Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 52 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Correos: Vino nuevo y odres viejos.- CuG

090. Espiritualidad y ascética
CuG :

Muy interesante el informe interno que nos trae Agustina. Tengo para mí que, por el tono tan negativo, es un borrador y será estudiado en alguna de las delegaciones o en la comisión. Al menos en mis tiempos, cada frase se habría matizado antes de la redacción final. La autora debe estar francamente frustrada y desbordada por las “millennials”.

Este angustioso cortocircuito conecta con una exclamación ("¡Cuánto envejece el Opus Dei!") que Gervasio deja escapar en su notable "Por favor, no embaucar", aunque él se refiera a cuestiones distintas. El problema me parece que es semejante y ya fue previsto por Nuestro Señor en la parábola que da título a mi escrito. Me ha gustado mucho también el comentario de Sitatunga y ojalá haya más aportes, porque el informe tiene mucha miga.

En medio del desastre ferroviario que describe el informe, me ha impresionado la exhortación “hay que comenzar desde abajo (¡Kinder!)” - ¿Harán las listas de San José con niñas de 5 años?-. “Dadme a la recién nacida y os devolveré una alumna del centro de estudios como Dios manda”, podría ser el nuevo lema.

Recuerdo ahora una anécdota que puede ilustrar lo que está ocurriendo y ojalá sirva para quienes elegirán al nuevo prelado.

Es una vieja historia sobre una empresa de alimento para perros que enfrentó tiempos difíciles. El gerente general fue quien inició la compañía y estaba muy apegado a su desempeño. Cuando las cosas iban mal, estaba preocupado. Como era de tomar decisiones, se dispuso a actuar. De modo que rescindió el contrato con la empresa que se ocupaba de la publicidad y que organizaba las campañas.

La empresa se orientó hacia una nueva línea, con nueva presentación de envoltorio, un cambio de fisonomías e incluso un nuevo modelo de bolsa. Pusieron mucho en juego. Sin embargo, al analizar los números, no hubo mucho cambio. El gerente general se enojó aún más. Otra empresa de publicidad inepta lo había defraudado. ¿Qué hacer? “¡Desháganse de ellos y esta vez consigan una buena!”, le ordenó a su equipo: “¡No quiero más perdedores!”

Se movieron con rapidez, contrataron a la mejor empresa e hicieron un lanzamiento con enormes expectativas. Seguro que esta vez funcionaría. Pusieron nuevos exhibidores, dejaron muestras gratis en los negocios para mascotas y casa por casa, también repartieron en los parques donde los dueños paseaban a sus perros. No dejaron libre ningún resquicio del mundo canino. Todos conocerían ese alimento. Ningún perro se dejó de lado.

Cuando llegaron los informes, no se habían producido ganancias. Las ventas habían sido las mismas. Entonces el gerente general tomó una decisión drástica: despidió a todo el equipo de marketing y lo reemplazó con los mejores y más brillantes. Por fin había eliminado la incompetencia. Ya no habría más perdedores ni dentro ni fuera de la empresa. Sería un nuevo comienzo.

El nuevo equipo armó un nuevo plan y lo llevó a la práctica. Cuando se analizaron las primeras cifras, nadie se alegró. Eran prácticamente las mismas de los últimos años. No hubo ganancias. El gerente general convocó a una reunión. Quería saber quién era el responsable de esto. Alguien no estaba haciendo su trabajo, les dijo, y quería saber quién era. Encuéntrenlo y consigan a alguien que pueda hacer el trabajo, fue el mensaje.

Justo en medio de la reunión, cuando estaba desmenuzando la agenda de entregas, el alquiler de espacios y anaqueles en las tiendas, analizando la demografía y los precios de publicidades y otras cuestiones operativas, un joven y tranquilo gerente levantó la mano.

_ Señor, ¿puedo decir algo?

_ ¿Qué quiere, Pérez? _ le respondió el gerente general, un tanto molesto por la interrupción.

_Señor…la verdad es que… a los perros no les agrada el alimento.

La sala permaneció en silencio por lo que parecieron horas, mientras el gerente miraba fijamente a Pérez.

CuG




Publicado el Miércoles, 28 diciembre 2016



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 090. Espiritualidad y ascética


Noticia más leída sobre 090. Espiritualidad y ascética:
Indice estructurado de los documentos internos.- EscriBa


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.521 Segundos