Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 62 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: SUPERNUMERARIOS: Vivir en la calle de la amargura (IX).- Salypimienta

078. Supernumerarios_as
salypimienta :

SUPERNUMERARIOS: Vivir en la calle de la amargura (IX)

 

Los dineros de los supernumerarios supermillonarios.

 

En la Obra, es horrible decirlo, pero vales por lo que tienes, por lo que puedas dar, por el beneficio que puedan sacar de ti. En Casa, como en casi todas partes, los privilegios tienen un precio.

Mucha gente cree que el Opus Dei en México está conformado por personas de la alta sociedad con mucho dinero, y la verdad no es así. Hay algunos, pero son más bien pocos. Eso sí, les hacen tanta publicidad que cualquiera diría que son las estrellas del espectáculo.

Hay tres tipos de supernumerarios riquísimos en la Obra: los nuevos ricos, los ricos manipulables y los ricos solitarios. Creo que lo que más abunda es los nuevos ricos, más que los otros...



Los nuevos ricos son ese tipo de personas cuya familia se hizo de una gran fortuna y aprendieron a comportarse como gente bien, pero necesitaban algo que los respaldara y los validara porque la alta sociedad mexicana es muy muy cerrada y nunca termina de aceptar abiertamente a familias que no puedan presumir de que su fortuna data desde los tiempos del Porfiriato. El ser del Opus Dei les daba el estatus que buscaban, y la Obra les dora la píldora (que en eso son profesionales) y los hace sentir como príncipes, princesas, duques y condes, pero todo tiene un precio. Para pertenecer a la aristocracia opusina tienes que desembolsar grandes cantidades de dinero, aparentar ser muy de Casa y dejarte manipular.

Los ricos manipulables son aquellas personas que sí pertenecen a la alta sociedad y sus fortunas son de varias generaciones, pero son piadosamente imbéciles. Yo sé que es una etiqueta muy dura, pero es así. Se trata de personas extremadamente mojigatas que encuentran en Casa el perfecto caldo de cultivo para expandir su misticismo visceral y fanático y no se detienen a pensar ni por un minuto en nada que no sea ganarse el cielo al precio que sea, y como el Opus Dei lo que vende es la salvación, pues negocio redondo, ellas tienen con qué comprarla. Se trata de personas que al nunca haber tenido una preocupación real, no reflexionan ni un minuto, su único objetivo es ir al cielo directamente cuando mueran, y en la Obra les dicen que además de ir al cielo, podrían incluso llegar a ser canonizados, ¡ya te imaginarás lo que es aquello! O sea, como se dice en mi tierra: se juntan el hambre con las ganas de comer.

Los ricos solitarios son eso: personas solas que encuentran algo de compañía en el Opus Dei. Y la Obra los trata con miramientos y con celo exquisito, porque de ello depende que cualquiera quede excluido del testamento.

Una cosa sí hay que reconocerle a la Obra, se lo curran para conseguir los dineros. Nunca he visto personas más serviles que las directoras cuando tienen que pedir lo que sea a las ricas. Es de una hipocresía escandalosa.

Una de las familias ricas más conocidas del Opus Dei en México, es muy rica, pero rica de dos generaciones para acá. Pues bueno, esa familia tiene la particularidad de que TODOS sus miembros pertenecen al Opus Dei como supernumerarios (la mayoría de ellos) o como numerarios. Podríamos decir que pertenecen al grupo de nuevos ricos ya pulidos. Todos sus miembros son monísimos, educadísimos, mojigatísimos y muy de Casa. El abuelo y su mujer supernumerarios de los de las primeras hornadas en México padres de muchísimos hijos. Cuenta la leyenda de que por cada nieto que trajeran al mundo, los hijos recibían un millón de dólares, quizá por eso, las hijas y las nueras son madres por lo menos de 9 o 10 retoños. Bueno, pues esta familia de verdad que parte el queso en el Opus Dei región Ciudad de México y ves a las directoras deshacerse en halagos con las mujeres de la familia. La verdad es que ellas (las mujeres de esa familia) son todas muy buenas y encantadoras personas, de esas que además no le dan a la Obra grandes problemas. Y seguramente, mientras exista la Obra, todos los de esa familia seguirán pitando, porque ya no lo hacen ni por convicción, lo hacen por tradición. A las hijas las educan para ser supernumerarias y así me lo dijo tal cual una de ellas: que ella educaba a sus hijas para ser excelentes esposas, excelentes madres y excelentes supernumerarias y se le llenaba la boca de orgullo al decirlo. Ser de la Obra es lo que les da el sentido de pertenecer a un sector exclusivo de la sociedad y ni locos se van a salir de ahí. Sería como decirle a los nobles de Europa que dejaran de pertenecer a la aristocracia. Esta misma familia sale de cuando en cuando en los periódicos, pero no precisamente en la sección de sociales, más bien en notas algo desagradables pues desde el sexenio de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) se han visto involucrados en casos de corrupción. Eso que desde luego NO se puede comentar dentro de Casa en voz alta, incluso sé de muy buena fuente, que el Opus Dei ha puesto todos los medios que tenía a su alcance para que esas noticias no hicieran demasiado ruido y pudieran pasar desapercibidas lo más pronto posible. La familia está demasiado vinculada a la Obra. No conviene que se sepa nada malo de ellos.

