Catecismo del Opus Dei. 8ª Edición, 2010 (IV).- Agustina
Fecha Viernes, 16 julio 2010
Tema 110. Aspectos jurídicos


PARTE I
FUNDACIÓN, NATURALEZA Y FIELES DEL OPUS DEI 

 

Art. 4. Itinerario jurídico de la Obra

         30. - ¿Cuándo se fundó el Opus Dei?

         El Opus Dei se fundó en Madrid, el día 2 de octubre de 1928, fiesta de los Santos Ángeles Custodios; y, también por designio de Dios, la labor con mujeres comenzó el 14 de febrero de 1930.

22

            Desde el primer momento, nuestro Padre contó con la bendición y con la aprobación del Obispo diocesano competente, que era el de Madrid-Alcalá, don Leopoldo Eijo y Garay.

         31. - ¿Cuándo fue aprobado el Opus Dei como Pía Unión?

         El Opus Dei fue aprobado como Pía Unión, por el Obispo de Madrid-Alcalá, el día 19 de marzo de 1941, fiesta de San José.

         32. - ¿Por qué pasó tanto tiempo desde la fundación de la Obra, hasta que fue aprobada como Pía Unión?

         Pasó tanto tiempo desde la fundación de la Obra, hasta que fue aprobada como Pía Unión, porque la realidad del Opus Dei no encajaba en el Código de Derecho Canónico entonces vigente.

            Nuestro Padre, fiel a la Voluntad divina, esperaba que llegase una oportunidad providencial, para darle cauce jurídico adecuado, consciente de que el camino no sería fácil. Mientras tanto, la Obra se desarrollaba con la gracia de Dios y la heroica correspondencia de nuestro Fundador. En el año 1941 –había comenzado la incomprensión de los buenos–, nuestro Padre, a instancias del Obispo de Madrid, decidió aceptar la aprobación como Pía Unión, tomando las oportunas cautelas para que este paso no perjudicara, más tarde, la forma jurídica definitiva. Con este fin, pidió al Obispo que, al aprobar la Obra, no la erigiera canónicamente: de este modo, se reflejaba mejor la índole provisional de esta configuración. El Obispo atendió gustosamente esa sugerencia.

23



         33. - ¿Cuándo tuvo su comienzo la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz?

         La Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz, por inspiración divina, tuvo su comienzo, en Madrid, el día 14 de febrero de 1943.

         34. - ¿Cuándo recibió la Obra el nihil obstat de la Santa Sede, para que pudiera ser erigida canónicamente, como Sociedad de derecho diocesano?

         La Obra recibió el nihil obstat de la Santa Sede, para que pudiera ser erigida canónicamente, como Sociedad de derecho diocesano, el día 11 de octubre de 1943, que entonces era la fiesta de la Maternidad de la Santísima Virgen.

         35. - ¿Cuándo fue erigida canónicamente la Obra, por primera vez?

         La Obra fue erigida canónicamente, en Madrid, el día 8 de diciembre de 1943, fiesta de la Inmaculada Concepción.

            Nuestro Padre decidió aceptar en esa ocasión la erección canónica de la Obra –porque entre otros motivos– era el único medio para que se resolviera adecuadamente, por el momento, la incardinación de los sacerdotes al Opus Dei, al mismo tiempo que se salvaguardaba explícitamente la naturaleza secular y laical de nuestro trabajo; y porque parecía que así se podría más fácilmente resistir la persecución, promovida por algunos católicos y no católicos, que desde hacía años arreciaba, y que puso de relieve la heroica caridad de nuestro Padre en medio de incontables sufrimientos, llevados siempre con paz, con alegría y con una profunda humildad.

24

         36.- ¿Cuándo recibió el Opus Dei el Decretum laudis?

         El Opus Dei recibió el Decreto laudis el día 24 de febrero de 1947, entonces fiesta de San Matías; y pasó a ser un Instituto Secular de derecho pontificio.

            Fue, por tanto, aprobado por la Santa Sede con arreglo a la ley peculiar contenida en la Constitución Apostólica Provida Mater Ecclesia, promulgada por el Santo Padre Pío XII, en la fiesta de la Purificación de Nuestra Señora, el día 2 de febrero de 1947.

