Bienvenido a Opuslibros
Inicio - Buscar - Envíos - Temas - Enlaces - Tu cuenta - Libros silenciados - Documentos Internos

     Opuslibros
¡Gracias a Dios, nos fuimos
Ir a la web 'clásica'

· FAQ
· Quienes somos
· La trampa de la vocación
· Contacta con nosotros si...
· Si quieres ayudar económicamente...

     Ayuda a Opuslibros

Si quieres colaborar económicamente para el mantenimiento de Opuslibros, puedes hacerlo

desde aquí


     Principal
· Home
· Archivo por fecha
· Buscar
· Enlaces Web
· Envíos (para publicar)
· Login/Logout
· Reportar problemas técnicos
· Ver por Temas

     Gente Online
Están conectados 47 usuarios anónimos y 0 usuarios registrados.

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí

     Login
Nickname

Password

Registrate aquí. De forma anónima puedes leerlo todo. Para enviar escritos o correos para publicar, debes registrarte con un apodo, con tus iniciales o con tu nombre.

     Webs amigas

Opus-Info

Desde el Opus Dei al mundo real

ODAN (USA)

Blog de Ana Azanza

Blog de Maripaz

OpusLibre-Français

OpusFrei-Deutsch


     Sindicar contenido
RSS
direcci?n RSS

A?adir a Mi Yahoo!

A?adir a Google

¿Qué es RSS?


 Correos: Para Jack y la próxima renovación del 19 de marzo.- Vader

020. Irse de la Obra
Vader :

Para Jack y la próxima renovación del 19 de marzo

Estimado Jack:

Pides consejo sobre el delicado 19 de marzo y tu no renovación. Y el tema no es fácil, como puedes comprender, pues cada persona es un mundo.

Me resulta complicado pensar que se saquen un as de la manga y te retengan un año más, pero con esta gente todo es posible, por lo que es mejor que no juegues con fuego, y no te jugaran ninguna mala pasada. Aclaro, me resulta complicado porque no se que pueden decirte, no porque no crea que pueden hacerte una perrería, que si que pueden y les gusta demasiado.

Si te sirve de algo, te contaré lo que yo hice, aunque debo decirte antes que fue duro, se pasa mal. Yo tomé mi decisión de no renovar el 12 de diciembre, y lo comuniqué así al tío con el que hacía la charla, que era subdirector. En principio, todo normal, quedaba tiempo y había que hablarlo. Además se acercaba el curso de retiro y pensaron que en él me aclararía, pero ocurrió todo lo contrario. Yo creía que era lo correcto, y me aferraba a esa idea, temiendo que vulneraran mi integridad y mi pensamiento con recursos baratos.

Empezaron a halagarme, diciendo que no me fuera, que yo era importante, que era un gran tío, que era muy inteligente y necesitaban gente así, que Dios me dio la inteligencia para hacer grandes cosas en el OD, incluso ninguneaban a compañeros numerarios míos, un poco más torpones, diciendo:
-mira Zutanez, si quisiera irse, sería lógico, su mente no da para más, es corto y tonto, pero tu eres especial. Será una gran caída al lado oscuro, y no saldrás. (de ahí mi nick de Vader, que se pasó al lado oscuro)

Durante el curso de retiro el cura se enfrentó a mi, y me dijo de todo menos bonito, a lo cuál yo respondí con frialdad y serenidad. Intentó espabilarme, y salió trasquilado. El último día del retiro me dijo:

-¿sigues pensando lo mismo?
-si
-pues ven luego a verme, que te voy a decir como eres, que te aprovechas de la gente, que no tienes amigos, que eres falso, calculador, que no vales para nada, que eres mezquino y de mal corazón, que si tu y tu familia sois algo es gracias al OD.... (y un sinfín de palabros duros que no reproduzco porque luego el oreja de turno me da un toque de atención). Y terminó con un argumento escalofriante:

-estás dando la espalda a Dios, no sabes con quién estas jugando, te vas a condenar, vas a ir al infierno, pero lo mejor es que tu infierno va a empezar ahora mismo. Luego vienes y te cuento.

