuera por ser el primero o porque estuviera cargado o tuviera el estomago vacio o lo bebí demasiado deprisa, o por la razón que fuera-,   perdí la razón  y empecé a despotricar,  creo que incluso sobre el Opus ( “in vino veritas”) , de modo tal que dieron orden de que me sacaran de allí y  dos numerarios caritativos  me acompañaron a la calle y me pasearon por los  aledaños, hasta que me pudieron despachar para mi casa.  

Pocos años después con la peña de  la universidad, a fuerza de voluntad  y para alcanzar seguridad cuando salíamos, desarrollé cierta resistencia a la bebida (hasta cuatro o cinco cubatas por noche). Y saliamos entre semana y los fines de semana.

Afortunadamente es un hábito que abandoné al cabo de pocos años, tan pronto dejé de salir con los compañeros de facultad, pasando a bebidas más ricas y  baratas y de menos contenido alcoholico y solo ocasionalmente (los cubatas se pusieron por las nubes).  Prefiero un buen vino mil veces.

Como no quiero generalizar, diré que me refiero a fines de los 60. Tampoco afirmo que me inculcaran el hábito de la bebida, pero doy testimonio de que menores de edad bebían entonces alcohol de graduación alta en centros de la Obra.

JaraYSedal


Publicado el Miércoles, 13 abril 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: Dios es otra cosa. Respuesta a Siul.- Dionisio

040. Después de marcharse
Dionisio :

Querido Siul:

He leído atentamente tu escrito del lunes. Me da pena que hayas sufrido tantos abusos y que hayas estado enfermo de depresión. Espero que te hayas recuperado. No nos dices si eso sucedió hace mucho tiempo o es reciente. De cualquier forma es bueno que sepas que puedes recuperarte de todos esos males. Quizá te queden algunas cicatrices, pero si lo manejas bien puedes incluso acabar fortalecido.

Haces muchas preguntas muy importantes, que a veces da la impresión de que fueran preguntas retóricas, pero también dices al principio que quieres orientación sobre qué puedes hacer.

Sobre la conciencia de las personas que te hicieron daño ya se ha hablado mucho en estas páginas. Si haces una exploración encontrarás maravillas escritas por personas muy diversas. Para resumirlo mucho te diría que la conciencia de cada uno es un misterio inabarcable. Si te fijas bien, ni tú mismo sabrías dar una clara explicación y justificación de cada cosa que has hecho en tu vida, aunque seguramente son incomparablemente más leves que las cosas que todos denunciamos y pasan en el lado oscuro.

Lo que está claro es que ellos viven una doble vida. Algunos acaban enfermando por esa doble vida. Posiblemente todos estén enfermos y muchos no se dan ni cuenta. Otros parece que tienen bastante éxito anestesiando su conciencia y retorciendo cualquier cosa bajo el argumento de “quien obedece, nunca se equivoca”. Argumento que otros ya han utilizado con éxito en situaciones históricas muy conocidas que llegaron al genocidio bajo la excusa de la obediencia debida. Es muy cómodo que venga alguien y te diga que “eso” es la voluntad de Dios.

Sobre la actuación de Dios la cosa es mucho más compleja. Llegas a decir “yo no soporto la idea de Dios”. Mi impresión muy particular es que sobre Dios sabemos poco y seguramente exagero. Lo más probable es que no sabemos absolutamente nada. Y me parece una soberbia increíble que alguien se arrogue algún tipo de autoridad en cuanto al conocimiento de Dios. No soportas la idea de un dios que se han inventado para manipularnos. Yo tampoco. Pero estoy casi seguro de que Dios no se parece a ese dios ni de lejos. Es más, estoy seguro de que muchos están pecando gravemente contra el mandamiento de no tomar el nombre de Dios en vano. Cada vez que alguien viene a decirte Dios quiere esto o lo otro, tal cosa es una ofensa a Dios, esto otro es la Providencia divina, están usando el nombre de Dios en vano, están abusando del nombre de Dios. No hay nadie que tenga autoridad para decirme lo que Dios quiere o no quiere. Lo de apostatar creo que es una rebeldía a esa manipulación. Una querida amiga mía ya lo hizo, y yo no lo hago por pura pereza. Dios es otra cosa.

Puedes hacer muchas cosas. Y en estas páginas hay ejemplos de todo tipo. Se ha hablado mucho de todo esto y no quisiera ser redundante, pero eso no significa que no quiera darte una respuesta. Me encantaría que pudiéramos continuar esta conversación privadamente.

Un abrazo,

Dionisio, el Areopagita.


Publicado el Miércoles, 13 abril 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: Hablar te ayudará mucho. Para Siul.- A.Plaza

040. Después de marcharse
A.Plaza :

Hago mía tu pregunta ¿Qué puedo hacer? y la respuesta me sale rápida, sin necesidad de pensar: Reconstruye y construye tu vida. No pongas tu mirada y mucho menos tus energías en aquello que te ha hecho daño y que sigue haciéndotelo, porque la experiencia me dice que solo conseguirás llenar de odio tu corazón. Incluso aunque tengas razón y precisamente por ello, procura olvidar, perdonar o, al menos, aparcar lo vivido y preocúpate en aprender a ser feliz. Es una asignatura pendiente que requiere dedicarle tiempo. Yo diría que todo el tiempo del que dispongas.

