Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 62 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Una historia del país de los leones.- ET

010. Testimonios
ET :

Traducción: Mediterráneo

 

Todo empezó con caras sonrientes, buena comida, aventuras… campamentos, en toda la extensión de la palabra. Todo para atraer a las almas jóvenes, inconscientes de lo que les espera. Esto sucedía en un colegio de niñas, una de las obras corporativas que tienen en el país. Su primera y única misión: el proselitismo, o, en términos no laicos, el reclutamiento...



Poco podía yo imaginar que estaba en una de las muchas listas de San José de aquel año. Una a una, las amigas con las que iba al círculo desaparecieron. Pregunté dónde estaban, me dijeron que iban a otro círculo y, como yo quería ir con ellas, me dieron a leer el famoso “guión” [Se refiere a un guión que se da a las posibles vocaciones cuando ya están casi decididas, para que lo lean y “mediten” en el oratorio, antes de escribir la carta]. Lo leí durante una hora en el oratorio y después pité. Ya estaba dentro.

Sin embargo, antes, por supuesto, debí hablar con la directora, que quiso saber si había algún esqueleto en el armario. Me pregunté a qué venía eso, ahora sé que quería saber si había alguna mancha, alguna ropa sucia en mí o en mi familia. Gracias a Dios por mi inocencia de entonces, porque si hubiera habido algo y yo me hubiera ido de la lengua, lo hubieran utilizado posteriormente contra mí, en cualquier momento que les hubiera convenido.

Al cabo de un tiempo aparecieron  las habituales herramientas de mortificación corporal, nunca había oído hablar de ellas y nadie las había mencionado. Solo lo decían después del reclutamiento, así que me las dieron y me dijeron cuándo y cómo debía utilizarlas.  

            La vida seguía, por supuesto yo me sentía la reina del mundo, con el ego mimado hasta más no poder. Las directoras estaban por encima del bien y del mal durante todo este tiempo, nos decían que debíamos besar el suelo que pisaban. Qué ingenuas éramos, qué ingenua era.

            Las clases y la asistencia a círculos, el de sr y el mío, y la obligación habitual de contar las chicas que iban a la meditación y escribir sus nombres. Menuda estupidez. Y, por supuesto, la directora detrás de ti, preguntándote quien asistirá a la meditación.

En el colegio te sentías superior a las profesoras porque ahora eras una de ellas, y en casa también. Qué estúpida me siento al recordarlo. Sin embargo, esta es la realidad, así es como te hacían sentir ellas y como te hacía sentir tu ego, como mínimo, por encima de quienes te rodeaban.   

            Aquí hay muchas historias de Europa, Estados Unidos y América Latina. Bien, pues ha llegado la hora de escuchar al continente negro. Esto es solo el principio.

 

ET

 

                                                                   <<Siguiente>>




Publicado el Lunes, 19 marzo 2018



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 010. Testimonios


Noticia más leída sobre 010. Testimonios:
Diecinueve años de mi vida caminando en una mentira: OPUS DEI.- Ana Azanza


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.118 Segundos