Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 53 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Recortes de prensa: Usaba el cilicio para eliminar mi deseo sexual hacia los hombres.- pujol

010. Testimonios
pujol :

Artículo publicado en catalán en Ara.cat

 

"Usaba el cilicio para eliminar mi deseo sexual hacia los hombres"

 

Juan Marco, exnumerario del Opus Dei, estuvo a punto de suicidarse después de someterse a una terapia de conversión.

 

SELENA SORO Barcelona

14/01/2017 20:29

 

Cuando tenía 14 años, Juan Marco le confesó al sacerdote de su escuela, en Zaragoza, que se masturbaba con pornografía gay. El mensaje del sacerdote ante su confesión fue claro: ver porno era malo, pero que fuera gay era peor. "Si normalmente me hacía rezar tres avemarías, ese día me hizo rezar diez", recuerda. Allí, dice Juan Marco, comenzó a sentirse culpable de su atracción hacia los hombres, un camino que le agrieta por dentro y le llevaría a recurrir a las llamadas terapias de conversión, impartidas por personas sin titulación psiquiátrica que captan sus víctimas con la promesa de ayudarles a dejar atrás su dolor con una dulce conversión a la heterosexualidad.

 

Como Juan Marco, que ahora tiene 26 años, suelen ser personas que provienen de un entorno extremadamente religioso. "Mi familia siempre ha estado vinculada al Opus Dei y yo fui numerario hasta los 19 años, cuando lo dejé por recomendación del psiquiatra de la organización, que me trataba por depresión", recuerda. Aunque desvinculado del Opus Dei, siguió creyendo que ser gay era pecado, aunque no dejó de explorar su sexualidad, cargada, eso sí, de una gran culpa. "Lo que al principio era porno pasó a ser sexo anónimo, saunas, cuartos oscuros, cruising... Eran pocas veces, después de lo cual me sentía muy culpable", relata.

 

Por eso, cuando un amigo le habló de las terapias de conversión, vio la luz al final del túnel. El terapeuta en cuestión era Jokin de Irala, profesor de la Universidad de Navarra -donde Juan Marco estudiaba un máster-, doctor en medicina y autor de afirmaciones tan polémicas como esta: "La actividad sexual de tipo homosexual conlleva problemas de salud por la utilización de los órganos sexuales sin tener en cuenta su diseño natural". Después de un primer encuentro con él, Juan Marco comenzó la terapia. "Tenía que escribir unos diarios de bitácora y eliminar cualquier pensamiento o deseo sexual hacia los hombres", recuerda. "Me recomendaban duchas de agua fría, que me esfuerzo en erotizarme con porno heterosexual o que buscara novia. Este último punto era muy importante ", relata. "Empecé a ser creativo en los modos de distraerme de mi deseo. De mis tiempos en el Opus aún guardaba el cilicio [aparato con pinchos para infligir dolor], y lo usaba para cortar el deseo sexual. Me lo ponía si tenía ganas de ver pornografía, por ejemplo. Me llegué a poner un cortafuegos infantil en el ordenador para no entrar en páginas de contenido sexual, y cuando iba en el Corte Inglés evitaba la sección de calzoncillos, no sea que viera algún hombre desnudo", recuerda, y añade: "Tampoco salí tan mal parado. A mis amigos les llegaron a ofrecer terapias de electrochoque".

 

Terapia con un asesor del PP

 

Una vez acabado el máster, Juan Marco debía ir a estudiar a Madrid y, para no dejar la terapia, allí debía tratar el psicólogo Aquilino Polaino, que le haría sesiones por un precio de entre 90 y 120 euros. Polaino tampoco es un desconocido, ya que fue el asesor del PP en la época que la ley del matrimonio homosexual se tramitaba en el Congreso. Entre sus declaraciones está la polémica afirmación de que la homosexualidad "es un trastorno que se puede reparar".

 

Juan Marco, sin embargo, nunca llegó a hacer terapia con él. "Antes toqué fondo". "Estaba muy deprimido, y delante de mí sólo veía dos opciones. Una, dejarme llevar por la sexualidad, con lo que mi vida se reduciría a cuartos oscuros, cogería el VIH y sería un paria social. O la otra, neutralizarlo, taparlo eternamente, encontrar una buena mujer, casarme con ella y tener hijos. Y, cuando tuviera 45 años, explotar y enviar a la mierda la vida de la mujer y de los hijos. Mi escenario era malo o peor. No creía que pudiera tener una vida como homosexual sana y feliz ", afirma. Esto le llevó a plantearse una tercera salida: el suicidio.

 

A los 19 años ya había intentado suicidarse tragándose un bote de pastillas antidepresivas. Para cambiar de aires, decidió irse a vivir a Barcelona. "Fue mi salvación. Por casualidad, fui a compartir piso con una chica bisexual, que me rompió todos los esquemas durante largas conversaciones hasta las cuatro de la mañana", recuerda. Desde entonces, dice, es feliz -y le ve felizmente, aunque sigue batallando con las sombras de su pasado: "Lo que hacen las terapias de conversión es destruirte. Estas personas deberían estar en la cárcel".




Publicado el Lunes, 16 enero 2017



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 010. Testimonios


Noticia más leída sobre 010. Testimonios:
Diecinueve años de mi vida caminando en una mentira: OPUS DEI.- Ana Azanza


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.116 Segundos