Gracias a Dios, ¡nos fuimos!
OPUS DEI: ¿un CAMINO a ninguna parte?

Correspondencia
Inicio
Quiénes somos
Correspondencia
Libros silenciados
Documentos internos del Opus Dei
Tus escritos
Recursos para seguir adelante
La trampa de la vocación
Recortes de prensa
Sobre esta web (FAQs)
Contacta con nosotros si...
Homenaje
Links
Si quieres ayudar económicamente...
Google

en opuslibros

CORRESPONDENCIA

Ponemos sólo las iniciales, el nick o el nombre propio de las personas que envían los correos porque aquí nadie quiere ser mártir. Pero conservamos todos los originales, la dirección con los que los hemos recibido y no publicamos ningún anónimo. No publicamos tampoco correos que no cuiden las formas básicas de educación, sean anti-opus o pro-opus.

Los correos se actualizan sobre las 14.00 horas de Madrid, lunes, miércoles y viernes.

Al mencionar algún correo o escrito anterior, indicad la fecha en la que se publicó para facilitar hacer el enlace.

Los escritos para publicar se pueden enviar a través de la NUEVA WEB (opción 'Envios'). O al correo oreja_de_guardia@opuslibros.org especificando que es 'Para publicar'. ¡Gracias!


Si quieres ayudar económicamente al sostenimiento de Opuslibros puedes hacerlo desde aquí.


 

Viernes, 26 de Mayo de 2017


Irse de la Obra o no.- Alter Alterius

En las dos últimas actualizaciones de Opuslibros se interesa Daniel [1] y [2] por mi situación personal, porqué no me voy, mi humildad o soberbia, cosas en que yo debería cambiar, etc. Las razones por las que permanezco en la Obra son muy complejas y para explicarlas tendría que dar tantos detalles que acabaría siendo fácilmente identificado, lo que no deseo. Como soy libre, puedo cambiar de opinión un día; si eso ocurriera entonces diría mi nombre y enviaría fotos.

 

Las razones que alguien puede tener para irse o quedarse son muy variadas, cada uno tiene su historia y yo no voy a contar la mía. Lo que creo que está claro es que la Obra ha batido varios records en la historia de la Iglesia: el crecimiento acelerado seguido de un escandaloso porcentaje de personas que no siguen, o de depresiones entre los que siguen, o en tratamiento para la ansiedad de los que quieren seguir o para forzar la perseverancia de los que se lo plantean, o que no pueden irse por temor a represalias laborales o por haberlo abandonado todo... No es cuestión de entender la libertad. No soy yo el que tiene que cambiar. Los frutos amargos (y podridos también) que tiene la Obra tendrían que hacer reflexionar a los que tienen cargos de responsabilidad y cuestionar lo que se hace en la Obra, entre lo que hay muchas cosas claramente reprobables, y hacer una crítica constructiva y valiente. Lo que nos vendieron para que pitáramos no se parece a lo que luego hemos comprobado que es, por eso la gente se va y por eso hay quienes queremos que cambien los abusos.

¿La alegría de los hijos de Dios? ¿La alegría como norma de siempre? ¿Sembradores de paz y de alegría? ¿Gaudium cum pace? Yo veo sobre todo depresiones, egoísmo en la fraternidad en un desesperado intento de estar a gusto, y personas que lo pasan mal o que se van. Los resultados están tan a la vista que sorprende el desparpajo con que mienten los directores y la cara tan dura que tienen al pedir que no se tenga espíritu crítico... o que se vaya el que quiera cambiar algo.

 

Alter Alterius





Recuerdos del centro de estudios.- dlmO

Hice el centro de estudios en cemO (centro de estudios de la delegación de Madrid Oeste) que, de puertas afuera, se llama Colegio Mayor Santillana aunque creo que, actualmente, no es un centro de estudios o, cuanto menos, es a la vez un “colegio mayor abierto”, es decir, como indiqué en mi artículo sobre el Moncloa, es un colegio mayor donde conviven numerarios con gente que “aún” no es de la Obra. Quizá se deba a la "crisis de vocaciones" que, personalmente, no creo que sea tal sino que, a Dios gracias, los jóvenes cristianos "pitables" se van dando cuenta de que, si Dios llama, no es por ahí, no es por ahí... Pueden consultar la web oficial del Santillana.

Por aquel entonces (finales de los años 90 del siglo pasado) no era “abierto” sino exclusivamente lo que se entiende como “centro de estudios” que, para los profanos entiendan, es un lugar y un tiempo que los numerarios dedican a una formación intensa cuando se incorporan a la Obra (se realizan las asignaturas de un trienio de filosofía pero, sobre todo, se aprende a vivir conforme a las normas y costumbres de la Obra, que deben quedar grabadas a fuego para el resto de su vida)...