El caso de los ricos solitarios es verdaderamente dramático. Cuando se enteran en Casa de un caso así: señora-millonaria-mayor-sola, mueven cielo mar y tierra para acercarse a esa persona y comienzan a tejer la telaraña que las ha de atrapar. ¿Cómo las atrapan? Es muy sencillo, se comienzan a meter en sus vidas hasta hacerse imprescindibles. En la Obra te enseñan –sin que casi te des cuenta- a ser un gran psicólogo y a leer las necesidades de los demás, lo que pasa es que eso no se utiliza para ayudar a los que están dentro, sino para atrapar a los que están fuera. Como que no quiere la cosa, comienzas a aprender tácticas para convencer a la gente. Ahí dentro, le dicen gracia de estado. Yo le digo, hacerte experto en técnicas de lavado cerebral.

A las supernumerarias ricas, se les hace la vida fácil, se les perdonan todos los errores, se les cuida con exquisitez y mimo. Y en justa retribución, estas supernumerarias suelen ser dóciles, entregadas y sobre todo, muy generosas. Vaya, son el matrimonio perfecto: los dos nos necesitamos y vamos a hacer de esto algo convenientemente agradable. Honradamente, no sé de ninguna supernumeraria de las ricas riquísimas que haya despitado. Ellas pertenecen a un grupo aparte.

Eso sí, no sé de ninguna supernumeraria millonaria que su marido no sea de Casa, entonces, lo tienen muy resuelto. Incluso el marido se siente algo así como en Pater Non Plus Ultra porque su dinero ayuda en las labores de las dos secciones.

Espero Class, que esto fuera lo que querías que explicara.

En cuanto a opinar de los matrimonios que comentas, mira, a estas alturas yo lo que creo es que NADIE más que los miembros de la pareja pueden opinar respecto a esa pareja. Aquí se dice que: “Sólo las ollas conocen los hervores de su caldo” y curiosamente, en cuanto comenzaron a ponerse de moda los psicólogos de pareja, las terapias de pareja y los retiros de pareja, los divorcios en todo el mundo comenzaron a incrementarse. Por eso, yo a las parejas que me lo preguntan, la verdad es que les aconsejo que se vayan solos un fin de semana a encerrarse en un cuarto a decirse de todo, y a hacerse el amor hasta el cansancio. Es lo único que resuelve los problemas en una pareja. Todo lo demás sólo lo pone peor.

Y eso de los “consuelos” de la vida matrimonial, no te creas Pepito, ya dije hace poco que casi que es mejor vivir en el celibato numeraril que en el matrimonio opusino. Ya escribiré sobre el tema. La gran mayoría (por no decir que la mayoría absoluta) de los miembros casados, tienen matrimonios caóticos. Tanto que ni te imaginas la cantidad de matrimonios que rompe el Opus Dei.

Pasiva, Luciana y Lupe. Muchas gracias por sus comentarios. Un abrazo cariñoso para cada una de ustedes.

Nos vemos pronto, mientras tanto, besos a todos.

Salypimienta.

Ir al comienzo de la serie

<<Anterior>> - <<Siguiente>>

 




Publicado el Viernes, 02 marzo 2018



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 078. Supernumerarios_as


Noticia más leída sobre 078. Supernumerarios_as:
Las tres generaciones de supernumerarios españoles.- EscriBa


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.095 Segundos