Perseverancia y miedo. Un despido tras dejar de ser numerario.- Nicanor
Fecha Miércoles, 14 julio 2010
Tema 010. Testimonios


Síntesis: la presente carta ha sido modificada pero guarda la sustancia del autor de la misma que fue numerario durante décadas y, al dejar de serlo – aún teniendo ciertas esperanzas de seguir en ella - fue despedido de la misma cuando cambiaron al Director General de tal empresa que, le apodaré, HELLBOY.

Dice así la carta de EX NUMERARIO:

Estimado MENGANO (Nota del autor: supernumerario):

Es referente a mi continuidad en esta Empresa. Recordemos la historia. A interés de SULTANO para trabajar allí - de un modo estable – rechacé otras opciones de trabajo. Recuerdo en concreto que abandoné un proceso para ingresar a CHULPIS SAC, entonces un magnífico campo de desarrollo. Me entrevistó tu actual Jefe y fui aceptado (Nota del autor: SULTANO es numerario de la Comisión Regional)...   



Me trasladé a esta ciudad (ya para ese entonces tenía dos años y medio de vinculación al Opus Dei) para un trabajo de corto plazo. Me presenté nuevamente a otras empresas pero las rechacé porque BERENCEJO me pidió seguir colaborando. Acepté (Nota del autor: BERENCEJO es numerario de la Comisión Regional).

Fui trabajando en las áreas que me fueron indicadas a pesar que recibía constantes ofertas de trabajo de otras empresas, pero mi compromiso era con la Institución que tienes a bien dirigir.

Hace unos años rompí mi vínculo contractual con el Opus Dei, como ya te he comentado con anterioridad. Curiosamente, se inicia un proceso de hostigamiento que ya te he comentado tras diez años sin haber recibido ninguna anteriormente.

Contigo hemos revisado mi desempeño y productividad. Objetivamente no hay nada imputable. A pesar de todo me siguen llegando quejas semanales de mi colega CLODOVEO
(Nota del autor: otro numerario). Así ya voy varios meses y entenderás que esto supone desgaste mental y físico.

Recuerdo cuando en la reunión del Directorio comentaste mi asunto. Solicité reunirme con el Presidente (Nota del autor: numerario) para que me aclarase si querían que me quedase en la empresa. No hubo respuesta.

Te debo mucho por ser tan sincero conmigo y comunicarme que te han solicitado que ya no intervengas más en este asunto. Sí, el problema radica en mi desvinculación con el Opus Dei. Que sepas que sigo muy identificado con esta empresa y espero que esta situación se normalice.

Gracias por todo,

EX NUMERARIO


Nota del Autor: meses después, cambian de Directorio e ingresa HELLBOY como Presidente. Convoca a EX NUMERARIO e intenta hacerle entender que la MISIÓN y VISIÓN de la Empresa no pueden llevarse a cabo sin tener ya el espíritu del Opus Dei. Tema totalmente irregular dentro de la supuesta praxis en que toda persona puede santificar y santificarse a través del trabajo ordinario sin poseer aquello que denominan “una específica llamada” dentro de esta vocación universal. En una visita del Prelado del Opus Dei – HELLBOY – cortésmente le envía una invitación que dice así:

Estimado EX NUMERARIO,

Con gran alegría quiero participarte que estará en nuestro país (…) Mn. Javier Echevarría, Obispo Prelado del Opus Dei (…) en el año (…) se realizó una tertulia, es decir, una reunión familiar (…) A esta reunión estás cordialmente invitado, con tu familia, y se te proporcionarán las invitaciones correspondientes a tu solicitud (…) Me encantaría que puedas asistir, porque podrás escuchar de las fuentes las ideas fundamentales que procuramos transmitir (…) acerca de la santificación del trabajo ordinario, que es el mensaje nuclear del espíritu del Opus Dei.

Con un fuerte abrazo,

HELLBOY
(Nota del autor: el que le echó de su empleo por haber perdido el “espíritu” que santifica el trabajo ordinario o sea, dejar de ser numerario).

Nota del autor: queda una pregunta sin resolver. En las instituciones y empresas dirigidas por numerarios, ¿La santificación del trabajo sólo es posible siendo miembro de la Prelatura o aceptando ser Cooperador tras disolver el Contrato?, ¿Cómo menciona GERVASIO en su excelente artículo “El dolo en el Opus Dei”, al parecer las instituciones pertenecientes al Opus Dei o en las que un o unos numerarios compongan la Junta Directiva, copiarán la praxis del Opus que diariamente se les repite en los medios de formación para numerarios: Carisma, Gobierno, Legislación y Fundador son lo mismo. De esta forma, el Opus Dei en si mismo conlleva a este tipo de injusticias sociales (Ref.”LO TEOLOGAL Y LO INSTITUCIONAL” de Antonio Ruíz Retegui). No pongo en duda que SULTANO, FULANO, MENGANO, CLODOVEO Y HELLBOY están convencidos de haber hecho lo correcto. Y por eso su cercanía con el fanatismo. Así de intensa la confusión creada entre “vocación”, “Opus Dei” y “santidad personal”. 

Este acontecimiento me hace recordar cuando solicité al vocal de San Miguel una Constancia de Trabajo como Secretario de los distintos Centros Culturales donde me había desempeñado. Cortésmente me dijo que era imposible de otorgar. Será pues, que los denominados "trabajos internos" como otra forma de ejercicio del "trabajo profesional", en realidad, no tienen nada que ver el uno con el otro.

Por suerte quien me remite la carta está en una buena posición económica, tranquilo y feliz.

Nicanor
eco_challengers@hotmail.com







Este artículo proviene de Opuslibros
http://www.opuslibros.org/nuevaweb

La dirección de esta noticia es:
http://www.opuslibros.org/nuevaweb/modules.php?name=News&file=article&sid=16514