Yo respondí: cuando quiera, pero sepa que esto no ayuda nada, al contrario, empeora, y bastante, las cosas. Usted sabrá, luego seguimos.

Cuál será mi sorpresa cuando vuelvo a verle y no está. Le pregunto al subdire que donde está y me dice que le he impresionado y asustado por lo frío que soy, y que no quiere hablar conmigo todavía. Y no me lo dijo nunca, aunque bastante tuve con lo de aquel día.

Llegó enero, y las cosas siguieron tranquilas, sólo hablaba con el tío de la charla. Al llegar febrero la cosa se complicó demasiado. Empecé un tour por despachos y salitas que me agotaba en extremo. Los lunes hablaba con el de la charla, los miércoles con el cura, y los viernes con el director. Era muy duro salir vivo de allí, pues luego hablaban entre ellos, y cada uno sabía lo que yo había dicho y podían rebatirlo, y hacer un plan de actuación conjunto.

Era demasiado, y opté por desaparecer del centro después de cada comida. no estaba en la tertulia, ni rosario ni nada. Pasaba el día fuera por salud mental, porque iba a volverme loco. Durante ese tiempo los insultos hacia mi eran constantes, unas veces más elegantes, otras más soeces, pero con el mismo efecto. Llegaron incluso a insinuar si era homosexual o desviado, o un pervertido, y por eso tenía mal la cabeza. Me preguntaros que si había "metido mano" a mi hermana, o si había manoseado a mi hermano, y no me atrevía a contarlo y a superarlo. Afirmaciones, como puedes ver, malsanas y de personas enfermas que aún hoy, cuando ha pasado tiempo de esto, encienden en mi una ira incontenible y una rabia inmensa.

Así no se puede ir por la vida, insultando de ese modo y encima quedar impunes, e incluso pasar por santos, lo cuál ya es el colmo de la estupidez. Poco a poco fue llegando el 19 de marzo, y yo cada vez más humillado y triste, porque eso era insufrible, pero era mi decisión y ya estaba tomada. Fueron a hablar con mis padres, para ver que pensaban, aunque poco pude saber de eso. Mi estancia en el centro era testimonial, pues nada más desayunar me iba a la calle, volvía para comer, nada más comer me volvía a ir, y llegaba para cenar. Mi estado llegaba a ser lamentable, pues entablar luchas dialécticas y razonadas tres veces por semana era bastante difícil. El día 18 durante la comida suena el teléfono, y voy a cogerlo; preguntan por mí, es el vocal de san miguel, que quiere verme por la tarde para hablar. Intento esquivarle, pero no puedo, con lo cual quedo con el para por la tarde. Y me cita en una plaza de mi ciudad. En esto que estamos en plena conversación, cuando aparece un antiguo amigo mío y se me acerca emocionado:

-tío, cuanto tiempo, que pasa, que haces.
-estoy ocupado ahora, ya te llamaré.
-vale tío, y montamos una juerga como las de antes, con botellas y mujeres
"malas"....
-euhhh, ahora no puedo, mira es que .......
- joe macho, con la de borracheras que nos hemos agarrao, con esas pibas
de... tengo unas amigas ahora que las tienes que conocer, son la leche, y
estan de b.......
- tío, ya te llamo eh!!! ´taluego
el vocal flipaba, y suspirando, me dijo:
-vamos para allá, y te lo piensas, que seguro que es una rayada mental tuya, tu no quieres eso.

Al llegar al centro me dijo:

- bueno, que has decidido?
- me lo voy a pensar bien, creo que todo encaja ahora, no te preocupes, que no voy a hacer ningún disparate.
- vale, encomiendo.

A lo cual yo pensé: si, encomienda, que yo me piro mañana de esta jaula de grillos con ansias de fortaleza templaria. Después de la misa, el ""fiestorro"" increíble, a saber, tabaco rubio, y una copita, porque si te agarrabas a la botella cual náufrago a su tabla, te caían 6 correcciones fraternas por egoísta y no dejar beber a tus "hermanos" en su fiesta grande. Y empiezo a ver como desfilaban por el despacho para decir que seguían, con lo que yo, en un despiste general, apuro mi copa, me sirvo otra, la meto entre pecho y espalda y me preparo para servir otra y enfilar mi degüello general, pues observo que la gente empieza a ver que yo no me levanto ni paso por ningún despacho para nada.