Hablar te ayudará y mucho. Al igual que escuchar. Comparte tu dolor y poco a poco se irá haciendo menor.

Evidentemente no sé nada de tu presente y me resulta difícil ponerme en tu lugar para orientarte, pero si te apetece puedes escribirme aplazavaltuena@gmail.com. Me llamo Arancha.

No es que piense que la obra deba quedar impune cuando ha dejado tantos cadáveres por el camino, pero creo que solo cuando se han curado las heridas y la paz interior se ha instalado en nuestro corazón, se puede actuar con eficacia y sin que repercuta negativamente en nuestra alma y en nuestra vida.

A.Plaza


Publicado el Miércoles, 13 abril 2016
(Leer artículo completo... | )

 Correos: De los niveles de conciencia: El sufrimiento.- Yo

900. Sin clasificar
yo :

Queridos lectores: en este pequeño análisis de los niveles de conciencia en los miembros del Opus Dei, vistas y comentadas, la vergüenza, la culpa y la apatía, hoy nos situaremos en un nivel con algo más de energía positiva – o menos de negativa - , como prefiráis adjetivarlo.

Nos situamos en un nivel logarítmico 75 en el que el sentimiento predominante es el SUFRIMIENTO (De Hawkins, 1995, 2012).

Las personas que transitan en sus pensamientos, sensaciones y emociones, en este nivel, adolecen del gozo y se centran en pensamientos de sufrimiento. Son personas trágicas, desdeñosas, con remordimientos y un gran desánimo. Se acumulan la impotencia, la pérdida, el pesar, desesperación, tristeza, depresión. Sentimiento de ser un perdedor: “no puedo seguir”

Al tener un mayor grado de energía positiva, propia o robada de las personas del entorno, la conciencia puede actuar ya que la mayoría de estos actos son plenamente deliberados y/o voluntarios. Es frecuente entre los numerarios/as y agregados, pulular en estos niveles aun cuando no los exterioricen, muchas veces por el miedo a que dirán, lo cual nos llevaría al nivel superior (escala 100) en donde momentánea o permanentemente el individuo está acosado por el miedo.

Las personas, para poder curar nuestro pasado debemos primero descubrirlo y aceptar que no fue del todo bueno. Es decir, descubrir nuestras sombras. Sólo una vez descubiertas y aceptadas podremos conseguir suficiente energía como para saltar a un nivel superior.

Este es el nivel de tristeza, pérdida y dependencia. La mayoría de nosotros lo hemos experimentado por algún período de tiempo, pero aquellos que permanecen en ese nivel, viven una vida de lamentos y depresión constante.

Este es el nivel del duelo, el luto y remordimiento crónico por el pasado; es también el nivel de los perdedores habituales y el de los jugadores crónicos que aceptan el fracaso como parte de su estilo de vida, a menudo perdiendo trabajos, amigos, familia y oportunidades, así como dinero y salud.

Grandes pérdidas precoces en la vida pueden convertirlo más tarde en una persona vulnerable a la aceptación pasiva del sufrimiento, como si la congoja fuera el precio de la vida. En el Sufrimiento, uno ve tristeza por todas partes: en los niños pequeños, en la vida misma. Este nivel polariza toda la visión de la existencia. Parte del síndrome del Sufrimiento es la noción de que lo que se ha perdido, o lo que eso simbolizaba, es irremplazable. Hay una generalización en este sentido, de manera que se cree que la pérdida de un ser amado equivale a la pérdida del amor mismo. En este nivel, un tipo de pérdida emocional de esta categoría puede desencadenar una depresión seria o hasta la muerte.

Aunque el Sufrimiento es el cementerio de la vida, por lo menos tiene más energía que la Apatía. Por lo tanto, cuando un paciente apático traumatizado comienza a llorar, sabemos que se está mejorando. Una vez que empieza a llorar, comerá de nuevo.

Yo


Publicado el Miércoles, 13 abril 2016
(Leer artículo completo... | )


     Contacta
Si quieres contactarnos, escríbenos a esta dirección:
Nuestra dirección de correo
(Haz click en el sobre)

     Buscar



     Buscar con
Google

en opuslibros

     Documentos por categorías

Libros silenciados

Tus escritos

Documentos internos

Selecciones de escritos

Correos

Recortes de prensa

Recursos para seguir adelante

Homenaje


     Encuestas
Aspectos sociológicos
del Opus Dei


     Videos
Ultima entrevista a Miguel Fisac

Canal OpusLibros en YouTube - Administrado por Spiderman

     Colegios, clubes,...
Colegios, clubes juveniles, colegios mayores y universidades vinculadas al Opus Dei

