Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 62 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Correos: El resopón en mi época.- Agustina

070. Costumbres y Praxis
Agustina :

Le explico a Lupe lo que era el resopón en la Obra, algo difícil de explicar si no lo has vivido.

El resopón, en mi época del centro de estudios  –no sé si sigue existiendo- tenía lugar después de la meditación (11.30 noche) y misa con motivo de celebrarse una superfiesta de la obra, por ejemplo, la víspera del 2 de octubre. Digamos que empezaba sobre las 0,30 horas. Después tertulia con dulces y copitas. Vestiamos con nuestras mejores galas (algo así como un desfile por la alfombra roja pero en plan numeraril. Siempre recordaré el comentario de una numeraria –ya no lo es- que al referirse alguien sobre las botas que llevaba y que había recogido del almacén, dijo: Sí, mis botas son muy ascéticas pero poco estéticas… Gran carcajada).

En esas tertulias, si tenías mucha suerte, se cantaban canciones “normales”; si tenías menos suerte, se cantaban canciones de casa (en realidad nunca faltaban) y si ya tu suerte era negra como la pez y pegajosa como el rejalgar, alguien le pedía a la directora que contara cosas del Padre. Esa numeraria era aseteada por los rayos que salían de bastantes ojos en forma de “por qué no te habrás quedado muda”. La directora no tardaba en contar aquella anécdota tan edificante del Padre cuando tiró de un mantel de una mesa porque las copas de agua, vino y champán no estaban en el orden establecido. Volaron los platos, volaron las copas, y volaron los cuchillos que sólo pasaron de refilón ante la administradora responsable -a esas alturas en estado catatónico-. Alguna lo escribía en su agenda para llevarlo a la oración al día siguiente. Seguían algunas anécdotas con más ejemplos de santidad del santo fundador. A la 1.30 de la madrugada nos retirábamos en el silencio de la noche tras pasar por el oratorio. Después, a la tabla. Luego, las pesadillas.

Agustina




Publicado el Miércoles, 28 febrero 2018



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 070. Costumbres y Praxis


Noticia más leída sobre 070. Costumbres y Praxis:
El Opus Dei como revelación divina.- E.B.E.


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.112 Segundos