            Antes, la Obra había recibido de la Santa Sede, en 1946, un documento de alabanza de los fines. También se habían concedido indulgencias, con el Breve Apostolico Cum Societatis, de 1946, y con el Breve Apostólico Mirifice de Ecclesia, de 1947.

         37. - ¿Cuándo recibió la Obra la aprobación definitiva de la Santa Sede?

         La Obra recibió la aprobación definitiva de la Santa Sede el día 16 de junio de 1950, fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, por medio del Decreto Primum inter.

         38. - ¿Qué representó para la Obra la Constitución Apostólica Provida Mater Ecclesia?

         La Constitución Apostólica Provida Mater Ecclesia proporcionó unas cuantas ventajas, pues se consiguió una aprobación canónica; a la vez, trajo graves inconvenientes, al no responder ese cauce legal a las exigencias de la naturaleza de la Obra.

            Esa Constitución sirvió para que la Santa Sede, al aprobar los Estatutos del Opus Dei, reconociera que los fieles de la Obra no eran religiosos y que, por tanto, no se les podía aplicar el derecho de los religiosos; pero, al mismo tiempo, se debía seguir dependiendo de la Sagrada Congregación de Religiosos y obligaron a introducir, en los Estatutos

25

del Opus Dei, determinados requisitos y expresiones terminológicas, exigidas por las normas internas de esa Congregación, que eran radicalmente opuestos a la esencia y a la naturaleza propias de la Obra. Nuestro Fundador no tuvo más remedio que conceder, sin ceder, con ánimo de recuperar; pero consiguió que, junto a esas incongruencias, se afirmara de manera precisa la verdadera substancia de la vocación propia de los fieles del Opus Dei.

            En ese documento pontificio confluyeron dos corrientes teológicas y jurídicas. Una, que tendía a dar a los nuevos institutos el estado de perfección, y a configurarlo con la profesión de los consejos evangélicos, que ahora ha cristalizado en lo que se llama vida consagrada; y otra, que obedecía al fenómeno jurídico y teológico del Opus Dei, que afirmaba –sin pretender ni desear ningún estado de perfección– el contenido teológico, ascético y apostólico de la secularidad, sin ningún cambio de estado de las personas. Muy poco pudo conseguir nuestro Fundador, y se llegó a un resultado de compromiso, con el que la Obra quedaba metida en unos moldes que no le correspondían.

         39. - ¿Cuál era la forma jurídica que nuestro Fundador deseaba para la Obra?

         La forma jurídica que, desde los primerísimos años, nuestro Fundador deseaba para la Obra, era la de una estructura secular de jurisdicción personal.

            Con esta configuración jurídica definitiva, no ha cambiado en nada ni el espíritu, ni la manera específica de los apostolados del Opus Dei  y la Obra permanece dentro del derecho común, sin privilegios y tal como nuestro Fundador, movido por Dios, deseaba y dejó claramente definido en todos sus aspectos, muchos años antes de que el Señor lo llamara al Cielo.

         40. - ¿Cuándo fue erigida la Obra en Prelatura personal?

         La Obra fue erigida en Prelatura personal el día 28 de

26

noviembre de 1982, mediante la Constitución Apostólica Ut sit del Santo Padre Juan Pablo II.

            Para llegar a esta situación definitiva, en el Opus Dei se ha rezado diariamente durante más de cincuenta años, y nuestro Fundador ofreció al Señor incluso el sacrificio de no verla realizada aquí en la tierra. Dios quiso que esta solución tan esperada fuera concedida en vida de don Álvaro, primer sucesor de nuestro Padre.