Tras esto llega el plato fuerte de la "fiesta": unos vídeos, perfectamente censurados, de "impacto TV" en su especial de acrobacias locas. Increíble, la gente llega al éxtasis ante tamaña oferta lúdica por parte de los directores, Yo, asqueado, me sirvo otra copa, pasando de las posibles correcciones "fraternas". En estas que se me sienta al lado el subdire, y me espeta:

-oye, este, que digo que no se te habrá ocurrido renovar no?
-pues no, ya te lo dije, no iba a renovar
-tío, pues que quieres que te diga, eres jilipollas

Ante lo cuál, después de haber tomado varias copas, yo me río y le digo:

-aquí el imbécil eres tú, y no molestes, que estoy viendo como se estrella ese
piloto pardillo.

Al día siguiente, bajo a desayunar, y era increíble, nadie me hablaba. Yo no existía, comía y me tomaba mi café, pero parecía invisible. Termino de desayunar, y el dire se me acerca y me dice: -ahora bajas y te veo

Al entrar me dice:

-renovaste?
-no
-porque?
-tío, llevamos hablando esto desde diciembre, ya lo sabes
-vuelve a contarme todo

Hala, a contar todo otra vez.

Al terminar, me dijo:
-bueno, hasta hoy a las doce de la noche sigues siendo numerario. Si necesitas algo, nos llamas y te vamos a buscar donde sea que estés.
Vale, chao.

Después de pasar el día del padre con mi familia, decido llamarles para ir a recoger mis cosas. El subdirector me habla emocionado, pues pensaba que iba a volver, pero al decirle que no, que era para ir a por mis cosas, me dice:

- pues vente a las 8, que estaremos viendo una peli y así no te ven.

Resumiendo, vuelve con nocturnidad y alevosía, para que nadie vea con horror como no has sido capaz de seguir con tu vocación. Y conseguí salir de allí, y respirar emocionado sintiéndome libre, sin presiones ni ataduras, sin comeduras de tarro ni falsas hermandades. Y hasta hoy.

Si es cierto que me han dado en ocasiones la coña, pero la sensación de libertad y la falta de agobios son insuperables.

Así pues, eso es lo que yo hice, ir a las claras y plantarles batalla en todos y cada uno de los frentes, sin despistarme ni ceder ni siquiera un milímetro. Es mi consejo, vete de frente, no seas como ellos, que son arteros y siempre buscan la letra pequeña, lo que no has leído, lo que no sabes. Habla y explica, y mantente firme. Una de las cosas que me dio fuerza fue la experiencia de un numerario con el que viví, que lo dejó, y fue gran amigo mío. El estaba con dudas, y cayó en los argumentos de ellos, que le dijeron que si no estaba seguro o no podía explicar con claridad sus motivos para dejarlo, que siguiera otro año para aclararse. Me decía, casi con lágrimas en los ojos, que era lo peor que había hecho en su vida. Y me aseveró:

-si tienes dudas, aunque no sepas explicar como, pero si sientes ese poso al final de que esto no es para ti, que no entiendes nada, jamás renueves otro año, jamás. No sabes la de noches en vela que he pasado llorando, lamentando la flaqueza de renovar otra vez, dejándome aconsejar con buena intención de gente sin escrúpulos, que hacen daño y que no les importa.

Más no te puedo decir, si tu intención es irte, hazlo a las claras, sin dejar ningún cabo suelto, sin un asomo de duda. Y prepárate, porque es duro, pero como todo, tiene un final. Y el final merece la pena.

Suerte.

Vader


Publicado el Lunes, 01 marzo 2004



 
     Enlaces Relacionados
· Más Acerca de 020. Irse de la Obra


Noticia más leída sobre 020. Irse de la Obra:
En homenaje a Antonio Petit.- Libero


     Opciones

 Versión imprimible  Versión imprimible

 Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

 Respuestas y referencias a este artículo






Web site powered by PHP-Nuke

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. The comments are property of their posters, all the rest by me

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.107 Segundos