Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 54 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: El poder de Escrivá.- Thelonius Monk

020. Irse de la Obra
Thelonius Monk :

Escrivá fue un hombre de poder que, además, buscó el poder. Esa búsqueda partía de cierto autoconvencimiento de ser un personaje único y estar en la historia para cumplir una función única. Latía fuertemente en Escrivá esa intención de cualquier poderoso: ser único.

El mismo proclamaba que había conocido a varios papas, cientos de obispos y todo tipo de autoridades eclesiásticas pero fundador del Opus uno solo: él mismo.

Escrivá logró su propósito al fundar el Opus. En la institución su poder fue absoluto y, además, divinizado. De allí que quienes le seguían estaban y están sujetos a una regla suprema: “obedecer o marcharse”.

El Padre, como lo denominan internamente, considera a su obra como algo rodeado de características excepcionales por lo que Escrivá, llevado por un acalorado entusiasmo, gritaba que el Opus es “el mejor lugar para vivir y para morir”. Si uno repite en voz alta la frase no puede salir de un cierto estado de estupefacción.

Desde esta percepción es coherente que Escrivá prometiera las mayores calamidades para quienes abandonaran nada menos que “su” institución como lo afirma en la meditación que se ha dado a conocer.

El discurso de Escrivá forma parte del abuso psicológico que sufren las personas de la Obra de un modo lento pero persistente. En esta oportunidad el abuso consiste en la amenaza de una vida fracasada.

Carezco de una sociología rigurosa pero pocos sentimientos son tan profundos y reparadores  como recuperar la libertad expropiada y abrazar el catolicismo sin las prótesis del Opus.

Bien vistas las cosas, la condena de Escrivá se vuelve en su contra. Si los numerarios y numerarias que hacen la fidelidad gozan de buena salud psíquica ¿por qué con el decurso del tiempo un buen porcentaje padece de problemas psicológicos propios de alguien cuya personalidad ha sido saboteada? Eso sin recordar los casos extremos de suicidios documentados o bien de personas que optaron por dejarse morir.

El Opus, como proyección de su fundador, mantiene el poder y un fuerte control sobre los numerarios y numerarias. Ya es hora de que las autoridades se pregunten: ¿Para qué?

Thelonius Monk




Publicado el Miércoles, 17 enero 2018



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 020. Irse de la Obra


Noticia más leída sobre 020. Irse de la Obra:
En homenaje a Antonio Petit.- Libero


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.091 Segundos