Gracias a Dios, ¡nos fuimos!
OPUS DEI: ¿un CAMINO a ninguna parte?

Correspondencia
Inicio
Quiénes somos
Correspondencia
Libros silenciados
Documentos internos del Opus Dei
Tus escritos
Recursos para seguir adelante
La trampa de la vocación
Recortes de prensa
Sobre esta web (FAQs)
Contacta con nosotros si...
Homenaje
Links
Si quieres ayudar económicamente...
Google

en opuslibros

CORRESPONDENCIA

Ponemos sólo las iniciales, el nick o el nombre propio de las personas que envían los correos porque aquí nadie quiere ser mártir. Pero conservamos todos los originales, la dirección con los que los hemos recibido y no publicamos ningún anónimo. No publicamos tampoco correos que no cuiden las formas básicas de educación, sean anti-opus o pro-opus.

Los correos se actualizan sobre las 14.00 horas de Madrid, lunes, miércoles y viernes.

Al mencionar algún correo o escrito anterior, indicad la fecha en la que se publicó para facilitar hacer el enlace.

Los escritos para publicar se pueden enviar a través de la NUEVA WEB (opción 'Envios'). O al correo oreja_de_guardia@opuslibros.org especificando que es 'Para publicar'. ¡Gracias!


Si quieres ayudar económicamente al sostenimiento de Opuslibros puedes hacerlo desde aquí.


 

Miércoles, 22 de Febrero de 2017


Antes... y ahora.- Solitudine

Ahora, en 2017 y desde hace más de 20 años no pide la admisión nadie. En la actualidad se han rebajado las exigencias hasta el punto que no se exige el mínimo de vida interior. Se incide en el estudio como medio para llegar a la universidad y así ser un buen profesional. Ya no se obliga a las nuevas numerarias auxiliares que lo dejen todo para ocuparse únicamente de la administración. Ahora estudian carreras universitarias y una vez finalizados los estudios, la mayoría dejan la prelatura.

En el caso des los/as numerarios/as pitan sin hacer el plan de vida exigido hace 30, 40 o 50 años. No le pidas a un adolescente de 15 años que haga una hora de oración, que se ponga el cilicio, que use las disciplinas, que asista a misa a diario o que entregue el dinero que le dan sus padres semanalmente.

Tampoco se les dicen que ya no van a ir al cine, a conciertos de sus cantantes preferidos, que ya no van a viajar y van a tener que obedecer sin rechistar. Y ni aun rebajando mucho la exigencia no pita nadie.

Los centros de estudio, antaño con 100 residentes apenas albergan una persona. En los centros de san Rafael, viven numerarios infantilizados, donde los más jovenes, rondan los 40 años. Allí acuden chicos/as cada vez más jóvenes o más pequeños, 10 a 14 años. Se les enseña, no a madurar sino a pasar el tiempo lo menos aburrido posible. Son los que llegan de los colegios donde los profesores son los mismos numerarios que viven en esos centros. Así la pescadilla se muerde la cola. Y aun así se van como el agua entres las manos.

Ahora se acerca la semana santa y ya se ponen a la puerta de las iglesias, a vender dulces comprados en Mercadona y revenderlos por el triple. Para ir a Roma. Se sacan el dinero del viaje no trabajando con el sudor de su frente sino con el dinero de los que acuden a misa de 12 los domingos. Quizá estos chicos aprenderán el ofrecimiento de obras, no más. Pero su preocupación por el prójimo es nula. El respeto a sus padres es nulo. Y nula es su libertad interio. Nulo es el afán de superación y hacer un hueco en su vida para llevar el consuelo a los más necesitados.

Con esta perspectiva el futuro del opus dei es al menos arriesgado. En la medida en que la edad de los directores como sus miembros oscilan entre los 50 y los 95 años. Finalizo por hoy. La semana que viene más.

Solitudine





El Opus Dei sólo contempla la voluntad.- Salvador

Respuesta al artículo de Josef Knecht “La psicología en el Opus Dei”. 

