Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 46 usuarios anónimos y 2 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Correos: Tiempo de Reflexión.- Salypimienta

040. Después de marcharse
Salypimienta :

Hace unas cuantas semanas tuve un accidente muy aparatoso en el que me metí una buena castaña… afortunadamente libré la crisma pero me lesioné por lo menos una cuarta parte del cuerpo. Ahora parezco muestrario de ferretería por la cantidad de clavos, placas y tornillos que me pusieron, lo bueno es que voy mejorando adecuadamente, aunque con una lentitud desesperante. Debido a esto, he tenido que estar en reposo, lo que para alguien como yo que no se identifica para nada con el zen, es un verdadero suplicio. No sé estar sin hacer nada.

Cuento esto para poner en contexto lo que quiero decir. Para no volverme loca con tanta calma, mucho de mi tiempo lo he dedicado a leer a fondo los textos de OpusLibros y a escribir algunas cosas. Esto me ha hecho darme cuenta de que aunque yo creía que de la experiencia opusina después de casi 9 años de mi salida no quedaba más que lo anecdótico, la verdad es que aún me queda bastante mugre por depurar. Más de 20 años de supernumeraria muy de casa dejan huella profunda y no me había dado cuenta de ello, no me quiero imaginar la huella de los que estaban dentro partiendo el queso. Veo que necesitaba un tiempo de tranquilidad absoluta (forzosa) para poner en orden gran parte de mi universo interior, y la verdad es que me ha ayudado leer y reflexionar con muchos de los artículos aquí publicados.

Con algunos me he vuelto a reír, otros me han puesto a pensar, otros tantos me han sacado las lágrimas y con algunos más me he cabreado de nuevo con esa cosa a la que alguna vez llamamos “lamadreguapa”. También me he dado cuenta, de que la influencia opusina abarca demasiados aspectos de nuestra vida que quedan inevitablemente afectados. Nunca dejaré de agradecer la existencia de esta web. Me ayudó muchísimo en mi proceso de salida hace años, es más, estoy segura de que sin OpusLibros no hubiera podido hacerlo. Me ha hecho conocer personas increíbles y he tenido la fortuna que con algunas de ellas me une una gran amistad; me ha ayudado a comprender algunos de mis miedos y traumas; pero sobre todo, me ha hecho saber que nadie está solo en esta experiencia rocambolesca que es la “vocación al Opus Dei” y comprendo mejor ese verdadero “estado de sitio” en el que vivió mi alma por tanto tiempo.

Leer y releer los escritos de OpusLibros es mucho más que una terapia de sanación… es un verdadero bálsamo para las heridas que aún nos quedan y que a fuerza de ignorarlas hacemos como que no existen… pero siguen estando. A cada uno de los que escriben les agradezco de corazón su compañía en este tiempo de convalecencia. Quiero agradecer especialísimamente a mi querida Gus que además de amiga, ha sido consejera y psicóloga.

Con calma (porque literalmente no puedo de otra manera) procuraré seguir escribiendo las cosas que he ido descubriendo por si a alguien le pueda interesar, ayudar o dar consuelo. Un beso y un abrazo cariñoso a todos.

Salypimienta.




Publicado el Lunes, 27 noviembre 2017



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 040. Después de marcharse


Noticia más leída sobre 040. Después de marcharse:
El arte de amargarse la vida.- Paul Watzlawick


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.122 Segundos