            Quien vea ahora, a la vuelta de tantos años, cómo se ha recorrido el camino jurídico –porque no había ninguno hecho que fuera adecuado para la naturaleza y para el espíritu del Opus Dei-, si conoce además lo más elemental de la historia de la Obra, se pasmará al considerar la claridad y la firmeza con que, andando por esos atajos hasta encontrar el verdadero cauce, siempre nuestro Padre supo afirmar en cada caso la manera de ser que Nuestro Señor ha señalado a su Obra; y siempre pudo así dar fuertes pasos adelante, confirmando el querer de Dios, mientras se preparaba el camino apropiado: la solución jurídica definitiva. Nunca debe cesar entre los fieles de la Prelatura el agradecimiento al Señor, que guió a nuestro Padre y lo llenó de luces y de fortaleza para hacer la Obra de Dios.

 

Art. 5. Patronos y obras

         41. - ¿Qué Patronos principales tiene el Opus Dei?

         El Opus Dei tiene por Patronos principales a la Virgen Santísima, a la que como Madre de la Obra venera, y a San José, esposo virginal de María.

       A la Virgen y a San José está encomendada la Obra entera.

       (Cfr. Statuta n. 5)

27

         42. - ¿A qué otros Patronos acuden los fieles de la Prelatura?

         Los fieles de la Prelatura acuden también al patrocinio de los Arcángeles San Miguel, San Gabriel y San Rafael, y de los Apóstoles San Pedro, San Pablo y San Juan.

            A los santos Arcángeles y Apóstoles se encomiendan con especial devoción cada una de las direcciones concretas de apostolado de los fieles del Opus Dei.

            (Cfr. Statuta, n. 5)

         43. -¿Por qué labor apostólica se reza a San Miguel y a San Pedro?

         A San Miguel y a San Pedro se reza por la formación de los Numerarios y Agregados del Opus Dei.

            Esta labor, con la que se procura sostener y mejorar el espíritu de los Numerarios y Agregados, se llama obra de San Miguel.

         44. - ¿Qué labor apostólica se encomienda a San Gabriel y a San Pablo?

         Se encomienda a San Gabriel y a San Pablo la formación de los Supernumerarios y el apostolado que los Supernumerarios desarrollan.

            Esta labor, con la que se conserva y mejora el espíritu de los Supernumerarios y sus actividades apostólicas, se llama obra de San Gabriel.

         45. - ¿Qué labor apostólica se encomienda al patrocinio de San Rafael y de San Juan?

28

         Al patrocinio de San Rafael y de San Juan se encomienda el apostolado de los fieles del Opus Dei con la juventud.

            Esta labor se llama obra de San Rafael.

         46 - ¿Hay también otros santos Intercesores, para algunas necesidades apostólicas concretas del Opus Dei o de sus fieles?

         Hay también otros santos Intercesores, para algunas necesidades apostólicas concretas del Opus Dei o de sus fieles: San Pío X, el Santo Cura de Ars –San Juan Bautista María Vianney-, Santo Tomás Moro, San Nicolás de Bari y Santa Catalina de Siena.

            A la intercesión de San Pío X, del Santo Cura de Ars y de Santo Tomás Moro, se encomiendan respectivamente las relaciones de la Obra y de sus miembros con la Santa Sede, con los Reverendísimos Ordinarios de los lugares y con las autoridades civiles.

            A San Nicolás de Bari, las necesidades económicas que se presentan para emprender, sostener y desarrollar los apostolados que realizan los miembros de la Obra.

            A la intercesión de Santa Catalina de Siena, que amó con obras y con la verdad a la Iglesia de Dios y al Romano Pontífice, se encomienda el apostolado de la opinión pública, que los fieles de la Prelatura desarrollan en todo el mundo: y se le pide que les confirme en el espíritu de sinceridad, sencillez y verdad, que es tan propio de la Obra.

29

* * * * * * * * * *

Catecismo completo   

Anterior: Parte I. Fundación, naturaleza y fieles del Opus Dei. Capítulo I. El Opus Dei. Art.2: El Fundador del Opus Dei. Art. 3: Misión y medios.

Siguiente: Parte I. Capítulo II: Fieles y Cooperadores de la Prelatura. Art. 1: Fieles; Art. 2: Cooperadores.







Este artículo proviene de Opuslibros
http://www.opuslibros.org/nuevaweb

La dirección de esta noticia es:
http://www.opuslibros.org/nuevaweb/modules.php?name=News&file=article&sid=16518