     Anteriores
Miércoles, 13 abril 2016
· Escritos recomendados.- Agustina
Lunes, 11 abril 2016
· Disculpas por el tabaquismo.- Supo
· Malos tratos psicológicos.- Siul
· Los tiempos y las edades en el Opus Dei.- Ruta
· espirituales y espirituosos.- Curial
· Tabaco.- Pepito
· Escritos recomendados.- Agustina
Viernes, 08 abril 2016
· Club Juvenil.- R3d
· Fumar o no fumar.- Ana Azanza
· Venga tabaco…- Ramón
· El tabaquismo según el Opus Dei.- JaraySedal
· La apatía en los centros del Opus Dei.- Yo
· Escritos recomendados.- Agustina
Miércoles, 06 abril 2016
· Pequeño análisis de los niveles de conciencia en el Opus Dei.- Yo
· De nuevo sobre el tabaquismo como signo de mentalidad laical.- Josef Knecht
· Contestando a Supo.- JaraySedal
· Fomentar no es obligar.- Manzano
· Escritos recomendados.- Agustina
Lunes, 04 abril 2016
· Mi experiencia sobre el tabaquismo.- Supo
· Enseñanza privada.- Pepito
· Escritos recomendados.- Agustina
Viernes, 01 abril 2016
· UNIV, un flashback al pasado.- Lulu
· Más sobre el tabaquismo.- Tomasiano
· Tabaquismo.- Pepito
· Nicotina opusina.- Manzano
· El tabaco sólo para los varones.- Aloevera
· Reacción a un posteo del Colegio Cedros (México) en FB.- UPMexico
· Escritos recomendados.- Agustina
Miércoles, 30 marzo 2016
· Sobre el tabaquismo.- Cooperata
· Escritos recomendados.- Agustina
Lunes, 28 marzo 2016
· Contemplación y acción.- Rocaberti
· Siglo XVI y Contemplativos en la acción.- Isabel de Armas
· Autocrítica o bemoles.- Curial
· Escritos recomendados.- Agustina
Miércoles, 23 marzo 2016
· Próxima actualización.- Agustina
· Los profesores de Gaztelueta apoyan al acusado de abusos.- Aloevera
· ¿Efecto de las redes sociales en la falta de pitajes?.- UPMexico
· Contemplativo en la acción.- Josef Knecht
· Simul in actione contemplativus. Contemplativos en la acción.- Ruta
· Recordando un texto de Teilhard.- Ottokar
· Hablando de todo un poco.- A. Plaza
· Escritos recomendados.- Agustina
Lunes, 21 marzo 2016
· Doctrina ignaciana.- curial
· Escritos recomendados.- Agustina
Viernes, 18 marzo 2016
· ¿Lo conociste?.- Familia Martí
· Gracias.- Pepito
· Dime de qué presumes.- A.Plaza
· Escritos recomendados.- Agustina
Miércoles, 16 marzo 2016
· Película sobre el padre Pedro Poveda.- Josef Knecht
· Colegios de Fomento.- Bastián
· Contestando a Pepito sobre los colegios de Fomento.- JaraySedal
· Escritos recomendados.- Agustina
Lunes, 14 marzo 2016
· Leer CUADERNOS VI para pitar.- Nicanor
· El Opus Dei es pelagiano.- Desconcertado
· Mayor control en las causas de beatificación y canonización.- Sharon Sharia
· Colegios de Fomento.- Pepito
· Escritos recomendados.- Agustina
Viernes, 11 marzo 2016
· ¿Comision de servicio? El delegado del Prelado por aqui.- Salvajamentesincera
· La curia y los abusos.- Ramón
· Oportuna aportación de Sergio Dubrowsky.- Josef Knecht
· Primeras ediciones de Camino.- curial
· Escritos recomendados.- Agustina
Miércoles, 09 marzo 2016
· Las sanciones en la Iglesia.- Sergio Dubrowsky
· Incógnitas sobre la primera edición de Camino.- ElCanario
· Noticia sobre la universidad del Opus Dei LA SABANA.- Hilde
· Apostillas a opiniones sobre el caso Gaztelueta.- Gervasio
· Más comentarios de buena fe.- JaraySedal
· ¿Obró de buena fe la Congregación para la Doctrina de la Fe?.- Josef Knecht
· Escritos recomendados.- Agustina
Lunes, 07 marzo 2016
· Indecis@ que me lees: si no estás segur@, no renueves…- Mediterráneo
· En el Opus Dei las personas son objetos de usar y tirar.- Orange
· Comentarios de buena fe.- JaraySedal
· ¿Paso en falso o paso certero del Papa sobre el caso Gaztelueta?.- Josef Knecht
· Interesante obra teatral.- Ana Azanza
· Escritos recomendados.- Agustina
Viernes, 04 marzo 2016
· ¿Un paso en falso del Papa?.- Haenobarbo
· Clínica Universitaria en Madrid.- Ramón
· Escritos recomendados.- Agustina
Miércoles, 02 marzo 2016
· Matrimonio entre divorciados.- Copinol
· Clínica Universitaria de Navarra en Madrid.- Dédalo

Archivo anterior




Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.253 Segundos