Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 54 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Correos: Supuestos incorrectos en el mensaje de Antiguo sobre los divorciados.- Abel

900. Sin clasificar
Abel :

El tema es quizás un poco off-topic, y si Agustina considera que no va para el sitio, no es problema, pero puesto que se publicó la "advertencia" de Antiguo sobre los que (supuestamente, según su lectura) nos centramos en el "seguimiento de Francisco", aparentemente opuesto al seguimiento de Jesús, representado, ¡cómo no!, por la interpretación auténtica de Antiguo, entonces preferiría poder salir al cruce en este tema que toca a varias cuestiones que hacen a la presencia de la Iglesia en las condiciones de nuestro mundo.

El breve mensaje de Antiguo contiene varios supuestos, que no son correctos, o no lo son sin matices:

-Que todo divorciado y vuelto a casar está en pecado mortal...



La condición de "estar en pecado mortal" no proviene solo de la materialidad del acto. Un acto puede estar invariablemente clasificado dentro de los pecados graves, sin que necesariamente quienes lo realizan caigan en pecado mortal (lo contrario también es posible, como el que da limosna para hacerse ver: dar limosna es un acto virtuoso, que se convierte en pecado mortal por la intención del que lo realiza).

En rigor nunca podemos decir de nadie que esté en pecado mortal, sin que implique que los actos como tales no puedan ser clasificados como pecados graves, porque para que haya pecado debe haber materia, intención y libertad, y de las dos segundas no podemos juzgar desde la generalidad de la ley.

Por tanto puede ser que acertemos en muchos casos al presumir que quienes objetivamente están en situación de pecado, lo están efectivamente; pero también aciertan en muchos casos quienes presumen lo contrario.

Para saber qué es mejor presumir debemos hacer un juicio prudencial que comprende la caridad hacia el que posiblemente esté en pecado, junto con la necesidad de evitar el escándalo, etc.

"Juicio prudencial" es moral de la vieja, no es nada nuevo, es lo contrario de estos linchamientos generales de la población en la que se determina que este colectivo, por el hecho de serlo, está en pecado mortal.

-En segundo lugar hay un equívoco en el mensaje de Antiguo, que lo comparten muchas personas, tanto a favor como en contra de la línea trazada por el cap. VIII de la Amoris Laetitia: en ningún momento ni el Papa como opinión privada, ni el Magisterio, han declarado que la materia de pecado grave en este caso haya cambiado: la nueva unión después de un divorcio sigue siendo materia de pecado grave, precisamente apoyándose en la bastante explícita enseñanza de Jesús.

Pero Jesús enseñó también muy explícitamente que su Cuerpo y su Sangre son para todos, y que él no vino para los justos, sino especialmente para los pecadores. Eso también es enseñanza explícita de Jesús, incluso diría que con más título que la otra, porque esto está repetido en más cantidad y profundidad en todo el Evangelio.

¿Qué hacer en este caso? Es función de la Iglesia establecer una "disciplina penitencial" es decir, las condiciones bajo las cuales los hombres, que somos todos pecadores, podemos acceder a la comunión eucarística.

Ningún intento de disciplina penitencial ha conformado nunca a todos, para algunos es siempre algo restrictivo, para otros es siempre demasiado laxo. Lo cierto es que la disciplina penitencial proviene de "juicios prudenciales" (nuevamente, los dichosos) que la Iglesia fue encargada de hacer cuando Jesús le dio la potestad de perdonar y retener pecados.

Por ejemplo, san Pablo, que se cortaba bastante solo -como todos saben-, estableció en sus comunidades una disciplina penitencial eucarística bastante curiosa y moderna, en un pasaje que invariablemente se cita por la mitad. Él dice: 

"Por tanto, quien coma el pan o beba la copa del Señor indignamente, será reo del Cuerpo y de la Sangre del Señor." (1Cor 11,27)

Así que parece que Antiguo tiene razón en fulminar a los que "están (según él) en pecado mortal". Pero resulta que el versículo inmediato siguiente dice "Examínese, pues, cada cual, y coma así el pan y beba de la copa." (1Cor 11,28)

En realidad el pasaje no habla de estar en pecado mortal de cualquier manera sino en cierta falta específica, que es la falta a los bienes en común de los que venía hablando, pero es cierto que en la tradición interpretativa este pasaje siempre se ha ampliado para que abarque cualquier tipo de pecado (en la práctica: para los pecados sexuales, porque al asunto de los bienes en común entra poco en nuestros exámenes de conciencia), y es el fundamento de la disciplina eucarística que impide acceder a ella en pecado mortal.

Pero como cualquiera puede ver, san Pablo tiene un criterio muy propio: examínese cada uno y discierna el Cuerpo, y entonces coma (o no).

La Iglesia tiene completa legitimidad como para explorar criterios de comprensión de las enseñanzas de Jesús, y ayudarse, por ejemplo, con el versículo 27 de 1Cor 11 en una época, y apoyarse más en el v. 28 en otras.

Es bastante distinto a sugerir que seguir las "opiniones" de Francisco (como si la Amoris Laetitia fuera una entrevista en el avión) viene a ser como la patrolatría usual en los ambientes del Opus. 

Muchas gracias por esta magnífica página.

Abel




Publicado el Viernes, 16 junio 2017



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 900. Sin clasificar


Noticia más leída sobre 900. Sin clasificar:
Hay gente que con solo decir una palabra. A Claudia.- Felipe


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.442 Segundos