Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 54 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: la Iglesia y los métodos del Opus Dei.- Jorge Santiago

125. Iglesia y Opus Dei
Jorge_Santiago :

¿Hasta cuando eludirá la Iglesia
los métodos del Opus Dei?

Enviado por Jorge Santiago el 31 de diciembre de 2003

En relación al correo de Jorge de Vivero.-

Creo que todos, tarde o temprano, necesitamos un poco de apoyo psicológico. Eso no es pecado ni motivo de vergüenza, sino una aceptación de la realidad de la vida que tiene sus alzas y bajas. Sin duda, muchas personas que han pasado por el Opus Dei necesitan apoyo psicológico -especialmente si fueron socios numerarios o agregados- porque al pasar por esa institución fueron de alguna manera manipulados, sometidos a fuertes presiones de grupo y muchos de ellos abandonados a su suerte al irse de la misma.

Unos sufrieron más que otros, algunos salieron aparentemente ilesos, otros tienen heridas que duran una vida. Quienes han sufrido los efectos de tales prácticas definitivamente se beneficiarían del apoyo de la Iglesia Católica. Lamentablemente, las autoridades de la Iglesia todavía no se han dado cuenta -o no quieren reconocer- que las prácticas sui generis de la pesca submarina pueden dejar heridas. El proceso de canonización de Escrivá de Balaguer está muy reciente como para sacarle los trapitos al sol a su obra, y empañar el concepto de la infalibilidad e imagen del Papa actual. Pero tarde o temprano -como sucedió con los curas pederastas y con Galileo- vendrá una rectificación privada y pública. Dejémonos de pañitos tibios: amenazar de pecado mortal a quien no lo comete, augurarle el infierno y la infelicidad a quienes se marchan del Opus Dei y manipular la amistad con fines proselitistas son acciones que definitivamente no están basadas en el cristianismo tradicional y pueden provocar traumas psicológicos, especialmente entre jóvenes con poca experiencia de vida.


Por otra parte, yo creo que sí se puede -y en muchos casos- se debe vivir en contra de algo, sin que ello sea prueba de un desajuste psicológico o constituya un error. Debajo de la intención aparentemente negativa de un criticismo, con mucha frecuencia se encuentran objetivos positivos y encomiables. A manera de ejemplo, quienes están en contra de la manipulación de la amistad pueden están a favor de la amistad sincera, aquella que no está condicionada a tu relación con una institución. De igual manera, quienes están en contra de que se reclute o se comprometa de por vida a menores de edad suelen estar a favor del respeto a la conciencia aún no formada y al derecho de los padres a intervenir en la educación de sus hijos.


El fin no siempre justifica los medios y quienes critican los medios y las prácticas cuestionables del Opus Dei no están necesariamente en contra de los fines originales del cristianismo. Sería estupendo que el Opus Dei -como la Iglesia institucional lo ha hecho- aceptase y corrigiese sus imperfecciones. Yo estoy convencido que con un poquito de ayuda y presión de la Iglesia, el Opus Dei y sus directores podrían evolucionar y abandonar las prácticas heredadas de los aspectos negativos de la personalidad de Escrivá de Balaguer. Mucho bien le haría a la Iglesia que el Opus Dei y otras instituciones hiciesen más énfasis en los objetivos, métodos y personalidad de Jesucristo que en los objetivos, métodos y personalidad de sus fundadores.


Jesucristo dejó las cosas muy claras: "Yo soy la Vid verdadera, y mi Padre el viñador." El resto son ramas, pero algunas ramas quieren hacer las cosas a su manera y lucir como si fueran la Vid. Escrivá de Balaguer no quería que le tocasen su obra, la quería independiente de los obispos locales y luchó para que el Opus Dei recibiese de la Iglesia la personalidad jurídica apropiada para tales fines. Me parece que por ser una Prelatura Personal que goza del apoyo del Papa, los obispos y otras autoridades de la Iglesia tienen algunas dificultades para hacerle una corrección fraterna al Opus Dei, mucho menos un ajuste. Unos por miedo, otros por no mortificar a un Papa enfermo y muchos para no opacar la imagen de la Iglesia y su nuevo santo prefieren callar. Mientras las cosas no cambien, tendrá que ser el Viñador mismo y algunas almas caritativas que cuiden de quienes resultaron y resultarán heridos por los métodos de la pesca submarina.


Publicado el Jueves, 01 enero 2004



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 125. Iglesia y Opus Dei


Noticia más leída sobre 125. Iglesia y Opus Dei:
El Opus Dei, Instituto Secular (III): Conmemorando las bodas de plata.- Idiota


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.226 Segundos