Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 58 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Tus escritos: El apoyo de la Obra a los divorciados.- Inmaduro

125. Iglesia y Opus Dei
inmaduro :

Recientemente, en un colegio de la Obra.
Clase de religión para adolescentes: “Los divorciados viven en pecado mortal”.
La madre de una de las alumnas se acaba de divorciar.
La chica llega a casa: “Mamá, en el colegio dicen que estás en pecado mortal”.
La madre calla. La han señalado. Como hace 2.000 años. Pecadora. ¿Quién tira la primera piedra?

*******

FRANCISCO Y EL OPUS DEI. DOS ENFOQUES DEL PROBLEMA

La posición actual de la Obra sobre el matrimonio se resume en el ”Tema 25” de su página web. La del Papa, en la exhortación apostólica Amoris Laetitia. Tanto la Obra como el Papa citan el Código de Derecho Canónico, el Catecismo de la Iglesia y otros documentos, para demostrar que lo que piensan tiene continuidad con la tradición. Pero la Obra (con muy buenas formas, eso sí), cita textos para acusar y condenar. El Papa, para disculpar.

“Tema 25”: «El divorcio es una ofensa grave a la ley natural (Catecismo, 2384); el cónyuge vuelto a casar «está en situación de adulterio público y permanente» (Catecismo, 2384), etc.

Amoris Laetitia: es preciso evitar «todo signo de discriminación injusta» (número 250, Catecismo 2358), hay que «atenuar la responsabilidad moral» de muchos divorciados (número 302), hay que hacer del confesionario no «una sala de torturas sino el lugar de la misericordia del Señor» (Evangelii gaudium, 44).

La Obra piensa que lo fundamental es ser coherentes con lo que la Iglesia ha hecho durante siglos (en este caso, excomulgar a los divorciados). Francisco piensa que lo fundamental es que la Iglesia acoja a los pecadores, que para eso está.

*******

¿SEÑALES DE ESPERANZA?

En la carta de mayo del Prelado he encontrado algunos motivos de esperanza. Se diría que D. Fernando muestra una sensibilidad más próxima a Francisco que a su propia web, la web oficial del Opus Dei. Es llamativo que D. Fernando cite en cuatro ocasiones a Francisco y sólo en dos a Sanjosemaría. Y que lo haga para pedir a los miembros de la Obra que contemplen a quienes viven en situación irregular (divorciados y vueltos a casar) “con una mirada más cercana”.

En mi entorno familiar y de amistad hay bastantes divorciados que han sido próximos a la Obra, han estudiado en sus colegios o han ido por sus centros. Gente que, tras el divorcio, no ha encontrado en el Opus Dei apoyo alguno para afrontar su situación. Algo que sí han encontrado en otras instituciones de la Iglesia: los “santuarios hogar”, los grupos “comenzar de nuevo”, etc. Iniciativas que proporcionan a las personas divorciadas una nueva red social donde se les acoge, se les da esperanza y se les anuncia un mensaje de “salvación”: puedes ser feliz, aunque hayas fracasado una y otra vez; nosotros te aceptamos. En la Obra (que yo sepa), no existe oficialmente ningún grupo de de ayuda. Esperemos que D. Fernando sea capaz de crear alguno.

*******

LA DOCTRINA ESTÁ AL SERVICIO DE LA SALVACIÓN Y NO A LA INVERSA

Si D. Fernando quiere ayudar a los divorciados (vueltos a casar o no), tendrá que superar, fudamentalmente, un importante obstáculo: el espíritu y la praxis de Sanjosemaría (y de D. Álvaro y D. Javier). Ellos promovieron colegios, clubs, bancos de alimentos, etc., para colectivos muy variados: jóvenes, mayores, casados y célibes, pobres (?) y ricos. Pero nunca hicieron nada por los divorciados. ¿Por qué? Porque a los pecadores públicos se les debe tratar con “caridad”, pero siempre en un plano individual y de forma discreta. Nada de actividades corporativas. Es preciso llamar a las cosas por su nombre, “adulterio público y permanente”, porque de lo contrario, cabe el riesgo de confundir a los fieles de la Prelatura.

