Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 50 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Correos: No todo el que anda errante está perdido.- Hondo

020. Irse de la Obra
Hondo :

Estimado Merak:

Es imposible contestar a tus preguntas. Tendrías que tener una conversación personal con cada uno. Alguno estará dispuesto, otros no. ¡Parece que te gusta saber sobre la gente...!

Si algo aprendí después de la experiencia de estar en la Obra es a respetar la intimidad ajena. Es tierra sagrada.

Qué alivio también el haberme librado de los informes en reuniones de consejos locales o de generar relatos "apostólicos" para la tertulia. En esto, la Obra se adelantó a las redes sociales, divulgando en la "red" lo que se había hablado presuntamente en confianza. Nadie me dijo ni yo nunca les dije a quienes trataba que "todo lo que me dijeran sería contado detalladamente a otras personas."

A mí me avergüenza haber forzado (con pillería) a muchos adolescentes a contarme cosas que yo no tenía ningún derecho a preguntar ni a saber. ¿Por qué lo hacía? Porque la consigna era clara: hasta no haber hablado a fondo de cómo el chico vivía la pureza no se había llegado a la confidencia. Ahora esto me parece completamente invasivo y fuera de lugar. Hasta podría calificarse como algún tipo de acoso o abuso espiritual.

Sí te puedo remitir a un par de artículos que pueden ser de tu interés. Uno es "No apagues el radar", de CuG. Responde en parte a tu inquietud sobre qué es de la vida espiritual de los que se van. Hay otros artículos más profundos, este es breve. El otro es el escrito de Castalio "Como fabricábamos numerarios en México": escalofriante.

Respecto a los escrúpulos por haberte marchado (inoculados a conciencia y durante años gota a gota) en mi caso desaparecieron en un instante cuando comprendí que la Obra es una parte muy pequeña de la Iglesia y tuve contacto con sacerdotes diocesanos, con gente sencilla de parroquia, con religiosos: hay vida cristiana fuera de la Obra.

Y también comprendes que la imagen de Dios que te habías formado era muy particular. En esto, me parece genial el escrito de Heavy, "Así habló Tiquismiquis".

¿Un escrito donde Dios sea el gran protagonista? Bueno, yo pienso que siempre lo es. Sólo que ahora un rosario, un rato de adoración, la Misa del domingo, son para mí un puente hacia Él.

El plan de vida de la Obra, aplicado a todos por igual, todo el tiempo, para mí era una pared que cada día había que escalar. Recuerdo que unos minutos antes de terminar la tertulia de la noche, el director comentaba que si a alguno le había quedado alguna norma, podía ir al oratorio. Yo lo hice una, dos veces. A la tercera, me cayó una corrección fraterna.

Obviamente, dejé de levantarme, porque comprendí que estaban haciendo "tiro al pichón". Así que los pecados de omisión (la contemplación de los misterios, la lectura, el cilicio, etc) eran el 99% de mis confesiones y mi vida espiritual era un constante "no hice... me faltó... no pude..."

Seguramente hay quienes pueden cumplir todas las normas con tranquilidad: los directores y oficiales de la Comisión y Delegación. También los numerarios que trabajan en obras corporativas: allí hay oratorio, Misa diaria, etc. El resto la teníamos más difícil. Y ni hablar los supernumerarios que realmente eran "familia numerosa y pobre". Heroicos.

Hondo


Publicado el Miércoles, 31 enero 2018



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 020. Irse de la Obra


Noticia más leída sobre 020. Irse de la Obra:
En homenaje a Antonio Petit.- Libero


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.089 Segundos