Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 64 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Correos: Historias de Terror y de Dolor (II).- Salypimienta

078. Supernumerarios_as
salypimienta :

Historias de Terror y de Dolor (II)

 

He decidido borrar la palabra ‘SUPERNUMERARIOS’ del título de esta serie porque me han pedido que cuente historias de numerarios, agregados, numerarias auxiliares e incluso cooperadores. Yo lo hago encantada.

De la historia de LORENA, tristemente he de contar que el pasado 19 de marzo el marido la obligó, literalmente, a renovar. La amenazó con una sarta de barbaridades que está por demás escribir aquí. El desgraciado (nunca mejor utilizada la palabra) ese no entiende nada. Contó lo que pasaba en su centro, y el cura y la numeraria en vez de ayudarla la asustaron más y le dijeron que obedeciera al marido le gustara o no…



¿De verdad no se darán cuenta de lo tontos que son? Por lo visto la modalidad opusina de pasar como cabras locas por encima de la libertad de las conciencias está siendo llevada al límite. ¡Qué susto!

Ahora presto mi pluma a Felipe…

FELIPE

Conocí a mi mujer y nos casamos a los 6 meses de novios hace dos años. Yo no sabía nada del Opus Dei hasta que me hice novio de ella. Vengo de una familia católica muy tradicionalista, yo soy de provincia y ella, mi mujer es de la capital de mi país. Nos casamos muy pronto por la insistencia de su familia, ella tenía 32 años –yo 34- y su madre decía que se nos acababa el tiempo para tener hijos. Mis suegros estaban tan desesperados por casarnos que nos pusieron casa y me ayudaron a montar una clínica de especialidades odontológicas. Yo tenía un consultorio en el que me iba bastante bien, pero la clínica es mucho mejor.

El caso es que no hemos podido concebir una criatura, nos han hecho exhaustivos estudios tanto a ella como a mí, y según los médicos no hay ningún problema físico.

Mi esposa es supernumeraria y llegó al altar virgen. Yo no, es casi imposible pedirle a un hombre normal llegar virgen a los 34 años… y no soy supernumerario. Los problemas comenzaron desde nuestra noche de bodas. Ella se negaba a que nos desnudáramos, quería que hiciéramos el acto sexual con el pijama puesto. Además de eso, la penetración era imposible, tuvimos que ir a un médico en el viaje de novios para que la revisara y sólo pudimos consumar el acto cuando el médico le dio un relajante muscular.

En dos años, no hemos podido tener sexo normal, ella se la pasa diciendo que me dé prisa en terminar. No lo disfruta para nada, aún cuando yo he tratado de ser muy tierno y cariñoso con ella. Pone una cara que parece que la estoy violando.

Pienso que no hemos podido concebir por lo mismo, ni disfruta y todo tiene que ser a toda velocidad. En cuanto termino (estoy seguro de que ella nunca ha experimentado un orgasmo), ella se levanta de la cama y se encierra un rato largo en el baño.

Ya no sé qué hacer, estoy desesperado. Quiero formar una familia, pero pienso que el sexo no es sólo para eso. Hace poco le propuse a mi mujer ir con un sexólogo y me dijo que era un cochino asqueroso y un depravado. Durante una semana se fue a dormir al cuarto de huéspedes y no me dirigió la palabra hasta que llegué a la casa con flores y un regalo a pedirle perdón.

¡Por favor! Ustedes que conocen las enseñanzas del Opus Dei ¿díganme cómo la convenzo de que lo que nos pasa no es normal y que disfrutar del sexo está bien? Ella dice que el sexo solo lo disfrutan las putas. 

Espero que alguien pueda darle luce a este amigo.

Y a los directores y en especial a las directoras, les pido, a título personal que por favor dejen de meterse entre las sábanas de los matrimonios. Ustedes ni saben, ni se imaginan, ni entienden lo que pasa entre un hombre y una mujer cuando la pasión y la calentura aparecen. ¡¡¡DEJEN DE DESTRUIR MATRIMONIOS!!! Porque como dice una gran amiga mía (psiquiatra): La mayoría de los problemas en el matrimonio se arreglan con un buen revolcón. Es muy vulgar… pero es muy cierto.

Mientras tanto, besos a todos y nos vemos por aquí después de  Semana Santa.

Felices Pascuas y besos a todos.

Salypimienta.

<<Anterior>> - <<Siguiente>>




Publicado el Lunes, 26 marzo 2018



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 078. Supernumerarios_as


Noticia más leída sobre 078. Supernumerarios_as:
Las tres generaciones de supernumerarios españoles.- EscriBa


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.098 Segundos