Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 71 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Las contradicciones de la Obra.- Satur

070. Costumbres y Praxis
Satur :

LAS CONTRADICCIONES DE LA OBRA

por Satur
Enviado el 14-6-2003

Pertenecí como numerario cerca de treinta años. Ciertamente la obra tiene unas contradicciones asombrosas, y a una de ellas quería referirme (¡se podrían tratar de tantos aspectos!). Y es que cada vez que vives en un centro, o acudes a un curso anual, o a un curso de retiro, o vas a una convivencia, cuatro señores - el director, el subdirector/es, el secretario y el sacerdote- hablan de tu vida, sobre lo humano y lo menos humano, sobre lo anecdótico, y lo más íntimo, ya sea afectivo, familiar, profesional, sexual, apostólica... incluso en materias tan estúpidas como la manías de cada cual, modos de vestir, de decir, o de reír.

Y, claro, resulta que cuando llevas treinta años allí saben de tu vida cienes y cienes de personas. En mi caso calculo (viví en ocho centros diferentes, treinta cursos anuales, treinta cursos de retiro, convivencias ni se sabe...) que me conocen unas 600. Y tiro por bajo (no cuento los oficiales de delegación y adláteres que leen los informes que se envían desde los centros, convivencias y cursos anuales).


Te quedas asombrado cuando en un curso anual le comentas a tu director, un pipiolo que llevaba en Roma no sé cuantos años, que te gustaría irte a la ciudad más próxima para ver tías, perderte por las calles y con ganas de desfasarte. Y el tío se te queda contemplando como Juana de Arco mirando un mechero, y te pregunta que cómo es que tengo esas ansias, y yo, pues que me dan de siempre y le cuento un poco de mi vida, para centrar al chico.

Y entonces va al Consejo Local y al día siguiente me llama y me mete un paquete sobre la mortificación, la perseverancia, y la puta Ramoneta, que me deja planchado. Yal día siguiente me viene un director de la delegación, y me suelta "pero tú, ¿para que le cuentas tu vida pasada a fulano?". Y yo, pues porque así me lo han enseñado. Pues muy mal, me dice el prelatureitor. Y yo, alucino. Fue mi último curso anual.


Estuve de director y subdirector en varios centros, y no se me olvida la primera vez que asistí a un conselo local; recuerdo que era muy amiguete de uno del centro, un tipo realmente majo, y cual es mi sorpresa cuando al hablar de él suelta el que llevaba su charla "se ha vuelto a masturbar en el portal". Yo me puse rojo como un tomate. Y al ver mi cara me explica que el chico, tenía vientiun años, los domingos se iba al portal de una casa perdida de aquella ciudad y, venga, a darle. Aquel día perdí la inocencia, y poco después la vergüenza, y me convertí en uno más.


Sé que la anécdota es fuerte y puede herir, pero estoy con los que piensan que en sí mismo el opus dei tiene la semilla de la perversión en la formación y dirección de almas, que la transmisión de los modos es por vía oral y eso hace mucho daño, y que, además, cuando los años y la experiencia te hacen más prudente te cambian y ponen a pipiolos sin más criterio que el entusiasmo, que vuelven a caer en los mismos errores. Este año han cambiado a cientos de directores de delegaciones y han movido muchos centros por esa razón: buscando prelatureitors dispuestos a todo, menos a pensar.


Publicado el Sábado, 14 junio 2003



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 070. Costumbres y Praxis


Noticia más leída sobre 070. Costumbres y Praxis:
El Opus Dei como revelación divina.- E.B.E.


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo


Temas Asociados

010. Testimonios





Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.518 Segundos