Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 51 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: A Gervasio: gracias por tu respuesta.- El Cid Campeador

125. Iglesia y Opus Dei
ElCidCampeador :

La historia de todo extremismo es de una monotonía verdaderamente triste: consiste en tener que ir pactando con todo lo que había pretendido eliminar

(Ortega y Gasset en su obra “En torno a Galileo”)

Apreciado Gervasio:

Muchas gracias por tu respuesta. Me quedo con el párrafo:

Lo de la “prelatura personal” no da más de sí. La ciencia canónica tiene cosas más importantes y de más enjundia en que ocuparse, incluidas las referidas al propio Opus Dei. A la Obra le quedan muchos flecos jurídicos pendientes de arreglo en su propia casa. Que se ocupen de ellos. Que dejen de pretender batallar épicamente frente a la incomprensión y animadversión de agentes externos. 

También me ha gustado la anécdota del maletín y el cabás. La interpreto como que no debemos sucumbir a la logomaquia. Y también me ha gustado la distinción entre finalidad y fin, genéricos y específicos.

La cita de Platón es obiter dicta y pienso que no entendiste el sentido. Platón no tenía inquina a médicos y juristas, pero sí a la inflación de médicos y juristas (pulular es abundar: pululan las multitudes). Yo lo aplico a este caso:

-           por el aumento de enfermedades mentales en el Opus (se ha escrito mucho sobre ello en esta web y he sido testigo en los centros donde he vivido) y como nos recuerda Gadamer natura parenta vincitur. Lo que provoca enfermedad no puede ser bueno (tranquillus Deus transquillans omnia, San Bernardo).

-          la parte de los abogados es debida al gran número de juicios en la Grecia clásica que tuvo su principal manifestación en el siglo IV a C cuando los juicios desbancaron al teatro y se convirtieron en los reality shows de la época (no te hablaré de Hesíodo y Los trabajos y los días ni de Aristófanes y Las avispas, una crítica a la sobrejudicialización de la vida griega porque no es el lugar, o de Sócrates y la Apología o el Critón de Platón).  En todo caso el derecho romano no ha sido la primera palabra ni la última palabra en derecho.  Esta segunda parte de la cita la utilizo por la cantidad de canonistas que hay en el Opus y por la cantidad de tinta y de charlas que se emplean en aclarar muchos aspectos de su configuración jurídica y espiritual que acaban más oscurecidos que antes de aclararlos (todavía no nos podemos explicar algo tan básico como la dirección espiritual en el Opus Dei, simplemente porque no existe ya que se reduce a manipulación).

En todo caso, la cita de Platón era para dar un poco de salsa a la aportación y recurrir a un argumento de autoridad.

Dicho esto, y teniendo en cuenta que según datos de la prelatura, al año 2017, el Opus Dei cuenta con 2.083 sacerdotes en el mundo y un total de 92.600 miembros aproximadamente, estos problemas se deberían arreglar ipso facto. El período fundacional ya terminó hace tiempo y es una vergüenza que la situación sea la que es. Es sobre todo una injusticia hacia todos los miembros de la Prelatura, especialmente numerarios y sacerdotes numerarios. Y aquí no me valen argumentos esotéricos (también llamados sobrenaturales). En mi opinión, la actual situación confusa es aprovechada por los directores de la Prelatura para hacer lo que les da la gana con sus miembros, dejándolos frecuentemente en una situación de desamparo, como se está demostrando en esta web. 

Y la Iglesia católica, de la que formo parte, tiene un importante papel porque el éxito de Opus Dei se fundamenta en ser parte de la Iglesia y estar bendecida por ella. Me sabe muy mal que digas La ciencia canónica tiene cosas más importantes y de más enjundia en que ocuparse. Habiendo sido durante más de 30 años miembro del Opus Dei para mí la configuración jurídica del Opus Dei, qué es el Opus Dei, es la cosa más importante de la que la ciencia canónica debería preocuparse. Sin saber esto ningún miembro de la obra puede santificarse, porque la santificación consiste en cumplir sus deberes con esa institución. A lo mejor también tenían cosas más importantes de las que ocuparse con los Legionarios de Cristo y mira por donde les ha salido todo y cuántas vidas engañadas y defraudadas.

¿Por qué pregunto a los canonistas? Porque el derecho canónico es un sistema y la obra una pieza de ese puzle. En un puzle no hay tantas maneras de encajar y pregunto a alguien que conozca el sistema cómo puede encajar ahí el Opus Dei.

Al Fundador le gustaba mucho el evangélico y socrático discite benefacere (aprended a hacer el bien) ¿Cómo se va a santificar alguien en el cumplimiento de sus deberes si desconoce estos deberes? Recurro de nuevo a la autoridad con una cita del Critón de Sócrates que enlaza con tu aportación titulada “Y ahora qué ¿lo que vaya saliendo?

¡Ojalá que la mayoría fuese capaz de hacer los más grandes males para que también fuesen capaces de hacer los más grandes bienes! Esto estaría bien. Sin embargo, no son capaces de ninguna de las dos cosas. Pues, no siendo capaces de hacer a nadie sensato ni insensato, actúan al azar.

No hay norma: hay arbitrariedad a la que se quiere transferir autoridad fundándola en la vida de San Josémaría, cuyo relato ha sido llevado a niveles de paroxismo tremendos, tan alejados de lo ordinario que produce rechazo a las personas que no han crecido en este ambiente. Me recuerda mucho a un personaje de Alejo Carpentier, el Mackandal de El Reino de este Mundo y su versión de lo real maravilloso: lo real (razón), que siendo real, es maravilloso (sobrenatural). Mackandal convenció a millares de esclavos de que tenía poderes para transformarse en animales de toda índole y que seguía entre ellos después de muerto. En la obra, a falta de argumentos racionales, se recurre a lo real maravilloso y sus miembros tienen dos opciones: o están atontados como los seguidores de Mackandal, o hace tiempo que han desconectado y viven otra vida, haciendo bulto en la Prelatura.

El Cid Campeador




Publicado el Viernes, 22 septiembre 2017



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 125. Iglesia y Opus Dei


Noticia más leída sobre 125. Iglesia y Opus Dei:
El Opus Dei, Instituto Secular (III): Conmemorando las bodas de plata.- Idiota


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.088 Segundos