Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 82 usuarios anónimos y 1 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Correos: Una que salió sin desearlo.- Salypimienta

078. Supernumerarios_as
Salypimienta :

Hace unos días me contactó una que fue compañera mía de círculo durante muchos años y que además hicimos juntas el curso de estudios. Cuando salí no volví a saber nada de ella. Desde el principio decidí que debía cortar toda relación con la Obra y sus miembros. Por lo que me dijo, ellas tampoco volvieron a saber nada de mí, y no me sorprendí cuando me contó que jamás se volvió a mencionar mi nombre en ese centro ni para bien ni para mal. O sea, me dieron por muerta. Y ellas nunca volvieron a preguntar por mí. Es como un acuerdo tácito: nadie te menciona y aquí no ha pasado nada. Ese es el más puro estilo malagradecido opusino. No importa que hayas trabajado de sol a sol para sacar la labor adelante, no importa que les hayas dado cuanto tenías moral, física y económicamente. Si ya no pueden sacar ningún provecho de ti, dejas de existir literalmente.

Bueno, pues sucede que esta mujer acaba de salir hace poco. Más bien, ‘la acaban de salir'. Poco antes del 19 de marzo pasado le dijeron que ya no renovara. Desde luego que ella ni se imaginaba que le iban a decir eso, y yo en lo personal, tampoco me imaginaba que podrían echar a una tan de Casa como ella. Además, las cosas en la Obra no están como para andar deshaciéndose de gente así como así, los tiempos no están para andar desperdiciando incautos. Después de un buen rato de charla deduje que ella se había vuelto incómoda para el opus.

En primer lugar, debido a que su familia pasa por algunas dificultades económicas, dejó de dar las generosas aportaciones con las que contribuía cada vez que le pedían y tuvieron que conformarse con una aportación muy mediocre de parte de ella. En segundo lugar, el marido la dejó por otra, y ella, teniendo que sacar a la familia adelante -6 hijos aún estudiando- tuvo que buscarse un medio de subsistencia y el trabajo que consiguió no le permitía atender las exigencias monetarias opusinas. Además me contó que le echaron una bronca fenomenal porque no había aceptado uno que le ofrecieron en una obra corporativa porque le pagaban la mitad de lo que le pagaban en el que tiene ahora. Pero ellas, las directoras lo vieron como algo de muy mal espíritu. O sea, dejó de trabajar para la Obra, y así, sin dar casi dinero y sin dar horas-trabajo, y además, ser una mujer divorciada, aunque haya sido en contra de su voluntad, terminó por ser una marginada allí dentro. A esto agrégale que la directora del consejo local que la echó es una mujer (y la conozco muy bien desde jóvenes) odiosa, prepotente, manipuladora, intrigante y abusiva, la cosa era por demás obvia. Es de esas que se siente que el centro se sostiene debido a su celo apostólico y no se tienta el corazón en lo más mínimo a la hora de aplicar la ley riana. El drama es que ella, la ex, nunca se imaginó que la mandarían a freír espárragos. Hasta el último día cumplió con las normas, yo creo que hasta en grado heroico, porque atender trabajo, hijos, casa y normas no es nada fácil, pero con todo y eso le dijeron adiós. Y ella se quedó completamente desconsolada, porque como me dijo: la Obra era lo único que la sostenía, lo único que a ella le daba sentido de permanencia y de pertenencia.

Ahora, lleva algunas semanas en tratamiento psiquiátrico para ayudarle a controlar los ataques de pánico que sufre a todas horas. ¡Pobre!, de verdad siento mucha pena por ella, sobre todo, porque conozco el largo y doloroso camino que le falta por recorrer. Estoy convencida de que en aún quedan buenas personas dentro, pero estas se encuentran en tal grado de obnubilación que no se dan cuenta de las incongruencias que suceden. Es como si tuvieran un especie de ataxia espiritual, saben que las cosas están muy mal, pero no se sienten parte de eso, es como si vieran una película de la realidad en la que sólo se sienten espectadores y no participantes. Sólo así se explica que siga habiendo víctimas del Opus.

