Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 52 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Correos: El encuentro.- Madurez

040. Después de marcharse
Madurez :

Hacía más treinta años que había abandonado la Obra con 23. Había acabado una brillante carrera universitaria y empezaba una carrera profesional que le reportaría posición económica, social y profesional envidiable. Se casó, tuvo hijos y vivía feliz. Puntualmente coincidía con algún exnumerario como él y con el que mantenía una buena amistad y muchas risas, viajes de placer o de deporte o de vida social, ambos había estado en sus respectivas bodas. Y del Opus apenas alguna referencia, algún recuerdo, pero nada más.

Hasta que un día, al salir de una gestión profesional, se encontró con aquel Director del Centro de Estudios que tuviera, idealizado entonces por muchos, modelo de numerario pata negra, pero en la actualidad un anciano sin experiencia alguna ni del mundo ni de profesión alguna, arrumbado en una fundación de una obra corporativa y fuera de juego de todo, quizá con la veneración de algunos numerarios hacia él, pues no en vano ocupó cargos en la Delegación.

El totem numerario lo saludó, el otro lo reconoció al instante, la voz insinuante y los ojos, la mirada de reptil, no cambian. Se saludaron y el ex director de todo lo dirigible le propuso quedar. Quedaron. La cita duró poco, no le dejó extenderse en un preámbulo falso en las formas y untuoso, como untuosos son estos numerarios que han mandado sin tasa. Le cortó y le dijo cómo había jodido su vida cuando con catorce años y medio le engañó para pitar en unos de los apeaderos del Centro de Estudios. Pero pudo huir casi diez años después. Le echó en cara algo más, le preguntó por qué se están yendo a la mierda en medio mundo y en España y sin esperar respuesta se lo espetó: La doble vida y la mentira. Luego se levantó y se fue, en la calle olvidó todo. Y dejó a aquel anciano que pagara la consumición y se respondiese a sí mismo desde su soberbia. Y él se olvidó de todo, del numerario y del aquel remoto pasado.

Había estado un rato con un muerto viviente.

Madurez




Publicado el Viernes, 09 febrero 2018



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 040. Después de marcharse


Noticia más leída sobre 040. Después de marcharse:
El arte de amargarse la vida.- Paul Watzlawick


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.094 Segundos