(Leer artículo completo...)




Dios es el mejor novio que podrás tener en la vida…- Bruna

Hola Daniel.

 

Me ha interesado mucho tu escrito del día 24 de Mayo de 2017. Es increíble como a la edad de 14 años y medio (niños aún), se puede tomar una decisión de por vida. Es a los treinta o treinta y algo y cuando vas a casarte o a tener un hijo, sigues pensando que eres aún muy joven para la responsabilidad que se te viene encima, cuanto más a esas edades.

 

Luego la vida, te va poniendo las cosas en su sitio y lo que un día parecía superarte, al final no es más que una etapa superada. Pienso al igual que tú, que en esa época no se nos preguntó si queríamos formar parte de esa institución, sino que se nos manipuló emocional y psicológicamente para que nos precipitáramos en tomar la decisión pertinente. Añadiendo o argumentando la “entrada” como algo que se nos recompensaría en un futuro.

 

Y digo yo, ¿realmente nos lo creímos tanto como para decir que sí, sin pensar siquiera si queríamos primero vivir la vida con toda su plenitud y ya después decidiríamos si entrar o no? Recuerdo el argumento que me dieron a mí, como si fuera ayer: “Dios es el mejor novio que podrás tener en la vida”. Y me lo creí.

 

Cuando sales, ves “de verdad” cómo es el amor humano, que aun habiendo cosas buenas y no tan buenas, es cuando dices: “esto sí que vale la pena”.

 

Un abrazo a todos!

 

Bruna.





El papel sobre la cabeza.- Pepito

El papel sobre la cabeza.- Pepito

Me hace gracia la historieta, pues he leído que en la antigua monarquía española se hacía lo mismo con las órdenes de arriba. Y lo mismo en las universidades, para acto seguido no hacer caso alguno. En general, no hace falta usar palabras griegas o latinas; pero si se usan hay que hacerlo bien: no se dice prokýnesis, sino proskýnesis, que además significa la acción de “postrarse”, no la mera genuflexión, que es de lo que aquí se trata.

Pepito





La Universidad Panamericana de México, calificada como mediocre.- UPMéxico

¡Hola!

 

Soy ex alumno de la Universidad Panamericana, institución corporativa del Opus Dei con sedes en la capital de México, Guadalajara y Aguascalientes.

 

Mi contacto con el Opus Dei fue corto y de rechazo mutuo total; por lo que ese grupo tuvo cero influencia en mi vida y mis decisiones. Como casi todos Uds., he podido ver desde afuera la paulatina pero inexorable reducción de "la obra".

 

Recientemente, la prestigiosa revista "América Economía" publicó una tabla ("ranking") de las mejores universidades mexicanas.

 

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) quedó de primera, seguida del Tecnológico de Monterrey. Cero sorpresas. 

 

Lo que sí me llamó la atención es que la Universidad Anáhuac, de los Legionarios de Cristo, obtuviera una calificación bastante superior a la U. Panamericana.

 

Además de darme tristeza como ex alumno, me apena que a pesar de tantísimo sacrificio de los muchos numerarios, numerarias, supernumerarios, agregados y demás fauna que trabajaron o trabajan en esta institución tengan resultados tan limitados a pesar de su ardua labor. 

 

Muy posiblemente no sean ellos en lo personal, sino toda la estructura tan dañada y tan dañina que tienen que soportar. 

 

Con cariño para todos

 

UPMéxico

 





Mea culpa y recordatorio: mantenimiento de la web.- Copinol

Quiero recordarme y recordar a todos los que nos beneficiamos del trabajo de Agustina que es necesario aportar periódicamente.

El monto mensual a cubrir es de 1,420.50 Euros, lo que significa que a ésta fecha debería haber 7,102.50 Euros ingresados en la cuenta. Todos sabemos que cancelar con retraso las obligaciones supone incremento en lo presupuestado. Es por tanto una cordial invitación a aportar "ahora" lo que podamos.

Hace 21 años yo estaba levantando anclas de la-cosa para vivir "mi vida" y Opuslibros ha sido una excelente herramienta para sanar y crecer.

¡Un saludo a todos desde Centro América!

Copinol - Alicia




 

Correos Anteriores

Ir a la página principal

Ir a la nueva web

 

Gracias a Dios, ¡nos fuimos!
Opus Dei: ¿un CAMINO a ninguna parte?