Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 57 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: Qué pasa que no pitan numerarios.- Soundofmusic

050. Proselitismo, vocación
soundofmusic :

Desde 1940 a 1960, más o menos, pitaron los N (numerarios y numerarias) de la segunda hora. Estas personas llegaron a ocupar posiciones altas en la sociedad española, especialmente en el gobierno y en las cátedras universitarias. Le dieron mucho prestigio al Opus Dei. A su vez los que ocuparon puestos internos en el Opus Dei eran personas entusiasmadas con el crecimiento de esta nueva modalidad de institución religiosa, y que estaban conmovidos por el carácter de Josemaría Escrivá. Comenzó la expansión dentro y fuera de España. La Obra estaba de moda.

Desde 1960 a 1992 empiezan a destinarse muchos de los pitajes, al acabar sus carreras universitarias, a ser directores de los nuevos centros, de escuelas y de clubs de niños. Los N se empiezan a dar cuenta de que hay una contradicción entre lo que se les vendió, estar en medio de la calle, y lo que viven, directores de centros, escuelas, clubs.

1992 al presente. La diferencia entre la teoría y la vida se hace más patente. Hay más información. Llegó el internet. Surge Opuslibros. Se publican libros como el de María del Carmen Tapia y más N se van del Opus Dei. La Obra busca las vocaciones entre los hijos de los S (supernumerarios y supernumerarias), en las escuelas y clubs. De los que pitan bastantes no tardan en despitar. Se estanca la labor. Pitan pocos N. Hay pocos N trabajando en la calle, muchos en labores internas. Los N se van hacienda mayores y hay muchos con enfermedades mentales que hacen pensar que se dan por estar en la Prelatura. La labor apostólica está frenada porque los N se dan cuenta que los mismos directores no están del todo claro de cómo conseguir que piten N en la sociedad actual. Y los muchachos no ven N en la calle ejerciendo sus profesiones y con prestigio. Lo que ven son N directores de centros, etc. Ya no hay el “glamour” de los primeros tiempos en que la Obra era algo nuevo en la Iglesia y había mucho N ejemplos atrayentes en la calle.

Se ofrece una cosa – santificación en medio del mundo- pero lo que se ve es otra. El posible N ve que lo más probable es que va a acabar metido en un centro y no en su trabajo para lo que estudió y para lo que tiene ilusión profesional. Y si no lo ve antes de pitar, se da cuenta después.

Al principio los que pitaron en España después de la Guerra Civil, eran católicos piadosos que querían ser profesionales en medio de la calle, y pudieron serlo. Luego la Obra creció y se convirtió en una burocracia que necesitó muchos funcionarios y no dejó a los N llegar a la calle a ejercer sus profesiones. Les cambió la profesión. Les robó la ilusión. Se frustraron y bastantes enfermaron. Y desde hace unos años el mundo ha cambiado tanto con el internet que ya el centro no es la burbuja protectora de antes: el enemigo entra a través de la PC o en el smartphone. Es más frecuente que el N se dé cuenta de que vive en una burbuja y que la vida que vive no es la que le vendieron. Supongo que hay N que les gustará trabajar en labores internas, ser los directores de una multinacional religiosa. Pero el Opus Dei debe explicar esto a todos los que se le acercan para que lo tengan claro ellos y sus padres, si son menores. Y al que quiera no trabajar en las labores internas que no lo haga o que se le prometa que será por un tiempo determinado. (Me viene a la mente los mormones, que van en bicicleta como misioneros por x tiempo y después regresan a su casa).

Los N de los primeros años que con su prestigio profesional le dieron fama al Opus Dei no estaban atados por las muchas directrices y encargos que ahora sufre el N.

Soundofmusic




Publicado el Lunes, 06 noviembre 2017



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 050. Proselitismo, vocación


Noticia más leída sobre 050. Proselitismo, vocación:
Ficha de trabajo (Cap.6 de 'Luces y sombras...' ).- Marypt


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.160 Segundos