 

Primera respuesta. La psicología era la “ciencia” del alma, de la psique. Pero modernamente podemos decir que “alma” y “mente” son equivalentes. Para una aproximación sobre esta equiparación puedes consultar las respectivas voces en el diccionario de Ferrater Mora.

 

La psicología desarrollada por la escolástica –sin base experimental- fue arrollada por los planteamientos de Freud, Adler, Jung y otros. Fueron unos planteamientos y usos que desconcertaban los marcos de referencia tradicionales sin que, por otra parte, se impusieran como algo incontestable.

 

Una excepción (en el mundo de la Obra) fue el intento de Joan B. Torelló (sus obras son “psicología abierta” y “psicología y vida espiritual”) quien asumió la psicología de V. Frankl, el cual aunaba su condición de neurólogo, de psiquiatra y de terapeuta (todos los campos de la “ciencia psicológica”). Pero Torelló -médico psiquiatra y sacerdote- era un marginal en el Opus Dei y su adopción de la logoterapia no era completa.

 

La primera respuesta a tu cuestión es: la “competencia” (en el sentido de jurisdicción) sobre el “alma/mente” es del Opus Dei. Ergo poco papel pueden tener los psicólogos (terapia), y los psiquiatras (disfunción de la mente), fuera de ser unos auxiliares de la dirección. Por otra parte, tampoco hay “referencias” –modernas- incontestadas. Dos motivos para eludir una práctica seria de la psicología.

 

Segunda respuesta. Hay consenso filosófico en afirmar que las tres facultades del hombre, es decir, del alma o de la mente (aparte de la memoria) son tres: a) la sensibilidad/emociones/sentimientos; b) la inteligencia o razón y c) la voluntad.

 

El Opus Dei solo contempla una, la voluntad. Restringe enormemente la inteligencia o razón y suprime de facto el mundo de las emociones y los sentimientos, o sea la sensibilidad. Diría más, el Opus Dei castra el mundo emocional. Y precisamente la psicología moderna –a diferencia de la escolástica que se concentraba en las otras dos, al dar al mundo emocional un papel subordinado o dependiente a las otras dos facultades- cultiva especialmente esa dimensión. 

 

Por eso, tanto en el plano teórico como práctico, la “ciencia de la psicología”, en el Opus Dei, no tiene papel.

 

Salvador





En un centro de universitarias (9).- María Canela

Le asignan un colegio mayor universitario de chicos para hacer las prácticas de administración comunes a todas las numerarias.

 

Allí come en el turno con las numerarias auxiliares. Se da cuenta que hay actividades cotidianas que no les dejan hacer solas. Pregunta y pregunta. Encuentra argumentos absurdos, parece que las considerasen sin inteligencia. Si pregunta más, se encuentra algún callejón sin salida tipo a: "así lo vio el fundador". Al siguiente día le cambian el turno. Ya no coincide con ellas. No puede hacerles más preguntas.

 

Plantea que qué harán los chicos a cambio de que ellas estén haciendo prácticas de administración gratis en ese centro de varones. Le responde que la sección de chicos da sacerdotes. ¿Y el resto de chicos? No hay respuesta.

 

No da crédito a que un chico no dé las gracias cuando le sirven la comida. No las tratan como a personas. Se cae una bandeja y miran en silencio a la mesa. Ninguno se digna a acercarse y ayudar a recoger lo que se le ha caído a la auxiliar. Quiere salir a abofetear a cada uno de los chicos que han humillado así a la numeraria auxiliar.

 

Le explican que lo hacen por el bien de la auxiliar. Que lo hacen por mantener la pureza de corazón de los chicos. Podrían enamorarse al mirarse diariamente.

 

WTF?

 

Un ejemplo de la solidaridad y humanidad con los más cercanos. Es una gran familia. Y la familia es… la familia. Qué nuevos matices toman estas palabras en el Opus Dei.


<<Anterior>>




 

Correos Anteriores

Ir a la página principal

Ir a la nueva web

 

Gracias a Dios, ¡nos fuimos!
Opus Dei: ¿un CAMINO a ninguna parte?