Francisco ha saltado por encima de este presunto problema de la confusión doctrinal. El hecho de que la Iglesia haya excomulgado a los divorciados durante siglos no ha sido obstáculo para que él, en los casos debidamente justificados, haya vuelto a incluirles en la comunión sacramental. La solicitud por la oveja descarriada ha primado sobre el presunto riesgo de escándalo en el rebaño. La voluntad de salvación personal, sobre la coherencia doctrinal abstracta.

¿Qué ha hecho la Iglesia para resolver el problema de la coherencia doctrinal?. Centrarse en lo esencial y olvidarse de lo accesorio. Juan Pablo II pidió perdón por las Cruzadas, la Inquisición y otras prácticas que en su día se consideraron santas. Sólo interesa lo esencial: Cristo ha venido a salvarnos.

La Iglesia ha realizado a lo largo de su historia innumerables afirmaciones y ha tomado miles de decisiones. Todas ellas pertenecen a contextos históricos concretos. Es imposible encontrar coherencia en todas. Se trata de hacer borrón y cuenta nueva. Así de fácil.

En este sentido, el interés de D. Fernando por subrayar en su carta que “el Papa Francisco ha reafirmado que la doctrina no cambia”, revela su dificultad para aceptar que hay muchos temas en los que, tanto la Obra como la Iglesia, tienen que pedir perdón y cambiar.

*******

ATRAPADOS EN LA FILOSOFÍA

¿Por qué la Iglesia no ha tenido reparo en cambiar su punto de vista y la Obra sí?
Francisco es un hombre práctico, liberado de yugos doctrinales. Va a lo esencial: Cristo nos ha salvado. Su prédica es difícil de encuadrar en escuelas de pensamiento (además de que, como dicen algunos bromistas, “lo que piensa un jesuita no lo sabe ni Dios”). Por eso, está libre de ataduras. Se adapta a la realidad que tiene delante.

Juan Pablo II era un hombre más filosófico y por tanto, menos proclive a aceptar cambios doctrinales. Pero su formación personalista, más orientada al caso concreto que a las categorías universales, le permitió dar ciertos pasos de reforma.

D. Fernando, como la Obra, son neotomistas. Es decir, han hecho de “la continuidad del dogma” el axioma que sostiene su comprensión de la entera realidad. El individuo concreto está siempre por debajo de la norma abstracta.

Es poco probable que el Prelado cambie en esto. Tendría que romper con una tradición filosófica que se remonta también al Fundador. He aquí otra dificultad.

*******

¡ÁNIMO, D. FERNANDO!

Pero en fin, si la sensibilidad que D. Fernando muestra en su carta es fruto de una sincera voluntad de cambio, algo más que una mera operación de márketing, quizá poco a poco la Obra evolucione positivamente en este asunto. La sinceridad de la carta de mayo se verá en las disposiciones prácticas que el Prelado vaya adoptando.

Ánimo, D. Fernando, comience Ud. por cambiar la actitud condenatoria de su página web, así como la de las asignaturas del “studium generale”, los guiones de los cursos anuales, los libros de meditaciones y los esquemas de los círculos; envíe una nota a los colegios para que no pongan en apuros a las hijas de las divorciadas y, luego, sin falsas vergüenzas, promueva iniciativas corporativas de apoyo real a este colectivo.

Cuando termine con esta tarea de inclusión, podrá abordar otra todavía más difícil: recuperar a los que fuimos expulsados simplemente por pensar como “cristianos en medio del mundo”. Pero eso es ya harina de otro costal.

Reciba un cordial saludo,
Inmaduro




Publicado el Miércoles, 07 junio 2017



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 125. Iglesia y Opus Dei


Noticia más leída sobre 125. Iglesia y Opus Dei:
El Opus Dei, Instituto Secular (III): Conmemorando las bodas de plata.- Idiota


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.109 Segundos