Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 44 usuarios anónimos y 2 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Correos: No hay duda.- Heraldo

115. Aspectos históricos
heraldo :

Querido Stoner,

No hay ni la menor duda. Ese rostro de Escrivá no corresponde a la foto original.
Posiblemente se trate de una foto de estudio, en las que se suele lograr un grado de claridad superior.

Soy un aficionado a la fotografía, pero para adquirir esta certeza no hace falta ser ningún experto. Basta tener dos muy buenos monitores, como los que tengo yo, bajar la fotografía y ampliarla lo suficiente.

La técnica empleada es la que estaba a la mano por aquellos años. El rostro de Escrivá se recortó y se pegó sobre la fotografía junto al Papa. Como resultado, se alcanza a ver TODO el contorno del recorte, el cual se pierde un poco más en la blancura del alzacuello. El lado derecho del rostro está mal recortado, pues hay un sobrante correspondiente a la fotografía original, que abarca la mejilla, la oreja y una pequeña parte del cabello. Ahí la trampa queda plenamente ratificada.

Además, se ve enseguida que fotograficamente (luces, sombras, grano, resolución) ese rostro no se integra al resto de la fotografía, como sí lo hacen, con toda naturalidad, los rostros de Pablo VI y de D. Alvaro. No hace falta ser ningún experto para notarlo. Hasta resulta cómico. Me recuerda a esas figuras de cartón que ponen en las ferias para que los visitantes se tomen fotos colocando sus caras en los agujeros, simulando héroes o personajes ilustres.

Lo que no comparto contigo es tu grado de sorpresa. A mí me resulta obvio que si convenía y podían hacerlo, lo hicieron, sin el menor escrúpulo. Era un detalle de cariño a nuestro Padre no permitir que saliera “mal” en una foto histórica. Podía lograrse que saliera esplendoroso mediante la superposición de una foto de estudio. En todo lo referente a nuestro Padre había que poner el máximo de cariño.

Era el modo como aprendimos a razonar y como actuábamos continuamente, utilizando para el bien toda la mentira que suponíamos otros usaban para el mal. No es este detalle aislado lo importante, sino el hábito institucional de mentir a cada paso lo que nos fue llevando hacia un abismo, sacrificando toda justicia y verdad para que la Obra se abriera paso.

Gracias, Stoner, por tu participación en esta web

Heraldo


Publicado el Viernes, 24 noviembre 2017



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 115. Aspectos históricos


Noticia más leída sobre 115. Aspectos históricos:
Fundación del Opus Dei: 1941.- Gervasio


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.092 Segundos