Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 55 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Correos: Que duerma tranquilo el Opus Dei.- Ramón

125. Iglesia y Opus Dei
Ramón :

Hola Orejas,
 
En primer lugar, quiero suscribir, hasta las comas, el texto de Alberto Moncada (publicado en Opuslibros 2-3-07). Es lamentable, pero el diagnóstico de la situación eclesial no puede ser más certero. Viene muy al caso de lo que tenía pensado escribir.
 
He leído en la web que algún oreja  piensa que ahora que el Vaticano le ha tirado de las orejas a los Kikos, les va a tirar también a los del Opus... o puede estar pensando en hacerlo. Y también he leído la triste noticia sobre la persecución que sufre Jon Sobrino desde el Vaticano, a través de un cardenal opusiano de El Salvador.
 
Me temo que va a ser que no, y el Vaticano - o sea, el papa actual - va a seguir la trayectoria de los últimos 30 años, o sea la suya, dando cancha al Opus aunque sea de manera menos explícita que su predecesor. El Vaticano se mete con quien puede y a quien no debe favores: el cura rojo de Vallecas, los kikos, los jesuitas, ... no se mete con quien no debe.
 
En nuestra Iglesia no se suele tolerar que uno piense por su cuenta, sobre todo si esa cuenta puede traer aparejadas consecuencias sociales, políticas y económicas adversas al sistema imperante. Eso, me temo, es lo que pasa con el pensamiento y la práctica de Jon Sobrino. Y lo que no pasa con el pensamiento y la práctica del Opus.
 
Jon Sobrino, igual que sus compañeros mártires, ha elaborado una teología en la que el núcleo fundamental es la misericordia de Dios por los que más sufren, el pueblo martirizado de El Salvador y todas las mayorías  pobres de América Latina y del mundo. Pero su teología no se para en lamentarse o condolerse, exige una reacción frente a esa realidad de pecado estructural. No pide limosnas (que también) sino que se haga justicia y se reparta tanta riqueza, de modo que los pobres puedan vivir dignamente. Para él, parafraseando a los padres de la Iglesia, "la gloria de Dios es que el pobre viva". Eso era lo que predicaba también Monseñor Romero tras su conversión.
 
Esto, evidentemente, no se tolera entre la oligarquía ni entre los círculos de poder de la propia Iglesia. No en vano, Sobrino exige que la Iglesia pida perdón por no haber socorrido a los pobres, sino por haber incluso participado o justificado esa opresión.
 
Al hacer esto, se puso en peligro la vida de muchos catequistas, sacerdotes, religiosos, y del propio Mons. Romero, que finalmente lo pagaron con su vida. También se puso en riesgo la propia institución eclesial, que vio sus instalaciones atacadas y su status en el punto de mira de los asesinos. Este martirio, personal e institucional, no le gustó a Juan Pablo II, ni a la curia, ni a muchos que preferían "el diálogo con las autoridades". Se les dejó solos, en el mejor de los casos, cuando no se les ha expulsado de la Iglesia.
 
La persecución teológica e ideológica contra Sobrino comenzó hace años, de tal modo que se  prohiben jornadas de formación de  órdenes religiosas donde participa él, se miran con lupa sus libros, e incluso se dice que no se quiere canonizar a Mons. Romero porque algunas homilías se las escribió Jon Sobrino. Por lo visto, si te  escribe las encíclicas un numerario, como a JP II, es mejor para la beatificación.
 
El motivo de la notificación actual viene por libros de más de 10 años de antiguedad, con el nihil obstat, traducidos ya a cuatro idiomas y que el propio autor tuvo la precaución de hacer corregir por varios teólogos distintos.
 
Como irónicamente dice Jon Sobrino, tienen razón sus detractores: él está influenciado por Marx... y por Hegel, Moltmann, y por Descartes.. ¡ojalá todo el mundo conociera tanta filosofía! Y tuviera una carrera de ingeniería y hubiera enseñado matemáticas en la Universidad.
 
A lo que voy: presenta a un Cristo "demasiado humano". Eso es malo. Que descanse el Opus tranquilo: tiene la espalda cubierta por Jon Sobrino.
 
Ramón



Publicado el Miércoles, 04 abril 2007



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 125. Iglesia y Opus Dei


Noticia más leída sobre 125. Iglesia y Opus Dei:
El Opus Dei, Instituto Secular (III): Conmemorando las bodas de plata.- Idiota


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.110 Segundos