Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 60 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Correos: Foto adulterada de Escrivá con Pablo VI.- Ex_apéndice

115. Aspectos históricos
ex_apendice :

                Stoner hace referencia a la posibilidad de que la foto de Pablo VI con Escrivá y Álvaro Portillo, que aparece en Crónica de febrero de 1964 con motivo de una audiencia que les concedió el citado Papa, esté adulterada o retocada.

                Todavía tengo presente esa foto y el pie de foto que la acompañaba. Recuerdo además el comentario que, refiriéndose a ella, nos hizo el director de turno en una tertulia que tuvimos en Tajamar. Nos explicaba el amor, el gran amor, de Escrivá por el Papa fuera el que fuera. También lo mucho que el Padre rezaba por él y lo vivamente que deseaba poder estar cerca de él.

                Recordemos aquella expresión de Escrivá que ha quedado escrita en la homilía Amar al mundo apasionadamente, que tanto nos repetían allá dentro, ya sabéis donde:

                Me siento romano, porque romano quiere decir universal, católico; porque me lleva a querer tiernamente al Papa, il dolce Cristo in terra”.

                El hecho es que entre otros testimonios que adujo para demostrar tan grande amor filial de Escrivá al Santo Padre, se refirió nuestro director a la foto de Crónica a la que Stoner hace referencia.

                Pasaron los años. Bastantes años. Un día un sacerdote que había trabajado en la imprenta de Villa Tevere, nos contaba, en la paz de un curso anual, en una plácida tertulia, la segunda parte del cuento, de la cual había sido testigo:

                Resulta que después de mucho tiempo en el que no se le concedían audiencias a Escrivá en el Vaticano –recordemos el famoso “cerco”-- alguien logró que le concedieran una. Allá acudieron presurosos Escrivá y su Sombra. Escrivá, como no podía ser de otra manera, dada su especial personalidad y singular manera de amar al Papa más que nadie, dio la nota, esa nota que lo diferenciaba de los demás mortales, enterneciéndose como era de rigor  y derramando unas lágrimas de a puño. Lo asombroso es que quizá aquellas lágrimas fueran sinceras. ¡¿…?!

                Una vez recibidas en Bruno Buozzi 75 las fotos de rigor, que suele enviar la Oficina de Prensa del Vaticano, se comprobó lo que más arriba decíamos: No era publicable la deplorable realidad de los hechos. El Padre no podía haber llorado, no y no, de aquella manera. Por lo tanto había que retocar la foto. Pero no bastaba con un simple retoque. Los ojos se resistían a quedar limpios. Se notaban raros… ¿Solución? Cortar la cabeza y poner otra más ad hoc. Y mira por donde Heraldo nos cuenta como se hizo.

                Añado y termino. Durante muchos años cuando leía artículos de Crónica, solía yo buscar aquella en la que aparece esa foto que ahora ha traído a nuestra consideración Stoner. Por mucho que le daba vueltas, no podía compaginar los improperios y comentarios privados que Escrivá propinaba a algunos Papas –y por supuesto a Pablo VI, al que llamaba, entre otras lindezas --jesuistón-- con aquel tierno cariño que oficialmente le atribuían las lenguas laudatorias.

                Abrazos para todas y para todos. Ex Apéndice




Publicado el Lunes, 27 noviembre 2017



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 115. Aspectos históricos


Noticia más leída sobre 115. Aspectos históricos:
Fundación del Opus Dei: 1941.- Gervasio


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.090 Segundos