Gracias a Dios, ¡nos fuimos!
OPUS DEI: ¿un CAMINO a ninguna parte?

Correspondencia
Inicio
Quiénes somos
Correspondencia
Libros silenciados
Documentos internos del Opus Dei
Tus escritos
Recursos para seguir adelante
La trampa de la vocación
Recortes de prensa
Sobre esta web (FAQs)
Contacta con nosotros si...
Homenaje
Links
Si quieres ayudar económicamente...
Google

en opuslibros

CORRESPONDENCIA

Ponemos sólo las iniciales, el nick o el nombre propio de las personas que envían los correos porque aquí nadie quiere ser mártir. Pero conservamos todos los originales, la dirección con los que los hemos recibido y no publicamos ningún anónimo. No publicamos tampoco correos que no cuiden las formas básicas de educación, sean anti-opus o pro-opus.

Los correos se actualizan sobre las 14.00 horas de Madrid, lunes, miércoles y viernes.

Al mencionar algún correo o escrito anterior, indicad la fecha en la que se publicó para facilitar hacer el enlace.

Los escritos para publicar se pueden enviar a través de la NUEVA WEB (opción 'Envios'). O al correo oreja_de_guardia@opuslibros.org especificando que es 'Para publicar'. ¡Gracias!


Si quieres ayudar económicamente al sostenimiento de Opuslibros puedes hacerlo desde aquí.


 

Viernes, 20 de Abril de 2018


La chulería del Opus.- Omega3

Papa Francisco: gracias por no haber citado a Escrivá

 

Algún observador ha señalado que en “Gaudete et Exsultate”, la novísima exhortación apostólica sobre la santidad para todos, Francisco se exime de citar al fundador de la Prelatura cuya especialidad es la santidad en la vida cotidiana. “Tal vez pensando en halagar a Greg Burke, un colega [durante la rueda de prensa de presentación, ndr] ha preguntado si hablando de ‘la santidad ordinaria’ el documento pretende canonizar la doctrina infundida al Opus Dei San Josemaría Escrivá de Balaguer, pero pronto se comprobó que en 177 puntos y 125 notas no usa su nombre ni una sola vez” (cfr. Giovanni Marcotullio, en La Croce del 10 de abril 2018, p. 5). Como no soy maestro en “dietrologías”, no me había dado cuenta del hecho, pero cuando me enteré, por instinto, esta exención me pareció un regalo del cielo por el que di gracias al Señor. Las razones las digo sencillamente, como se me ocurren. La primera es que los del Opus Dei tenemos en nuestro ADN la característica de la humildad colectiva…

Artículo completo en el blog de Mauro Leonardi

 





Ahora resulta…- Salypimienta

Estoy entre que me da risa, cabreo, incredulidad e indignación.

Hace algunas semanas cometí la osadía de publicar mi foto porque quería celebrar de algún modo el 10° aniversario de mi encuentro con Opuslibros. No contaba con que los de ahí dentro no se pierden una sola actualización y conociendo cómo son, deben tomar notas y notas de cuanto aquí se publica. Es más, estoy convencida de que ya debe de existir una ficha especial (o varias) para todo cuanto concierne a esta web.

Pues bueno, ahora resulta que en la última semana me han buscado y contactado algunas ex amigas que pertenecen aún a la prelatura para vernos y tomar cafecitos, porque hace tantos años que no nos vemos y tenemos tanto que contarnos… Claro que antes me tomaría unos tragos de rejalgar rebajado con cicuta y unas gotas de cianuro, que irme a tomar nada con esas mujeres.

Quiero que conste que digo ex amigas porque a partir de que salí de la Obra nunca me volvieron a buscar, ni siquiera cuando estuve entre la vida y la muerte gravemente enferma, y por supuesto que supieron que estaba en esas condiciones. Es más, una de ellas llegó a voltearme la cara y a hacerse la distraída con tal de no saludarme.

Ahora las cosas han cambiado, Salypimienta osa sacar los trapos sucios del Opus Dei y exhibirlos sin recato y algunas veces hasta con pitorreo y esas cosas en Casa pueden provocar resquemores. Hay que hacer que Salypimienta se controle y deje de  contar las cosas feas que escribe. El problema es que eso de la libertad de expresión me gusta muchísimo, y como en el fondo, tengo alma de justiciera vengadora, considero que esas almas buenas que se acercan a mí para mostrarme de nuevo el buen camino están perdiendo su tiempo completamente y poniéndose en riesgo de que les diga algunas cuantas cosas en muy mal plan.

Si la Obra quiere que dejemos de exhibir sus miserias, debe de rectificar en cada una de las injusticias, abusos, desatinos y mentiras con las que ha destrozado vidas, o cuando menos, ha hecho miserable la vida de muchos.

He querido contarlo aquí por si alguno me quiere aconsejar y también para que se sepa que la estrategia esa de mandar emisarias no ha sido una buena idea, y también para informar públicamente lo que pasa y que todo el mundo lo sepa.

Besos

Salypimienta.  (salypimientalaencomendada@hotmail.com)




 

Correos Anteriores

Ir a la página principal

Ir a la nueva web

 

Gracias a Dios, ¡nos fuimos!
Opus Dei: ¿un CAMINO a ninguna parte?