Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 57 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Carta del Padre con ocasión del 19 de marzo.- Ramana

010. Testimonios
ramana :

¡Queridísimos!, ¡Que Jesús nos guarde a todos, hijas e hijos míos!

Me pongo, por primera vez por escrito, en contacto con todos vosotros para enviaros mi bendición, pedir vuestras oraciones y desarrollar brevemente las pautas de mi gobierno como Prelado, durante los próximos y esperanzadores tiempos para la Obra, la Iglesia y el Mundo.

Esperanzadores porque se abre una nueva etapa en la que sin miedo, ni pudor, haremos hondo examen de conciencia sobre nuestra manera de vivir el evangelio y la caridad intra y extra eclesial. Todo lo que aquí os expongo ha sido consultado con el Consejo y la Asesoría, a partir de ahora Consejería, como ya quiso nuestro querido don Javier, unificando dos ramas que, juntas y revueltas, gobernarán ahora la Obra mirando por el bien de las almas todas. Yo me limitaré a ser, con vuestra ayuda, el prae-latus, es decir el que va delante, el primero en tirar de este carro cuyas ruedas, sí hijas e hijos míos, se han ido oxidando y chirrían ya demasiado: ¡es un secreto a voces nuestra falta de vocaciones, la tristeza con que muchos de vosotros arrastra su pertenencia a nuestra Obra! Es hora de que asumamos todos nuestra responsabilidad para engrasar (es decir, ungir) sus ejes. Como os decía, todo lo que dispongo ha sido consultado, y consensuado, con la Consejería e informado el Santo Padre.

Paso a referiros las actuaciones y decisiones que, con fecha 19-3-17, entrarán en vigor para todos aquellos que están bajo mi jurisdicción.

1.- Queda disuelta la así llamada categoría de Numeraria Auxiliar: a partir de ahora mis hijas que lo deseen y quieran seguir trabajando en labores domésticas serán dadas de alta en la seguridad social y recibirán un sueldo digno por las nunca más de 35 horas laborales semanales que desempeñen en nuestros centros o en las mansiones de ciertos supernumerarios que puedan asumir el gasto.

2.- Queda periclitada la categoría de Agregado. Las hijas e hijos que pertenezcan a esa categoría pasarán a la de supernumerarios, o, si es el caso, de numerarios. Los mayores de 65 años recibirán una pensión digna, con mi agradecimiento por los años de servicio y podrán, si lo desean, porque se han quedado solos, vivir en un centro de la obra, atendidos por empleados del hogar, o, coyunturalmente, hermanas nuestras que libremente decidan llevar a cabo ese trabajo. Todos ellos deberán, eso sí, reconciliarse con sus familias, a las que han abandonado por un malentendido espíritu y, en su caso, pedir perdón. Yo mismo me comprometo a hacerlo personalmente o por carta.

3.- Los y las numerarias, sobre todo, pero cualquiera de los miembros, lleven en la Prelatura el tiempo que lleven, ese día, decidirán libremente si quieren seguir siéndolo. Para ello, volverán a escribir una carta al Padre en la que se comprometen a dedicar su vida a los demás buscando a Dios en la santificación de su trabajo profesional. Salvo excepciones contadas y siempre consultadas con la persona, y nunca por más de dos años, ningún numerario se dedicará a “labores internas”, sino que vivirá como uno más entre la gente, allí donde más se le necesite. Por eso, desde ya, siguiendo la línea apostólica trazada por Francisco, los centros se reabrirán en los lugares más pobres y necesitados de cada país. Ahí seremos levadura y buena noticia junto a los más necesitados. En vez de “visitas de pobres”, viviremos con ellos y como ellos.

4.- Quedan hasta nueva orden suspendidas las ordenaciones de sacerdotes miembros. Fomentaremos las comunidades parroquiales y todos mis hijos que lo deseen se podrán incardinar como párrocos. Yo mismo iré, cuando me lo permitan las labores de gobierno, como coadjutor a una comunidad popular de las afueras de Roma que me ha recomendado el Obispo de la Urbe (Francisco).

5.- Desde ese día, nuestra Obra deja de ser un Jardín de infancia. Nadie que no haya cumplido 18 años podrá plantearse su vocación, primero como postulante, durante seis meses, una vez hecha la admisión, y al año, si es el caso, la oblación, ésta se renovará cada 19 de marzo, según costumbre, libremente, hasta la incorporación definitiva. Los primeros 18 meses serán, pues, de hondo discernimiento y servirán para enseñar bien a quien ha solicitado libremente su incorporación, sobre todo con el ejemplo, el espíritu de nuestra Obra. Si tras ese tiempo, nuestro hermano aspirante decide no seguir, la Obra mantendrá, con quienes los deseen, el contacto propio de una institución libre, sana y abierta a todos. Dejo para una próxima carta la profunda y sincera petición de perdón a todos nuestros hermanos que han abandonado la institución y se les ha dado la espalda. Dejadme deciros, con inmenso dolor, que es lo peor que hemos hecho en estos años de tibieza y, al mismo tiempo, dureza de corazón.

5.- En breve recibiréis el nuevo plan de vida. Os adelanto que la idea es volcarnos en la contemplación y abandonar la piedad volcada en la mera y mecánica repetición de preces. Quiero hijos “contemplativos en medio del mundo”, por eso, en vez de Círculos, habrá clases de yoga y meditación en cada centro. La dirección espiritual la llevarán solo aquellos hermanos nuestros sacerdotes que han estudiado psicología y se sientan preparados para ello, y siempre y solo para casos concretos en que se tengan dudas o se requiera una ayuda específica. Queda prohibida la charla semanal y, por supuesto, cualquier informe en que se manosee con noticias íntimas el alma de mis hijos. Queda asimismo suspendida para siempre la mortificación física, masoquismo insano que se ha cobrado ya demasiadas víctimas psicológicas entre nosotros. Ya podéis hacer un hatillo y almoneda con cilicios, disciplinas y demás archiperres, físicos y mentales. Adiós a las tablas, hijas mías. La vida encarnada ya es suficientemente onerosa, la verdadera mortificación está en aceptar las cosas como vienen y, a ser posible, con una sonrisa.

6.- Para nuestros hermanos tristemente enfermos he decidido, en la medida de lo posible, suprimir o atemperar la medicación a base de química y comenzar a proveer nuevas formas de terapia en que se ayude al paciente a cohonestar la psicológico con los síntomas físicos.

7.- Y por último, y lo más importante: hijos míos, se acabó la doble vida. Nunca más una hija, un hijo mío “mentirá” en sociedad porque se avergüenza de su falsa condición laical. Habrá charlas específicas en cada centro para erradicar el “doblepensar” y para sentirnos, nada más, y nada menos, que cristianos corrientes en medio de un mundo desnortado al que vamos a dedicar toda nuestra apasionada vocación de miembros de la Obra.

Pido a Dios nuestro Padre que está en los Cielos nos ayude a tener coraje para llevar a buen puerto esta refundación. La Obra, la Iglesia, el Mundo nos lo están pidiendo a gritos.

Os abraza a cada una, a cada uno, vuestro Hermano mayor

F.




Publicado el Lunes, 13 marzo 2017



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 010. Testimonios


Noticia más leída sobre 010. Testimonios:
Diecinueve años de mi vida caminando en una mentira: OPUS DEI.- Ana Azanza


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.792 Segundos