¿Existe alguien que haya salido de la Obra sin el alma y el corazón hecho pedazos? Al principio decía yo, que al salir decidí apartarme totalmente y cortar toda relación con ellos, las únicas relaciones vinculadas con la Obra que mantengo es con ex miembros y así seguirá siendo. No quiero tener nada que ver con una institución que me hizo tanto daño, y que lastimó y sigue lastimando a personas a las que estimo muchísimo.

Hace unas semanas me crucé de frente el mismo día, con dos sacerdotes que fueron mis directores espirituales durante muchos años cada uno. A uno de ellos le debo el nombre de mi hija menor, él fue quien me dijo estando embarazada que le pusiera el nombre que lleva, así de cercana era la relación con ese sacerdote. Pues ninguno de los dos se dignó a saludarme ni con un saludo de cabeza. Era imposible que no me reconocieran o que no me vieran. Con los dos crucé la mirada… y aun así se hicieron los desentendidos, como si no me conocieran. ¿Tenía que ser yo quien les saludara?, a los dos les sonreí cuando nuestras miradas se cruzaron y no me devolvieron la sonrisa. No me iba a exponer a que no me contestaran el saludo. A mi esas cosas me duelen y me afectan mucho aún ahora. Por eso evito exponerme a ello y ese es el consejo que le di a mi amiga. Que se mantenga lo más apartada posible y es el consejo que le doy a cada quien que sale de Casa: ¡Huye a toda velocidad y no vuelvas la vista atrás por ningún motivo! Eso es para evitarse más dolor innecesario.

He sabido que en la sección de varones, en algunos casos y bajo ciertas circunstancias, la Obra se acerca a sus ex miembros y que incluso los invita a acercarse a algunos medios de formación. Eso, en la sección femenina no pasa… ni creo que pase nunca. Las mujeres somos por naturaleza un poco rencorosas, y las supernumerarias en especial. Se toman los ‘despitajes’ como algo personal. Y si, ellas tienen el 70% de la culpa de que las personas se vayan, el otro 30% lo tiene la Obra por sus incongruencias.

Me viene a la memoria, una vez que la misma que ‘echó’ a mi amiga me regañó amargamente por no haber hecho lo humanamente posible por asistir a un retiro trimestral, cosa que me era imposible y me amenazó con “bajarme” a cooperadora. Yo, que no me dejo de nadie, desde luego que la puse en su lugar en menos de lo que canta un gallo, sólo con decirle que me parecía perfecto, que en ese mismo momento iría a la Asesoría a pedir mi cambio de a cooperadora se le fue el color de la cara. A mí no me asustan las bravuconadas de nadie, y puedo ser igual de bravucona que cualquiera. Me hubiera encantado ver la cara de las de la Asesoría al verme aparecer a pedir mi cambio de a cooperadora, pero la necia ésta se pasó mucho rato tratando de hacer las paces conmigo y desistí de mis buenas intenciones, y curiosamente la cosa quedó ahí entre las dos.

Faltan 11 años para en centenario de la fundación del opus, algo me dice que la Obra no llegará a ese aniversario tal y como la conocemos. No digo que vaya a desaparecer, pero algo está pasando ya que me hace sospechar que las cosas van tan mal que no tardará en haber una crisis muy grave allí dentro. Eso sería lo deseable, todas, absolutamente todas las instituciones de la Iglesia incluso la misma se han tenido que reformar a lo largo de su historia. No veo por qué no iba a tener que pasar por el mismo proceso. De cualquier manera, es una injusticia enorme que la Obra siga dejando tantos damnificados a su paso. Es hora de que alguien les ponga en su lugar. Un abrazo cariñoso a cada uno.

Salypimienta.




Publicado el Viernes, 23 junio 2017



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 078. Supernumerarios_as


Noticia más leída sobre 078. Supernumerarios_as:
Las tres generaciones de supernumerarios españoles.- EscriBa


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.141 Segundos